Lo que estamos cambiando

workerspowerPor: M. Jones

Traducido por: Grace ML

En nuestra organización estamos intentando ejercer presión en el trabajo. Esta presión puede ser vista y sentida de diferentes formas dependiendo de cuál sea el trabajo en cuestión. Pero lo que queremos desde nuestra organización, es el control sobre nuestras rutinas en el trabajo, este control vendrá de la fuerza que podamos ejercer a través de la acción colectiva.

Las acciones colectivas que realizamos en el trabajo, cambian las condiciones del mismo; cambia la interacción diaria con nuestros/as jefes/as y con el resto de compañeros/as, lo que resulta en una mejora de las condiciones. Creo que “las viejas guardias” de los Wobblies, llaman a esto “condicionamiento”. Esto surge de la confrontación colectiva y directa de los/as trabajadores/as con los/as jefes/as, y del respaldo de los unos a los otros. Se lleva a cabo tanto si hay contrato de por medio como si no; a menudo el contrato es un impedimento para estas acciones ya que pueden condicionar el puesto de trabajo.

Una de mis primeras experiencias en este ámbito fue en mi primer trabajo al terminar el instituto, repartiendo pedidos en UPS. Aquí, los/as trabajadores/as, aunque sólo estaban organizados de manera informal, ejercían una gran presión en el control de sus puestos de trabajo, y no tenían miedo a decir sus opiniones al jefe/a. Los/as trabajadores/as se congregaban alrededor de dos líderes fuertes. Estos/as líderes, fueron los/as primeros/as en extendernos la mano a mi y a otro trabajador con el que fui contratado, éstos/as eran los primeros en ayudar cuando había algún problema entre trabajadores/as, y éstos/as eran los primeros (pero no los únicos) que, cuando había algún problema, se lo trasladaban al jefe/a. Estas confrontaciones siempre se daban en las reuniones de trabajo, los líderes alzaban bastante la voz y confrontaban. Aquí, fue la primera vez que vi nuestro poder como trabajadores/as y lo que significaba estar organizados/as. El resultado de todo esto fue que trabajábamos al ritmo que queríamos, con quien queríamos y nos respaldábamos entre todos/as. Con el tiempo, esta experiencia terminaría en una amenaza de huelga para defender a un/a compañero/a que estaba en peligro de ser despedido/a.

Cuando me cambié de trabajo, en este caso en una planta de producción, encontré una situación completamente diferente. Los/as trabajadores/as no condicionaban el puesto de trabajo de la misma manera. No se respaldaban unos/as a otros/as. Sobretodo, el liderazgo que había en UPS no existía aquí. Este liderazgo estaba depositado en un “coordinador de equipo”, quien a menudo era un buen líder y un hombre corporativista. Esto, por supuesto, llevaba a los/as trabajadores/as a seguir a este hombre, cayendo uno/a detrás de otro/a y sin apoyarse mutuamente. En esta situación nuestras condiciones de trabajo eran muy diferentes. Estábamos a merced de la compañía. No estábamos organizados/as y por este motivo no teníamos el control de nuestras rutinas de trabajo.

En mi actual trabajo, estamos en la fase inicial de un largo proceso de organización. Una de las primeras tareas ha sido familiarizar a mis compañeros/as con la acción directa y el apoyo mutuo. La mayoría de ellos son “colegas aceptables” que desean ayudarse entre ellos pero sin experiencia en colectivos organizados. La mayoría quiere confrontar los problemas de manera individual, pensando que así el/la jefe/a les escuchará mejor. Aunque, a pequeña escala, ya puedo ver algunos cambios en cuanto al deseo de ser críticos/as sobre el manejo de las situaciones desde el respaldo y el apoyo mutuo. Estos son pequeños cambios que pueden llevar a otros más grandes. El condicionamiento del puesto de trabajo, he aprendido que está basado en las pequeñas confrontaciones del día a día. Cuando el/as jefe/a llega preparado para decirnos las decisiones que él o ella han tomado y no se les confronta como un grupo, ellos/as establecen las condiciones para ese día. Si los/as trabajadores/as les confrontamos, nos respaldamos unos/as a otros/as y alzamos las demandas que queremos, somos nosotros/as quienes establecemos las condiciones para ese día. Nos estamos marcando un punto con nuestra acción. El/la jefe/a aprende su rol y los/as trabajadores/as somos conscientes de la fuerza que tenemos.

~

logo del IWW

Anuncios

La Acción directa sindicalista del IWW en 5 fáciles pasos

Por: Pasionaria, Bristol IWW, Reino Unido

Traducido por: Grace MLLumberg el patron de Office Space

 

1. Tienes problemas en tu lugar de trabajo. Puede que no te estén pagando correctamente, que no recibas el pago correcto por la baja por enfermedad o vacaciones, pero no estás seguro/a de qué hacer porque no tienes un documento escrito, o lo tienes pero no lo entiendes y nadie se ha molestado en explicártelo.

Quieres hacer algo pero no conoces tus derechos o qué dice la ley al respecto. Puede que estés sufriendo acoso, estrés o intimidación por parte de tus compañeros/as o managers, te sientes aislado y depresivo. O, quizá, puede que tu trabajo te guste, te lleves bien con tus compañeros/as y no tengas ningún tipo de problema al respecto. Puede que seas desempleado/a, estudiante o estés jubilado/a. Puede que pienses que no tienes nada en común con personas en una situación diferente, pero nosotros/as pensamos que sí que lo tienes: pensamos que deberíais uniros todos/as al IWW. En el IWW creemos que estés trabajando o no, eres parte de una sociedad basada en el trabajo asalariado y como tal, podrías verte afectado/a en algún momento.

tarjeta rojaEn el IWW creemos que no debes unirte al sindicato sólo cuando tengas un problema par el que necesites un “experto/a” para arreglarlo; creemos que deberías unirte de todas formas porque pertenecer a un sindicato de base es la clave elemental para estar implicado/a y comprometido/a con el mundo en el que vives. Nosotros/as pensamos que todo el mundo tiene derecho a tomar las riendas de sus vidas y trabajo. Pensamos que todo el mundo tiene el derecho a aprender acerca de derechos laborales y legislación, convirtiéndose en su propio “experto/a”. Nos convertimos en “expertos/as” con un curso de formación oficial sobre casos particulares y organización, pero aprendemos de manera informal compartiendo nuestros conocimientos, habilidades y apoyándonos los/as unos/as a los/as otros/as. Nosotros/as somos fundamentales, democráticos/as y luchadores/as.

IWW limpiadores London

2. Ya eres miembro y de repente tienes problemas en el trabajo. Tu manager puede haber decidido cambiar tus condiciones laborales y pedirte que las aceptes. Puede que te des cuenta de que no estás recibiendo todo el salario acorde con las horas que estás trabajando. Puede que estés bajo mucho estrés y presión en el trabajo y que enfermes por este motivo teniendo que dejar de trabajar durante algún tiempo. ¿A quién llamas? ¡A los/as Wobblies! Quedas con una de las personas que llevan los casos particulares y le cuentas qué sucede. Finalmente tienes alguien con quien hablar y quien te escuchará, guiará y apoyará, alguien que te ayudará a entender la ley y qué hacer.

En el IWW creemos en el EMPODERAMIENTO, no en la delegación: no hacemos cosas PARA ti, hacemos cosas CONTIGO. Una vez que tienes una idea clara de las opciones que tienes, eres tú quién decide los pasos a seguir, sabiendo que el IWW te respaldará. El IWW te puede ayudar de diferentes formas, con los procedimientos estándar como reclamaciones, actuaciones disciplinarias hasta en otras situaciones más complicadas que deben pasar por el Tribunal (Employment Tribunal). Puedo que al principio todas estas palabras y expresiones no signifiquen nada para ti y que te sientas agobiado/a pero poco a poco, con la ayuda de tu representante de IWW te convertirás en tu propio experto/a. Empezarás a entender, aprender, y sentirte empoderado/a: “el conocimiento es poder”.

west-croydon-employment-tribunal-sign

3. Tu caso está en curso y estamos siguiendo los procedimientos estándar. Puede que te estemos ayudando a escribir exigencias formales a quien te contrata, acompañándote a reuniones, ayudándote a encontrar un buen abogado, representándote con quien te contrata u otras organizaciones (ACAS).

Sin embargo a veces las cosas no funcionan, quizá porque quien te contrata no responde, o porque la naturaleza de tu empleo es tal que los procedmientos estándar no son los adecuados. ¿Qué pasa entonces? Simple: usamos la acción directa. Estamos juntos/as porque juntos/as somos más fuertes y resolveremos tu caso. Puede que le pidamos a la gente que llame o escriba a tu empresa y se queje sobre el trato que recibes. Puede que pidamos a la gente que hagan “boicot” a la compañía para la que trabajas. Puede que contactemos con medios de comunicación locales y nacionales para que difunda tu caso. Puede que hagamos una protesta en tu lugar de trabajo hasta que la empresa acepte tus demandas. Esto último es lo que hemos hecho recientemente por una de nuestros miembros quien tenía su salario retenido por el café en el que trabajaba. Y sólo por si estás pensando en ello, sí, funcionó: ¡la acción directa tiene beneficios! Lee nuestro reportaje (en inglés): “Qué escándalo! Impago de salarios!”

piquete de JJ MN

4. Ahora ya todo acabó, tu empresa ha entrado en razón y tú estás en el pub celebrando con los Wobblies y tus amigos/as. Te sientes agotado/a. Te sientes emocionado/a también, con energía, inspirado/a. Te mirarás al espejo y verás que has tenido las agallas de levantarte por tus derechos sin importar lo estresante que haya sido. Has aprendido que no estás solo/a y nunca te sentirás solo/a otra vez cuando tengas hacerle frente a tu jefe/a porque el IWW siempre te respaldará. ¿Y qué es lo siguiente?. Bien, si todavía no lo has hecho, puedes realizar nuestros cursos de formación en casos y organización. Adquirirás los conocimientos y habilidades para apoyar a gente que esté en la misma situación y tendrás una imagen de qué se siente cuando tienes una disputa con tu empresa y GANAS. Para nosotros/as los Wobblies, ¡el cielo es el único límite!

5. ¿Cómo unirte? Online: https://iww.org.uk/join. Si quieres charlar antes de unirte, escribe a bristol[at]iww.org.uk

Victoria en Cafe Amore

logo del IWW

Avancemos la huelga nacional en contra de las “Reformas” Educativas!

Inició la CNTE un paro nacional el Día del MaestroCNTE Sonora en el Palacio

Escrito y fotos de las escuelas por: J. Pierce

Fotos del CNTE por: JLJ, CNTE Sonora

El Día del Maestro, el 15 de mayo 2016, se inició una huelga nacional dirigida por la organización magisterial, la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de Educación (CNTE) aquí en México.  Con marchas, protestas, y manifestaciones en todo el país, los maestros están usando el paro para levantar la voz en lucha.

20160517_073341En la zona de Hermosillo, lo que mi familia y yo hemos visto andando por  las calles, son al menos 4 escuelas con sus mantas anunciando “Trabajamos bajo protesta”.  Una escuela cerca de nuestra casa parecía sola el día lunes 16. Y también la primaria que se encuentra en frente de nuestro trabajo estuvo en huelga el martes 17, con una multitud de alumnos y padres afuera del portón, hablando, discutiendo, y mirando la bandera rojinegra y un poster que dice: “Defendemos la Educación Pública y el futuro de nuestros hijos… Exigimos: Reinstalación de maestros cesados; Abrogación de la Reforma Educativa”.

20160517_073501

Los maestros del CNTE están en lucha en contra de las Reformas Educativas que se han puesto por la administración del Presidente Enrique Peña Nieto.  Estos cambios de la ley mexicana son casi idéntico de las leyes exigidas por los capitalistas neo-liberales en otros países, nombrado, los Estados Unidos, y son parte del proyecto de privatización de educación, y otras instituciones públicas, y la represión de maestros quienes no están conformes.

Una de las exigencias del CNTE es el rechazo de las evaluaciones putativas. Estas evaluaciones, en apariencia, son para asegurar que los maestros son de calidad alta. Pero en realidad, es una herramienta para penar y disciplinar a los maestros por varios motivos.  Un motivo sencillo es simplemente aumentar la tasa de rotación, lo que disminuiría el salario y los prestaciones de una maestra con antigüedad.

20160514_183913

Muchos maestros en diferentes estados se han negado hacer evaluados, (lo que les acostado su trabajo). Aquí en Sonora no es la excepción.  En ciertas lugares han estado quemando las hojas de la evaluación frente al palacio de gobierno.  (Curiosamente, en Albuquerque, Nuevo México, EEUU, los maestros han estado haciendo la misma acción de protesta.)  Por rehusarse a someterse a esta humillación, y ponerse en protesta, el estado de Sonora, en este caso, despidió a 26 maestros en marzo por “no presentar su evaluación docente.”

El sindicato internacional, Trabajadores Industriales del Mundo (IWW), apoyamos la huelga nacional del CNTE y felicitamos a todos los maestros que están luchando por un mundo mejor.

***

Les dejo algunos fotos de la marcha del grupo de Hermosillo, Sonora por el fotógrafo JLJ.  La Asamblea Magisterial de Sonora, del CNTE, convocó una reunión en Vícam, cerca de Ciudad Obregón el domingo.  Los fotos presentes son del grupo en Hermosillo, mientras que en el sur del estado se encontraba concentrado el grupo más grande del CNTE en Sonora.

 

Asamblea Magisterial de Sonora CNTE

“En defensa de la educación y los docentes”

“Alzo mi puño como símbolo de guerra, mis libros son mis balas y mi cuartel es la escuela. Bombas de ideas lanzaré en toda la tierra, jamás le daré tregua a la ignorancia.”

Unimos al Paro Nacional CNTE

“Padres de familia conscientes nos unimos al paro nacional por una educación laica, gratuita, y de calidad con maestros preparados e instalaciones dignas”

“Exigimos: Respeto a los derechos laborales de los maestros; No al cese de maestros; Reinstalación inmediata de aquellos ya cesados”

 

Regreseme a mis maestros CNTE

“Sr. Pato, No sea inhumano. Regréseme a mis maestros: Manuel Pérez, Marcela Zazueta. No a la Reforma!

CNTE Sonora en marcha 2

“Si tocan a UNO, tocan a TODOS”

CNTE Sonora en marcha

“Alto a la represión de los trabajadores”

CNTE logo negro

Cuando organizar tu lugar de trabajo parece totalmente imposible

la luz del IWW

Por: Liberté Locke

Traducido por: Milena

Has conseguido tu tarjeta roja, asistido a varios talleres de organizador, incontables reuniones y eventos sociales de tu sindicato. Has ido a eventos donde has escuchado a organizadores contar sus historias y te has suscrito a sus blogs, páginas de Facebook y Twitter. Has leído todos los libros que has encontrado sobre la clase trabajadora. Has firmado todas las peticiones y asisitido a todos los piquetes. Todo eso y todavía sientes que la organización de tu lugar de trabajo da un paso adelante y dos hacia atrás. Tú quieres trabajar mientras llevas con orgullo la etiqueta de sindicalista. Quieres tener éxito por grandes razones: el capitalismo nos hace esclavos. Y por las pequeñas razones que te inquietan por las noches: personas que te importan creen que todo esto es absurdo. Compartir las victorias lo hace más verosímil.

Tenemos que creer que podemos hacer este trabajo. Tenemos que saberlo, tiene que ser un hecho. Todos nos sentimos aislados en este mundo: sentimos que no estamos del todo bien, que algo falla con nuestros cuerpos o mentes, o que tomamos malas decisiones. Luchamos toda la vida para aceptarnos o para ignorar en qué medida no nos aceptamos. La seguridad en uno mismo no es algo central en la cultura de los Estados Unidos. Esta sociedad depende de que sientas que no eres suficientemente bueno con tal de que te gastes hasta el último céntimo en algo que crees que puede hacerte más fuerte, más guapo, más listo o más atractivo.

Luego está la naturaleza del trabajo servil: se te coloca en un puesto de trabajo con “superiores” más jóvenes (tengo 31 años y mi supervisor tiene 19) o que tienen menos experiencia que tú. Se nos dice que esta gente, por naturaleza, valen más que nosotros, en el trabajo y en el mundo en general. Tenemos que cumplir órdenes sin cuestionarlas, a menudo hasta el extremo de herirnos o morir. Se te ha dicho que vales poco pero en realidad por dentro tú estás convencido que vales algo. Tienes contribuciones que hacer al mundo a través de tu comunidad, tu familia y tu(s) trabajo(s). Puedes actuar en contra del capitalismo. Odiarnos a nosotros mismos sólo ayuda a nuestros jefes.

Para conseguir que nuestros compañeros de trabajo luchen juntos, primero tenemos que creer que podemos. A la mayoría de tus compañeros, como tú, les han ido mermando la autoestima a lo largo de toda su vida. Diversas figuras de autoridad nos han hundido durante toda nuestra vida, sean la policía, compañeros de clase, compañeros de piso, compañeros sexuales, padres, profesores, trabajadores sociales o nuestros jefes.

Estamos rotos y se nos ha moldeado para que participemos en este sistema que nunca escogimos. Nos matamos trabajando para pagar cosas y servicios que luego usamos para mantenernos suficientemente operativos como para seguir trabajando. Los estudiantes que trabajan durante sus estudios lo hacen con tal de conseguir aquel mejor trabajo, si es que todavía existe algo que podamos nombrar “carrera”. A menudo se desalientan al darse cuenta que toda la mierda por la que pasaron en su antiguo trabajo está también en el nuevo. Para la gente que creció en la pobreza, la seguridad en uno mismo es mucho más difícil de encontrar. Crecimos viendo a nuestros padres luchar contra muchas dificultades. Nos prometimos a nosotros mismos y a ellos que encontraríamos un modo de salir de la pobreza y que los llevaríamos con nosotros. Nos sentimos culpables por no hacerlo mejor por nosotros mismos y con nuestras familias. Juramos a todo el mundo que trabajaremos duro y que eso dará resultados. Tiramos con fuerza de nuestras cadenas sólo para ver cómo el sistema nos corta las alas, y seguimos tirando.

Este ciclo puede acabarse con nosotros. Debemos creerlo. Seguimos mirando hacia arriba en busca de instrucción cuando deberíamos mirar hacia los que están a nuestro lado: nuestros vecinos, amigos y compañeros de trabajo. Sus ideas, como las nuestras, valen la pena. Si tú no te crees capacitado para organizar, tus compañeros tampoco lo creerán.

Cuando entré en el IWW Starbucks Worker’s Union (Sindicato IWW de los Trabajadores de Starbucks), para mí el listón estaba muy alto. Tenía miedo. Me sentía sola y mal preparada. Durante los dos primeros años de organización, decidía la mayoría de mis acciones preguntándome a mí misma qué podría convertirse en una historia digna de admiración. ¿Seré el ratón o el león? No me importa que esto suene arrogante. Necesitaba algo de arrogancia para contrarrestar mi baja autoestima.

Tampoco me importa porque funcionó. Me encontré temblando mientras hablaba con el jefe. Estaba diciendo cosas sabiendo que no estaba “permitido” decirlas y negándome a ser maltratada. Estas confrontaciones con los jefes me llevaron a obtener lo que quería en el trabajo. Una vez, un ayudante de camarero escuchó a un manager de distrito decir que necesitaban asegurarse que el sindicato supiera “de quién es esta casa”. El comité de la tienda empezó a declarar en el trabajo, “¿De quién es esta casa? Ésta es nuestra casa”. Hicimos referencias constantes a los jefes como “huéspedes en nuestra casa”. Nos subió muchísimo la confianza en nosotros mismos.

Entra en tu lugar de trabajo como si fueras su propietario. No puede funcionar sin ti. Es importante rezumar seguridad en ti mismo, incluso si no te sientes así. Inténtalo, aunque parezca inútil, porque si no haces este esfuerzo ya has aceptado la derrota. Y si te sientes incapaz, ¿qué esperanza puedes ofrecer a tus compañeros de trabajo? Los trabajadores se han estado organizando de diversas maneras a durante cientos de años. Muchos de ellos no han tenido nunca los recursos y el apoyo que puedes encontrar en el IWW. Si ellos pudieron y pueden hacerlo, también puedes tú.

~

– Publicado originalmente en el Industrial Worker (Enero/Febrero 2014)

logo del IWW

¿Tu camarero/a es de origen ético y justo?

logo de FRWUPor: Maff Tucker, Bristol IWW

Traducido por: GML

Desde que yo recuerdo, Bristol ha querido ser visto como el lugar donde “se hace lo correcto”. Desde los años 70′ la política del Ayuntamiento promueve el arte local y los proyectos sociales mediante la exención de tasas y el alquiler social. Los/as residentes de cada área de la ciudad han apoyado proyectos independientes y empresas locales y han dado la cara por éstos cuando han tenido algún problema. Los/as activistas pueden trazar una línea de lucha contra la opresión partiendo desde la lucha de los mineros de Kingswood y otras.

Como vivimos y pensamos, es como comemos y bebemos. De origen ético y local, orgánico, de comercio justo – Bristol fue una de las primeras ciudades en adoptar este tipo de ideas después de profundizar a través de la “ciudad real” y de las zonas turísticas que promovemos de cara al resto del mundo. Cervezas y sidras locales servidas en los pub independientes, azúcar de comercio justo con tu taza de café, pollo ecológico en el menú del restaurante. A no ser que vayamos a algún lugar barato y de grandes porciones, los/as “Bristolians” esperamos un cierto patrón cuando nos traen la comida a la mesa o se derrama la cerveza por el posavasos.

¿Pero qué pasa con el/la camarero/a que trae la comida a la mesa? ¿Qué pasa con quien sirve la cerveza? ¿Qué pasa con el/la cocinero/a que asa el pollo de granja o de origen ético? La investigación de The Cable realizada el año pasado, destaca que el personal y los sindicatos que trabajan para protergerle, ya sabían que:

El incremento de las demandas de calidad y valor por parte de los consumidores, junto a la deliberada debilidad de las leyes que protegen a los/as trabajadores/as, ha permitido a los/as jefes/as mantener las ganancias y reducir los salarios y beneficios de los/as trabajadores/as.

Con el fin de proporcionar “flexibilidad” a los patrones para alcanzar el éxito en la despiadada economía global, los gobiernos de toda índole se han saltado las leyes recortando los derechos y la protección que los/as trabajadores habían conseguido para luchar contra la explotación. En tal atmósfera, no es de extrañar que los “Malos/as Jefes/as” hayan prosperado en la industria de la restauración: acosadores/as, trepas, mezquinos/as y ladrones/as de derechos.

Un ejemplo es un popular café del centro que recibe críticas en Trip Advisor como: “El mejor café independiente de Bristol”, “Una institución en Bristol” donde “el amable personal no pudo hacer suficiente por nosotros/as”. Genial para los/as clientes pero para “el amable personal” la experiencia es diferente.

Días de prueba sin retribución que pueden durar hasta una semana. Salarios retenidos como “depósitos” que no se devuelven. Acoso constante por parte de los/as jefes/as para proveer un servicio de “5 estrellas” con salarios de “1 estrella” con personas inmigrantes pagadas por debajo del Salario Mínimo (esto ha sido reportado al organismo pertinente en el Reino Unido, HMRC – consulta su website para más detalles). Horas extras obligadas no pagadas y la constante amenaza de ser despedido si a tu jefe/a no le gusta tu cara.

Pero, ¿qué podemos hacer?

¿Qué pueden hacer los/as trabajadores/as de la restauración cuando se encuentran con condiciones como las anteriores? El IWW es un sindicato de base para los/as trabajadores/as. En palabras del legendario IWW Joe Hill, quien este mes hizo 100 años que murió: “¡No se lamenten, organícense!”. El IWW ha lanzado una campaña nacional para que los/as trabajadores de la industria se inscriban y así después poder formarles para luchar contra jefes/as acosadores/as. Mira nuestra web para más detalles.

¿Qué pueden hacer los/as clientes de los restaurantes, pubs y cafés para ayudar? Los/as “Bristolians” pueden hacer lo mismo que han hecho por décadas: Hacer lo correcto. Interésate. Busca cuánto cobra el personal del bar o café que frecuentas: ¿salario digno o salario mínimo? (Si estás pagando más de £1.5 por un café o té, ¿crees que el salario mínimo está bien?). Ve más allá del buen servicio y la sonrisa: ¿El personal tiene los descansos apropiados, el jefe juega limpio? Añade el resultado de tus investigaciones a Trip Advisor, cuéntaselo a tus amigos/as, corre la voz.

Los cambios tienen que sucederse a nivel local, en Bristol, por los/as “Bristolians” corrientes haciendo campaña por el cambio. Así es como las mejoras éticas y justas se han dado en el pasado.

Un día, el IWW quiere ver el mundo más allá del trabajo, donde la gente pueda elegir qué es lo que quiere hacer con su tiempo, por encima de ser forzada a realizar tareas menores insignificantes por dinero. ¡Es un largo camino! Se necesita un cambio a nivel nacional que restaure los derechos y proteja a los trabajadores de los/as jefes/as.

Hasta entonces, estamos empujando a Bristol para que se convierta en una ciudad “justa para trabajar” – con mejores condiciones para todos/as, empezando por el ámbito de la restauración, y queremos traerte hacia nosotros/as.

~

Este artículo fue publicado originalmente en The Bristol Cable el 8 de noviembre 2015.

logo del IWW

 

La CNT por la refundación de la AIT

Hoy presentamos un resumen de los acuerdos del congreso de la CNT espanola. Lo publicamos en este espacio para difundir la perspectiva de su organización. Todas las posiciones y propuestas del texto son de la CNT. 

Acuerdos del XI Congreso de CNT sobre internacionalismo

Por: CNT (España)En Defensa de la AIT

La Confederación Nacional del Trabajo (CNT) quiere dar a conocer los acuerdos que tomó en su Congreso de diciembre de 2015 relativos a la actual Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT). Creemos que es necesario explicar nuestra postura sobre la deriva de nuestra internacional, para que la situación a la que se ha llegado en su interior sea públicamente conocida y para que pueda iniciarse con prontitud y garantías de éxito el proceso de su refundación.

En CNT consideramos que la solidaridad internacional es imprescindible en este momento histórico de organización global del capitalismo. Como era de esperar, la crisis económica ha servido de excusa para pisar el acelerador al proceso de destrucción de nuestras conquistas como clase obrera. Si bien este fenómeno no es nuevo, sí que se ha vuelto más rápido e intenso en los últimos años. Entendemos que esta ofensiva del capitalismo requiere una intervención globalizada de defensa de nuestros intereses, una extensión mundial de la lucha de clases bajo los parámetros del anarcosindicalismo y del sindicalismo revolucionario. Pero también creemos que este esfuerzo global tiene que asentarse sobre el trabajo local, de organización y lucha, llevado a cabo por organizaciones con implantación y presencia en su territorio. La solidaridad internacional surge entonces como extensión de este trabajo. Lo contrario es poner la carreta delante de los bueyes.

Lamentablemente en la AIT actual encontramos secciones con muy escasa dedicación al trabajo sindical en su territorio y que hacen, en cambio, enormes esfuerzos para fiscalizar la actuación de otras secciones que sí hacen de este campo su prioridad, sean más grandes o más pequeñas, da igual. Consecuentemente, desde hace varios años, la AIT es inoperante como vehículo de implantación del anarcosindicalismo y el sindicalismo revolucionario a nivel internacional.

Insistimos, para que quede claro, no se trata en ningún caso de secciones grandes o pequeñas. Todas somos infinitamente menores de lo que querríamos o deberíamos ser. Pero hay una enorme diferencia entre las secciones volcadas en intentar conseguir una mayor presencia o relevancia en su territorio, que ensayan estrategias, desarrollan conflictos y tienen una incidencia, por pequeña que sea, en su entorno inmediato, y las que llevan años sin realizar actividad sindical alguna, pero vigilan inquisitorialmente las actividades de las demás, no sea que en su afán de construir una alternativa anarcosindicalista viable cometan algún pecado contra la pureza de la AIT.

Hacía tiempo que, debido a estas contradicciones, se venía fraguando una importante crisis interna, que estalló con la expulsión de la sección alemana, la FAU. Esta decisión, tomada unilateralmente por el actual secretariado sobre motivos totalmente injustificables, fue ratificada posteriormente en un Congreso extraordinario en Oporto en 2014. Aquí se hizo evidente la connivencia de una serie de secciones que, pese a su escasísima implantación en el territorio y su nula orientación hacia el trabajo sindical, pudieron imponer su criterio al resto de la internacional, debido a la peculiar estructura de la toma de decisiones dentro de la AIT. Todos los intentos de desbloquear esta situación, a partir de ese momento, han resultado infructuosos, debido a la nula disposición al diálogo del actual secretariado (faltando de este modo a los más elementales deberes del cargo) y a la complicidad de una serie de secciones que sólo existen en Internet.

Es evidente entonces que esta AIT va a ser incapaz de ir más allá de la solidaridad más elemental en algunos conflictos sindicales, en casos puntuales. Por muy valiosa que ésta pueda ser y lo mucho que la podamos apreciar, lo cierto es que se organiza siempre, como no podía ser de otra manera, en el nivel local, lo que hace redundante la actual estructura de la AIT. En este momento, ésta queda muy lejos de los objetivos a los que deberíamos aspirar para una coordinación internacional. El contraste entre la realidad de la AIT, y la infraestructura y burocracia que la misma implica, ha reforzado los aspectos más excluyentes, la conflictividad interna y el control ideológico al que nos referíamos antes. Como resultado de ambos factores, se ha llegado al punto en que la situación interna impide todo intento de cambiar esta deriva, lo que hace que sea urgente replantearse el funcionamiento y el proyecto de trabajo de la AIT.

Para materializar estas cuestiones la CNT propone impulsar un proceso hacia la refundación de una internacional del anarcosindicalismo y el sindicalismo revolucionario. Para ello se prepararán una serie de conferencias y contactos con aquellas secciones de la AIT interesadas en un proceso de refundación de la Internacional, en base a las propuestas que a continuación indicaremos, y con otras organizaciones que, sin ser ahora mismo integrantes de la AIT, estén interesadas en participar en el proceso de construcción de un referente del sindicalismo revolucionario a nivel mundial. Estas conferencias y contactos tendrán por objeto abordar la celebración de un congreso de refundación de una internacional del sindicalismo revolucionario.

Para la celebración de estas conferencias la CNT realiza las siguientes propuestas como base organizativa de la nueva AIT:

Composición

Las Secciones serán aquellos grupos que tengan como mínimo 100 personas afiliadas y soliciten ser considerados como tal en un Congreso de la AIT.

Las Iniciativas Anarcosindicalistas serán los grupos que, queriendo ser secciones de la AIT, no tengan el número suficiente de afiliación. Estos grupos contarán con voz pero no voto. Podrán pasar a ser secciones cuando acrediten que cumplen el mínimo de afiliación y comiencen a cotizar a la Internacional. Este paso no requerirá de un acuerdo de Congreso, sino que será informado en cualquier comicio orgánico de la AIT.

“Amigos de la AIT” serán aquellos grupos que, al margen de su número de integrantes, pidan su condición de “Amigos de la AIT”. Su estatus será el mismo que el actual y para pasar a ser Secciones o Iniciativas Anarcosindicalistas tendrán que presentar la consiguiente petición a un Congreso.

Cotización

La cuota que deberán pagar las Secciones integrantes de la AIT será de un importe no mayor de 0,10€ por persona afiliada y mes.

Sistema de votación

Tabla de voto ponderado según afiliación

De 100 a 500 1 voto

De 501 a 1.000 2 votos

De 1.001 a 5.000 3 votos

De 5.001 a 10.000 4 votos

Por encima de 10.000 5 votos

Legalización

Se hace necesaria la legalización de la Internacional para defender a ésta del uso indebido de sus siglas por parte de otros sindicatos no adscritos que sólo busquen el prestigio de las mismas sin practicar el anarcosindicalismo o el sindicalismo revolucionario. Las cuentas de la organización deben dejar de estar a nombre de personas particulares y deben pasar a estar a nombre de la propia AIT, evitando tener que confiar a ciegas en la integridad moral de cada Secretaría que gestiona estos fondos.

Autonomía, apertura y dinamización

Creemos urgente revertir la dinámica excluyente de la AIT y la política de control interno de las relaciones de las secciones, y trabajar hacia una política mucho más abierta y flexible. Basándonos siempre en la acción directa como método de lucha, pero con capacidad de desarrollar un amplio abanico de contactos internacionales con trabajadores y trabajadoras organizadas en distintos sectores y conflictos, lo que sólo puede redundar en el fortalecimiento de la capacidad de trabajo internacional del anarcosindicalismo y el sindicalismo revolucionario.

Es imprescindible contar a nivel internacional con la capacidad de realizar campañas abiertas, donde puedan participar una pluralidad de organizaciones e iniciativas de trabajadores y trabajadoras en campañas concretas. Además de otras más propias de una organización internacional con mayor nivel de cohesión; esto solo puede repercutir en el fortalecimiento de la AIT.

Las secciones tienen autonomía para tener relaciones puntuales en el transcurso de sus conflictos.

En el trabajo internacional habrá que usar siempre el nombre de la sección junto al acrónimo de la internacional (AIT). De esta forma se podrá limitar el uso interesado del nombre de cualquier sección para promoción de entes externos. Cualquier tipo de contacto será realizado con la mayor lealtad y transparencia posibles.

Formación sindical

Se hace imprescindible el trabajar profundamente en planes de formación sindical y materiales concretos que se puedan hacer, dentro de la inconcreción que supone la diversidad de legislaciones laborales y realidades socio-laborales que hay en el mundo.

Formación e intercambio de experiencias

La CNT promoverá la realización de conferencias de militantes sobre acción sindical en la AIT proponiéndolo en el comicio que se considere oportuno. Estas conferencias de militantes serán bianuales en base a propuestas de debate tramitadas por las secciones y estarán encaminadas a debatir sobre las diferentes experiencias de acción sindical en los centros de trabajo. A ellas se invitará a los integrantes de la AIT y a cualquier otro grupo que se considere oportuno invitar. Al margen de esto y haciendo uso de su autonomía, la CNT promoverá este tipo de conferencias de forma abierta si lo considera oportuno.

La CNT promoverá dentro de la AIT la realización de jornadas de acción abiertas en base a experiencias anteriores, con el fin de que ésta y sus secciones sean el motor de la respuesta obrera y social contra el capitalismo.

Proyecto de expansión internacional

Aparte de mantener las actuales estrategias de contacto con organizaciones ya constituidas y con realidad sindical y social que tengan interés en pertenecer a la Internacional, utilizar las actuales secciones sindicales de la CNT que tengan más peso y cuyas empresas tengan presencia en el extranjero, del mismo modo que otras secciones de otros países pueden hacer lo mismo en la medida en que vayan teniendo implantación sindical.

Se trataría de que el Delegado o Delegada de la Sección Sindical, la Secretaría de Acción Sindical, la de Jurídica y la de Exteriores del SPCC se coordinen para entablar contactos con los trabajadores y las trabajadoras de otros países e ir incentivando procesos de organización y lucha que partan de casos y objetivos concretos, y que puedan con el tiempo superar el ámbito de la empresa y consolidar organizaciones amplias que desarrollen el anarcosindicalismo y sindicalismo revolucionario en todas sus vertientes.

Simplificación de procesos internos

Se hace necesario simplificar los procesos internos, hacerlos claros e inequívocos. Desde CNT se trabajará mediante diferentes propuestas concretas para clarificar funciones y metodologías en la AIT.

Desde la CNT se iniciarán de inmediato los contactos para la celebración de la conferencia que hemos señalado, cuyo objetivo será la preparación de la celebración de un congreso de refundación de la AIT. Durante este proceso de refundación, y hasta que esta se haga efectiva, la CNT detendrá sus cotizaciones a la actual AIT.

En conclusión, todas las actuales secciones de la AIT que quieran participar en este proyecto de refundación están invitadas a ser parte de él. Los grupos y organizaciones anarcosindicalistas y sindicalistas revolucionarios que deseen sumarse a la construcción de una alternativa que contribuya, desde la solidaridad internacional, al crecimiento y la implantación de iniciativas locales fuertes y volcadas en el trabajo real y práctico, que hagan frente en su territorio a la más reciente ofensiva del capitalismo, son bienvenidas. Este proceso de refundación que ahora se inicia es abierto y transparente. Informaremos puntualmente de los pasos que se vayan dando y esperamos que se sumen organizaciones de todas las partes del mundo con las que compartimos el espíritu libertario y de clase del anarcosindicalismo y el sindicalismo revolucionario.

¡Viva la AIT! ¡Viva el anarcosindicalismo!

¡Viva la lucha de la clase obrera mundial!

El artículo original: http://cnt.es/noticias/la-cnt-por-la-refundaci%C3%B3n-de-la-ait-acuerdos-del-xi-congreso-de-cnt-sobre-internacionalismo

CNT simbolo

La verdad acerca de la compañía de café del millón de dólares

806190514de9d4d1559375cabd01c408Por: Lyssa

Traducido por: Grace ML

Echo la vista atrás, pienso en el último día que trabajé en Starbucks en la 80 con York, y recuerdo el día tan bonito que hacía fuera, fue un agradable paréntesis en el duro invierno que tuvimos el año pasado.

Desde que llegué al café, pude sentir que algo no iba bien. Sin embargo continué con mi turno de 2:15 a cierre, con uno de los nuevos supervisores, me metí en el papel de “feliz camarera” que se me requería y me puse a trabajar.

Quince minutos más tarde, Margaret, mi supervisora, apareció (15 minutos más tarde y sin el uniforme) acompañada de su hermana (otra compañera de Starbucks), me miraba con cara de absoluta confusión. Ella me dijo, “Lyssa ¿cierras hoy?”. Le miré aún con más cara de confusión y le contesté. “Sí, hoy cierro, ¿por qué?”, a lo que ella respondió, “Entonces ¿por qué Jennifer me hizo traer a mi hermana para el cierre?”. Ante su respuesta, yo simplemente sacudí la cabeza, encogí los hombros y pensé para mi; “así que de esta forma va a acabar todo”.

Unos minutos después, otra supervisora que estaba en mi turno me apartó a un lado y me dijo; “Jennifer me ha pedido que escriba una declaración sobre el incidente del sábado pasado, incluso cuando yo no estaba aquí ese día, pero le he dicho que no lo iba a escribir porque no había visto nada. Después de decirle que no lo escribiría, en su lugar me ha pedido que escriba una declaración diciendo lo mala compañera que eres y que tuviste una actitud insubordinada conmigo. Le pregunté si lo decía enserio y su respuesta fue “Sí”. Yo le dije que no me sentía agusto escribiendo una declaración como esa cuando nosotros trabajamos bien juntos y cuando nunca había tenido ningún problema contigo. También le dije que te considero fundamental aquí y que no es justo el trato que te da”.

Todo lo que le pude decir a Julian fue “gracias”. Casi rompo a llorar cuando supe que estaba de mi lado, sobretodo porque sabía que estaba luchando una batalla perdida. Le dije que no pasaba nada, que sabía que Jennifer me quería fuera de su tienda porque no me puede controlar, porque soy fuerte y no me dejo pisar, y no tengo miedo de decir mi opinión o lo que me preocupa. Lo único que me duele es que Jennifer tendrá la satisfacción de despedirme por una situación que no pude controlar y que gestioné lo mejor que pude.

Cerca de las 2:35, Jennifer y Katrina (la manager de zona), me dijeron que querían verme en la trastienda; no es que no supiera lo que iba a ocurrir. Lo sabía desde el momento en el que entré en el café en aquel bonito día de Marzo, desde el momento en el que vi entrar a mi supervisora Margaret y su hermana, desde el momento en el que Julian me llevó a un lado y me habló sobre el oscuro plan de Jennifer, y desde el momento en el que miré la puerta principal y vi a Katrina llegar al café. Habían encontrado la forma de darme la patada y yo no tenía control sobre lo que estaba a punto de pasar. Me tomé mi tiempo y acabé lo que estaba haciendo antes de abrirme paso a la trastienda y sentarme entre las dos. Jennifer rompió el silencio diciendo, “Basado en la investigación (que llevó 3 días) y en las declaraciones de compañeros/as y clientes/as que hemos recibido (informes falsos, una declaración era de ella misma), vamos a tener que ‘separarnos’”. Pensé para mi ‘¿separarnos?’, es una palabra un tanto extraña para usar aquí, no sabía que estábamos saliendo juntas. Ella continuó diciendo, “Aunque puede que no hayas hecho nada mal, fallaste en cuanto a la protección de clientes/as, compañeros/as y la tuya propia, no diciendo nada a tu supervisor (quien presenció la situación y no hizo nada por prevenirla) para prevenir que la situación fuera a más”. Yo dije, “¿Así que estoy siendo despedida por manejar lo mejor que sé una situación, incluso cuando mi supervisor estaba delante y no hizo nada para ayudar a pararla?” Se frotó los ojos y me pidió que firmara los papeles de ‘separación’, a lo que yo me negué. Entonces, separó una hoja de carbonilla donde la escritura era muy débil y no pude ni leer la razón por la que me había ‘separado’ de la compañía, me la dio y dijo; “te deseo la mejor de las suertes”.

Estaba sentada mirando a estas dos mujeres con un montón de cosas pasando por mi cabeza, cosas que sentía que debía decir, cosas que sabía que no podía decir, cosas violentas que quería hacerle a Jennifer por lo que ella me estaba haciendo a mi. Mientras estaba sentada allí, recordé el número de veces que había ido a cubrir turnos por ella, trabajando 6, 7, 8 días seguidos mientras estudiaba a tiempo completo, trabajando turnos de 13 horas, empezando antes o acabando más tarde porque ella no tenía a nadie que lo cubriera, esta era la misma mujer que ahora estaba yendo en mi contra. Le había hecho incontables favores, mirando por ella cuando nadie más lo hacía, y esto es lo que recibí a cambio. Jennifer sabía que ese trabajo era mi única forma de mantenerme, de pagar mi alquiler, de alimentarme y de pagar el transporte para ir a la escuela, pero no le importó. Fui despedida para proteger a la marca. Una marca que siente que los/as compañeros/as son reemplazables, y si un/a compañero/a no hace todo lo que dice, pueden encontrar a otra persona que lo haga.

Esto es lo que hace Starbucks, cuando se sienten amenazados, encuentran la forma de echarte, porque tú eres reemplazable y pueden encontrar cualquiera que daría lo que fuera por tu trabajo. En aquel momento acepté la realidad; así es como la compañía tiene éxito y porqué los/as camareros/as no pueden organizarse para luchar juntos/as por sus derechos. En el momento en el que se quieren juntar para organizarse han sido tan debilitados/as por la compañía que no les queda nada con lo que luchar.

Así que en lugar de hacer algo precipitado, guardé la compostura, y pensé que si me tenía que marchar, no les iba a dar el gusto de verme marchar con la cabeza baja. Les di mi gorra y mi delantal, vacié mi taquilla, recogí mi bolso, le dije adiós a mis compañeros/as y me marqué el último tanto. Caminé hasta la puerta, eché un último vistazo al café y guiñándole un ojo a Jennifer le dije; “No te preocupes, volveré”.

~

logo del IWW