¡Fuera Bolsonaro! Poder para la Gente!

Un llamado a la acción directa y la unidad de los sectores revolucionarios.

por: Federación de organizaciones sindicales revolucionarias de Brasil – FOB

 

La lucha intestina que se desarrolla entre las diversas facciones de la burguesía, las escenas que van de lo grotesco a lo ridículo, se repiten casi a diario en el gobierno de extrema derecha de la milicia, los brutales ataques a los derechos del pueblo y la carnicería promovida por la burguesía. Un estado policial en las periferias y en el campo, están las insurgencias y los levantamientos anticoloniales y anticapitalistas de los pueblos de América Latina y el mundo, como demostraciones de la profundización de la crisis capitalista y la crisis de dominación burguesa en Brasil y en todo el mundo. Los pueblos se alzan heroicamente en Haití, Honduras, Ecuador y Chile, así como en Argelia, Sudán, Cataluña, Irak y otros países, o acogen guerras anticoloniales como Yemen y la revolución social del pueblo kurdo en Rojava, atacada por el fascismo con la aprobación de los estados vecinos y los bloques imperialistas.

En Brasil, la crisis de dominación burguesa que se abrió a partir de 2008 y que tomó forma en el ‘Levante Popular’ de 2013, se ha profundizado desde que el acuerdo entre las fracciones de poder que derrocó a la administración Dilma amplió los ataques de la agenda neoliberal con el gobierno de Temer y sometió a la farsa electoral una escoria de milicias y neofascistas en el poder, en un gobierno custodiado por generales nostálgicos de la dictadura empresarial-militar. El gobierno de Bolsonaro / Mourão es un gobierno improvisado de la burguesía, interesado en terminar con los servicios públicos, los derechos de la clase trabajadora y expandir los niveles de explotación y opresión del pueblo brasileño.

La policía y el estado racista inflado por los gobiernos petistas se elevaron al estado de poder constituido por la farsa que dirigió la milicia de Bolsonaro, con enlaces a la organización Oficina de Crimen que asesinó a Marielle Franco, el juez fascista Sergio Moro, el sociópata neoliberal Paulo Guedes y una banda de Olavistas lunáticos al gobierno federal, ampliando las políticas antipopulares como la destrucción del bienestar, la privatización, el desempleo y la precariedad, los ataques ambientales, los recortes en salud y educación, el oscurantismo y la militarización de escuelas, así como las masacres y asesinatos contra la mayoría negra en los barrios marginales, contra los pueblos indígenas y los campesinos pobres, en una escalada de horror contra los pobres que tiene una relación directa con los crecientes niveles de explotación de la clase trabajadora.

Lejos de las narrativas derrotistas o la lógica domesticada de la izquierda institucional, Brasil como un gran volcán que acumula energía antes del estallido oprimido contra el poder debe responder a la brutalidad neoliberal con una gran insurrección. La rebelión, el odio organizado hacia el pueblo debe ser la respuesta contra un estado podrido, la barbarie capitalista y el terror promovido contra los pobres. Creemos que la única salida posible de la crisis de dominación es la salida revolucionaria y contra el estado, superando las ilusiones de supuestos salvadores y una izquierda del orden tan sucia y oportunista como la derecha misma.

La huelga general insurgente y la acción directa de la gente en las calles son las formas de derrotar al gobierno de Bolsonaro / Mourão, al mismo tiempo, deben combinarse con la construcción de instrumentos de autodefensa y autoorganización popular como embriones de contrapoder y autogobierno. Es necesario plantear una agenda popular y revolucionaria, basada en la solidaridad entre las luchas, la acción directa popular, la unidad entre los sectores revolucionarios y las organizaciones de base, como una alternativa popular a los intereses de las fracciones de poder que compiten por el control del Estado, del oportunismo de las burocracias sindicales y estudiantiles (CUT, UNE, CTB, etc.) y de la izquierda electoral.

Desde el campo del sindicalismo revolucionario, las organizaciones de base de trabajadores y estudiantes y la lucha popular revolucionaria, FOB propone:

Construcción de brigadas y comités de agitación y propaganda “FUERA BOLSONARO” en ciudades y en el campo, con panfletos, graffiti, collages, intervenciones y actividades de base que pusieron la necesidad de derrotar en las calles a este gobierno neofascista;

Intervención en manifestaciones contra el gobierno de Bolsonaro como Bloques Autónomos y Combativos, para diferenciarse de la izquierda institucional, el bloque socialdemócrata / reformista y el oportunismo electoral, y construir a partir de la unidad de los sectores revolucionarios un calendario de luchas independiente de las burocracias traidoras y corruptas, rompiendo con la lógica de domesticación de las direcciones sindicales y estudiantiles de las entidades oficiales;

Ampliar las organizaciones de base de los pobres y la clase trabajadora con base en un programa de reclamos mínimos (en defensa del trabajo, vivienda, tierra, educación, medio ambiente, saneamiento, transporte y contra la brutalidad policial, el terrorismo de estado, la hambruna de radicalizando y relatando las luchas, señalando una salida revolucionaria de la crisis, como parte de un proyecto popular y revolucionario capaz de construir una alternativa de poder, compartir riqueza y poner fin a este régimen de explotación y opresión;

Organizar brigadas de autodefensa populares y militantes, convocando a todos y cada uno de los combatientes dispuestos del pueblo; Estas brigadas deberían ocuparse de la preparación de militantes anticipando posibles conflictos, preocupándose por la seguridad de los involucrados y asegurando la preparación física y las actividades de defensa personal;

Llamar a una huelga general construida en la base, fuera y contra las burocracias sindicales y estudiantiles, adoptando tácticas insurreccionales, acción directa, sabotaje, paralización de la producción, servicios y la circulación de bienes contra los ataques neoliberales contra los derechos de las personas, el genocidio de los negros en los barrios marginales y las afueras, los ataques contra los pueblos indígenas, los campesinos pobres y en defensa del medio ambiente;

Construir el Congreso del Pueblo, basado en asambleas populares y delegados elegidos por las organizaciones de base (grupos de trabajo, ocupaciones, LGBT, personas negras, campesinos pobres, mujeres, estudiantes, pueblos indígenas, asociaciones comunitarias, barrios marginales, jóvenes pobres, etc.) como instrumento de contrapoder y en oposición al congreso nacional reaccionario y otras potencias constituidas, y la piedra angular de la Revolución brasileña, el socialismo y el autogobierno popular.

A grupos y organizaciones populares autónomas, grupos y frentes antifascistas, organizaciones de base de trabajadores y estudiantes, grupos de mujeres, organizaciones negras combativas, grupos antirracistas, defensores de los derechos humanos, colectivos LGBT +, organizaciones de pueblos indígenas, lucha por la vivienda y la tierra, asociaciones comunitarias del campo y la ciudad, colectivos de la periferia, grupos culturales combativos, organizaciones revolucionarias anarquistas, marxistas, panafricanistas / quilombistas y anticoloniales:

Hacemos un llamado a las organizaciones y movimientos que identifican y están interesados ​​en la propuesta para firmar este manifiesto, y ya están comenzando a prepararse para la represalia popular.

Para hacerlo, contáctenos por correo electrónico: lutafob@protonmail.com.

Mañana nos pertenece, y los enemigos del pueblo tiemblan con nuestra unión.

¡FUERA BOLSONARO!
¡ABAJO DEL GOBIERNO MILITAR DE BOLSONARO / MOURÍ, LAS FUERZAS ARMADAS REACCIONARIAS, EL CONGRESO CORRUPTO Y EL JUDICIAL FASCISTA!

¡PODER PARA LA GENTE!
¡POR UNA HUELGA GENERAL INSURECCIONAL!

FIRME ESTE MANIFIESTO:

  • Federação das Organizações Sindicalistas Revolucionárias do Brasil (FOB)
  • Federação Autônoma dos Trabalhadores (FAT-GO)
  • Sindicato Geral Autônomo do Rio de Janeiro (SIGA-RJ)
  • Casa da Resistência (BA)
  • Sindicato Geral Autônomo do Distrito Federal e Entorno (SIGA-DF)
  • FOB Mato Grosso do Sul (MS)
  • FOB Santa Catarina (SC)
  • Sindicato Geral Autônomo do Ceará (SIGA-CE)
  • Rede Estudantil Classista e Combativa (RECC)
  • Alternativa Popular Londrina (PR)

Contra La Guerra de Estado, Guerra de Clases – extracto de los IWW de Estambul sobre la invasión Turca de Siria.

Por: İWW İstanbul – Dünya Endüstri İşçileri
Traducción por: Adri Clemente, Juventudes Libertarias

Publicado originalmente en Yeryüzü Postası.

Hacemos un llamamiento para todos los trabajadores – aquellos explotados
bajo este sistema, que están siendo empobrecidos cada vez más y que están
siendo enviados a morir – no para participar en esta guerra, sino para unirse en su contra.

Mientras la guerra se libra en Siria, cuyo único propósito es la muerte, la
destrucción y la pobreza, el gobierno del AKP ha empezado una campaña de
ocupación que solo seguirá sembrando la discordia en la zona. Como en la
previa ocupación de Afrin, esta operación muestra que el pueblo Kurdo no
preocupa a ninguna potencia imperialista, como Rusia o los Estados Unidos.

Esta actuación es una continuación del exterminio y la negación del estado
Kurdo basada en el rechazo a una solución pacífica al conflicto, y es parte de
las fantasías imperiales del AKP, que solo complicarán el problema Sirio. La
provocación de Turquía, con la ayuda de otros países, ha forzado a más
personas sirias a abandonar su país, desencadenando una nueva ola
migratoria que imposibilita construir viviendas para refugiados que fueron
evacuados de las región fronteriza. Es una locura.

Eliminar a los Kurdos de la zona fronteriza descarta la posibilidad de una
resolución pacífica del conflicto. Esto empeora aún más la guerra y solo
aumenta las probabilidades de que el caos se siga extendiendo por el Oriente
Medio.

Consecuentemente, el salario de los trabajadores ya ha empezado a ser
recortado para financiar las operaciones de Turquía. El significado de esta
operación es “¿conoce el precio de una bala?”

El creciente nacionalismo y la militarización de Turquía solo fortalecen el
sistema capitalista y los patrones que lo dirigen. Esta actuación y la crisis que
está creando debilitan nuestra lucha contra el capitalismo.

Estamos completamente en contra de esta operación, ya que significa más
muerte y pobreza para nuestra clase. Condenamos todas las guerras entre
naciones como parte de nuestro patrimonio histórico. Creemos que la lucha
contra esta guerra, y contra la mentira de la unidad nacional que el conflicto
intenta impulsar, forma parte del deber histórico de la clase trabajadora. ¡No
tenemos intereses comunes con los patrones y los gobiernos a su servicio!

Además, los trabajadores turcos y miles de otras personas han perdido la vida,
se están empobreciendo cada minuto y viven aterrorizados debido a la guerra
siria. Para poner fin a esta guerra los trabajadores del mundo deben organizarse y moverse. Debemos oponernos firmemente a la política de los estados que provocan, profundizan y hacen aún más destructivas las guerras libradas para los intereses de la clase dominante.

Hacemos un llamamiento para todos los trabajadores – aquellos explotados
bajo este sistema, que están siendo empobrecidos cada vez más y que están
siendo enviados a morir – no para participar en esta guerra, sino para unirse en su contra.

Es hora de hablar sobre lo que podemos hacer contra esta guerra desde
nuestros talleres, cómo silenciar a los chovinistas, cómo vencer el olor a sangre
nacionalista en el aire y cómo detener la guerra y mitigar sus efectos. Estamos
organizando trabajadores contra la guerra. ¡Inmediatamente! ¡Ahora!

 

1° de Mayo. Día de lucha internacional

CONTRA LA EXPLOTACIÓN CAPITALISTA Y LA OPRESIÓN DEL ESTADO

por: Federación Obrera Regional Argentina – FORA-CIT

Cuando reivindicamos el 1° de mayo siempre evocamos su vigencia y actualidad. Cuando hablamos de su vigencia nos referimos a los motivos por los cuales las y los trabajadores comenzaron a organizarse sindicalmente, ¿cuáles eran? Reducción de la jornada de trabajo, mejores condiciones laborales y aumentos de salarios; pero eso solo era la punta del ovillo de las reivindicaciones obreras y del movimiento que se venía generando alrededor del mundo.

Por aquella época el horario de trabajo obligatorio era de 10, 12 o 14 horas diarias. De estas jornadas tampoco estaban excluidos los miles de niñas y niños, o las mujeres que se les pagaban salarios inferiores, sin mencionar que de por sí los salarios eran muy bajos y las condiciones de trabajo insalubres.

Pasados 133 años, y a pesar del avance que hubo en tantas décadas de lucha, aún tenemos pendiente el terminar con la desigualdad salarial por género, el trabajo de niñas y niños y la mejora en las condiciones de trabajo, además del pendiente más importante que tiene la clase trabajadora: la destrucción del capitalismo y su reemplazo por una organización social y económica más justa e igualitaria.

Retomando la comparación con 133 años más, tenemos los siguientes datos en Argentina:

  • Hacia fines de 2017, había más de 1.100.000 niñxs en tareas consideradas como trabajo infantil.

 

  • La brecha salarial por género es de 27,5%, es decir, las mujeres tienen que trabajar 1 año y 3 meses más para igualar el dinero obtenido un hombre en un año de trabajo. Aquellas trabajadoras que están “en negro”, tienen una diferencia del 36%. Agregando además que son quienes más afectadas se ven por la desocupación, siendo del 10,4%.

 

  • El salario a nivel mundial está bajando, y en Argentina, debido a las recientes devaluaciones y las constantes subas del dólar producto de la especulación financiera; se redujo el salario de los trabajadores en un 50 % aproximadamente, tocando hasta ahora el piso de US$700, y en este año se prevé que el dólar aumente mucho más aún. En mucha peor situación están aquellos trabajadores que están “en negro” y cobrando quizás un poco más del salario mínimo.

  • Muere aproximadamente un/a trabajador/a cada 20 horas por condiciones insalubres de labor. Entre octubre de 2017 y septiembre de 2018 hubo 375 trabajadoras y trabajadores “en blanco” que murieron por las condiciones de trabajo.

 

A partir de la irrupción del movimiento obrero organizado, los capitalistas y el Estado han buscado la manera de contener el avance de la conciencia obrera y su consecuente organización. Conscientes además de la justicia de los reclamos y del peligro para sus privilegios que encarnaba este movimiento si seguía creciendo de la manera que lo hacía, tuvieron que buscar aliados entre la misma clase trabajadora, que contenga el reclamo y lo encauce a bajar el nivel del reclamo y a colaborar con quienes los explotan. A lo largo de la historia diversas organizaciones y partidos cumplieron ese papel, y muchas lo siguen cumpliendo. El fundamental aliado de los explotadores es la burocracia sindical, eterna garante de ganancias empresarias y policía ideológica dentro de cada establecimiento sindicalizado. Gracias a un sistema verticalista de organización, la burocracia puede dirigir tranquilamente hacia donde ellos quieran los reclamos y las acciones para conseguirlos (en tanto y en cuanto las trabajadoras y trabajadores acaten sus decisiones). ¿Cómo se explicaría si no, que ante la constante inflación, el crecimiento del desempleo, y salarios que no llegan jamás a cubrir los aumentos ni tienen en cuenta todos los aspectos que afectan al sueldo; ellos prefieren hacer la plancha y “amenazar” con un paro sin fecha, o anunciar paro y levantarlo a cambio de 32 millones de pesos para las obras sociales?

Es por esto que no pueden enfrentar la precarización laboral y la esclavitud en la que están inmersos miles de trabajadoras y trabajadores, muchos de ellos hasta dejando su vida en el trabajo, ni la discriminación de género, ni detener los planes de flexibilización que vienen realizando las empresas. No pueden, precisamente, porque ellos mismos están participando del negocio capitalista y de la ganancia a costa de lxs obrerxs. Son ellos quienes cobran para impedir los reclamos, quienes arman empresas eventuales o cooperativas truchas en donde negrean a sus mismos afiliados-empleados, quienes señalan para despedir obreros, son ellos quienes ante la embestida de patrones y Estado se quedan “en el molde”. Porque si molestan al Capital, ellos también pueden caer por la cantidad de delitos que cometen para sostener sus fortunas.

Y como sucede todos los años, y más en uno electoral como éste, las burocracias juegan sus propias cartas hacia uno u otro candidato político, y predican una y otra vez que el cambio es en las urnas y que la sociedad debe “votar bien”. Sin paros ni grandes medidas de fuerza, pero con muchos intereses en juego, van proponiendo candidatos y nos dicen a las trabajadoras y trabajadores que lo que más se necesita es un cambio de cara, pero sea quien sea el Partido que gane, no pueden dejar de reconocer que todas las políticas llevadas a cabo hasta ahora van a quedar para los gobiernos que sigan. A menos que haya un cambio rotundo o un quiebre total en la estructura social, se va a seguir en este sendero que marcaron los empresarios y el FMI: más deuda, más ajuste, más pobreza, más precarización laboral. ¿Realmente creemos que alguno de los que están participando del circo electoral van a romper con el FMI? Como mucho, patear hacia adelante el problema y mientras, ver qué pasa y qué pueden hacer. Cuando hablan de generar empleo y de calidad, ¿estarán diciendo que van a ir contra la precariedad laboral de las agencias o del fraude laboral? ¡Si el mismo Estado se valió de ella para despedir a más 20 mil trabajadores estatales y es el mayor negrero de todos!

Necesitamos un cambio estructural de la sociedad, donde el mismo pueblo decida su destino de una manera directa y participativa y se rompa con la lógica de ganancia a costa de la clase trabajadora. Un cambio donde la prioridad sea la satisfacción de las necesidades del pueblo y donde los trabajadores y trabajadoras tengamos real intervención en la economía y en las decisiones de las distintas fábricas y establecimientos. Pero mientras sigamos en este eterno esperar, políticos o burócratas “buenos” o más “sensibles” a nuestras necesidades como pueblo y como clase, seguiremos perdiendo calidad de vida, seguiremos yendo detrás de la zanahoria del supuesto futuro próspero que nos ponen delante en esta trampa llamada capitalismo.

Finalizamos con un texto perteneciente a un volante que circulaba mientras se preparaba la gran huelga por las 8hs de jornada de trabajo, como una muestra de la actitud que se supo tener y que debemos recuperar como clase para poner fin a todos los atropellos a los que se nos sometió y se nos somete:

«¡Un día de rebelión, no de descanso! (…) Un día en que con tremenda fuerza la unidad del ejército de los trabajadores se moviliza contra los que hoy dominan el destino de los pueblos de toda nación. Un día de protesta contra la opresión y la tiranía, contra la ignorancia y la guerra de todo tipo. Un día en que comenzar a disfrutar ocho horas de trabajo, ocho horas de descanso, ocho horas para lo que nos dé la gana».

Por la emancipación social de la clase trabajadora

Consejo Federal de la F.O.R.A./C.I.T.

¡Justicia para Alberto Picuasi!

por: Sindicato de Oficios Varios – Santiago

SANTIAGO, CHILE: El jueves 4 de abril de 2019, la policía persigue a trabajadores ambulantes que se ganan la vida vendiendo en la vía pública. Entre los detenidos se encuentra Alberto Picuasi, originario de Otavalo-comunidad indígena Guananci (Ecuador). Luego de ser golpeado en el suelo, logra escapar cuando un policía lo embarga por la espalda, generándole un golpe que lo hace caer hacia la calle donde transitan los buses, lo que termina en el atropellamiento y posterior muerte de dicho trabajador.

Desde el Sindicato de Oficios Varios-Santiago (SOV-Santiago), se vienen denunciando estos hechos de violencia contra los trabajadores ambulantes hace ya un buen tiempo, mediante convocatorias y propaganda, las cuales han sido silenciadas, incluso por los medios de prensa alternativos.

La muerte de Alberto Pascuasi, es consecuencia de la política Municipal del Alcalde de derecha Alessandri, quien contrata a verdaderos matones para robar y golpear a los trabajadores de la vía pública, acciones que realizan con apoyo de la policía. El SOV-Santiago convocó a una manifestación para exigir justicia por ALBERTO PICUASI, el día martes 9 de abril a las 19:00 hrs. en Ahumada con Alameda, Santiago.

Somos trabajadores, no delincuentes.

¡ALESSANDRI ASESINO!

Haz éste un Buen Viernes Negro, y un Buen Fin…

Viernes Negro

Por: 503McBee

Traducido por: JP & KF

walmart-2

“Aunque la mayoría de ladrones tienden a racionalizan sus actos, la situación actual provoca que mucha gente sienta que el sistema entero no sirve, que los políticos son demasiado corruptos o ineptos para repararlo, y que no hay nada mal con robar a estas empresas grandes y tiendas fresones que – como ellos piensan – son ellos mismos hacienda como ladrones,” explica Bamfield. “Hay una percepción real entre nuevos ladrones de tiendas que si tu trabajas duro, ahorras dinero, y entras al juego, estas pidiendo a una persona que te robe y te estafe.”

Joshua Bamfield, director del Centro de Investigación Comercial (Center for Retail Research) Revista Time 11 Noviembre 2011walmart

Viernes Negro esta aquí. Mejor conocido como “la orgía consumidora más grande del año”. Los minoristas de América hacen su mejor esfuerzo por atraer las masas a través de sus puertas con artículos de lanzamiento y bosques de papeles de ofertas. Habrá jaloneos y empujones, peleas verbales y físicas, y mucho, pero mucho robo.

Nosotros los de la Izquierda, consumidores alienados de la sociedad capitalista, reiremos, giraremos nuestros ojos, nos ufanaremos, recontaremos las depravaciones que los medios regurgitan, y más o menos sentiremos superioridad y arrogancia. Yo sugería que esta respuesta nos lleva más lejos de lo que deseamos, y no más cerca. Ósea, estamos equivocados sobre Viernes Negro y lo que le representa.viernes-negro

Los ricos no hacen fila en la oscuridad y frio por horas. Ellos no se meten en peleas por televisiones de 42 pulgadas, o muñecas, tostadores. No les importan las ofertas. Ellos lo más probable compartan un desdén similar por las masas de todos los Viernes Negros; ellos están “arriba,” igual como nosotros. Lo que es Viernes Negro, es una forma exagerada de intercambio de comodidades que gobierna a nuestra sociedad.   Nosotros los de la Izquierda también nos involucramos en este intercambio sobre una base casi diaria, porque es el principio que informa y define todas las relaciones sociales capitalistas. Elegimos sentarnos un día afuera, y apuntar con el dedo a los que participan como tontos.buen-fin

¿Podríamos ver la situacion de una diferente manera? No deberíamos tomar una posición en contra de aquellos que están intentando ahorrar sus recursos mínimos por medio juego del papel del “consumidor” en Viernes Negro. Deberíamos animar a la gente a ahorrar más, más de lo que pueden, a un 100% de ahorro. A caminar fuera de las tiendas con regalos para sus seres queridos sin ningún cobro, y por cierto sin el 10% de interés. Deberíamos esforzarnos a transformar este gran día de consumidores a un carnaval ritualizado de redistribución. La pregunta que podríamos hacernos esta temporada decembrina es “¿Para qué gastar un cetavo?”best-buy-please

La respuesta puede ser intrigante, si nos molestamos buscarla. Como uno puede esperar de la Izquierda, estamos poco tarde de la fiesta. La Asociación Nacional Minorista avisan sus miembros que este “relámpago de multitud” son las nuevas amenazas este año. Ellos toman algunos esfuerzos para reconocer que algunos relámpagos de multitud pueden ser cómicos; aunque muchos otros tienen un siniestro propósito. Podríamos imaginar que sus preocupaciones no son con hipsters blancos bailando para AT&T en la estación del tren. Jóvenes organizados de la clase obrera hacen uso de comodidades en descuentos dramáticos es la preocupación central. Mientras estas acciones están infantilizadas, muchas veces, como adolecentes egoístas buscando un raite gratis, es una respuesta clara que corresponde a un papel social que se ha puesto sobre la juventud de América, especialmente los de un complejo diverso. Los trabajos son difíciles de encontrar, pero tenemos que comer de todas maneras. Muchas de estas comodidades descarriadas encontraran mismos en otras manos por un precio de mercado justo, y transformarlo en dinero para la comida y la renta. Yo por cierto espero que unos pocos se encuentren así mismos envueltos y escondidos de bajo del árbol navideño para sus seres queridos; hermanos, y padres.

Feliz Navidad.

arbol-navidena

El proletariado en ambos lados

El Proletariado

Por: J. Pierce

No tengo porque explicárselo. Lo vive todos los días. Todos nosotros luchamos para sobrevivir, mientras los ambiciosos se revuelcan en su riqueza.

Ellos

En México el salario es bajísimo y los precios siempre suben. Los empresarios y los narco-políticos nos insultan con sus vidas frívolas; nos roban con su corrupción y explotación; nos matan con sus sicarios y su contaminación.  Ellos se mofan.  Pero al final, están jugando con un monstruo.

En Estados Unidos no es la excepción. La burguesía está avanzando cada vez más en derrocar los sindicatos, reducir las condiciones del trabajo, subir las deudas, y bajar las expectativas de la juventud.

Las Reformas capitalistas están intentando implementar las mismas herramientas anti-sindicales. Las de México son unas “copy/paste” de las ideas peores de los norteamericanos. ¡Imagínese los salarios de México después de derrocar los sindicatos y las garantías de trabajo!  ¿Cuanto más podemos aguantar?

¿Cómo es posible que los capitalistas puedan cumplir todos de sus objetivos justo en frente de nuestros ojos? Pues, es sencillo. La clase capitalista, en ambos lados, está organizado. Bien organizado. ¿Pero hay que de choques de cultura, desconfianza, idiomas diferentes, racismo? Evidentemente, la búsqueda de ganancias es más fuerte de todas las barreras de la frontera. Los capitalistas no dejan una línea imaginaria en el desierto que prevenga realizar sus sueños de gula.

Unidos

Nosotros

La única fuerza en la sociedad capitalista suficientemente amplia para parar el avance de su visión miserable es la clase obrera, el proletariado. Y la clave es la organización.

Los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación (CNTE), por su parte, están luchando en la vanguardia. Aunque los capitalistas tienen varios líderes del CNTE en la cárcel, la ola de protesta está creciendo.  También los maestros de EUA están despertando. Las huelgas del Sindicato de Maestros de Chicago (CTU) son buenas señales para el futuro. Además los Mineros del SNTMMSRM están en pie de lucha.  Hay huelgas y acciones en pueblos mineros en todas partes de México. Su orgullo y su resistencia podrían despertar al pueblo.  Afroamericanos en el movimiento Black Lives Matter (BLM) y gente de color en general están manifestando su furia en contra de la policía, racistas-derechistas, y el sistema de exclusión que debilita y divide a nuestra clase. Prisioneros de todas raíces están organizando y levantándose en contra de la esclavitud en las prisiones. Con apoyo del Comité Organizador de Trabajadores Encarcelados (IWW-IWOC), su huelga nacional está programada para el 9 de septiembre 2016.

Un aumento de organización de la clase trabajadora es una amenaza a la clase empleadora. Para cumplir sus planes de libre comercio (o sea control corporativo global) los esclavos de cada país deben de ser aislados.  Lo que realmente nos falta es organización de nuestra clase a través de la frontera, como si no hubiera una línea divisora.  Una Organización tan fuerte que podamos derrocar el muro y todas las barreras que previenen la libertad y seguridad de la clase obrera.

Los Trabajadores Industriales del Mundo (IWW) llaman a organizarse con sus compañeros del trabajo y unirse con nosotros para un mundo mejor.

IWW

Acerca de los Trabajadores Industriales del Mundo (IWW)

por: Pasionaria, Bristol IWW (Reino Unido)

¿Por qué el IWW? Samsung action - Bristol IWW

Somos un sindicato de base y democrático que ayuda a organizar a todos/as los/as trabajadores en todos los lugares de trabajo. El IWW se diferencia de los sindicatos tradicionales en que creemos que la clase trabajadora más voz cuando está organizada por sus diferentes industrias. Por ejemplo, maestros/as, trabajadores de limpieza y secretarios/as que trabajan en la misma escuela deberían todos ser clasificados como trabajadores de la educación y formar parte del mismo sindicato. Además, los sindicatos de una industria son mucho más fuertes si se encuentran en la misma organización que el resto de los sindicatos industriales. Nuestro objetivo es una reorganización de la sociedad que beneficie a toda la comunidad y no sólo a los accionistas y a las empresas.

No somos:

Un sindicato lleno de burocracia asfixiante o vinculado a partidos o grupos políticos.

Un sindicato liderado por peces gordos podridos de dinero que concluyen acuerdos con la clase dirigente a tus espaldas.

Un sindicato que vende servicios, seguros de vida o tarjetas de crédito.

Somos:

Un sindicato liderado por nuestros/as miembro/as: todos tomamos todas las decisiones y tenemos derecho a una opinión propia.

Un sindicato a favor de unir a la clase trabajadora de todos los comercios, industrias y países.

Un sindicato capaz de ofrecer ayuda práctica a nuestros/as miembros/as en sus lugares de trabajo.

Un sindicato flexible que no excluye a nadie aunque cambie de trabajo o contrato.

¿Para quién es el IWW?

En IWW es un sindicato para todos/as los/as trabajadores que no tengan el poder de contratar o despedir a otros/as trabajadores. Esto también incluye trabajadores que se hayan jubilado, que tengan contratos a tiempo parcial o temporales o que trabajen desde sus casas, estudiantes y desempleados/as. También son bienvenidos/as miembros/as de otros sindicatos.

Una introducción al IWW

Fundado en 1905, el IWW es abierto a todos/as los/as trabajadores. No hay que dejarse confundir por la palabra “industrial” en nuestro nombre: nuestros integrantes son profesores, trabajadores de limpieza, trabajadores sociales, vendedores, albañiles, camareros/as o programadores informáticos/as. También te puedes unir al sindicato si aún no tienes empleo. Sólo los jefes pueden afiliarse.

El IWW está dirigido por trabajadores, no por jefes ni burócratas sindicales. No está controlado por ni afiliado a ningún partido o movimiento político. Tampoco damos dinero a ningún político. Las cuotas de afiliación se utilizan exclusivamente para mantener la unión y organizar en diferentes lugares de trabajo. Por eso son muy bajas.

¿Por qué unirse al IWW? Pay Bonny - Bristol IWW

No se necesita mucho tiempo para darse cuenta de que trabajadores y empleadores no tienen los mismos intereses. La clase trabajadora quiere menos horas, salarios más altos y mejores beneficios. Queremos que nuestro trabajo sea menos aburrido, menos peligroso y menos destructivo para el medio ambiente. Queremos tener control sobre la forma en que producimos bienes y cómo prestamos servicios. Queremos un trabajo significativo que contribuya a nuestras comunidades y al mundo. La clase dirigente, en cambio, quiere que trabajemos más horas, más duramente, más rápido y más barato; quieren menos regulaciones ambientales y de seguridad y exigen un control absoluto sobre todas las decisiones, los horarios de trabajo, las palabras y las acciones en el lugar de trabajo.

Los beneficios prácticos de un sindicato

Unirse a un sindicato es la forma más fácil de defendernos en nuestros lugares de trabajo y comunidades. También es la manera más efectiva de mejorar nuestras condiciones laborales. Esa es la causa por la que los empresarios luchan tanto y destinan tanto dinero para mantener a los sindicatos fuera de sus lugares de trabajo.

Los/as trabajadores que hacen parte de un sindicato suelen tener un salario mejor, más seguridad en el empleo, mayores beneficios y más flexibilidad para programar sus turnos. Tener salarios más altos significa poder trabajar menos y tener más horas para disfrutar de las cosas buenas de la vida. Además, los lugares de trabajo sindicalizados son más seguros y producen menos casos de acoso, discriminación y favoritismo. Esto se debe a que un sindicato otorga a los/as trabajadores el poder de tomar todas las decisiones acerca del trabajo. Cuanto menos decisiones dejemos en manos de la patronal, mejores serán nuestras vidas, nuestras familias y nuestras comunidades. Los sindicatos también ofrecen asistencia externa, es decir, ayuda en cualquier tipo de problema laboral, pero también fuera del trabajo.

¿Por qué un gran sindicato único? Samsung picket - Bristol IWW

Aunque tu trabajo no sea malísimo, o es “bastante bueno” (por el momento), en el IWW creemos que deberías afiliarte al sindicato de todos modos. Tenemos que empezar a sacar la cara por nosotros/as mismos/as y nuestros/a compañeros/as en las diferentes industrias y lugares de trabajo. Pregunta en tu próximo turno cuántos compañeros de trabajo tienen dos o tres trabajos, o a cuántos les queda un día de pago antes de perder su casa.

Tenemos el deber de mejorar las condiciones laborales a largo plazo también: no sólo en términos de victorias inmediatas, sino como parte de un proyecto más grande de construcción de una economía radicalmente nueva dirigida por los/as trabajadores en beneficio de toda la comunidad. La única manera de hacerlo es organizarnos. Cuando nos unimos en torno a nuestras experiencias e intereses comunes, podemos mejorar visiblemente nuestros puestos de trabajo. Nuestra tarea, no la de los jefes, es la que hace posible nuestros puestos de trabajo. Son nuestros conocimientos y nuestras experiencias que mantienen sus negocios a flote. Podemos usar ese poder para mejorar nuestra vida laboral.

¡Sí, me quiero afiliar!red_card

Como miembro del IWW, recibirás:

1. Ánimo, asistencia mútua y apoyo.

2. Asesoramiento de expertos y ayuda con procedimientos como audiencias disciplinarias o quejas.

3. Ayuda y orientación sobre la organización en tu lugar de trabajo.

4. Una organización internacional dedicada a trabajar para construir el poder de la clase trabajadora en nuestro trabajos y comunidades.

5. Algunas cosas prácticas que proveeremos:

Tu tarjeta de afiliación de la Unión, tu insignia del IWW, copias digitales en PDF del “Industrial Worker”, nuestro periódico internacional, boletines internos, una suscripción a la lista interna de correo electrónico, el folleto “El gran sindicato”, la Constitución Internacional, el Libro de Reglas y el Manual de Políticas y Prácticas de la Administración Regional.

Formulario de solicitud

Para subscribirte, rellena el siguiente formulario on line: http://www.iww.org/membership/2/form

Para más información, mándanos un correo a –  bristol@iww.org.uk

 

logo del IWW