Lucía Sánchez Saornil: Periodista y poeta anarquista, miembro de Mujeres Libres

Cronista de guerra, literata, anarcosindicalista, Lucía Sánchez dedicó su vida a transformar el papel secundario de la mujer, dentro incluso de las organizaciones obreras, gestando la primera organización anarcofeminista europea: Mujeres Libres.

Escrito por D. Marín  del Periódico CNT

Lucía Sánchez colaboró con la fotoperiodista húngara Kati Horna en la revista Umbral en octubre de 1937 en un interesante articulo: “La maternidad bajo el signo de la revolución”. Un tema inquietante que hasta aquel momento jamás se había planteado en un contexto bélico. Un contexto de lucha antifascista en Europa acostumbrado a hablar de heroicidades o victorias militares y en el que destacan los adjetivos referidos a la masculinidad, a la valentía, el ardor guerrero, o el coraje. Pero las mujeres eran desde hacia siglos la parte secundaria de todas las guerras: madres, esposas o «el descanso del guerrero», es decir, una parte relegada a la retaguardia. Lucía Sánchez y sus compañeras modernizaron el panorama cultural y político de su época, y rompieron el muro del silencio de las mujeres al aparecer, reclamando su espacio, en prensa, radio y demás medios de comunicación, como lo habían hecho al aparecer en las calles plantando cara a los sublevados de julio de 1936. Este espacio público, por primera vez, habla de mujeres, educación, niños, hospitales o casas de maternidad, milicianas, y como no, de un proyecto común de futuro equitativo integrado en el contexto de la revolución española, la única hasta el momento en que la clase trabajadora autogestiono la mayoría de aspectos de la vida cotidiana. Las mujeres fueron parte intrínseca y determinante de esta transformación social.

Una de las protagonistas de esta transformación fue Lucía Sánchez (1895-1970) que tenia tras de sí una brillante trayectoria militante ligada al anarcosindicalismo y rompió su particular techo de cristal, pasando de ser una empleada de la compañía telefónica madrileña a destacar como poeta, conferenciante y periodista en el Madrid de los años treinta. Su militancia obrera la hizo frecuentar mundos hasta aquel tiempo vetados a las mujeres: reuniones nocturnas, imprentas clandestinas, plenos de sindicatos, etc. Su juventud y su carácter decidido hicieron el resto: pronto se implicó hasta el final y poco a poco se gesta en su mente la decisión de crear una organización especifica de mujeres, ya que el atraso intelectual y ético del país se revela como un lastre del que hay que librarse si se quiere avanzar hacía la igualdad. El sindicato y la misma organización libertaria son su primer lugar de batalla. La lucha por la inclusión de la mujer en el debate sindical y laboral será una de las batallas emprendidas por las muchachas que gestan la primera organización anarcofeminista europea: Mujeres Libres.

Cronista y miliciana

Lucía Sánchez fue secretaria de redacción de CNT (1933-1934) antes había publicado en Ultra, Tableros, Plural y otras revistas madrileñas de literatura, participó en la gran huelga de Telefónica y fue duramente represaliada. Este y otros motivos la obligaron a trasladarse a Valencia (1927-1931) y fue readmitida en Telefónica en 1936. Aquel año participa con su organización, la CNT, en los combates callejeros del asalto al Cuartel de la Montaña y luego partió rauda al frente de guerra donde trabajo como periodista, lo que mejor sabia hacer: escribir la crónica de la lucha obrera. Ya en Valencia escribe en Umbral donde es jefa de redacción en 1937. De la ciudad del Turia pasó a Barcelona, reclamada por la organización y realiza múltiples labores de educación y coordinación hasta que en mayo de 1938 se encarga de SIA (Solidaridad Internacional Antifascista) organización anarquista solidaria destinada a la ayuda de la población civil que proyectará su labor después de la evacuación de la población civil en territorio francés.

Lucía Sánchez también pasa la frontera y es internada en los campos de refugiados. En 1940 reside en París y más tarde en Montauban con su compañera de toda la vida América Barroso a la que había conocido en Valencia. Pasan clandestinamente a España gracias a las redes de evasión anarquistas y residen, sin papeles, en Madrid y Valencia. No legaliza su situación hasta 1954 y se ve obligada a desempeñar multitud de oficios precarios que la obligan a coartar su terrible creatividad que expresará a través del dibujo y de escritos que jamás verán la luz. Una vida truncada por la terrible represión franquista que planea siempre como una espada de Damocles sobre los militantes clandestinos. Lucía Sánchez murió en Valencia y solo algunos viejos militantes y buenos amigos conocían sus altas capacidades intelectuales y morales. Su vida discreta tuvo que ser rescatada años más tarde a partir, como no, de otras mujeres anarquistas, como Pepita Carpena, Suceso Portales, Antonia Fontanillas, Pilar Molina, Llum Quiñonero y algunas más.

Su labor más destacada es la que realiza dentro de Mujeres Libres, como explica muy bien la anarcofeminista Lola Iturbe en su libro pionero sobre las mujeres libertarias española editado en México en 1974 y que desvela por primera vez rastros y rostros de la lucha de las mujeres en el siglo XX. Mujeres Libres es una organización única en su tiempo de la que tomaran modelo otras organizaciones antifascistas y que pone en marcha multitud de escuelas de capacitación femenina, clínicas, cursillos, charlas y un largo etcétera, una labor que jamás se había emprendido en nuestro país, con uno de los indices de analfabetismo obrero, y de entre él el femenino, más altos de Europa.

Lucía Sánchez no estaba sola en esta lucha, secundan su idea la jovencísima doctora aragonesa Amparo Poch y la intelectual Mercedes Comaposada. A su alrededor se apiñan un grupo de obreras entusiastas, pero también maduras militantes de los años del plomo barcelonés en que los militantes se ven obligados a crear los grupos de defensa confederales en los cuales se implican compañeras, amigas y familiares. Todas ellas ponen en marcha una organización sin precedentes en la carca España que se abre paso ante la inquietud de la iglesia católica y del privilegio de los más cavernícolas que ven peligrar sus prerrogativas. Una organización que denuncia la doble opresión que padece la mujer. Teresa Claramunt lo había expresado a la perfección a finales del XIX: «La mujer obrera en España es la esclava del esclavo».

Ahora una publicación se suma a las que van recuperando su trayectoria vital. Después de la antología de poemas compilada por Rosa Maria Martín en 1996, ahora llega la recopilación de artículos escritos por Lucía Sánchez de la mano de Pau Martinez y Antonia Fontanillas que pacientemente los recuperó a lo largo de toda su vida y que ahora publica La Malatesta. Una buena ocasión para profundizar en la trayectoria de una mujer libre. Pasado y presente conforman parte de la utopía cotidiana que día a día se transforma en futuro posible. ¡Va por ti, Lucía!

Periódico CNT nº 417 – Marzo 2015

CNT simbolo

Anuncios

Trabajando en “El barco de la muerte”

Escrito por Kamila FontEl Barco de la Muerte - marineros calavericos

 

Debido a que este mundo está basado en necesidades inventadas, la mayoría de nosotros nos vemos obligados a trabajar o mejor dicho a ofertarnos como trabajadores, uno puede escribir un libro lleno de experiencias laborales, sin embargo hoy me limitaré solo a hablar de mis dos últimas experiencias, experiencias que curiosamente me hicieron involucrarme y vivir en el barco de la muerte.

Vamos a empezar narrando cuando trabajaba como docente en una escuela de nivel media superior, en ese entonces me encontraba en el “Tuscaloosa”, el salario era decente, y las condiciones laborales eran buenas, no podía quejarme, trabajaba tranquilamente.

Después de seis meses el Tuscaloosa me abandonó y me quedé vagando por un mes, hasta que afortunadamente me encontré con otro barco llamado “Yorikke”, aunque desde un principio yo sabía que algo no estaba bien, ya que no es normal que una escuela solicite maestros cada mes, mas al final decidí aceptar la oferta laboral pues las deudas no se hacen esperar.

Esta escuela era nivel secundaria para jóvenes de 12 a 15 años y nivel media superior de 15 a 18 años. En mi caso se me consignaron 7 grupos, 4 grupos de primer grado de secundaria, uno de segundo, uno de tercero y finalmente un grupo de segundo semestre de EMS.

Las condiciones en esta escuela eran horribles, ¿Qué tiempo libre puede tener un Maestro que tiene 7 grupos a su cargo, con 5 asignaturas diferentes a impartir? Además de que el salario era pésimo, ya que en México a los docentes se les paga por hora, (el estándar de pago por hora va de $70 a $110 pesos) en el caso de esta escuela era por día, esto lo hacen para que el docente no se dé cuenta de la burla de paga que recibe por su trabajo, el pago por día era de 300 pesos el cual si se divide por hora corresponde a $37.5.

Pero el salario en este caso viene siendo lo de menos, el “Yorikke” como todo un barco de la muerte parecía que no tenía fin, al momento de hablar de malas condiciones laborales, ya que pronto me di cuenta que no había respeto, ni valor por el esfuerzo y trabajo del docente.

Es este caso el “Yorikke” es una escuela privada en la cual lo único que vale e importa es el dinero, los directivos nos hacían inca pie de que sí el alumno había pagado su colegiatura, no importaba nada más, si éste alumno contaba con al menos un trabajo y por supuesto su comprobante de pago mensual, el alumno no podía reprobar. Pero si éste no había pagado, se tenía todo el derecho de reprobar, pues al no contar con su comprobante de pago automáticamente se pierde 30% de su calificación.

Entonces al final, un alumno que no trabajó en toda la unidad, que fue irrespetuoso y presentó mala conducta, el docente tenía que poner al menos el mínimo aprobatorio (en este caso 6), sólo porque contaba con su boleta de pago, sin embargo no conforme con esto, a veces los padres de familias iban muy molestos a ver el porqué su hijo tenía una baja calificación, y en dirección lo que hacían era solo modificar la calificación del alumno de un 6 a un 7 y/o hasta 8, sin preguntar al docente del porqué de la baja calificación del alumno.

El barco de los muertos

A mi parecer este sistema solo crea a alumnos mediocres, en la que les enseñan que el dinero lo puede todo y al final el Maestro que es un profesional termina siendo un niñero de adolecentes (con esto no menos precio la labor de niñeras, pero uno elige lo que quiere ser y estudia con muchos esfuerzos, para desarrollarse de manera profesional). Esto para mí fue un insulto a mi profesión y de dedicación cómo docente, ya que para evaluar a 250 alumnos te toma noches sin dormir, para que al final tu decisión no sea la última.

¡Y qué decir de los bonos de puntualidad y asistencia! Para ganarte los tenías que llegar todos los días diez minutos antes de la hora de entrada, no faltar ningún día, comulgar todos los miércoles. “Sí, leíste bien” Comulgar cada miércoles, debido a que la escuela es católica, ellos tienen misa cada semana. Y por último no pedir ningún permiso, ni de una hora. Por supuesto jamás obtuve ese bono.

Otra negativa era que para no pagar vacaciones, tu contrato se terminaba el último día de clases y dos semanas después (en el caso de semana santa y vacaciones de diciembre) te volvían a re-contratar. Con esto ellos salvaban dos semanas de sueldo.

Puedo pasar la tarde escribiendo todas las injusticias que vi y viví en este barco de la muerte, pero creo que estos ejemplos son suficientes para mostrar la clase de patrones y sistemas en la que muchos docentes están sometidos.

Por último quiero hacer inca pie que tomé como referencia el libro de “El barco de la muerte” de B.Traven para mostrar de mejor manera mi frustración y experiencia vivida, para los que ya leyeron éste libro habrán sentido más de cerca mi frustración, y para los que no lo han leído los invito a hacerlo.

Tomé este libro de referencia, porque justó cuando me encontraba trabajando en el “Yorikke”, comencé a leer éste libro y me identifiqué tanto con cada página narrada, que se convirtió en un deber compartir está experiencia bajo el titulo “El barco de la muerte”.

Algo que llamó mucho mi atención fue ver como al igual que en el libro, el ambiente laboral entre los docentes era tan bueno en el barco de la muerte y todo lo contrario en el “Tucaloosa”. ¿Cuál será el factor de esta diferencia? Bueno, mi hipótesis es que los empleados sólo se unen cuando pasan por situaciones laborales malas, y se olvidan del compañerismo, la unión y la empatía, una vez que se encuentran en una situación laboral favorable. No dejemos que esto nos pasé pues como el “Yorikke” hay una infinidad de barcos de la muerte navegando por el inmenso mar, y por ende hay una sinfín de marineros trabajando y viviendo en situaciones precarias. Por lo que los invito a solarizarnos ante cualquier barco de la muerte que veamos, ya que nadie está exento de formar parte de esta tripulación.

Yes, sir!

La huelga como herramienta de lucha

Folleto publicado por: La Sociedad de Resistencia Oficios Varios Capital, adherida a La Federación Obrera Regional Argentina (F.O.R.A.)FORA bandera

La huelga es la interrupción colectiva de la actividad productora por parte de los trabajadores y es la herramienta que tenemos para ejercerle presión a los patrones con el fin de exigir nuestras demandas y de conquistar nuestras reivindicaciones. Sin embargo, los medios de comunicación masivos influencian a la gran mayoría de la población para que se identifiquen con los intereses patronales y no con los intereses económicos de los trabajadores, logrando así que la huelga sea reprobada y deslegitimizada públicamente.

Y por si esto no fuera poco, el modelo sindical que tenemos en Argentina no colabora bajo ningún concepto para que los trabajadores participemos y seamos protagonistas de las huelgas que se realizan, sino que siguen alimentando el discurso burgués de los políticos y empresarios para que la sociedad rechace estos métodos de acción.

 

El significado de la huelga en la sociedad actual

Para conseguir que la huelga sea mal vista y se distorsione su concepto, los medios de comunicación utilizan distintas estrategias. Por un lado, ya no la llaman “huelga”, sino ”paro” dándole una connotación menos confrontadora y enfocada simplemente en “no concurrir al trabajo”, evitando cualquier intento de que la medida de fuerza sea un punto de encuentro, debate y decisión de los trabajadores que ejercen dicha acción. Por otro lado, construyen una legitimación social del trabajador que boicotea la huelga (que desde siempre hemos llamado “carnero”), que quiere ejercer su derecho a trabajar a costa de la lucha colectiva, y que obviamente disfrutará de las conquistas obtenidas sin haber arriesgado nada.

Exponiendo las dificultades que tuvo para cumplir con su horario laboral, los medios masivos lo muestran como el ciudadano ejemplar que todos debemos ser. De esta manera se fomenta la traición, el individualismo y el beneficio propio, eternos ideales de las clases poderosas, y contrarios a los ideales de solidaridad y emancipación social que nosotros buscamos construir entre los explotados. Y por último construyen la imagen del trabajador que realiza una huelga como alguien que no tiene ganas de trabajar sin ningún tipo de fundamento, cuando en realidad, razones nos sobran para detener cualquier actividad del sistema productivo y mercantil. Toda esta maquinaria de los medios de comunicación influyen directamente en el trabajador para que no solo no luche por sus intereses e incluso se posicione en contra de ello, sino también para que no tenga noción del potencial que puede llegar a conseguir si se organiza con sus compañeros de trabajo. La propaganda masiva en contra de los huelguistas y de toda medida de acción directa de los trabajadores, favorece también a que éstos dejen su voluntad y decisión en dirigentes sindicales que ostentan la representación gremial, negociando en nombre de todos y apropiándose de las herramientas de los trabajadores, dándole una legitimidad social al modelo sindical imperante.

 

El uso Político de la huelgaFORA sala

Los trabajadores padecemos un modelo sindical autoritario y vertical donde la decisión de convocar a huelga es propiedad de las distintas dirigencias sindicales. Esta decisión la llevan a cabo cuando lo creen conveniente de acuerdo a sus intereses y cuyos reclamos siempre son insuficientes para encauzar nuestras verdaderas necesidades. Los sindicatos a veces pueden consultar o pueden aceptar cierta participación limitada de los trabajadores, sobretodo cuando hay mucha presión desde los lugares de trabajo, pero nunca es decisiva, ya que por la estructura vertical y el principio de representación, la dirigencia tiene la última palabra. A los trabajadores nos organizaron de tal manera que los sindicatos funcionan sin nuestra participación, debemos acatar cualquier medida o decisión que tomen los que nos representan por ley. Esta representación está hecha a imagen y semejanza del sistema político demócrata, siendo el sindicato con más afiliados el que representa a todos los trabajadores, estén afiliados o no a ese sindicato mayoritario; y la organización interna del sindicato, en la gran mayoría de los casos, escapa a la decisión de los trabajadores, incluso de los que están afiliados.

Como consecuencia de esto, en lugar de entenderse por el concepto que describimos al principio, la huelga pasa a ser una facultad especial otorgada por el Estado a un sindicato en particular. Esta forma de organización vertical naturaliza que sean los dirigentes sindicales los que tienen la decisión exclusiva de convocar a huelga y de negociar todo lo referido a aumentos de sueldo y condiciones laborales, logrando que esta herramienta deje de ser utilizada por los trabajadores y pase a ser potestad de los sindicalistas profesionales. Sin ir más lejos, naturalizada esta situación, la huelga es utilizada como amenaza y como medida de presión de los sindicalistas para obtener beneficios políticos, ya sean personales o para alguna oposición partidaria, ya que no necesitan tener aprobación de los trabajadores que representan. A raíz de todo esto, ambas partes dirigenciales obtienen un beneficio mutuo, ya que no sirve solo para que los sindicalistas reafirmen su poder, sino también para que los empresarios puedan mantener la estructura actual de explotación. Prefieren conformarnos con aumentos de sueldo migaja o con algún cambio en el convenio colectivo, antes que arriesgarse a que los trabajadores descreamos de los dirigentes sindicales y nos agrupemos por voluntad propia construyendo Organizaciones horizontales que no puedan controlar.

 

El Estado y la huelgaFORA petroleros

En todo esto el Estado cumple con dos funciones muy especificas. Por un lado es un aparato de conciliación de clases para reproducir el sistema de desigualdad imperante, y por otro lado hace las veces de patrón de una empresa. En tanto conciliador o árbitro se arroga la potestad de ser mediador y juez de las negociaciones laborales aparentando ser neutral cuando en realidad sólo beneficia a los poderes establecidos. Es el creador, defensor, garante, productor y reproductor de este modelo sindical para asegurarse el control sobre los trabajadores, impidiendo la negociación directa de éstos con los patrones, y consiguiendo que las relaciones de capital­/trabajo no escapen de su órbita y de sus parámetros. En tanto patrón, el Estado es un aparato burocrático con empleados que funciona como una empresa normal, donde la variable de ajuste son los sueldos y las condiciones laborales. En este sentido el Estado contrata y despide personal precarizado y en negro, como cualquier empresa y hasta otorga la posibilidad legal de la representación sindical, lo que resulta curioso ya que nunca se auto­designa como patrón y a los trabajadores no se los llama públicamente empleados del Estado, sino administrativos públicos. Esto es importante remarcarlo dado que se lo muestra como un ente neutral que busca el beneficio común, cuando en realidad, por sus intereses económicos provenientes de su condición empresarial, es imposible que sea neutral, sino un enemigo más de los trabajadores.

 

Nuestra ideas y accionesFORA primero de mayo

Nuestra organización está adherida a la F.O.R.A., que en su primer congreso en 1901 declaró: “La Federación Obrera Argentina reconociendo que la huelga general debe ser la base suprema de la lucha económica entre el Capital y el Trabajo, afirma la necesidad de propagar entre los trabajadores la idea que la abstención general de trabajo es el desafío a la burguesía imperante, cuando se demuestre la oportunidad de promoverla con posibilidades de éxito”. Esta afirmación, que con respecto a la noción actual es bastante original, está relacionada con el génesis del concepto de huelga, dándole un significado más activo y dirigido a la conciencia y al accionar de los trabajadores. Está estrechamente relacionada con una voluntad de acción llevada adelante por los mismos trabajadores sin esperar decisiones de dirigentes o Partidos Políticos. En nuestro sistema federalista, la decisión de ir a las huelgas o no, es potestad de las asambleas de trabajadores, que es el espacio de decisión colectiva donde todos se solidarizan entre sí, participan, debaten y aprenden a hacerse cargo de resolver su situación de forma conjunta. En los lugares de trabajo donde la asamblea decide, los delegados cumplen la función inversa que en el sistema centralista y vertical que describimos anteriormente, ya que estos deben ser voceros de lo que se decide en las asambleas para que los trabajadores no pierdan la capacidad de decisión sobre el conflicto en cuestión. La huelga, como medida de acción directa, debe ser el fruto de una organización previa, asamblearia y federativa de los trabajadores, siendo necesario mantenerla viva para contrarrestar cualquier avance de las patronales en los períodos de baja conflictividad y evitar futuras represalias.

Ahora bien, en la actualidad, en un sistema regido por un modelo sindical que no tiene relación con nuestro sistema federativo, y donde la libertad de asociación gremial es cercenada por el Estado, se nos presenta un problema en particular cuando alguno de los sindicatos existentes convoca a una huelga general a partir de los intereses antes mencionados. ¿Sirve realmente incluir un reclamo propio en este tipo de huelgas, en un lugar acotado dentro de todas las reivindicaciones que circulan, y que seguramente sea la de los sindicatos más poderosos la que más se escuche? Eso es relativo y dependerá del peso especifico de la Organización en la sociedad y la fuerza que tengan los trabajadores para hacerse oír en su lugar de trabajo. Lo que sí tenemos claro es que las huelgas, ademas de detener el proceso productivo o mercantil, abre espacios de debate, participación y decisión entre los trabajadores. Es tarea nuestra como activistas aprovechar cualquier instancia posible para hacer difusión de nuestras ideas, generar debate, decisión y conciencia solidaria entre nuestros hermanos de explotación. Es necesario aprovechar el momento para denunciar el papel de la dirigencia sindical, que convoca a huelga cuando les conviene, y denunciar la verdadera situación de los trabajadores, que muchas veces pasa desapercibida por el enfrentamiento entre los sectores de la burguesía. En concordancia con esto, manifestamos nuestra solidaridad con los trabajadores que en asambleas hayan decidido adherir a la huelga en cuestión, pero haciendo notar también que hay un problema de fondo que subyace, y es que la iniciativa de la huelga fue de la dirigencia sindical, y no de los trabajadores. La discusión no debería pasar por la disyuntiva entre acoplarse o no a una huelga, que igualmente se va a realizar por los medios verticales que se utilizaron para organizarla, sino en contrarrestar los motivos por los cuales no se realizan huelgas generales por fuera de estas estructuras sindicales; y buscando siempre que la huelga sea el resultado de una construcción colectiva, surgida de las necesidades de los trabajadores, y no de la conveniencia de los patrones del Sindicato.

Solo así, por medio de la solidaridad y la acción directa, podremos lograr que la política deje de robarnos la huelga y que la emancipación de los trabajadores sea obra de los trabajadores mismos.

 

FORA rojo y negro

¿Asesinaron los comunistas a Wobblies durante la Guerra Civil española?

Por: Raymond S. SolomonWobblies en la Guerra Civil espaniola

Traducido por: la Confederación General del Trabajo (CGT – España) 

 

En septiembre de 1938, el Wobbly Ivan Silverman y “dos Wobblies sin identificar” fueron “obligados por comunistas a exponerse a las ametralladoras fascistas en campo abierto en España”. (1) Esta historia la cuenta el compañero DJ Alperovitz en un artículo del Industrial Worker de noviembre de 2013 que enumeraba los Wobblies asesinados desde 1907 hasta la actualidad. (2) El artículo se titulaba “¿A quién recordamos en noviembre?” (páginas 6 y 7). (3) En la columna de la derecha de esta enorme lista aparecían pequeñas reproducciones de las noticias que contaron muchas de estas muertes. Los terribles incidentes incluían Wobblies tiroteados por sicarios, asesinados por el Ku Klux Klan, muertos en el “Archipiélago Gulag” de la Unión Soviética o apaleados hasta la muerte por guardias de seguridad de las empresas. En la esquina inferior izquierda hay un recorte de la edición de 1938 del Industrial Worker con el titular “IVAN SILVERMAN Y DOS MÁS ASESINADOS EN ESPAÑA”.

Esto es típico de un aspecto poco conocido de la Guerra Civil española (1936-1939): la lucha dentro del bando republicano entre los comunistas, de un lado, y los partidos de izquierdas y los anarquistas del otro lado. Fue una guerra civil dentro de otra guerra civil. Los comunistas querían frenar o entorpecer la revolución de los trabajadores y campesinos españoles. No querían que la causa republicana pareciera una causa radical.

Algunos de los informes más coherentes sobre este asunto aparecieron en la publicación Spanish Revolution. Dicha publicación fue editada por el Vanguard Group, una organización anarquista juvenil, pero también contó con el apoyo y el consejo de los Wobblies, alguno de los cuales estaba integrado en el Vanguard Group. Entre ellos estaban Herbert Mahler, Carlo Tresca, Sam Dolgoff (quien a menudo escribía bajo el seudónimo Sam Weiner), Roman Weinrebe y Clara Freeman (mi madre), que era anarquista y miembro de los Trabajadores Industriales del Mundo (Industrial Workers of the World). Mi padre Sidney Solomon (que escribía con el seudónimo S. Morrison) estaba muy involucrado tanto en la publicación del Vanguard como en la de Spanish Revolution. Por ello voy a resumir los informes aparecidos en Spanish Revolution sobre este conflicto dentro del bando republicano de la Guerra Civil española. Agradezco que la página web http://www.libcom.org ha puesto a disposición del público antiguos números de Spanish Revolution. Intercalaré esta fuente con otras como Industrial Worker, George Orwell, Spartacus Educational y Wikipedia. Ya he citado Spanish Revolution en “Historia de la revolución de los trabajadores en Catalunya” (Industrial Worker de mayo de 2014, página 14). (4)

Hay que tener en cuenta que la publicación de Spanish Revolution fue mensual y quincenal y que las tecnologías de la comunicación no eran lo que son ahora, por lo que habrá cierto desfase temporal entre los hechos y su publicación en Spanish Revolution.POUM con G. Orwell atras

La edición del 8 de febrero de 1936 de Spanish Revolution cuenta que el comunista francés Andre Marty (1886 – 1956) fue comandante en las Brigadas Internacionales. Durante la Guerra Civil rusa encabezó un motón en un barco que llevaba armas para luchar contra la Revolución rusa. Esto formaba parte de un artículo sobre las Brigadas Internacionales que mostraba la composición multinacional de las mismas (Spanish Revolution, Vol. 1, Nº 11).

Wikipedia informa de que Andre Marty era bastante autoritario y “veía quintacolumnistas por todas partes”. En cambio, George Orwell informó en Homenaje a Catalunya que, cuando luchó con la milicia del Partido Obrero de Unificación Marxista existía una gran tolerancia hacia la disidencia. En ese momento, Orwell estaba de acuerdo con el punto de vista de los comunistas de que la guerra estaba antes que la revolución, al contrario de lo que pensaban el POUM y los anarquistas: que la guerra y la revolución eran lo mismo. Cambió de punto de vista después del conflicto del 1 de Mayo de 1937 (ver más abajo).

En dos piezas de la primera página de Spanish Revolution del 12 de marzo de 1937 (Vol. 1 Nº 13), el grupo Vanguard de Nueva York informaba sobre (y se unía a) la defensa anarquista del POUM. Los artículos tenían como título “Los anarquistas contra la persecución contra el POUM” y “Anarquistas piden cese del conflicto partidista”. El POUM era un partido leninista pero anti-stalinista. En parte era una escisión de los trotskistas, y por lo tanto era odiado por los comunistas. Los artículos mencionados pedían el fin de la persecución contra el POUM y de la propagación de mentiras sobre el mismo – por ejemplo, que sus miembros eran agentes de Hitler y Mussolini. Además, negaban de forma vehemente que los anarquistas compartieran el punto de vista de los comunistas sobre el POUM, tal como pretendía el Partido Comunista de España. Los editores de Spanish Revolution hacían notar que, ya que los anarquistas habían sacrificado su pureza ideológica para formar una coalición con otros partidos con el fin de luchar contra el fascismo, no había motivo para disputas internas como las que ponía de manifiesto la campaña comunista contra el POUM.

La esencia de la postura comunista era que la revolución debía ser postergada, que no se procediera a colectivizar fábricas y tierras y que las milicias fueran reemplazadas por un ejército centralizado y “disciplinado” en la defensa de la España republicana. Una respuesta revolucionaria a estas demandas apareció en la edición del 16 de febrero de 1937 de la publicación anarquista Solidaridad Obrera:

“¿Comando unificado? Sí, pero bajo el control de las organizaciones proletarias”.

Los comunistas, al contrario, un ejército controlado por el gobierno. Al mismo tiempo, la Unión Soviética exigía que las armas que aportaba no fueran al frente de Aragón, donde había muchas tropas anarquistas y del POUM.

Pero la trama se condensa y la amenaza contra la revolución aumenta, como muestra la edición de Spanish Revolution fechada el 9 de abril de 1937 de Spanish Revolution (Vol. 1 Nº 15). Un titular decía “Hacia una crisis política en Catalunya” (Ibid, p. 2). Al parecer, existía un bloque stalinista-burgués contra el avance de la revolución. Así resumió George Orwell las nuevas alianzas en el bando republicano en Homenaje a Catalunya:

1. Los anarquistas: el POUM y la izquierda de los socialistas del primer ministro Largo Caballero en la Unión General de los Trabajadores (UGT) estaban a favor de la revolución; contra

2. Los comunistas: el Partido Republicano del presidente Manuel Azaña y elementos conservadores de los socialistas (por ejemplo Juan Negrín) se oponían a marchar a toda velocidad hacia la revolución social y económica.

Dos chistes típicos de la época eran “si eres demasiado conservador para afiliarte al Partido Republicano, siempre puedes afiliarte al Partido Comunista” y “¡Salva a España del marxismo! ¡Vota Comunista!”.

Los editores de Spanish Revolution querían explicar, entre otras cosas, qué estaba pasando en el bando republicano y por qué era tan importante.

Hubo una reunión el 4 de abril de 1937. Los oradores principales fueron los Wobblies Carlo Tresca y Sam Weiner (alias Sam Dolgoff). A finales de abril, George Orwell estaba de baja temporal de la milicia del POUM, donde luchaba en el frente de Aragón. Como cuenta en Homenaje a Catalunya quería incorporarse a la Columna Internacional (es decir, a las Brigadas Internacionales) donde pensaba que la lucha era más significativa. Necesitaba una recomendación de un comunista y buscó a un amigo comunista. Presintió la tensión. El 1 de mayo de 1937 se acercaba. Se hablaba de una marcha conjunta de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y UGT. En Catalunya las relaciones entre estas organizaciones no habían sido buenas en el pasado, a diferencia de lo que ocurría en otros territorios. Orwell contó que a causa de esta tensión, la manifestación del 1 de mayo fue cancelada en Barcelona. Orwell consideraba irónico que la roja Barcelona fuera la única ciudad de la Europa no fascista que no tuviera su manifestación del 1 de Mayo.

Entonces, la policía de Barcelona y los comunistas exigieron que los anarquistas cedieran la central telefónica, que habían estado operando desde el principio de la Revolución Española.

Esto tuvo como consecuencia una semana de lucha contra la policía, con los comunistas en un bando y el POUM y los anarquistas en el otro. Orwell estaba a favor de los anarquistas. La lucha, que duró desde el 3 al 8 de mayo de 1937 fue conocida como “los días de mayo”. Una de las mayores atrocidades acaecidas durante “los días de mayo” de 1937 fue el asesinato del anarquista italiano Camillo Berneri cometido por comunistas en Barcelona. Poco después de los “días de mayo” Largo Caballero (“el Lenin español”) fue reemplazado por el más conservador Juan Negrín. A causa de los sucesos de los “días de mayo” Orwell no podía unirse a las Brigadas Internacionales con buena conciencia.

Orwell volvió a luchar en la milicia del POUM. Le dispararon en el cuello en una batalla. Tras la recuperación, volvió a Barcelona, más o menos seis semanas después de “los días de mayo”. La policía y los comunistas estaban arrestando a miembros de POUM, tanto españoles como voluntarios extranjeros asociados al POUM. Orwell y su esposa Eileen Blair escaparon a Francia.

Las indagaciones de Michael Shelden, citadas en su libro Orwell: la biografía autorizada, demuestran que George Orwell (alias Eric Blair) y Eileen Blair iban a ser arrestados y juzgados públicamente por el nuevo gobierno pro-comunista de Barcelona.

La edición del 22 de octubre de 1937 de Spanish Revolution (Vol. II, Nº 3, p. 2) informa del asesinato en España de Bob Smillie, un amigo de George Orwell. Smillie había sido arrestado en la represión contra el POUM y sus aliados del Partido Laborista Independiente. Aunque se alegó que Smillie había muerto por complicaciones de una operación de apendicitis, de hecho se había extirpado el apéndice en Gran Bretaña. Según Spartacus Educational, Smillie había luchado contra la Unión de Fascistas Británicos de Mosley.

En el mismo número de Spanish Revolution aparece la noticia de que el general Enrique Lister, un comunista español que había recibido entrenamiento militar en la Unión Soviética, aunque era popular fuera de España en España estaba desmontando las colectividades campesinas de Aragón y Cataluña.

A pesar de haber dado testimonio de la traición del Partido Comunista a la Revolución Española, incluyendo el arresto y asesinato de compañeros del POUM, afirmó el gran mérito de los comunistas que lucharon a favor de la República Española. Como escribió en Homenaje a Catalunya, “Por favor tengan en cuenta que no estoy hablando en contra de los comunistas de base, y mucho menos de los miles de comunistas que murieron heroicamente alrededor de Madrid”.

Ernest Hemingway dijo “ningún hombre entró a la tierra más honorablemente que aquellos que murieron en España”. Entre estos estaban, como Alperovitz citaba en el número de noviembre de 2013 de Industrial Worker un “número indeterminado de miembros del IWW que murieron luchando con las fuerzas republicanas en España” y concretamente Lou Walsh, que “murió mientras luchaba con la milicia catalana en el frente de Aragón, España, el 16 de junio de 1937”. Como cuenta Matt White en “Miembros del IWW que lucharon en la Guerra Civil española” (5) (Industrial Worker, noviembre de 2013), al menos murieron cinco Wobblies más en el conflicto:

“Heinrich Bortz, anti-nazi alemán cuya muerte en el campo de batalla fue recogida en el número del 23 de octubre de 1937 de Industrial Worker; Ted Dickinson, Wobbly australiano, que fue ejecutado como prisionera de guerra tras ser capturado por las tropas franquistas; Harry Owens, que luchó en las filas del Batallón Abraham Lincoln y murió a mediados de 1937; Louis Rosenberg quien, “según el anuncio que dio la CNT de su muerte … murió luchando con el Batallón Internacional Durruti”. Murió junto a un anarquista desconocido de Pennsylvania; Harry Schlesinger, que murió a finales de 1938, cuando la guerra ya estaba casi perdida, luchando en el Batallón Lincoln.”

Para saber más acerca de los cinco héroes mencionados y otros Wobblies muertos en la Guerra Civil española, lean el excelente artículo de Matt White publicado en el número de noviembre de 2013 de Industrial Worker.

Muchos de los veteranos del Batallón Lincoln y el Batallón George Washington fueron muy maltratados cuando volvieron a América. Muchos fueron acusados de deslealtad. Algunos fueron llamados a los comités del Congreso de la era de McCarthy. Muchos de ellos estuvieron en listas negras. Muchos no pudieron recibir el tratamiento médico adecuado para curar las graves heridas sufridas durante la Guerra Civil española. La líder Wobbly Elizabeth Gurley Flynn dijo que se les discriminó por ser “prematuramente antifascistas”.

logo del IWW

 

 

NOTAS DEL TRADUCTOR:

(1) “Wobbly” es el sobrenombre de miembros del sindicato IWW (Industrial Workers of the World – Trabajadores Industriales del Mundo)

(2) Industrial Worker es el periódico en inglés del IWW (el mismo del cual está traducida esta historia)

(3) In November Who Do We Remember?

(4) History of Workers’ Revolution In Catalonia

(5) IWW Members Who Fought in the Spanish Civil War

Comunicado de IWW sobre la sublevación de Baltimore y la represión policial

Por: Trabajadores Industriales del Mundo (IWW) – rama general de Baltimore

Traducido por: la Confederación General del Trabajo – CGT (Catalunya – España)

IWW de Baltimore - huelga en contra de racismo

Este es un comunicado oficial de IWW Baltimore. Si tú o tu organización queréis apoyar esta declaración con vuestra firma, mandad un e-mail a baltimoreiww@gmail.com. Actualizaremos la lista de firmantes en la página de Facebook según nos vayan llegando las adhesiones.

 

Los abajo firmantes declaramos nuestra solidaridad con la lucha por la justicia en el caso de Freddie Gray y todas las demás víctimas de brutalidad policial. Mientras celebramos la noticia del 1 de mayo de que los seis agentes de policía responsables de la muerte de Freddie Gray serán acusados penalmente (que no se habría producido sin la resistencia masiva que se produjo en las calles de Baltimore y otras ciudades), debemos reconocer que este es sólo un pequeño paso hacia la solución de las causas subyacentes que provocaron esta injusticia. Mientras sigan existiendo la pobreza enquistada, el racismo institucional, la falta de oportunidades educativas y recreativas y una policía incontrolada y cada vez más militarizada, no habrá justicia ni seguridad para las personas de color y la clase obrera en general en Baltimore o en cualquier otro lugar. Creemos que estas causas deben ser abordadas tanto en las calles como en los centros de trabajo. Si los trabajadores, incluyendo los parados, no se unen en torno a estos asuntos cruciales, el movimiento obrero se convertirá en algo irrelevante.

En cuanto a la situación inmediata en Baltimore, los abajo firmantes compartimos las siguientes reivindicaciones:

– Cese inmediato del toque de queda y el “estado de emergencia”

– Retirada inmediata de la Guardia Nacional, la policía del estado y otras fuerzas de ocupación

– Liberación inmediata de todas las personas arrestadas a causa de la sublevación de Baltimore y restablecimiento del habeas corpus

– Amnistía total para todos los arrestados por las protestas de Freddie Gray, incluyendo a los miembros de IWW arrestados por desobedecer pacíficamente el toque de queda el 1 de mayo

– Compensación adecuada para los manifestantes heridos a causa de las actuaciones policiales, incluyendo un miembro de IWW que recibió lesiones visibles al ser golpeado por la policía en el momento de su arresto.

Hacemos un llamamiento al Departamento de Policía de Baltimore, al Departamento de Seguridad Pública y Servicios Correctivos de Maryland, a la alcaldesa de Baltimore Stephanie Rawlings-Blake y al gobernador de Maryland Larry Hogan para que cumplan con estas demandas inmediatamente.

¡Si nos tocan a uno, nos tocan a todos!

Solidariamente,

IWW-Baltimore, rama general

logo del IWW

 

 

Lista completa de adhesiones: https://www.facebook.com/pages/IWW-Baltimore/97451807925?fref=ts

Solidaridad con los trabajadores de VIOME en Grecia!

VIOME logoEsta fin de semana, tenemos un comunicado de los trabajadores de VIOME, una fábrica ocupada en Tesalónica, Grecia.  El IWW en Grecia es una de muchas organizaciones que estan apoyando estos trabajadores valientes.

 

Solidaridad internacional con los trabajadores de VIOME frente a la amenaza inminente de liquidación de la empresa

Los trabajadores de VIOME en Tesalónica, Grecia, han plantado cara al desempleo y la pobreza, llevando a cabo una larga lucha para autogestionar la fábrica ocupada en condiciones muy adversas. Desde hace dos años, han estado produciendo y comercializando productos de limpieza ecológicos en la fábrica ocupada, garantizando un modesto ingreso para sus familias. Han estado trabajando en condiciones de igualdad y decidiendo colectivamente a través de la asamblea. Al mismo tiempo, han recibido una gran ola de solidaridad desde Grecia y el extranjero, convirtiendo su lucha en una lucha emblemática para la dignidad humana en Grecia en pleno crisis.

Los ex propietarios de la fábrica, la familia Fillipou, nunca han dejado de intentar obstruir el proceso, presentando obstáculos legales en cada paso del camino. Hace cuatro años abandonaron la fábrica, apropiándose de todos los beneficios y dejando una deuda de millones de euros hacia los trabajadores, condenando a sus familias a la pobreza y la miseria. Hoy vuelven a aparecer, conspirando con los síndicos y el sistema judicial con el fin de liquidar la empresa.

VIOME Grecia 3

Mientras que los ex propietarios fueron condenados a 123 meses de prisión en primera instancia por los millones de euros adeudados a los trabajadores, el tribunal de apelaciones redujo esta condena a 43 meses de sentencia suspendida, absolviendo, en efecto, a los ex propietarios de tener que compensar a los trabajadores.

Al mismo tiempo, el 23 de marzo se celebra un nuevo juicio, donde se evaluará la petición del administrador de liquidar la maquinaria y las instalaciones. Si el tribunal falla a favor, los grandes intereses financieros e inmobiliarios tendrán la oportunidad de poner un pie en la fábrica de VIOME.

Los trabajadores de VIOME y el movimiento de solidaridad nacional e internacional estamos decididos a resistir una posible venta con cualquier medio disponible. El viernes 20 de marzo llevaremos a cabo una protesta en el centro de la ciudad de Tesalónica, con un mercado de agricultores y la venta directa de los productos de VIOME al público. El lunes 23 de marzo nos reunimos frente al Palacio de Justicia, para protestar contra la intención de los administradores y de los jueces de liquidar la empresa y sus instalaciones, condenando así a los trabajadores y sus familias al desempleo y la miseria con, con tanto de servir los intereses de los poderosos.

VIOME Grecia 31

Además declaramos que, independientemente de la decisión del tribunal, estamos decididos a mantenernos firmes y defender la fábrica de VIOME, un lugar de trabajo que se mantiene vivo gracias a la determinación de los trabajadores y la solidaridad de la comunidad más amplia. Nos negamos entregarla a los poderes judiciales, que se han negado en repetidas ocasiones a impartir justicia para los trabajadores y los más desfavorecidos.

Nuestro destino está en nuestras propias manos, gestionamos nuestro trabajo y nuestra vida nosotros mismos. No vamos a permitir que nadie destruya lo que hemos construido con tanto esfuerzo. Declaramos a los jueces, a la policía, a los síndicos, a los ex propietarios y a aspirantes compradores:

VIOME NO ESTA EN VENTA!VIOME Grecia 39

VIOME ES DE LOS TRABAJADORES!

 

VIOME Grecia guitarrista

 

Primero de Mayo para Kobane!

De nuestro/as compañero/as en Kobane en Primero de Mayo, 2015:

 

luchadoras de YPJ - Kobane

Camaradas Trabajadoras y Trabajadores, sindicatos y organizaciones de trabajadores!

¡Les hacemos llegar el cálido y fraternal saludo de las trabajadoras y trabajadores del Cantón de Kobane, el Cantón de la revolución, la resistencia y los mártires, en el Primero de Mayo, el día de conmemoración de la lucha y resistencia de los Trabajadores contra la tiranía y la opresión, y contra la explotación del capitalismo!

La revolución de Rojavá, fue un punto de partida histórico en la lucha de los trabajadores y los pueblos oprimidos en el Oriente Medio y en todo el mundo, para recuperar la autoridad política; y fue la revolución de las mujeres, la juventud y los trabajadores para establecer un nuevo sistema basado en la transición del poder al pueblo como el verdadero legítimo dueño de ese poder. Nuestra resistencia contra los terroristas del ISIS y quienes les apoyan internacionalmente no fue sólo para proteger la vida y la dignidad humana de nuestro pueblo, sino que también fue y es la resistencia para defender los logros de la revolución y nuestro sistema de auto representación que está basado en la democracia radical y la eliminación de las organizaciones jerárquicas.

Ahora, a traves de heroicas batallas de nuestras y nuestros camaradas en las “Unidades de Defensa del Pueblo” (YPG) y las “Unidades de Defensa de las Mujeres” (YPJ), los terroristas están siendo expulsados de la ciudad, pero los ataques en las áreas suburbanas y el bloqueo de las rutas y caminos de nuestro cantón aún continúan. Nuestra resistencia ha entrado en una nueva fase, más difícil aún, la de reconstruirle la vida social a Kobane, bajo los ataques y el bloqueo económico y logístico, en una situación en la que más del 80% de las estructuras y edificios de la ciudad y las infraestructuras vitales han sido destruidas.

La historia de la lucha de clases muestra que la unión de los trabajadores no tiene fronteras ni límites geográficos, así es que reconocemos nuestra resistencia contra el cruel terrorismo y quienes les apoyan internacionalmente, como la resistencia en representación de todos los pueblos del mundo. Nosotros creemos que, la revolución, al mismo tiempo que rompe con los fundamentos de la dominación, y va fundando un nuevo mundo, conquistando y garantizando el respeto, la libertad y la igualdad para todos los pueblos, requiere de una lucha práctica y feroz. El mismo camino, la solidaridad internacional de los trabajadores, es la necesidad histórica y un campo material y concreto para defender los logros de la clase, para luchar hombro con hombro contra la dominación y la opresión capitalistas.

¡Nosotro/as, las trabajadoras y trabajadores, asociaciones y organizaciones del Cantón de Kobane, conmemorando las luchas de los trabajadores y pueblos oprimidos por su liberación y por la igualdad alrededor de todo el mundo, y agradeciendo y apreciando su apoyo y solidaridad con nuestra resistencia contra los ataques terroristas, invitamos a nuestras y nuestros camaradas trabajadores, sindicalistas, gremialistas, y a todos los libertarios, a participar en la solidaridad práctica con la revolución de Rojavá y la resistencia de Kobane, y los invitamos a ustedes a unirse a nosotros en esta situación histórica para defender los logros de la revolución!

Vivan las luchas libertarias de los pueblos alrededor del mundo!

Viva la unión internacional de las trabajadoras y los trabajadores del mundo!

 

https://1stmayforkobani.wordpress.com/2015/04/26/1-may-2015-spanish/