PSICOSIS EN MEXICALI

Insurgentes en Mexicali 1911

 

Seguimos esparciendo las mentiras sobre el levantamiento proletario en Mexicali 1911

por: Victor Hugo Ríos

Era 29 de Enero de 1911. Mexicali. Baja California Norte era liberada por la Segunda División del Ejército Liberal mexicano. Iban valerosos combatientes del Partido Liberal Mexicano y del sindicato los Trabajadores Industriales del Mundo (Industrial Workers of the World), anarquistas y revolucionarios sin nombre y sin partido, con un solo objetivo: vivir para ser libres o morir para dejar de ser esclavos.

En otros intentos insurrecionales no había combatientes extranjeros, en Mexicali es la primera vez que se integraban combatientes internacionalistas del lado de los mexicanos como fuerza mayoritaría. La mayoría de estos combatientes no habían confluido en los esfuerzos de unificación dentro de las filas del PLM, sino que eran voluntarios que habían sido convencidos de que LA REVOLUCIÓN estaba a un paso. Esto es importante de tomar en cuenta a la hora de analizar los diversos resultados de la insurrección. En los alzamientos de Chihuahua seguramente hubo integrantes del IWW puesto que la mayoría de los trabajadores simpatizantes del PLM eran migrantes que eran la base del mismo PLM y del IWW en California, Arizona y Texas. [1]

Muchos de los habitantes se unieron a los revolucionarios. Los cálculos demográficos de la época dicen que en 1911 eran 500 lo habitantes de Mexicali, después de iniciada la revolución el contigente armado llego a más 200 hombres [2], incluso las tribus indígenas se hicieron presentes. Se calcula un contingente de entre treinta y cincuenta indígenas combinados entre Cucapás, Tarahumaras, Mayos, Pai Pai y Kumiai dentro de los revolucionarios, que le mantenían el pulso a la dictadura desde hace años. [3]

Uno de los primeros actos de los revolucionarios fue quemar la garita de hacienda en Mexicali, en ella estaba el archivo del fisco y algunos registros de propiedad de Mexicali, puesto que no había como tal una instalación del archivo del Registro Público de la Propiedad en ese tiempo en Mexicali. [4] Luego abrireron las cárceles. Derribar los muros de la injusticia es un acto natural en los revolucionarios honestos, fue uno de los primeros puntos a atacar, algunos dirán que solo un preso se les unió otros dirán que solo uno huyo a Estados Unidos, no importa, mostraron ogullosamente que estaban dispuestos a construir una justicia no carcelaria donde lo importante fuera el individuo.

Gral. Quijada y rebeldes en Mexicali

Muchos dirán que en Mexicali no existían las tiendas de raya al estilo de los estados sureños, nosotros honraremos cuando las “nuevas y modernas” tiendas de raya fueron saqueadas y quemadas, los productos de ranchos fueron expropiados y la tortura dejó de ser espectáculo: “La plaza de toros es pura ceniza….no se necesita ninguna prisión para mantener el orden”. [5] Mientras todos hablaban sobre los “excesos” de los revolucionarios, en las calles de Mexicali se ponían obras de teatro y artes para el disfrute de los habitantes, por eso los descalificaron, por eso los recordamos con orgullo.

A pesar de las diferencias la revolución dejo escuela, los Cucapás expropiarían parte de su territorio robado por los nuevos colonizadores, por primera, y última vez, las compañías del valle perderían ante los indios.

Veinte guerrilleros iniciaron la expedición libertaria, pelearon por un nuevo mundo; los que proclamaron la sociedad sin clases, los que gritaron “Tierra y Libertad!” mientras eliminaban el latifundio y construían bibliotecas. [6]  Los trabajadores de las minas, del campo y de la ciudad se acercaron poco a poco al oír el verbo negro de Regeneración, se convencieron al ver la obra constructiva de la revolución. La verdadera revolución avanzaba, con menos de 200 hombres al mando del Wobbly General Jack Mosby se liberó Tecate, la población no hizo nada por defender a los fuerzas rurales. Lo que nunca se habia visto, la primera biblioteca de Tecate tenía libros de Kropotkin y el proemio de los Wobblies….Y la gente los leía. [7]

En mayo se liberó San Quintín con solo 20 hombres de la Segunda División, los pobladores se reían mientras los rurales corrían, mientras en Tijuana también se levantaban las armas liberales. La dictadura porfirista chorreaba sangre y en las calles se proclamaba el triunfo del ideal libertario. Nunca en el mundo se había logrado, nadie lo volvería a ver en el continente americano.

Proletarios bajo las armas en Mexicali 1911

Mientras el imperio moría, las plumas de los periodistas vomitaban odio y mentiras, y lo peor de todo: AÚN LES SEGUIMOS CREYENDO!!!: Que si eran mercenarios! Que si querían separar la Baja California! Que si magonistas en vez de Revolucionarios! Que si no eran mexicanos, que si no eran obreros, que si no eran indios. COMO SI NO HUBIERAN LOGRADO NADA!! Como si no supiéramos que mienten para generar psicosis y miedo en la población!!

La primera vez que en América se hacia la revolución para liberar a la humanidad y no para encumbrar a un nuevo dictador. La primera vez que los jodidos se rebelaban sin importar idioma o color de piel. Blancos, negros, del color de la tierra, bajo la misma bandera de “Tierra y Libertad” peleando juntos. Y nadie lo creyó, han pasado 100 años y aún nadie lo cree.

Combatientes en Tijuana 1911 con la bandera de “Tierra y Libertad”

Nos han hecho creer que los Wobblies no tienen nada que ver con nuestra historia, que Joe Hill no estuvo ahí, que los chicanos no lucharon por la revolución, que los libertarios no ganaron batallas, que los indios no recuperaron sus tierras. Y les seguimos creyendo. [8] [9]

Han pasado cien años, y quieren que sigamos pensando que no hemos logrado nada. HOY LES DECIMOS QUE YA NO, AHÍ PA LA OTRA!!! Nuestro pueblo vivió la utopía; Indios, blancos, negros, el color de la tierra, lo logramos una vez. Y lo lograremos una segunda!

Hoy daremos el primer paso, recuperaremos nuestra historia, tomaremos las fábricas, expropiaremos las tierras, quemaremos los bancos, acabaremos con las nuevas tiendas de raya y con su miserable salario y todo será como debió haber sido desde un principio, viviremos en armonía con la naturaleza. [10]

Hoy brindamos por ese 29 Enero de 1911 cuando chicanos, blancos, negros, indios, Wobblies, Mexicanos, anarquistas, revolucionarios, unidos todos, liberamos la tierra. Hoy es el primer día del nuevo mañana.

 

Trabajadores Industriales del Mundo: somos un sindicato abierto a todes les trabajadores, en todas partes. Nos organizamos en el trabajo y en nuestras industrias. Luchamos por mejores condiciones y para reemplazar el capitalismo con una democracia económica.

Únase al IWW hoy:
https://redcard.iww.org

 

 


1  Vargas Valdés, J. (2003). Máximo Castillo y la Revolución en Chihuahua. Chihuahua: Nueva Vizcaya Editores.

2  Samaniego López, Marco Antonio. El impacto del Maderismo en Baja Californa, 1911. Instituto de Investigaciones Históricas, Universidad Autonónoma de Baja California P. 94 Si bien es aceptado como un hecho histórico el que “la mayoría de los habitantes se refugiaron en Calexico” (p. 90 Ibid) también es un hecho el que muchos estadounidenses iban de visita a Mexicali a llevarse los recuerdos de las batallas (Modlich, Ralf. “Poblaciones fronterizas y cruce de límites” en Moriremos como soles de Gabriel Trujillo Muñoz en https://www.imex-revista.com/wp- content/uploads/03_Poblaciones-fronterizas_Modlich.pdf ), lo cual nos muestra el sinsentido de las afirmaciones de que “la población huyó”. Esta afirmación la podemos verificar en el Caléxico Daily Chronicle de esas épocas, por su parte encontramos en Samaniego López Marco Antonio. Prensa y filibusterismo en los sucesos de 1911, en Estudios Fronterizos. Núm 33, Enero Junio 1994, p.125-155. p.133 tiene la confirmación de que el comentado Calexico ayudó a contrarestar la propaganda negra en contra de la revolución, si bien tenía sus intereses privados, retomamos su imparcialidad antes de que fuera su director presionado por el gobierno de los Estados Unidos para que dejara de apoyar a los insurrectos. No debemos dejar de mencionar las contradicciones de los textos, que en una parte mencionan que los trabajadores de las haciendas eran miembros del IWW o simpatizantes y en otras partes dicen que no había ningún simpatizante de la revolución en Baja California.

3 Gabriel Trujillo Muñoz. La utopía del norte fronterizo. La revolucion anarcosindicalista de 1911. Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, SEP. Mexico. 2012.

4  Roberto Elenes. Capitulo V. La asonada magonista en el Distrito Norte 1911. Tomado de http://bajacaliforniamaslargaqueancha.blogspot.com/2014/04/v-la-asonada magonista-en-el- distrito_10.html?m=1 s/a . Aduanas bajacalifornianas. Registro Público . SEP Indautor. 03-2003-110615022600

5  Testimonio publicado por la Revista SOLIDARIDAD del IWW en Gabriel Trujillo Muñoz. La utopía del norte fronterizo. La revolucion anarcosindicalista de 1911. Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, SEP. Mexico. 2012. p. 69

6 Ibídem, p. 57

7 En el mismo libro anterior, se dice que solicitaron libros para su pequeña biblioteca, siendo integrantes del IWW, lo más natural es que pusieran sus libros. Siendo claros, nadie sabe que libros colocaron en su biblioteca, pero lo más probable es que hubiera un proemio del IWW.

8 Muchos revolucionarios llegaron, Joe Hill fue uno de ellos; Jack London, aunque no estuvo en Mexicali se autonombró robavacas, “Nosotros los socialistas, anarquistas, vagabundos, roba gallinas, forajidos e indeseables ciudadanos de los Estados Unidos estamos con ustedes de todo corazón…” https://www.milenio.com/cultura/jack-london-reportero-de-guerra-en-veracruz

9 La Utopía… Op. Cit. p. 159. Si bien los revolucionarios que estaban en Mexicali no operaron la expropiación de las tierras ni el reparto agrario, en las notas de la época se habla de cierta expropiación de tierras por los indios Cucapás que habían estado en manos de la Colorado River Land Company. Esto no se hizo por la obra de la revolución maderista, que poco hizo en Baja California o en otras partes del país, lo hicieron por las enseñanzas libertarias de los revolucionarios que estuvieron soñando con un mundo mejor en Mexicali y otras partes del país.

10 Del Preámbulo de la Constitución de los Trabajadores Industriales del Mundo: “Entre estas dos clases la lucha debe continuar hasta que lo/as trabajadores del mundo se organizen como una clase, tomen posesión de los medios de producción, abolir el sistema de salarios y vivan en armonía con la tierra.”

¡Fuera Bolsonaro! Poder para la Gente!

Un llamado a la acción directa y la unidad de los sectores revolucionarios.

por: Federación de organizaciones sindicales revolucionarias de Brasil – FOB

 

La lucha intestina que se desarrolla entre las diversas facciones de la burguesía, las escenas que van de lo grotesco a lo ridículo, se repiten casi a diario en el gobierno de extrema derecha de la milicia, los brutales ataques a los derechos del pueblo y la carnicería promovida por la burguesía. Un estado policial en las periferias y en el campo, están las insurgencias y los levantamientos anticoloniales y anticapitalistas de los pueblos de América Latina y el mundo, como demostraciones de la profundización de la crisis capitalista y la crisis de dominación burguesa en Brasil y en todo el mundo. Los pueblos se alzan heroicamente en Haití, Honduras, Ecuador y Chile, así como en Argelia, Sudán, Cataluña, Irak y otros países, o acogen guerras anticoloniales como Yemen y la revolución social del pueblo kurdo en Rojava, atacada por el fascismo con la aprobación de los estados vecinos y los bloques imperialistas.

En Brasil, la crisis de dominación burguesa que se abrió a partir de 2008 y que tomó forma en el ‘Levante Popular’ de 2013, se ha profundizado desde que el acuerdo entre las fracciones de poder que derrocó a la administración Dilma amplió los ataques de la agenda neoliberal con el gobierno de Temer y sometió a la farsa electoral una escoria de milicias y neofascistas en el poder, en un gobierno custodiado por generales nostálgicos de la dictadura empresarial-militar. El gobierno de Bolsonaro / Mourão es un gobierno improvisado de la burguesía, interesado en terminar con los servicios públicos, los derechos de la clase trabajadora y expandir los niveles de explotación y opresión del pueblo brasileño.

La policía y el estado racista inflado por los gobiernos petistas se elevaron al estado de poder constituido por la farsa que dirigió la milicia de Bolsonaro, con enlaces a la organización Oficina de Crimen que asesinó a Marielle Franco, el juez fascista Sergio Moro, el sociópata neoliberal Paulo Guedes y una banda de Olavistas lunáticos al gobierno federal, ampliando las políticas antipopulares como la destrucción del bienestar, la privatización, el desempleo y la precariedad, los ataques ambientales, los recortes en salud y educación, el oscurantismo y la militarización de escuelas, así como las masacres y asesinatos contra la mayoría negra en los barrios marginales, contra los pueblos indígenas y los campesinos pobres, en una escalada de horror contra los pobres que tiene una relación directa con los crecientes niveles de explotación de la clase trabajadora.

Lejos de las narrativas derrotistas o la lógica domesticada de la izquierda institucional, Brasil como un gran volcán que acumula energía antes del estallido oprimido contra el poder debe responder a la brutalidad neoliberal con una gran insurrección. La rebelión, el odio organizado hacia el pueblo debe ser la respuesta contra un estado podrido, la barbarie capitalista y el terror promovido contra los pobres. Creemos que la única salida posible de la crisis de dominación es la salida revolucionaria y contra el estado, superando las ilusiones de supuestos salvadores y una izquierda del orden tan sucia y oportunista como la derecha misma.

La huelga general insurgente y la acción directa de la gente en las calles son las formas de derrotar al gobierno de Bolsonaro / Mourão, al mismo tiempo, deben combinarse con la construcción de instrumentos de autodefensa y autoorganización popular como embriones de contrapoder y autogobierno. Es necesario plantear una agenda popular y revolucionaria, basada en la solidaridad entre las luchas, la acción directa popular, la unidad entre los sectores revolucionarios y las organizaciones de base, como una alternativa popular a los intereses de las fracciones de poder que compiten por el control del Estado, del oportunismo de las burocracias sindicales y estudiantiles (CUT, UNE, CTB, etc.) y de la izquierda electoral.

Desde el campo del sindicalismo revolucionario, las organizaciones de base de trabajadores y estudiantes y la lucha popular revolucionaria, FOB propone:

Construcción de brigadas y comités de agitación y propaganda “FUERA BOLSONARO” en ciudades y en el campo, con panfletos, graffiti, collages, intervenciones y actividades de base que pusieron la necesidad de derrotar en las calles a este gobierno neofascista;

Intervención en manifestaciones contra el gobierno de Bolsonaro como Bloques Autónomos y Combativos, para diferenciarse de la izquierda institucional, el bloque socialdemócrata / reformista y el oportunismo electoral, y construir a partir de la unidad de los sectores revolucionarios un calendario de luchas independiente de las burocracias traidoras y corruptas, rompiendo con la lógica de domesticación de las direcciones sindicales y estudiantiles de las entidades oficiales;

Ampliar las organizaciones de base de los pobres y la clase trabajadora con base en un programa de reclamos mínimos (en defensa del trabajo, vivienda, tierra, educación, medio ambiente, saneamiento, transporte y contra la brutalidad policial, el terrorismo de estado, la hambruna de radicalizando y relatando las luchas, señalando una salida revolucionaria de la crisis, como parte de un proyecto popular y revolucionario capaz de construir una alternativa de poder, compartir riqueza y poner fin a este régimen de explotación y opresión;

Organizar brigadas de autodefensa populares y militantes, convocando a todos y cada uno de los combatientes dispuestos del pueblo; Estas brigadas deberían ocuparse de la preparación de militantes anticipando posibles conflictos, preocupándose por la seguridad de los involucrados y asegurando la preparación física y las actividades de defensa personal;

Llamar a una huelga general construida en la base, fuera y contra las burocracias sindicales y estudiantiles, adoptando tácticas insurreccionales, acción directa, sabotaje, paralización de la producción, servicios y la circulación de bienes contra los ataques neoliberales contra los derechos de las personas, el genocidio de los negros en los barrios marginales y las afueras, los ataques contra los pueblos indígenas, los campesinos pobres y en defensa del medio ambiente;

Construir el Congreso del Pueblo, basado en asambleas populares y delegados elegidos por las organizaciones de base (grupos de trabajo, ocupaciones, LGBT, personas negras, campesinos pobres, mujeres, estudiantes, pueblos indígenas, asociaciones comunitarias, barrios marginales, jóvenes pobres, etc.) como instrumento de contrapoder y en oposición al congreso nacional reaccionario y otras potencias constituidas, y la piedra angular de la Revolución brasileña, el socialismo y el autogobierno popular.

A grupos y organizaciones populares autónomas, grupos y frentes antifascistas, organizaciones de base de trabajadores y estudiantes, grupos de mujeres, organizaciones negras combativas, grupos antirracistas, defensores de los derechos humanos, colectivos LGBT +, organizaciones de pueblos indígenas, lucha por la vivienda y la tierra, asociaciones comunitarias del campo y la ciudad, colectivos de la periferia, grupos culturales combativos, organizaciones revolucionarias anarquistas, marxistas, panafricanistas / quilombistas y anticoloniales:

Hacemos un llamado a las organizaciones y movimientos que identifican y están interesados ​​en la propuesta para firmar este manifiesto, y ya están comenzando a prepararse para la represalia popular.

Para hacerlo, contáctenos por correo electrónico: lutafob@protonmail.com.

Mañana nos pertenece, y los enemigos del pueblo tiemblan con nuestra unión.

¡FUERA BOLSONARO!
¡ABAJO DEL GOBIERNO MILITAR DE BOLSONARO / MOURÍ, LAS FUERZAS ARMADAS REACCIONARIAS, EL CONGRESO CORRUPTO Y EL JUDICIAL FASCISTA!

¡PODER PARA LA GENTE!
¡POR UNA HUELGA GENERAL INSURECCIONAL!

FIRME ESTE MANIFIESTO:

  • Federação das Organizações Sindicalistas Revolucionárias do Brasil (FOB)
  • Federação Autônoma dos Trabalhadores (FAT-GO)
  • Sindicato Geral Autônomo do Rio de Janeiro (SIGA-RJ)
  • Casa da Resistência (BA)
  • Sindicato Geral Autônomo do Distrito Federal e Entorno (SIGA-DF)
  • FOB Mato Grosso do Sul (MS)
  • FOB Santa Catarina (SC)
  • Sindicato Geral Autônomo do Ceará (SIGA-CE)
  • Rede Estudantil Classista e Combativa (RECC)
  • Alternativa Popular Londrina (PR)

Contra La Guerra de Estado, Guerra de Clases – extracto de los IWW de Estambul sobre la invasión Turca de Siria.

Por: İWW İstanbul – Dünya Endüstri İşçileri
Traducción por: Adri Clemente, Juventudes Libertarias

Publicado originalmente en Yeryüzü Postası.

Hacemos un llamamiento para todos los trabajadores – aquellos explotados
bajo este sistema, que están siendo empobrecidos cada vez más y que están
siendo enviados a morir – no para participar en esta guerra, sino para unirse en su contra.

Mientras la guerra se libra en Siria, cuyo único propósito es la muerte, la
destrucción y la pobreza, el gobierno del AKP ha empezado una campaña de
ocupación que solo seguirá sembrando la discordia en la zona. Como en la
previa ocupación de Afrin, esta operación muestra que el pueblo Kurdo no
preocupa a ninguna potencia imperialista, como Rusia o los Estados Unidos.

Esta actuación es una continuación del exterminio y la negación del estado
Kurdo basada en el rechazo a una solución pacífica al conflicto, y es parte de
las fantasías imperiales del AKP, que solo complicarán el problema Sirio. La
provocación de Turquía, con la ayuda de otros países, ha forzado a más
personas sirias a abandonar su país, desencadenando una nueva ola
migratoria que imposibilita construir viviendas para refugiados que fueron
evacuados de las región fronteriza. Es una locura.

Eliminar a los Kurdos de la zona fronteriza descarta la posibilidad de una
resolución pacífica del conflicto. Esto empeora aún más la guerra y solo
aumenta las probabilidades de que el caos se siga extendiendo por el Oriente
Medio.

Consecuentemente, el salario de los trabajadores ya ha empezado a ser
recortado para financiar las operaciones de Turquía. El significado de esta
operación es “¿conoce el precio de una bala?”

El creciente nacionalismo y la militarización de Turquía solo fortalecen el
sistema capitalista y los patrones que lo dirigen. Esta actuación y la crisis que
está creando debilitan nuestra lucha contra el capitalismo.

Estamos completamente en contra de esta operación, ya que significa más
muerte y pobreza para nuestra clase. Condenamos todas las guerras entre
naciones como parte de nuestro patrimonio histórico. Creemos que la lucha
contra esta guerra, y contra la mentira de la unidad nacional que el conflicto
intenta impulsar, forma parte del deber histórico de la clase trabajadora. ¡No
tenemos intereses comunes con los patrones y los gobiernos a su servicio!

Además, los trabajadores turcos y miles de otras personas han perdido la vida,
se están empobreciendo cada minuto y viven aterrorizados debido a la guerra
siria. Para poner fin a esta guerra los trabajadores del mundo deben organizarse y moverse. Debemos oponernos firmemente a la política de los estados que provocan, profundizan y hacen aún más destructivas las guerras libradas para los intereses de la clase dominante.

Hacemos un llamamiento para todos los trabajadores – aquellos explotados
bajo este sistema, que están siendo empobrecidos cada vez más y que están
siendo enviados a morir – no para participar en esta guerra, sino para unirse en su contra.

Es hora de hablar sobre lo que podemos hacer contra esta guerra desde
nuestros talleres, cómo silenciar a los chovinistas, cómo vencer el olor a sangre
nacionalista en el aire y cómo detener la guerra y mitigar sus efectos. Estamos
organizando trabajadores contra la guerra. ¡Inmediatamente! ¡Ahora!

 

HUELGA de trabajadores de Burgerville: por un contrato justo y un salario digno

por: Burgerville Workers Union – IWW

Contacto de prensa: Emmett Schlenz, 401-855-9440, emmett.schlenz@gmail.com

 

El 23 de octubre de 2019, los trabajadores de Burgerville en Portland lanzaron la huelga más grande en la historia del Sindicato de Trabajadores de Burgerville (Burgerville Workers Union). La/os trabajadores del Centro de Convenciones, 92 y Powell, Hawthorne y Montavilla Burgerville abandonaron el trabajo en la mañana, y permanecerán en huelga hasta que hayan demostrado suficientemente su fortaleza a la empresa.

Lo/as trabajadores están en huelga por un salario digno y un contrato justo. La reciente propuesta de salario de Corporate, que equivale al aumento del salario mínimo legalmente obligatorio apenas seis meses antes, no hace nada para cambiar el status quo en Burgerville. Nos merecemos un salario digno y lucharemos con uñas y dientes hasta que lo consigamos.

Estamos orgullosos de esta huelga, y estamos asombrados del valor mostrado por toda/os nuestra/os compañera/os de trabajo hoy. Pero estamos decepcionada/os de que la lucha en Burgerville haya llegado a esto. En casi un año y medio de negociaciones contractuales, hemos avanzado mucho: desde propinas y pago de vacaciones hasta protecciones para lo/as trabajadores indocumentado/as. Sin embargo, cuando se trata del mayor problema de todos: el fin de los salarios de pobreza en Burgerville, la empresa se niega a ceder. En cambio, le pagan a un abogado antisindical de alto precio para que se disfrace y se demore en la mesa de negociaciones, con la esperanza de que el hecho mismo de nuestra pobreza nos obligue a aceptar con desesperación cualquier trato que las empresas ofrezcan.

Además, la/os trabajadores en huelga están inspirados en la historia de Anthony, un trabajador de largo tiempo de Burgerville en Vancouver, y padre de una hija de un año, que fue suspendido el domingo por enfrentarse a su manager racista y abusivo. Trabajador de color, Anthony experimentó acoso racista de rutina por parte de la gerencia de Burgerville, incluido el hecho de que un gerente, con un tatuaje de los Estados Confederados, lo llamara la palabra “N”. Cuando fue a recursos humanos, trataron de ocultar la queja. Y cuando finalmente se enfrentó a su gerente al respecto, con el respaldo del Consejo Laboral del Suroeste de Washington, fue castigado. A partir de hoy, el puesto de Anthony sigue en peligro. La historia de Anthony nos recuerda el comportamiento mezquino y vengativo que hemos visto de esta compañía llamada ‘progresista’ una y otra vez. También nos recuerda de qué trata y siempre ha sido nuestro sindicato: empoderar a lo/as trabajadores para que denuncien colectivamente y tomen medidas contra las diversas formas de injusticia que enfrentamos a manos de nuestro/as jefes.

Esta huelga marca el comienzo de una nueva fase en nuestra lucha. No hay vuelta atrás de esto. Hasta que Burgerville Corporate acepte un acuerdo justo, no habrá límite para nuestras acciones sindicales.

El Sindicato de Trabajadores de Burgerville organizará una serie de acciones públicas esta semana para apoyar a lo/as huelguistas. Invitamos a cualquiera que se preocupe por luchar contra la pobreza y la codicia corporativa para que se solidarice con nosotros.

Las acciones continuarán hasta que ganemos justicia!

 

 

“Resurge la lucha laboral” – Huelga en Matamoros, Tamaulipas

“Resurge la lucha laboral”

por: Chak,  Cuaderno Común (México)

La lucha por mejores condiciones en el trabajo y por la emancipación de l@s trabajadores nunca se detiene. Siempre hay trabajadores que se organizan y resisten. Al inicio de este año, en Matamoros, Tamaulipas, l@s trabajadores se lanzaron a la lucha exigiendo el pago de un bono anual que se les asignaba desde hacía 15 años, a cambio de no incrementar sus salarios.

Este acuerdo ya de por si era abusivo, pero ante la perspectiva de que dicho bono debía incrementar en la misma proporción en la que incrementó el salario mínimo, la patronal decidió no pagarlo.

Frente a esto, obrer@s de siete empresas maquiladoras iniciaron en enero un paro de labores, enfrentando a sus patrones, a sus propios “líderes sindicales”, a las Juntas de Conciliación locales y a Ricardo Monreal, Senador de MORENA, quien insistía en llamar a l@s trabajadores a que detuvieran su movimiento, actuando así, no como representante sino como socio de los empresarios.

A pesar de las dificultades, la lucha se extendió llegando a alrededor de 70 empresas, incorporando a trabajadores de Coca-Cola, Coppel, entre otras. La lucha conquistó el 20% de incremento salarial y el pago del bono anual. No obstante, el movimiento ahora enfrenta el contraataque de la patronal que ha despedido a miles de trabajadores y ha anunciado que continuará con los despidos.

Así que la moneda está en el aire y el resultado dependerá de la capacidad de resistencia y solidaridad que l@s trabajadores de todo el país logremos construir.

Sin importar el resultado posterior, este movimiento ya ha brindado algunas lecciones de suma importancia: recordarnos que sólo organizad@s y unid@s l@s trabajadores podremos lograr mejores condiciones de vida; que ante la voracidad de l@s patrones, la complicidad de los líderes sindicales y del gobierno, surgen nuevas dirigencias con suficiente dignidad y determinación como para levantar un movimiento de resistencia que hacía décadas no se vivía en este país.

¡Viva la lucha de l@s trabajadores!

Y como dicen nuestr@s herman@s zapatistas: ¡Para tod@s, todo!

Mujeres Sindicalistas I: ¡Pan y Rosas!

Por: Joe Grim Feinberg

Traducido por: Grace ML

Parece que nadie sabe exactamente cuando, pero años antes de 1911 una canción y una idea llamada “Pan y Rosas” comenzó a difundirse por el movimiento obrero internacional. Era, aparentemente, justo en tiempo. Cuando James Oppenheim publicó su poema “Pan y Rosas”, en diciembre de 1911, en “The American Magazine”, atribuyó su inspiración a “una consigna de las mujeres del este”, y de verdad, en aquellos años parecía circular entre las activistas norteamericanas del medio oeste de “The Women’s Trade Union League”. Sin embargo, este honorable origen fue rápidamente eclipsado por otros acontecimientos históricos.

As we come marching, marching in the beauty of the day,
A million darkened kitchens, a thousand mill lofts gray,
Are touched with all the radiance that a sudden sun discloses,
For the people hear us singing: “Bread and roses! Bread and roses!”

Mientras vamos marchando, marchando a través del hermoso día
Un millón de cocinas oscuras y miles de apartamentos grises,
Son tocados por un radiante sol que asoma repentinamente ,
Para el pueblo que nos oye cantar: ¡Pan y rosas! ¡Pan y rosas!

Primero vino el Día Internacional de las Mujeres, el cual celebra su nacimiento meses antes de la aparición del poema de Oppenheim. El movimiento de las mujeres estaba naciendo, sucedió justo cuando “Pan y Rosas” se estaba afinando (generalmente atribuída a una arreglista de melodías obreras y populares llamada Caroline Kholsaat) y comenzaba a conocerse más allá de las paginas de revistas literarias.

Lo siguiente que vino fue la huelga de trabajadores de 1912 en Lawrence, Massachusetts, la cual fue conocida como “La huelga de pan y rosas”. No hay evidencias históricas de que la frase “Pan y Rosas”, cantada, hablada, o escrita, apareciera durante la huelga, la más larga y exitosa de la historia de EE.UU, pero la leyenda obrera cuenta que la mayorías de las huelguistas llevaban carteles que decían “¡Queremos pan, y rosas también!”. Al final, da igual si la canción inspiró la huelga y el movimiento o al revés. Algo ya estaba en el aire.

As we come marching, marching, we battle too for men,
For they are women’s children, and we mother them again.
Our lives shall not be sweated from birth until life closes;
Hearts starve as well as bodies; give us bread, but give us roses!

Mientras vamos marchando, marchando, luchamos también por los hombres,
Por aquellos hijos de mujeres, y los protegemos maternalmente otra vez,
Nuestras vidas no serán explotadas desde el nacimiento hasta la muerte,
Los corazones padecen hambre, al igual que los cuerpos,
¡dennos pan, pero también dennos rosas!

Es interesante como el movimiento socialista necesitaba del movimiento de mujeres para recordarle que el hombre no sólo vive de pan. Pero de una manera u otra, el correctivo se empleó para combatir la creciente unilateralidad económica de la Segunda Internacional. Si la lucha por el socialismo había tomado la apariencia de hombres musculosos que exigían llenar sus panzas –  o peor aún, de duros trabajadores esperando obedientemente al inevitable desarrollo económico – entonces era hora de apuntar que “Los corazones padecen hambre igual que los cuerpos”. O mejor aún, no es sólo que el pan no nos satisface – porque sólo comemos pedazos – sino que no hay pan a menos que este venga con aroma a rosas. La materia prima es un sin sentido sin “arte, amor y belleza”, lo único que puede redimir el haber tan materialista de nuestros antepasados.

As we come marching, marching, unnumbered women dead
Go crying through our singing their ancient cry for bread.
Small art and love and beauty their drudging spirits knew.
Yes, it is bread we fight for – but we fight for roses, too!

Mientras vamos marchando, marchando, innumerables mujeres muertas
Van gritando a través de nuestro canto su antiguo reclamo de pan.
Sus espíritus fatigados conocieron el pequeño arte y el amor y la belleza
¡Sí, es por el pan que peleamos, pero también peleamos por rosas!

Pero, ¿Qué son el arte, el amor y la belleza? ¿No son categorías burguesas construídas por la separación de la simpleza, la crueldad y la fealdad de la esfera de vida refinada de la burguesía? ¿El género de estas categorías no enmascara la realidad opresiva de las mujeres trabajadoras de la idealizada imagen de las esposas burguesas? ¿Pueden las proletarias alcanzar esas cosas tan delicadas, sin excluirse a sí mismas como proletarias?

Sí, dice la canción, “Mientras vamos marchando, marchando” – la marcha en sí misma es lo que toca las oscuras cocinas y los miles de apartamentos grises con un radiante sol que “asoma repentinamente”. El día es bonito porque (“para”) la gente nos escucha cantar: ¡Pan y Rosas! ¡Pan y Rosas!. Como vamos marchando, marchando, hacemos belleza, cambiamos el significado de belleza, echamos abajo los muros de la fábrica que mantienen la belleza alejada.

As we come marching, marching, we bring the greater days.
The rising of the women means the rising of the race.
No more the drudge and idler – ten that toil where one reposes,
But a sharing of life’s glories: Bread and roses! Bread and roses!

A medida que vamos marchando, marchando, traemos con nosotras días mejores.
El levantamiento de las mujeres significa el levantamiento de la humanidad.
Ya basta del agobio del trabajo y del holgazán: diez trabajan y uno descansa.
¡Queremos compartir las glorias de la vida: pan y rosas, pan y rosas!

* * *

Lee la segunda parte de este artículo en Mujeres Sindicalistas: La Chica Rebelde, que se publicará próximamente en SOLIDARIDAD.

Para más información:

Timothy P. Lynch, Strike Songs of the Depression, Jackson, Mississippi: University Press of Mississippi, 2001.

Shelly Romalis,  Pistol Packin’ Mama: Aunt Molly Jackson and the Politics of Folksong, Urbana, Illinois: University of Illinois Press, 1999.

Jim Zwick, “Behind the Song: ‘Bread and Roses,’” in Sing Out! Vol. 46., no. 4 (Winter 2003), pp. 92-3.

La I.W.W y La matanza de la Escuela Santa María de Iquique

Aquí, tenemos un escrito de nuestro compañero de Chile sobre una masacre infame y la canción que la conmemorizó. Mineros salitreras y sus familias estaban en huelga en todas partes del Norte de Chile y se juntaron en Iquique. Ahí es donde el ejército chileno abrieron fuego y aplastó la huelga. Es un honor de tener publicado este escrito en SOLIDARIDAD y esperamos más sobre el movimiento obrero heroico de Chile. – JP 

La I.W.W y La matanza de la Escuela Santa María de Iquique

por: I. Libertad

“…tuve la oportunidad de visitar las minas salitreras y la Escuela Santa María. Quedé impactado al conocer la historia de este horrible crimen, la peor matanza en la historia de los trabajadores de la cual tengo conocimiento”.  – Noam Chomsky

El movimiento obrero ha sufrido represión de distintas formas, por gobiernos democráticos o dictaduras. A la hora de hacer callar a los trabajadores y trabajadoras que buscan un mejor futuro, usan a la policía o a los militares. No hay lugar en el mundo que esté libre de hechos de violencia contra los trabajadores.

En Chile, el crimen de estado más grande que guardó la memoria popular, fue el 21 de Diciembre de 1907. Los hechos fueron conocidos como La Matanza de la Escuela Santa María de Iquique. Tres años antes de La Matanza, un grupo de propaganda anarquista se instalaba en el Norte de Chile, uno de los propagandistas era el conocido Poeta Popular Francisco Pezoa Astudillo (1885-1945). Muchos fueron los aportes literarios del poeta para la causa de los trabajadores, uno de ellos fue un poema, o más bien, una especie de versión de una famosa canción llamada “Ausencia”, que el compañero Pezoa le cambio la letra y tituló “La Pampa”.

Esta era una forma de propaganda muy común que el poeta usaba, la cual fue un gran acierto para llegar a lo más profundo de los trabajadores, dejando huellas impensables. La canción se coreaba en distintas actividades obreras, saliendo de los círculos puramente anarquistas y llegando desde el  Norte de Chile a otras regiones. La Matanza era recordada en actividades obreras, pero estas jamás iban a tener la repercusión histórica de una canción.

En 1919 se funda la IWW-Chile. La editorial LUX, vinculada a la IWW, edita un Cancionero Revolucionario en 1925, en el cual incluyen “La Pampa”. El cancionero, sin duda, ayuda a la masificación de la canción que sólo se había publicado meses después de La Matanza en algunos periódicos obreros de orientación anarquista. Los componentes de la IWW-Chile, que agitaban en la Editorial LUX, tenían claro que la música era una valiosa arma de protesta, denuncia y unidad.

El cancionero revolucionario también contenía versos de un IWW pero de Estados Unidos, se trataba del músico y sindicalista revolucionario Joe Hill, él también usaba canciones populares, a las cuales les cambiaba el contenido por un texto reivindicativo de protesta y también social. Estas, se recopilaron en el Libro Rojo de Canciones de la IWW-Estados Unidos. Los IWW o Wobblies -como eran conocidos popularmente- no importaba de donde fuesen, su credo internacional les unía más allá del sindicato: usaron la música como herramienta contra el olvido.

La canción política, de protesta, no nació entre 1960-1970. De mucho antes los trabajadores crearon melodías, textos reivindicativos, y fue esta labor la que originó, posteriormente una corriente musical denominada canción protesta, sus raíces están en el movimiento obrero de la primera hora.

Existe un debate al respecto del nombre de la canción y sobre el verdadero texto, ya que desde 1908, hasta que se publicara el cancionero en 1925, se publicó varias veces, con distintos nombres y pequeñas modificaciones de texto. El cancionero fue una recopilación de Armando Triviño, el primer secretario general de la IWW-Chile, amigo cercano de Francisco Pezoa Astudillo y compañero de organización, ya que Pezoa era de la Unión Sindical de Panificadores adherida a la IWW.

En base a esto, podemos afirmar que el nombre y texto que se publicó en El Cancionero de 1925, viene directamente de Francisco Pezoa Astudillo. Cuarenta y dos años después de la edición del cancionero, el famoso e histórico grupo musical Quilapayún, publica su versión y la titulan “Canto a la pampa”. El texto es el mismo que el del cancionero, solo que eliminan dos estrofas.

En 1968, ya habían pasado sesenta años desde que Francisco Pezoa publicara sus primeros versos sobre La Matanza; Quilapayún toma el texto del cancionero y los obreros de la época vuelven a conmemorar el 21 de diciembre de 1907 como la peor masacre obrera a manos del estado chileno.

Quilapayún, solo dos años después de que publicaran “Canto a la pampa” (1968), graban otra obra conmemorativa sobre La Matanza. La obra maestra del canto popular de protesta, se titula “Cantata Santa María de Iquique”, fue compuesta por Luis Advis y estrenada en 1970.

Muchos trabajadores en Chile, por más de 100 años se han enterado de La Matanza a través de la música y los IWW-Chile fueron un gran aporte a este proceso de memoria. Es común escuchar que “ningún libro de historia me enseñó sobre La Matanza, eso lo aprendí por la música”. La importancia de la canción y de la cultura en general es, que trasciende los tiempos, las organizaciones, las comunidades, los idiomas y se hace patrimonio de la humanidad.

La lucha social es una canción en construcción que aún no llega a su coro, es hora de que comencemos a escribirlo, para que cantemos al universo que ya no existen injusticias en la tierra.