Haz éste un Buen Viernes Negro, y un Buen Fin…

Viernes Negro

Por: 503McBee

Traducido por: JP & KF

walmart-2

“Aunque la mayoría de ladrones tienden a racionalizan sus actos, la situación actual provoca que mucha gente sienta que el sistema entero no sirve, que los políticos son demasiado corruptos o ineptos para repararlo, y que no hay nada mal con robar a estas empresas grandes y tiendas fresones que – como ellos piensan – son ellos mismos hacienda como ladrones,” explica Bamfield. “Hay una percepción real entre nuevos ladrones de tiendas que si tu trabajas duro, ahorras dinero, y entras al juego, estas pidiendo a una persona que te robe y te estafe.”

Joshua Bamfield, director del Centro de Investigación Comercial (Center for Retail Research) Revista Time 11 Noviembre 2011walmart

Viernes Negro esta aquí. Mejor conocido como “la orgía consumidora más grande del año”. Los minoristas de América hacen su mejor esfuerzo por atraer las masas a través de sus puertas con artículos de lanzamiento y bosques de papeles de ofertas. Habrá jaloneos y empujones, peleas verbales y físicas, y mucho, pero mucho robo.

Nosotros los de la Izquierda, consumidores alienados de la sociedad capitalista, reiremos, giraremos nuestros ojos, nos ufanaremos, recontaremos las depravaciones que los medios regurgitan, y más o menos sentiremos superioridad y arrogancia. Yo sugería que esta respuesta nos lleva más lejos de lo que deseamos, y no más cerca. Ósea, estamos equivocados sobre Viernes Negro y lo que le representa.viernes-negro

Los ricos no hacen fila en la oscuridad y frio por horas. Ellos no se meten en peleas por televisiones de 42 pulgadas, o muñecas, tostadores. No les importan las ofertas. Ellos lo más probable compartan un desdén similar por las masas de todos los Viernes Negros; ellos están “arriba,” igual como nosotros. Lo que es Viernes Negro, es una forma exagerada de intercambio de comodidades que gobierna a nuestra sociedad.   Nosotros los de la Izquierda también nos involucramos en este intercambio sobre una base casi diaria, porque es el principio que informa y define todas las relaciones sociales capitalistas. Elegimos sentarnos un día afuera, y apuntar con el dedo a los que participan como tontos.buen-fin

¿Podríamos ver la situacion de una diferente manera? No deberíamos tomar una posición en contra de aquellos que están intentando ahorrar sus recursos mínimos por medio juego del papel del “consumidor” en Viernes Negro. Deberíamos animar a la gente a ahorrar más, más de lo que pueden, a un 100% de ahorro. A caminar fuera de las tiendas con regalos para sus seres queridos sin ningún cobro, y por cierto sin el 10% de interés. Deberíamos esforzarnos a transformar este gran día de consumidores a un carnaval ritualizado de redistribución. La pregunta que podríamos hacernos esta temporada decembrina es “¿Para qué gastar un cetavo?”best-buy-please

La respuesta puede ser intrigante, si nos molestamos buscarla. Como uno puede esperar de la Izquierda, estamos poco tarde de la fiesta. La Asociación Nacional Minorista avisan sus miembros que este “relámpago de multitud” son las nuevas amenazas este año. Ellos toman algunos esfuerzos para reconocer que algunos relámpagos de multitud pueden ser cómicos; aunque muchos otros tienen un siniestro propósito. Podríamos imaginar que sus preocupaciones no son con hipsters blancos bailando para AT&T en la estación del tren. Jóvenes organizados de la clase obrera hacen uso de comodidades en descuentos dramáticos es la preocupación central. Mientras estas acciones están infantilizadas, muchas veces, como adolecentes egoístas buscando un raite gratis, es una respuesta clara que corresponde a un papel social que se ha puesto sobre la juventud de América, especialmente los de un complejo diverso. Los trabajos son difíciles de encontrar, pero tenemos que comer de todas maneras. Muchas de estas comodidades descarriadas encontraran mismos en otras manos por un precio de mercado justo, y transformarlo en dinero para la comida y la renta. Yo por cierto espero que unos pocos se encuentren así mismos envueltos y escondidos de bajo del árbol navideño para sus seres queridos; hermanos, y padres.

Feliz Navidad.

arbol-navidena

Anuncios

El proletariado en ambos lados

El Proletariado

Por: J. Pierce

No tengo porque explicárselo. Lo vive todos los días. Todos nosotros luchamos para sobrevivir, mientras los ambiciosos se revuelcan en su riqueza.

Ellos

En México el salario es bajísimo y los precios siempre suben. Los empresarios y los narco-políticos nos insultan con sus vidas frívolas; nos roban con su corrupción y explotación; nos matan con sus sicarios y su contaminación.  Ellos se mofan.  Pero al final, están jugando con un monstruo.

En Estados Unidos no es la excepción. La burguesía está avanzando cada vez más en derrocar los sindicatos, reducir las condiciones del trabajo, subir las deudas, y bajar las expectativas de la juventud.

Las Reformas capitalistas están intentando implementar las mismas herramientas anti-sindicales. Las de México son unas “copy/paste” de las ideas peores de los norteamericanos. ¡Imagínese los salarios de México después de derrocar los sindicatos y las garantías de trabajo!  ¿Cuanto más podemos aguantar?

¿Cómo es posible que los capitalistas puedan cumplir todos de sus objetivos justo en frente de nuestros ojos? Pues, es sencillo. La clase capitalista, en ambos lados, está organizado. Bien organizado. ¿Pero hay que de choques de cultura, desconfianza, idiomas diferentes, racismo? Evidentemente, la búsqueda de ganancias es más fuerte de todas las barreras de la frontera. Los capitalistas no dejan una línea imaginaria en el desierto que prevenga realizar sus sueños de gula.

Unidos

Nosotros

La única fuerza en la sociedad capitalista suficientemente amplia para parar el avance de su visión miserable es la clase obrera, el proletariado. Y la clave es la organización.

Los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación (CNTE), por su parte, están luchando en la vanguardia. Aunque los capitalistas tienen varios líderes del CNTE en la cárcel, la ola de protesta está creciendo.  También los maestros de EUA están despertando. Las huelgas del Sindicato de Maestros de Chicago (CTU) son buenas señales para el futuro. Además los Mineros del SNTMMSRM están en pie de lucha.  Hay huelgas y acciones en pueblos mineros en todas partes de México. Su orgullo y su resistencia podrían despertar al pueblo.  Afroamericanos en el movimiento Black Lives Matter (BLM) y gente de color en general están manifestando su furia en contra de la policía, racistas-derechistas, y el sistema de exclusión que debilita y divide a nuestra clase. Prisioneros de todas raíces están organizando y levantándose en contra de la esclavitud en las prisiones. Con apoyo del Comité Organizador de Trabajadores Encarcelados (IWW-IWOC), su huelga nacional está programada para el 9 de septiembre 2016.

Un aumento de organización de la clase trabajadora es una amenaza a la clase empleadora. Para cumplir sus planes de libre comercio (o sea control corporativo global) los esclavos de cada país deben de ser aislados.  Lo que realmente nos falta es organización de nuestra clase a través de la frontera, como si no hubiera una línea divisora.  Una Organización tan fuerte que podamos derrocar el muro y todas las barreras que previenen la libertad y seguridad de la clase obrera.

Los Trabajadores Industriales del Mundo (IWW) llaman a organizarse con sus compañeros del trabajo y unirse con nosotros para un mundo mejor.

IWW

Acerca de los Trabajadores Industriales del Mundo (IWW)

por: Pasionaria, Bristol IWW (Reino Unido)

¿Por qué el IWW? Samsung action - Bristol IWW

Somos un sindicato de base y democrático que ayuda a organizar a todos/as los/as trabajadores en todos los lugares de trabajo. El IWW se diferencia de los sindicatos tradicionales en que creemos que la clase trabajadora más voz cuando está organizada por sus diferentes industrias. Por ejemplo, maestros/as, trabajadores de limpieza y secretarios/as que trabajan en la misma escuela deberían todos ser clasificados como trabajadores de la educación y formar parte del mismo sindicato. Además, los sindicatos de una industria son mucho más fuertes si se encuentran en la misma organización que el resto de los sindicatos industriales. Nuestro objetivo es una reorganización de la sociedad que beneficie a toda la comunidad y no sólo a los accionistas y a las empresas.

No somos:

Un sindicato lleno de burocracia asfixiante o vinculado a partidos o grupos políticos.

Un sindicato liderado por peces gordos podridos de dinero que concluyen acuerdos con la clase dirigente a tus espaldas.

Un sindicato que vende servicios, seguros de vida o tarjetas de crédito.

Somos:

Un sindicato liderado por nuestros/as miembro/as: todos tomamos todas las decisiones y tenemos derecho a una opinión propia.

Un sindicato a favor de unir a la clase trabajadora de todos los comercios, industrias y países.

Un sindicato capaz de ofrecer ayuda práctica a nuestros/as miembros/as en sus lugares de trabajo.

Un sindicato flexible que no excluye a nadie aunque cambie de trabajo o contrato.

¿Para quién es el IWW?

En IWW es un sindicato para todos/as los/as trabajadores que no tengan el poder de contratar o despedir a otros/as trabajadores. Esto también incluye trabajadores que se hayan jubilado, que tengan contratos a tiempo parcial o temporales o que trabajen desde sus casas, estudiantes y desempleados/as. También son bienvenidos/as miembros/as de otros sindicatos.

Una introducción al IWW

Fundado en 1905, el IWW es abierto a todos/as los/as trabajadores. No hay que dejarse confundir por la palabra “industrial” en nuestro nombre: nuestros integrantes son profesores, trabajadores de limpieza, trabajadores sociales, vendedores, albañiles, camareros/as o programadores informáticos/as. También te puedes unir al sindicato si aún no tienes empleo. Sólo los jefes pueden afiliarse.

El IWW está dirigido por trabajadores, no por jefes ni burócratas sindicales. No está controlado por ni afiliado a ningún partido o movimiento político. Tampoco damos dinero a ningún político. Las cuotas de afiliación se utilizan exclusivamente para mantener la unión y organizar en diferentes lugares de trabajo. Por eso son muy bajas.

¿Por qué unirse al IWW? Pay Bonny - Bristol IWW

No se necesita mucho tiempo para darse cuenta de que trabajadores y empleadores no tienen los mismos intereses. La clase trabajadora quiere menos horas, salarios más altos y mejores beneficios. Queremos que nuestro trabajo sea menos aburrido, menos peligroso y menos destructivo para el medio ambiente. Queremos tener control sobre la forma en que producimos bienes y cómo prestamos servicios. Queremos un trabajo significativo que contribuya a nuestras comunidades y al mundo. La clase dirigente, en cambio, quiere que trabajemos más horas, más duramente, más rápido y más barato; quieren menos regulaciones ambientales y de seguridad y exigen un control absoluto sobre todas las decisiones, los horarios de trabajo, las palabras y las acciones en el lugar de trabajo.

Los beneficios prácticos de un sindicato

Unirse a un sindicato es la forma más fácil de defendernos en nuestros lugares de trabajo y comunidades. También es la manera más efectiva de mejorar nuestras condiciones laborales. Esa es la causa por la que los empresarios luchan tanto y destinan tanto dinero para mantener a los sindicatos fuera de sus lugares de trabajo.

Los/as trabajadores que hacen parte de un sindicato suelen tener un salario mejor, más seguridad en el empleo, mayores beneficios y más flexibilidad para programar sus turnos. Tener salarios más altos significa poder trabajar menos y tener más horas para disfrutar de las cosas buenas de la vida. Además, los lugares de trabajo sindicalizados son más seguros y producen menos casos de acoso, discriminación y favoritismo. Esto se debe a que un sindicato otorga a los/as trabajadores el poder de tomar todas las decisiones acerca del trabajo. Cuanto menos decisiones dejemos en manos de la patronal, mejores serán nuestras vidas, nuestras familias y nuestras comunidades. Los sindicatos también ofrecen asistencia externa, es decir, ayuda en cualquier tipo de problema laboral, pero también fuera del trabajo.

¿Por qué un gran sindicato único? Samsung picket - Bristol IWW

Aunque tu trabajo no sea malísimo, o es “bastante bueno” (por el momento), en el IWW creemos que deberías afiliarte al sindicato de todos modos. Tenemos que empezar a sacar la cara por nosotros/as mismos/as y nuestros/a compañeros/as en las diferentes industrias y lugares de trabajo. Pregunta en tu próximo turno cuántos compañeros de trabajo tienen dos o tres trabajos, o a cuántos les queda un día de pago antes de perder su casa.

Tenemos el deber de mejorar las condiciones laborales a largo plazo también: no sólo en términos de victorias inmediatas, sino como parte de un proyecto más grande de construcción de una economía radicalmente nueva dirigida por los/as trabajadores en beneficio de toda la comunidad. La única manera de hacerlo es organizarnos. Cuando nos unimos en torno a nuestras experiencias e intereses comunes, podemos mejorar visiblemente nuestros puestos de trabajo. Nuestra tarea, no la de los jefes, es la que hace posible nuestros puestos de trabajo. Son nuestros conocimientos y nuestras experiencias que mantienen sus negocios a flote. Podemos usar ese poder para mejorar nuestra vida laboral.

¡Sí, me quiero afiliar!red_card

Como miembro del IWW, recibirás:

1. Ánimo, asistencia mútua y apoyo.

2. Asesoramiento de expertos y ayuda con procedimientos como audiencias disciplinarias o quejas.

3. Ayuda y orientación sobre la organización en tu lugar de trabajo.

4. Una organización internacional dedicada a trabajar para construir el poder de la clase trabajadora en nuestro trabajos y comunidades.

5. Algunas cosas prácticas que proveeremos:

Tu tarjeta de afiliación de la Unión, tu insignia del IWW, copias digitales en PDF del “Industrial Worker”, nuestro periódico internacional, boletines internos, una suscripción a la lista interna de correo electrónico, el folleto “El gran sindicato”, la Constitución Internacional, el Libro de Reglas y el Manual de Políticas y Prácticas de la Administración Regional.

Formulario de solicitud

Para subscribirte, rellena el siguiente formulario on line: http://www.iww.org/membership/2/form

Para más información, mándanos un correo a –  bristol@iww.org.uk

 

logo del IWW

 

Nadie dijo que esto sería fácil

workerspowerPor: Norma Raymond
Trabajo en una empresa grande y estúpida que tiene básicamente un monopolio en su industria. Escaparse es poco probable por eso yo he desarrollado muchos mecanismos de supervivencia. Espero que estos métodos no sean evidencia verdadera de rastros de síndrome de Estocolm. Justificar este empleo es difícil así que hago lo que puedo para sabotear mientras intento formar un sindicato.
Todos los días animo a los compañeros para que bajen la producción. Los urjo que falten cuando están enfermos. Los suplico que hablen cuando hay algún problema. Me ofrezco para acompañarlos si eso les haría más cómodos. Pensamos ideas juntos sobre qué podría mejorar nuestro trabajo y hacer que sea más gratificante. Les señalo los problemas laborales y aliento un diálogo abierto. Estas no son acciones extraordinarias. Suceden naturalmente, todos los días como respuesta a los patrones empresarios.
Se le dice a un trabajador enfermo que “Bueno, no nos conviene que te vayas a casa temprano,” (como si nosotros pudiéramos agendar nuestras enfermedades) o “No te ganaste suficientes horas pagadas para faltar por enfermedad.” Se le dice a una trabajadora que pasa por acoso sexual  que “Bueno, a nosotros nos gustaría tener un ambiente laboral donde se puede bromear y pasarlo bien,” o “Los hombres son así no más”. Tener esperanza es difícil cuando algunos que sufren ese acoso se niegan a hablar. Es frustrante cuando ellos que tienen que escuchar estas cosas ridículas acaban hartos y se renuncian. Los jefes les dicen “tranquilo” o “relájate” como si ellos fueran los culpables. El patrón no te va a proteger, por eso tienes que aprender como protegerte a ti mismo. El patrón es innecesario, pero va a implicar que tú eres reemplazable. Por eso tenemos que luchar, sindicalizarnos y conocer nuestros derechos.

Me dijeron en el entrenamiento de organizadores 101 del IWW que cuando uno intenta formar un sindicato siempre habrá personas que nos decepcionan. Un/a gran amigo/a que asegura que él o ella apoya el sindicato. Una persona que está 100% a favor puede renunciar. Pero también nos dijeron que alguien imprevisto, inesperado, tiene una queja seria y un futuro afiliado del sindicato en espera. Otra persona más, después de aprender, querrá participar ansiosamente.

Intento ser un ejemplo de militancia, esperando que con ese ejemplo los demás tomen la iniciativa. Escucho a los demás y me los tomo en serio. Lucho por mis compañeros y por mi misma. Tengo la esperanza de que ellos luchen por mi también, pero que mantengan cierta precaución porque sé que capaz no lo tomen en cuenta. Pienso críticamente sobre lo que los patrones dicen y lo que de verdad quieren decir- He aprendido sus juegos y siempre elaboro nuevas estrategias.
Es una paradoja. La lucha es difícil aunque completamente natural. Es lenta, pero estimuladora. La lucha te puede hacer sentir muy solitario pero también muy empoderado. Te puede romper el corazón o hacer que se llene de orgullo. No es fácil – pero en cierto sentido lo es también! Lo único constante es que mantener la esperanza es lo más importante. No solo por ti mismo, sino por tus compañeros de trabajo, tus amigos, tu familia, y las generaciones que vienen. Tantas personas antes que tú, tantas personas que nunca conociste, lucharon por ti. Capaz que algunos digan “Las cosas antes eran muchas peores” pero no dejes que eso te ciegue, sabes que toda la actualidad se puede mejorar.
~
Traducido por FW x379108
– Apareció originalmente en “The Industrial Worker“, abril 2015.
logo del IWW

Carta de un trabajador encarcelado

alvaroAl IWW de parte de Alvaro Hernandez, compañero y preso político

<<[E]l grado de civilización de una sociedad se mide por el trato a sus presos.>>

– Fyodor Dostoyevski
Novelista Ruso, 1821-81
Recuerdos de la casa de los muertos,
Crimen y castigo

MARTES, 13 DE OCTUBRE, 2015
ALLRED “CASA DE LOS MUERTOS”
PRISIÓN PLANTACIÓN ESCLAVISTA

Estimados Cristóbal y el Colectivo IWW,

EN EL ESPÍRITU VERDADERO DE LA SOLIDARIDAD Y LA RESISTENCIA DE LA CLASE TRABAJADORA contra el sistema socio-económico capitalista actual  de robo de salarios, respondo a tu carta bien recibida fechada 26.09.2015.

Te pido disculpas por el retraso, pero, como siempre, he estado muy ocupado en “las luchas de resistencia” generales en muchas frentes, ENTERRADO VIVO EN ESTE CALABOZO “UNIDAD DE SEGURIDAD MÁXIMA” DE TORTURA INSTITUCIONAL EN “EL SISTEMA PENITENCIARIO TEJANO” HISTÓRICAMENTE RACISTA, INHUMANO, Y REPRESIVO, un sistema que confirma las realidades del genocidio de un “complejo industrial de prisiones” que representa desproporcionadamente GENTE DE COLOR como mayoría en este ENCARCELAMIENTO MASIVO DEL NUEVO JIM CROW EN LA ÉPOCA DE DALTONISMO, para beneficios privados y empresariales, como la autora Michelle Alexander condena elocuentemente en su libro excelente por el mismo nombre (The New Press, 2011).

Gracias por escribirme.  Es bueno escuchar que mi “caso de encarcelamiento injusto político” y las crueldades duraderas en esta prisión de unidad de seguridad máxima aparecen en comunicación social, Wikipedia, y otros sitios, realizado por mis amigxs activistas, camaradas y partidarixs para prestar ATENCIÓN SOCIAL a las injusticias cometidas contra mí  como un “blanco fácil” del aparato político del estado policial diseñado para callar mi militancia social y mi disidencia, fuera y dentro de las cercas de alambre y las tumbas concretas de la prisión.

Para más información sobre mi caso, por favor visiten, www.freealvaro.net, o http://bit.ly/alvarofiles, o “The Ballad of Alvaro Luna Hernandez”.

alvaro brochureTambién pueden leer Let freedom ring: a collection of documents from Movement to Free U.S. Political Prisoners por Matt Meyer (PM Press, 2008), o, Can’t jail the spirit (Editorial Characol, 2001, amazon.com), o, Jailhouse lawyers: Prisoners defending prisoners vs. the USA por Mumia Abu Jamal (City Lights Publishing, 2010, citylights.org).

Estoy reconocido oficialmente como prisionero de guerra–preso político por muchos grupos de derechos humanos nacionales e internacionales, incluyendo el Movimiento Nacional Jericho (National Jericho Movement) que aboga por la liberación de todxs prisionerxs de guerra–presxs políticos en los Estados Unidos y que tiene muchas secciones por toda el país [EEUU].

Nos representa en los eventos de derechos humanos de las Naciones Unidas donde se argumenta que nuestros encarcelamientos como miembros de los movimientos de liberación nacional que representábamos y las “condiciones de nuestro encierro” actual de prolongada soledad quebrantan normas y leyes internacionales de derechos humanos y convenciones contra tortura.

Como conocen, estos asuntos de confinamiento solitario, encarcelamiento masivo de GENTE DE COLOR, el aumento del homicidio policial de gente de color, sin armas e inocentes, asesinados por la policía, y la MILITARIZACIÓN DE COMUNIDADES DE COLOR Y LAS FRONTERAS, incluyendo la MILITARIZACIÓN DE LAS PRISIONES Y EL AUMENTO DE FASCISMO COMO CARACTERÍSTICAS DE LA “[BRECHA] ENTRE LABOR Y CAPITAL,” que hasta los “periódicos” de las corporaciones multinacionales reconocen estas crisis. . . . (Deben conocer bien estos asuntos urgentes porque son históricos, basados en el legado colonial y el genocidio de violencia institucional contra LOS CHICANXS O LOS MEXICANXS, EN 500 AÑOS DE LA COLONIZACIÓN DE NUESTRA TIERRA NATAL INDÍGENA, DE ROBOS DE TIERRA, Y HOY SOMOS “LXS EXTRANJERXS ILEGALES”, etc.)

Entonces, la lucha sigue en varios “frentes”.  Tienes la libertad de preguntarme cualquier cosa sobre todos estos temas, incluyendo mi vida, mi historia de la vida de resistencia, mis condiciones actuales aquí en este calabozo, y las “campañas” en curso dirigido por lxs partidarixs de mi comité de defensa, quienes pueden contactar en las ubicaciones dadas en el adjunto. . . . [La/el lector/a puede escribir a Committee to Free Alvaro Luna Hernandez, PO Box 7187, Austin, Texas, 78713 o comunicarse con IWW IWOC en iwoc.noblogs.org]

alvaro_stencilSí, soy afiliado de los Trabajadores Industriales del Mundo y he escrito a compañero Hybachi Lemar (Chicago) y a otrxs representantes del IWW en Kansas City, MO.

Ahora Austin está organizando una “campaña de email” dirigida a oficiales de la prisión para retroceder un tsunami de censura y represión dirigido a mí y a mi corresponsal y buscamos el apoyo de todos grupos de libertad.

Por favor contacta ___ inmediatamente para más detalles.  Me interesa trabajar más estrechamente contigo, el IWW, nuestrxs aliadxs y nuestrxs partidarixs en todos asuntos DE APOYO MUTUO Y FOMENTO CONTRA ESTE SISTEMA CAPITALISTA DE EXPLOTACIÓN Y OPRESIÓN DE TODXS LXS TRABAJADORES EN EL MUNDO. ¡¡NUESTRAS LUCHAS SON UNA MISMA Y TIENEN QUE SER UNIDAS!!

Por favor sigue difundiendo la información sobre mi caso a todxs y pídelos que ayuden a nuestras campañas de comités de defensa en Chicago, San Anto[nio] y en todo el mundo.

Mis saludos a lxs camaradas y al compañero Hybachi y todo el colectivo IWW allí.  Por favor manténte en contacto y comunícate con ___ en Austin lo antes posible.

Gracias.

Yo también puedo leer y escribir en español, por haber nacido en Alpine, Texas, cerca de la frontera militar de Presidio Ojinaga, por el Big Bend National Park, una región con una historia de injusticias, y genocidio colonialista que sigue hoy, y que resultó en mi encarcelamiento injusto, racista y político.

Escríbeme tan pronto como puedas.

¡LIBERTAD A TODOS PRESXS POLÍTICOS DE GUERRA EN PRISIONES ESTADOUNIDENSES!

¡CONSTRUYAN EL MOVIMIENTO DE LXS TRABAJADORES INDUSTRIALES DEL MUNDO!

¡MUERTE AL SISTEMA DE ROBO SALARIAL Y EXPLOTACIÓN CAPITALISTA!

¡UNAN LAS LUCHAS COMUNITARIAS A LAS LUCHAS DE LOS PRISIONERXS!

En solidaridad,

En el espíritu de Ricardo Flores Magón,

[Firma de Alvaro Hernandez]

Alvaro Luna Hernandez, #255735

James V. Allred Unit
2101 FM 369 North
Iowa Park, TX 76369

~

– Traducido por X378240 y X363823 (Chicago, IL, y San Antonio, TX, EEUU)

Notas

1) Se preservó el estilo y los mayúsculos del texto tal como estuvieron en el original escrito en inglés.

logo del IWW

Recordamos En Noviembre: Vicky Starr

Por Staughton Lyndvickystarr

Traducido por X378240 y X363823 (Chicago, IL, EEUU)

Cuando mi esposa y yo entrevistamos a Vicky Starr, en 1969 y 1971, para una colección de historias orales llamada Rank and File, Vicky se llamaba “Stella Nowicki” porque no quería que su patrón (La Universidad de Chicago) en aquel momento supiera de sus actividades radicales en los años 1930.  Cuando la entrevistamos otra vez para una segunda colección, más de 25 años más tarde, se había jubilado y no tuvo problema con usar su nombre verdadero.

Vicky Starr era la hija de inmigrantes europexs del este. Creció en una granja en Michigan.  “No teníamos electricidad.  Teníamos baños afuera.”  A los 17 años Vicky se escapó de su casa porque “no había suficiente dinero para alimentar la familia durante la [Gran] Depresión.

El padre de Vicky era minero de carbón y compró “unos pocos libros sobre Lenin y Gorky.”  Ella recordó que cuando se ejecutaron a Sacco y Vanzetti “la gente nacida en el extranjero lloró sus muertes por una semana.”  La familia practicó lo que el padre de Vicky describió como una idea socialista, “No trabajar, no comer.”

Agnes, una mujer de Chicago, había venido a la granja por su salud.  Agnes invitó a Vicky que volviera a Chicago con ella.  Primero Vicky vivió con la familia de Agnes y a través de ellos conoció a un miembro de la Liga Juvenil Comunista1 llamado Herb March.

Vicky hacía trabajo doméstico por $4 semanales y lo odiaba.  Herb March le sugirió que consiguiera un trabajo en el distrito de la industria de carnicería.  Vicky empezó en el “cuarto de cocinar” donde las mujeres cortaban grandes trozos de carne en pedazos más pequeños para hacer guiso.  Trabajaba turnos de seis horas, ganando 37,5 centavos a la hora.

En el piso de abajo las mujeres hacían salchichas y un día los dedos de una mujer quedaron atrapados mientras metía carne por la tajadera. Se cortó los dedos.  Todos los seis pisos pararon su trabajo y se sentaron.  La compañía instaló dispositivos de seguridad.  Pero Vicky fue identificada como líder y fue despedida.

Un amigo fue llamado otra vez a ir al distrito de la industria de carnicería pero tenía otro trabajo y no quería ir.  Usando el nombre del amigo, Vicky volvió.

Líder comunista William Z. Foster y otros organizadores profesionales pasaban por Chicago y celebraban reuniones.  Se escribieron folletos.  Estudiantes de la Universidad de Chicago, que no podían ser despedidos, los repartían en la entrada antes de trabajo.  El Orden Internacional de Trabajadores2, que le ayudaba dar subsidios de enfermedad y seguros a la gente, les daba acceso a los organizadores sindicales a un gran número de simpatizantes potenciales.  Vicky se afilió a La Hermandad Católica3 y La Asociación Cristiana de Mujeres Jóvenes4.

En el trabajo, las mujeres con quienes Vicky trabajaba practicaban la solidaridad con la limitación de su producción dentro límites acordados. Pero no querían pagar cuotas sindicales. Otra vez era la salud y la seguridad que abrieron la puerta. Una de las mujeres se quedó paralizada por el aire frío intermitente, a que la línea estaba expuesta. Y se murió.  “Dentro una semana organizamos todo ese departamento.”

Con frecuencia las mujeres en verdad trabajaban más duro que los hombres y ganaban menos. Adentro de la unión, solo los hombres recibieron los trabajos de personería. “Yo era invitada a salir por hombres y me preguntaban por qué estaba en el sindicato, así que decía que yo apoyaba el socialismo.” Vicky aprendió a jugar billar y boliche y así juntaba hombres al sindicato.

En 1938, 1939, 1940 lxs trabajadores de empacadora no tuvieron derechos de negociación. Había un “fermento tremendo” recordó Vicky: “Se tenía la sensación que la gente estuviera lista a juntarse, a protegerse . . . . Algunos fueron despedidos, pero cuando lo hicieron lxs trabajadores simplemente cerraron completamente el departamento.”

Por los años 1940 el sindicato traía un camión con altavoces y miles de personas venían para reuniones en medio del distrito de la industria de carnicería al mediodía. “El liderazgo sindical negociaba dentro una planta particular sobre una queja [y si] el problema no se resolvía en un cierto tiempo el departamento entero abandonaría el trabajo.”

En 1945, con el sindicato reconocido y la guerra terminada, Vicky salió de la industria de empacar. Se casó con un linotipista del Chicago Tribune y tuvo tres hijxs. Alrededor de 1950 regresó a trabajar como secretaria en La Universidad de Chicago.

La Junta Nacional del Trabajo [JNT]5 decidió que “el grupo de negociación apropiado” era compuesto de oficinistas por todo la universidad. Había 1.800 de ellxs. Más que dieciocho edificios tenían que ser organizadas.

Después de que los otros sindicatos habían intentado y fracasado, los Teamsters lanzaron una campaña. Vicky no necesitaba al presidente del sindicato local que ganaba $200.000 al año. Pero veintiún delegadxs sindicales fueron elegidxs por voto secreto en una elección de la JNT y Vicky–que en ese momento trabajaba en el Departamento de Educación—era una de ellxs. Dieciocho de lxs nuevxs delegadxs eran mujeres.

Como en el distrito de la industria de carnicería, las quejas fueron perseguidas y ganadas antes de que los patrones reconocieron el sindicato. Y después del reconocimiento “lxs delegadxs sindicales se constituyeron en un comité de negociación.”

Vicky trabajó diez años más después que el sindicato fue reconocido. Recordó que fue al hospital universitario por razones médicos después de que se retiró. Amable como siempre, conversó con lxs secretarixs. Les dijo “Ayudamos organizar el sindicato,” y le dijeron, “Muchísimas, muchísimas gracias.”

UawVicky nos introdujo a dos amigas, Katherine Hyndman y Sylvia Woods, y las tres se hicieron protagonistas en el documental Union Maids6. Sylvia, una afroamericana, ayudó a organizar un local del UAW7 en Bendix durante la Segunda Guerra Mundial. Memorablemente, declaró en su entrevista en Rank and File: “Nunca teníamos [la deducción] de cuotas sindicales. No queríamos eso. Decíamos que si hay una empresa con un sindicato y la deducción cuota, todos se sientan y no tienen que preocuparse con organizar y no les importa lo que pasa. Nunca quisimos eso.”

Durante sus años mayores Vicky Starr también se separó de su esposo y se hizo a una defensora ardente por la liberación de mujeres.

Dice Vicky al final de Union Maids: “Hay algo potencial tremendo en la gente laborista, en la gente trabajadora, y en la gente sindicalista. . . . Son muy democráticos. Hay una militancia tremenda abajo de la superficie que se levantará y saldrá.

Vicky Starr murió en noviembre 2009.

Notas

1) “The Young Communist League”

2) “The Interntional Workers’ Order”

3) “Catholic Soldality”

4) “The Young Womens’ Christian Association”

5) “The National Labour Relations Board”

6) “Mujeres Sindicalistas”

7) El sindicato United Automobile Workers—Trabajadores Automotrices Unidos.

~

– Este texto apareció originalmente en el “Industrial Worker” (noviembre 2010)

IWW

Los Aceiteros: una victoria con clase

Hoy presentamos un artículo sobre la huelga de los trabajadores aceiteros en Argentina de este año. Originalmente publicado en el periódico “Organización Obrera” de la Federación Obrera Regional Argentina (F.O.R.A. – A.I.T.) cuenta la victoria de los trabajadores que lograron un aumento salarial de 36%.

Por: La Sociedad de Resistencia Oficios Varios de Rosario, Federación Obrera Regional Argentina (F.O.R.A.)

~

Con asambleas y piquetes, paralizaron la salida de las oleaginosas y la agroindustria en Argentina, parando los puertos y aceiterosdejando centenares de barcos sin cargar. El salario de $14.300 retroactivo a abril y el aumento en una sola cuota rompieron la pauta del 27% que había fijado el ejecutivo junto a la UOM, la UOCRA, y Comercio.

El día 30 de Mayo se conoció la noticia: Luego de 25 días y noches en huelga los trabajadores aceiteros nucleados en la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (F.T.C.I.O.D.y A.R.A) lograron un aumento salarial del 36%.

El Ministerio de Trabajo homologó un acuerdo del 27,8%, pero acordaron por fuera con las empresas del sector que se comprometían a sumar otro porcentaje. Así, el básico que percibe un empleado de esta industria ascenderá a 14.300 pesos (antes era de 10.500).

El reclamo estaba fundado en lo que establece la Ley de Contrato de Trabajo en su artículo 116 sobre el Salario Mínimo Vital y Móvil “es la menor remuneración que debe percibir en efectivo el trabajador sin cargas de familia, en su jornada legal de trabajo, de modo que le asegure alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión”.

La medida de fuerza originó pérdidas millonarias en la industria del Gran Rosario, unos 150 buques sobre el río Paraná a la espera de ingresar a los puertos que se mantuvieron bloqueados por los piquetes y 40 plantas paralizadas.

asamblea_aceiterosEl Ministerio de Trabajo y las Cámaras aceiteras no se ponían de acuerdo, pero eso no era problema de los aceiteros que ya habían sido categóricos “Cargill en 2013 facturó $26.000 millones, Dreyfus $19.000 millones, mientras que Molinos Río de la Plata, una empresa local, $21.000 millones. El aumento que pedimos llegará a $1.500 millones de pesos, mientras que las empresas van a facturar $250.000 millones este año. Las empresas pueden pagar lo que pedimos y mucho más también.”

En momentos en que el Gobierno, empresarios y gremios llaman a la “razonabilidad” en los pedidos de aumentos salariales, para así imponernos condiciones de esclavitud que permitan seguir generando ganancias y acumulando capital, la huelga nacional aceitera consiguió que la acción directa de los trabajadores pase al centro de la escena del mundo gremial para defender el precio de la fuerza de trabajo aplicando los métodos de lucha más contundentes y sostenidos de los que se tenga memoria en los últimos años.

Paritarias que no terminan de cerrar a mitad de año, sindicatos que son la mano derecha de los patrones buscando cerrar convenios colectivos en torno al 26, 27 o 28% y no lo que están demandando los trabajadores. Pero en el caso de los aceiteros el gobierno no logró su cometido y esta lucha, como todas las que tienen como protagonistas a la clase explotada, dejan su saldo en la memoria colectiva y esa es la mayor victoria.

Sello_Vcongreso