Contra La Guerra de Estado, Guerra de Clases – extracto de los IWW de Estambul sobre la invasión Turca de Siria.

Por: İWW İstanbul – Dünya Endüstri İşçileri
Traducción por: Adri Clemente

Publicado originalmente en Yeryüzü Postası.

Hacemos un llamamiento para todos los trabajadores – aquellos explotados
bajo este sistema, que están siendo empobrecidos cada vez más y que están
siendo enviados a morir – no para participar en esta guerra, sino para unirse en su contra.

Mientras la guerra se libra en Siria, cuyo único propósito es la muerte, la
destrucción y la pobreza, el gobierno del AKP ha empezado una campaña de
ocupación que solo seguirá sembrando la discordia en la zona. Como en la
previa ocupación de Afrin, esta operación muestra que el pueblo Kurdo no
preocupa a ninguna potencia imperialista, como Rusia o los Estados Unidos.

Esta actuación es una continuación del exterminio y la negación del estado
Kurdo basada en el rechazo a una solución pacífica al conflicto, y es parte de
las fantasías imperiales del AKP, que solo complicarán el problema Sirio. La
provocación de Turquía, con la ayuda de otros países, ha forzado a más
personas sirias a abandonar su país, desencadenando una nueva ola
migratoria que imposibilita construir viviendas para refugiados que fueron
evacuados de las región fronteriza. Es una locura.

Eliminar a los Kurdos de la zona fronteriza descarta la posibilidad de una
resolución pacífica del conflicto. Esto empeora aún más la guerra y solo
aumenta las probabilidades de que el caos se siga extendiendo por el Oriente
Medio.

Consecuentemente, el salario de los trabajadores ya ha empezado a ser
recortado para financiar las operaciones de Turquía. El significado de esta
operación es “¿conoce el precio de una bala?”

El creciente nacionalismo y la militarización de Turquía solo fortalecen el
sistema capitalista y los patrones que lo dirigen. Esta actuación y la crisis que
está creando debilitan nuestra lucha contra el capitalismo.

Estamos completamente en contra de esta operación, ya que significa más
muerte y pobreza para nuestra clase. Condenamos todas las guerras entre
naciones como parte de nuestro patrimonio histórico. Creemos que la lucha
contra esta guerra, y contra la mentira de la unidad nacional que el conflicto
intenta impulsar, forma parte del deber histórico de la clase trabajadora. ¡No
tenemos intereses comunes con los patrones y los gobiernos a su servicio!

Además, los trabajadores turcos y miles de otras personas han perdido la vida,
se están empobreciendo cada minuto y viven aterrorizados debido a la guerra
siria. Para poner fin a esta guerra los trabajadores del mundo deben organizarse y moverse. Debemos oponernos firmemente a la política de los estados que provocan, profundizan y hacen aún más destructivas las guerras libradas para los intereses de la clase dominante.

Hacemos un llamamiento para todos los trabajadores – aquellos explotados
bajo este sistema, que están siendo empobrecidos cada vez más y que están
siendo enviados a morir – no para participar en esta guerra, sino para unirse en su contra.

Es hora de hablar sobre lo que podemos hacer contra esta guerra desde
nuestros talleres, cómo silenciar a los chovinistas, cómo vencer el olor a sangre
nacionalista en el aire y cómo detener la guerra y mitigar sus efectos. Estamos
organizando trabajadores contra la guerra. ¡Inmediatamente! ¡Ahora!

 

HUELGA de trabajadores de Burgerville: por un contrato justo y un salario digno

por: Burgerville Workers Union – IWW

Contacto de prensa: Emmett Schlenz, 401-855-9440, emmett.schlenz@gmail.com

 

El 23 de octubre de 2019, los trabajadores de Burgerville en Portland lanzaron la huelga más grande en la historia del Sindicato de Trabajadores de Burgerville (Burgerville Workers Union). La/os trabajadores del Centro de Convenciones, 92 y Powell, Hawthorne y Montavilla Burgerville abandonaron el trabajo en la mañana, y permanecerán en huelga hasta que hayan demostrado suficientemente su fortaleza a la empresa.

Lo/as trabajadores están en huelga por un salario digno y un contrato justo. La reciente propuesta de salario de Corporate, que equivale al aumento del salario mínimo legalmente obligatorio apenas seis meses antes, no hace nada para cambiar el status quo en Burgerville. Nos merecemos un salario digno y lucharemos con uñas y dientes hasta que lo consigamos.

Estamos orgullosos de esta huelga, y estamos asombrados del valor mostrado por toda/os nuestra/os compañera/os de trabajo hoy. Pero estamos decepcionada/os de que la lucha en Burgerville haya llegado a esto. En casi un año y medio de negociaciones contractuales, hemos avanzado mucho: desde propinas y pago de vacaciones hasta protecciones para lo/as trabajadores indocumentado/as. Sin embargo, cuando se trata del mayor problema de todos: el fin de los salarios de pobreza en Burgerville, la empresa se niega a ceder. En cambio, le pagan a un abogado antisindical de alto precio para que se disfrace y se demore en la mesa de negociaciones, con la esperanza de que el hecho mismo de nuestra pobreza nos obligue a aceptar con desesperación cualquier trato que las empresas ofrezcan.

Además, la/os trabajadores en huelga están inspirados en la historia de Anthony, un trabajador de largo tiempo de Burgerville en Vancouver, y padre de una hija de un año, que fue suspendido el domingo por enfrentarse a su manager racista y abusivo. Trabajador de color, Anthony experimentó acoso racista de rutina por parte de la gerencia de Burgerville, incluido el hecho de que un gerente, con un tatuaje de los Estados Confederados, lo llamara la palabra “N”. Cuando fue a recursos humanos, trataron de ocultar la queja. Y cuando finalmente se enfrentó a su gerente al respecto, con el respaldo del Consejo Laboral del Suroeste de Washington, fue castigado. A partir de hoy, el puesto de Anthony sigue en peligro. La historia de Anthony nos recuerda el comportamiento mezquino y vengativo que hemos visto de esta compañía llamada ‘progresista’ una y otra vez. También nos recuerda de qué trata y siempre ha sido nuestro sindicato: empoderar a lo/as trabajadores para que denuncien colectivamente y tomen medidas contra las diversas formas de injusticia que enfrentamos a manos de nuestro/as jefes.

Esta huelga marca el comienzo de una nueva fase en nuestra lucha. No hay vuelta atrás de esto. Hasta que Burgerville Corporate acepte un acuerdo justo, no habrá límite para nuestras acciones sindicales.

El Sindicato de Trabajadores de Burgerville organizará una serie de acciones públicas esta semana para apoyar a lo/as huelguistas. Invitamos a cualquiera que se preocupe por luchar contra la pobreza y la codicia corporativa para que se solidarice con nosotros.

Las acciones continuarán hasta que ganemos justicia!

 

 

El Congreso de Organización Sindical IWW en Seattle 2019

Por: x331980

traducción: Monica K.

Un informe sobre el Congreso de Organización Sindical IWW en Seattle, Washington, EEUU – 2019

Treinta organizadores de Canadá y Estados Unidos se reunieron en Seattle del 29 al 30 de junio para el Congreso de Organización del sindicato IWW. El congreso fue organizado por el Departamento de Organización de IWW y hospedado por la sede de Membresía General en Seattle donde se encuentran varias campañas sindicales y la membresía crece cada vez más. Los organizadores vinieron de la bahía de Tampa, Baltimore, Nueva York, Montreal, Edmonton, Los Ángeles, Vancouver, Portland, y San Francisco. El congreso fue un éxito y claramente un reflejo del aumento en campañas sindicales IWW. En el Congreso de Organización del 2016, se analizaron 5 campañas sindicales activas, mientras que en el congreso del 2019 se presentaron más de una docena.

Organizadores de campañas actuales y conocidas como las del Sindicato de Trabajadores Burgerville (Portland, Oregon), Familia Unida Stardust (Nueva York), Sindicato de Trabajadores y Trabajadores Autónomos (Montreal, Quebec), y Seattle GCI (Campañas de Base Comunitaria, la cual terminó de golpe cuando la compañía se fué ya que el sindicato estaba ganando terreno) se reunieron con miembros de más de una docena de campañas IWW todavía ocultas. Hubo un amplio espectro de industrias representadas, entre ellas: educación, comercios minoristas, salud, tecnología, mensajeros, videojuegos, y servicios legales.

Entre los talleres del congreso se incluyeron temas como los pros y contras de las elecciones NLRB (Junta Nacional de Relaciones del Trabajo, una agencia independiente gubernamental que se encarga de elecciones sindicales y prácticas laborales), el desarrollo del apoyo comunitario, victorias sobre concesiones ganadas, preparación para negociaciones formales de convenios, reuniones y entidades que hacen decisiones, leyes laborales y como o no presentar quejas de prácticas injustas (ULPs), priorización de quejas de la planta o tienda para aumentar las chances de ganar concesiones, el rol de los miembros que organizan desde afuera, y maneras de evitar agotamiento. En grupos pequeños, los organizadores hablaron de sus campañas respectivas y compartieron ideas sobre cómo manejar ciertos problemas, y cómo aprovechar y optimizar victorias. Varios aplaudieron cuando las estrategias de acción directa ganaron concesiones inmediatas, y todos disfrutaron de las anécdotas del sindicato ganándole al jefe. Hubieron quejidos también cuando algunos describieron momentos donde las cosas no funcionaron, por ejemplo, cuando un compañero de trabajo habló de más, o cuando algún otro trató de tener un acuerdo por su propia cuenta con el jefe.

El programa formal llamado “organización externa” de IWW en Seattle fue bastante interesante. Organizadores externos (OE) son trabajadores con experiencia en organización sindical encargados por el comité de campañas para aconsejar organizadores en campañas sindicales activas. El rol del OE es de servir como un educador, confidente, y mentor para aquellos organizadores que generalmente no tienen mucha experiencia organizando sindicatos. Los OE usan diferentes herramientas a las de los organizadores que se encuentran en el lugar de trabajo. Por ejemplo, como no tienen contacto con los trabajadores, solamente trabajan directamente con los miembros del comité de organización que existe dentro del trabajo. Como no forman parte del lugar de trabajo, no pueden conseguir conversaciones privadas con los trabajadores, ni construir mapas sociales sin contexto personal, y tampoco están al tanto del día a día de las decisiones que se hacen durante una campaña de organización.

Varios de los miembros IWW que asistieron al congreso también formaban parte de sindicatos empresariales (sindicatos típicos y generalmente no muy democráticos). Estos miembros podían comparar a favor la estrategia de solidaridad sindical (el modelo de organización apoyado por IWW) en contra de la burocracia y falta de representación en los sindicatos más típicos.

Por consenso, se mantuvo que la Administración Regional de Norte América podría mejorar en cómo apoya la actividad sindical proporcionando más fondos para los Entrenamientos de Organización (especialmente los cursos 102 que le siguen al curso básico), y también ofreciendo más Entrenamientos Para Entrenadores para poder tener suficientes entrenadores en IWW. Las campañas activas y los servicios de traducción también necesitan subvenciones urgentemente.

Esta fue una de las reuniones IWW de mayor calidad que este escritor tuvo el placer de asistir en décadas. Entre los participantes habían tantos hombres como mujeres, y la comunidad LGBTQ estaba bien representada. Las charlas fueron respetuosas, la risa y los aplausos frecuentes, y la buena fé se sintió durante todo el fin de semana. Durante los encuentros sociales del viernes y sábado se solidificaron lazos amistosos entre nuevos amigos. Luego de un emocionante y afinado canto a coro de Solidarity Forever (Solidaridad para siempre), los participantes del congreso se fueron yendo con una convicción fuerte en nuestro modelo de organización, con una esperanza firme para el futuro de IWW, y con mucha fé en nuestros compañeros del sindicato. El Congreso de Organización en Seattle reveló el corazón y el alma de IWW: la organización sindical basada en la acción directa y manejada por trabajadores.

Primer Aniversario de CIT

por: Comité de Relaciones de la Confederación Internacional del Trabajo

Introducción

En el marco del 1er aniversario de la fundación de La Confederación Internacional del Trabajo presentamos este informe a las secciones asociadas sobre lo realizado hasta el momento para que cada trabajador y trabajadora pueda hacer un balance en sus respectivos sindicatos.

La CIT se fundo en Junio del 2018 tras un Congreso realizado en Parma, Italia, por organizaciones de Alemania (FAU), Argentina (FORA), Canada (IWW), España (CNT), Estados Unidos (IWW), Grecia (ESE), Italia (USI) y Polonia (IP), tras un proceso de debates fraternos y acuerdos consolidados entre dichas organizaciones.

Nuestra confederación pretende continuar con el espíritu de la I internacional, de igual forma que ya vienen haciendo todas las organizaciones adheridas en sus respectivos regiones del mundo. El ideal que levantamos y que queremos diseminar por el resto del planeta es un internacionalismo federalista, solidario, de clase, feminista, de acción directa, horizontal y antiautoritario.

Entendemos que cada organización federada tiene su idiosincrasia e historia propias y comprendemos la diversidad de realidades que hay en cada país, por eso lo fundamental es que cada sección se enfoque principalmente en su implantación local con el apoyo del resto. Sabemos que es una ardua tarea la de generar una organización sindical con finalidad social, pero cada sección tiene la seguridad y la confianza que otorga tener un respaldo internacional de organizaciones hermanas con los mismos principios y objetivos.

Viva el internacionalismo obrero
Viva la CIT
Por la emancipación social de la clase trabajadora.

Dividimos este informe en tres partes, siendo “Campañas internacionales”, “Expansión” y “Desarrollo orgánico”. En cada parte dejamos al final las tareas pendientes a desarrollar según el documento “Ejes de trabajo” aprobado en el Congreso de Parma:

1ª parte: Campañas internacionales:

Aspecto fundamental de nuestra tarea es la solidaridad y la coordinación entre las secciones tanto en fechas concretas como en conflictos o campañas particulares. En este sentido es que pudimos coordinar para las jornadas de 8 de marzo, 1 de mayo, por la huelga de presxs en USA y el conflicto laboral en educación en Polonia.

Cada sección colabora en la medida de sus posibilidades, tanto en la difusión, como en acciones y de forma económica. Quizá todavía tengamos que aceitar algunos mecanismos orgánicos para que la solidaridad desde el Comité de relaciones pueda ser más ágil y dinámica, pero será cuestión de ir construyendo paso a paso según los inconvenientes que se presenten.

Para el 8 de Marzo y 1º de mayo participamos de diversas y masivas movilizaciones y las secciones realizaron varias actividades, incluyendo huelgas laborales de CNT y USI en ambas jornadas. Se difundieron los artículos de cada sección en la página web y de organizaciones cercanas de la CIT y se está terminando un dossier sobre el 8 de marzo que sirva como precedente.

También hay secciones que estuvieron coordinando en acciones conjuntas como CNT y FAU y conferencias en las que participaron algunas secciones con otras organizaciones sindicales, para abordar problemas en común y estrategias para enfrentarlas.

Por otro lado se aprobó a principios de mayo por referéndum que apoyamos la campaña en Rojava “Make Rojava Green Again”, la cual está por verse como la llevaríamos adelante.

Tareas sindicales pendientes: Nos falta lanzar campañas internacionales con demandas propias sobre problemas puntuales, como puede ser denunciar modelos sindicales restrictivos, diferencias de género en el trabajo, etc.

2da Parte: Expansión

La expansión de la CIT podemos dividirla en 3 ramas por región:

  • Europa:
  • América: Actualmente hay contactos formales con dos organizaciones de Brasil (FOB y ATB). Con FOB tenemos más tiempo de comunicación y propusieron un Congreso en América, del cual se van a encargar de desarrollar las secciones de ese continente (IWW y FORA). Asimismo ATB pidió la afiliación a la CIT pero sin demasiado detalle, por lo cual se le consultó varias cuestiones orgánicas que todavía estamos esperando.
  • Asia, oriente medio y África: Hubo un encuentro en Corea del Sur, del cual tenemos publicado un informe en la pagina web, y se está en contacto con trabajadorxs en Turquía y Rojava.

Tareas de expansión pendientes: Estas tareas se están cumpliendo. Siempre hay viajes y conferencias pendientes pero está el proceso encaminado.

3ra Parte: Desarrollo orgánico:

Así como la solidaridad de clase y el apoyo mutuo nos da el fundamento por el cual nos federamos, la estructura interna nos permite consolidar la forma en cómo nos relaciones entre secciones.

Aceitar los mecanismos federalistas internos nos da un marco concreto para llevar a la práctica las ideas que compartimos y es fundamental para desarrollar las tareas que nos proponemos. Es un proceso lento, constante y dificultoso y quizá no sea muy entretenido pero creemos que cada sección debería tener conocimiento también de estos avances para dejar una base que otros compañeros y compañeras puedan continuar o corregir. Esta es la militancia “invisible” que a veces cuesta reconocer pero que es sumamente necesaria para expandir con seguridad y transparencia el federalismo obrero en otros países:

  • Se organizó el “Comité de relaciones” donde están los Secretarios y Secretarias Internacionales de cada sección.
  • La comunicación orgánica del Comité es vía mail, pero también por la app “Telegram” en cuestiones cotidianas y operativas.
  • Desde Enero del 2019 el Comité realiza reuniones virtuales mensuales para que la comunicación sea fluida y poder transmitir los acuerdos, propuestas, argumentos y cualquier novedad de cada sección.
  • Cada documento orgánico se envía con su correspondiente encabezado.
  • Están publicados en la página web los “estatutos” y los “ejes de trabajo” de la Internacional aprobados en el Congreso de Parma.
  • La página web está activa y cada sección puede subir los comunicados que les parecen pertinentes.
  • Tras el 1er referéndum tenemos resuelto el logo principal de la CIT, y un segundo logo que las secciones pueden utilizar de forma complementaria. También se resolvió en ese mismo referéndum el apoyo a una campaña en Rojava, ya mencionada anteriormente.
  • Están disponibles las distintas casillas de mail para la comunicación orgánica y para quien busque información (tesorería, pagina web, Secretaría)
  • Tesorería: Está enviado el balance adjunto para que las secciones lo analicen. Para destacar podemos decir que hay una cuenta única de la CIT a cargo de USI en estos momentos.

Tareas administrativas pendientes:

  • Crear las cuentas de redes sociales (actualmente hay un grupo de trabajo con miembros de la IWW, CNT, y FORA)
  • Crear una cuenta de Eliseo u otra plataforma para archivar los documentos orgánicos.
  • Trabajar para la legalización de la CIT

Sin más para agregar, les mandamos un abrazo libertario a cada trabajador y trabajadora de la Confederación Internacional del Trabajo

Comité de Relaciones – ICL-CIT

Sindicato de Trabajadores de Burgerville (IWW) invicto en las elecciones

El cuarto y quinto Burgervilles votan para sindicalizarse:
Sindicato de Trabajadores de Burgerville (BVWU) invicto en las elecciones

por: Burgerville Workers’ Union (BVWU-IWW) Portland, Oregon, EEUU

Contacto de prensa: Emmett Schlenz,
emmett.schlenz@gmail.com, 401-855-9440

 

PORTLAND, OR: Esta semana, el Sindicato de Trabajadores de Burgerville (BVWU) ganó dos elecciones sindicales en rápida sucesión. El jueves y viernes, los trabajadores de Burgerville en la sede del Centro de Convenciones votaron a favor a la BVWU, con un recuento final del 67% para el sindicato. A principios de la semana, el martes y el miércoles, los trabajadores de Montavilla Burgerville votaron 63% a favor de la BVWU. Esto casi duplica el número de trabajadores formalmente representados por el sindicato, y hace que la BVWU esté invicto en cinco elecciones consecutivas.

Estas victorias se producen menos de un año después de que la BVWU ganara su primera elección sindical en el lugar 92 y Powell, convirtiéndose en el único sindicato de trabajadores de comida rápida reconocido a nivel federal en el país. Pero la atmósfera que rodea a estas elecciones ha diferido enormemente de las elecciones de la BVWU en el pasado, debido a una escalada significativa en las tácticas de eliminación de sindicatos de Burgerville.

El mes pasado, cuando Burgerville Corporate se negó a reconocer voluntariamente al sindicato en las ubicaciones de Montavilla y al Centro de Convenciones, los trabajadores de ambas tiendas presentaron su elección ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB). En menos de una semana, la gerencia del Centro de Convenciones disciplinó a todos los trabajadores que firmaron la petición para sindicalizarse, el 90% de la tripulación. Después de enfrentarse a la feroz resistencia de los trabajadores, Burgerville ha rescindido esas acciones disciplinarias.

En las últimas semanas, la gerencia de Montavilla y el Centro de Convenciones intentaron presionar a los trabajadores para que votaran en contra del sindicato a través de ofertas de promoción, intimidación durante las reuniones individuales y carteles antisindicales.

A principios de esta semana, antes de la elección, Esther Mann dijo: “Hay propaganda antisindical en todas partes en Montavilla”. Mann, una trabajadora en la ubicación de Montavilla, dijo que “la compañía está haciendo todo lo posible, y parecen desesperados por asustarnos en votar en contra. Pero ninguna táctica de intimidación se interpondrá entre nosotros y la lucha por lo que sabemos que merecemos “.

A través de la votación afirmativa frente a la intensificación de la represión sindical, los trabajadores de Burgerville han demostrado su compromiso de estar juntos y luchar colectivamente por mejores salarios y condiciones de trabajo.

“Me siento exaltado y muy orgulloso de mis compañeros de trabajo”, dijo Erik Dieter, un trabajador del Centro de Convenciones que ha trabajado para Burgerville durante diez años. “Espero involucrarme en las negociaciones contractuales y estar junto a mis compañeros trabajadores de Burgerville para luchar por un contrato justo y decente”.

Tras las victorias electorales, los trabajadores del Centro de Convenciones y Montavilla se unirán a sus compañeros de trabajo de otras tres tiendas de Burgerville en las negociaciones de contratos, lo que elevará el total de tiendas en la unidad de negociación a cinco. Llevan la militancia y la nueva energía a la mesa de negociaciones en un momento crucial, cuando el sindicato entra en la recta final en su lucha por un contrato justo.

El boicot de Burgerville llamado por la BVWU-IWW el año pasado continuará hasta que se firme un contrato justo.

“Resurge la lucha laboral” – Huelga en Matamoros, Tamaulipas

“Resurge la lucha laboral”

por: Chak,  Cuaderno Común (México)

La lucha por mejores condiciones en el trabajo y por la emancipación de l@s trabajadores nunca se detiene. Siempre hay trabajadores que se organizan y resisten. Al inicio de este año, en Matamoros, Tamaulipas, l@s trabajadores se lanzaron a la lucha exigiendo el pago de un bono anual que se les asignaba desde hacía 15 años, a cambio de no incrementar sus salarios.

Este acuerdo ya de por si era abusivo, pero ante la perspectiva de que dicho bono debía incrementar en la misma proporción en la que incrementó el salario mínimo, la patronal decidió no pagarlo.

Frente a esto, obrer@s de siete empresas maquiladoras iniciaron en enero un paro de labores, enfrentando a sus patrones, a sus propios “líderes sindicales”, a las Juntas de Conciliación locales y a Ricardo Monreal, Senador de MORENA, quien insistía en llamar a l@s trabajadores a que detuvieran su movimiento, actuando así, no como representante sino como socio de los empresarios.

A pesar de las dificultades, la lucha se extendió llegando a alrededor de 70 empresas, incorporando a trabajadores de Coca-Cola, Coppel, entre otras. La lucha conquistó el 20% de incremento salarial y el pago del bono anual. No obstante, el movimiento ahora enfrenta el contraataque de la patronal que ha despedido a miles de trabajadores y ha anunciado que continuará con los despidos.

Así que la moneda está en el aire y el resultado dependerá de la capacidad de resistencia y solidaridad que l@s trabajadores de todo el país logremos construir.

Sin importar el resultado posterior, este movimiento ya ha brindado algunas lecciones de suma importancia: recordarnos que sólo organizad@s y unid@s l@s trabajadores podremos lograr mejores condiciones de vida; que ante la voracidad de l@s patrones, la complicidad de los líderes sindicales y del gobierno, surgen nuevas dirigencias con suficiente dignidad y determinación como para levantar un movimiento de resistencia que hacía décadas no se vivía en este país.

¡Viva la lucha de l@s trabajadores!

Y como dicen nuestr@s herman@s zapatistas: ¡Para tod@s, todo!

Mujeres Sindicalistas I: ¡Pan y Rosas!

Por: Joe Grim Feinberg

Traducido por: Grace ML

Parece que nadie sabe exactamente cuando, pero años antes de 1911 una canción y una idea llamada “Pan y Rosas” comenzó a difundirse por el movimiento obrero internacional. Era, aparentemente, justo en tiempo. Cuando James Oppenheim publicó su poema “Pan y Rosas”, en diciembre de 1911, en “The American Magazine”, atribuyó su inspiración a “una consigna de las mujeres del este”, y de verdad, en aquellos años parecía circular entre las activistas norteamericanas del medio oeste de “The Women’s Trade Union League”. Sin embargo, este honorable origen fue rápidamente eclipsado por otros acontecimientos históricos.

As we come marching, marching in the beauty of the day,
A million darkened kitchens, a thousand mill lofts gray,
Are touched with all the radiance that a sudden sun discloses,
For the people hear us singing: “Bread and roses! Bread and roses!”

Mientras vamos marchando, marchando a través del hermoso día
Un millón de cocinas oscuras y miles de apartamentos grises,
Son tocados por un radiante sol que asoma repentinamente ,
Para el pueblo que nos oye cantar: ¡Pan y rosas! ¡Pan y rosas!

Primero vino el Día Internacional de las Mujeres, el cual celebra su nacimiento meses antes de la aparición del poema de Oppenheim. El movimiento de las mujeres estaba naciendo, sucedió justo cuando “Pan y Rosas” se estaba afinando (generalmente atribuída a una arreglista de melodías obreras y populares llamada Caroline Kholsaat) y comenzaba a conocerse más allá de las paginas de revistas literarias.

Lo siguiente que vino fue la huelga de trabajadores de 1912 en Lawrence, Massachusetts, la cual fue conocida como “La huelga de pan y rosas”. No hay evidencias históricas de que la frase “Pan y Rosas”, cantada, hablada, o escrita, apareciera durante la huelga, la más larga y exitosa de la historia de EE.UU, pero la leyenda obrera cuenta que la mayorías de las huelguistas llevaban carteles que decían “¡Queremos pan, y rosas también!”. Al final, da igual si la canción inspiró la huelga y el movimiento o al revés. Algo ya estaba en el aire.

As we come marching, marching, we battle too for men,
For they are women’s children, and we mother them again.
Our lives shall not be sweated from birth until life closes;
Hearts starve as well as bodies; give us bread, but give us roses!

Mientras vamos marchando, marchando, luchamos también por los hombres,
Por aquellos hijos de mujeres, y los protegemos maternalmente otra vez,
Nuestras vidas no serán explotadas desde el nacimiento hasta la muerte,
Los corazones padecen hambre, al igual que los cuerpos,
¡dennos pan, pero también dennos rosas!

Es interesante como el movimiento socialista necesitaba del movimiento de mujeres para recordarle que el hombre no sólo vive de pan. Pero de una manera u otra, el correctivo se empleó para combatir la creciente unilateralidad económica de la Segunda Internacional. Si la lucha por el socialismo había tomado la apariencia de hombres musculosos que exigían llenar sus panzas –  o peor aún, de duros trabajadores esperando obedientemente al inevitable desarrollo económico – entonces era hora de apuntar que “Los corazones padecen hambre igual que los cuerpos”. O mejor aún, no es sólo que el pan no nos satisface – porque sólo comemos pedazos – sino que no hay pan a menos que este venga con aroma a rosas. La materia prima es un sin sentido sin “arte, amor y belleza”, lo único que puede redimir el haber tan materialista de nuestros antepasados.

As we come marching, marching, unnumbered women dead
Go crying through our singing their ancient cry for bread.
Small art and love and beauty their drudging spirits knew.
Yes, it is bread we fight for – but we fight for roses, too!

Mientras vamos marchando, marchando, innumerables mujeres muertas
Van gritando a través de nuestro canto su antiguo reclamo de pan.
Sus espíritus fatigados conocieron el pequeño arte y el amor y la belleza
¡Sí, es por el pan que peleamos, pero también peleamos por rosas!

Pero, ¿Qué son el arte, el amor y la belleza? ¿No son categorías burguesas construídas por la separación de la simpleza, la crueldad y la fealdad de la esfera de vida refinada de la burguesía? ¿El género de estas categorías no enmascara la realidad opresiva de las mujeres trabajadoras de la idealizada imagen de las esposas burguesas? ¿Pueden las proletarias alcanzar esas cosas tan delicadas, sin excluirse a sí mismas como proletarias?

Sí, dice la canción, “Mientras vamos marchando, marchando” – la marcha en sí misma es lo que toca las oscuras cocinas y los miles de apartamentos grises con un radiante sol que “asoma repentinamente”. El día es bonito porque (“para”) la gente nos escucha cantar: ¡Pan y Rosas! ¡Pan y Rosas!. Como vamos marchando, marchando, hacemos belleza, cambiamos el significado de belleza, echamos abajo los muros de la fábrica que mantienen la belleza alejada.

As we come marching, marching, we bring the greater days.
The rising of the women means the rising of the race.
No more the drudge and idler – ten that toil where one reposes,
But a sharing of life’s glories: Bread and roses! Bread and roses!

A medida que vamos marchando, marchando, traemos con nosotras días mejores.
El levantamiento de las mujeres significa el levantamiento de la humanidad.
Ya basta del agobio del trabajo y del holgazán: diez trabajan y uno descansa.
¡Queremos compartir las glorias de la vida: pan y rosas, pan y rosas!

* * *

Lee la segunda parte de este artículo en Mujeres Sindicalistas: La Chica Rebelde, que se publicará próximamente en SOLIDARIDAD.

Para más información:

Timothy P. Lynch, Strike Songs of the Depression, Jackson, Mississippi: University Press of Mississippi, 2001.

Shelly Romalis,  Pistol Packin’ Mama: Aunt Molly Jackson and the Politics of Folksong, Urbana, Illinois: University of Illinois Press, 1999.

Jim Zwick, “Behind the Song: ‘Bread and Roses,’” in Sing Out! Vol. 46., no. 4 (Winter 2003), pp. 92-3.