La historia del IWW en Aotearoa (Nueva Zelanda) – Parte 1

35_R00035_mmAutor: Frank Prebble – Extractos de: “Trouble Makers” – Anarchism and Syndicalism. The early years of the Libertarian Movement in Aotearoa / New Zealand.

Traducido por: Miguel G

Los primeros años

Las actuales uniones comerciales e industriales datan de alrededor de comienzos de siglo, y algunas de mucho antes. Muchas, especialmente las uniones de trabajadores no cualificados, eran muy militantes. Ellas rápidamente absorbieron las ideas del unionismo industrial y del sindicalismo que barrían el mundo. La palabra Sindicalismoviene del francés, queriendo decir unión, pero en los países de habla inglesa generalmente se considera que significa unionismo revolucionario. Aunque haya diferencias entre el unionismo industrial y sindicalismo, los términos son para todos los objetivos prácticos intercambiables. El unionismo industrial no era nuevo en este país y tiene sus orígenes en South Canterbury, con la formación de las uniones de pastores en los años 1880s. Tenía sentido para los trabajadores estacionales unirse en términos de industria en vez de gremio. Muchos trabajadores pasaban de esquilar y de hacer otros trabajos pastoriles a la industria de la carne, de la leche, e industrias de lino o incluso a los muelles, o las minas. Entonces tenía sentido formar ” One Big Union ” (Una Gran Unión) en el trabajo en vez de seguir divididos en varios gremios. Pat Hickey, uno de los líderes de la Red Federation of Labour (Federación Roja del Trabajo), mantiene en sus memorias que los miembros de la Federación nunca se vieron como mineros o aguadores, sino como “Federationists”, y como miembros de la clase obrera.

Las ideas básicas del sindicalismo son: la acción directa en el lugar de trabajo y en la comunidad; una unión de estructura descentralizada sin funcionarios pagados a jornada completa; todas las decisiones son hechas en una Asamblea General de trabajadores; y delegados revocables para realizar las decisiones de la asamblea. Los sindicalistas generalmente sienten que los partidos políticos son una influencia disolvente en el movimiento obrero. Rechazan la política parlamentaria y apoyan la acción directa y consideran que la huelga general es el arma más poderosa de la gente trabajadora contra los patrones y el estado. Pero no bastaba con luchar por mejores salarios y condiciones laborales. Veían a las uniones industriales como los componentes básicos para una futura sociedad cooperativa. Eran el campo de entrenamiento para un futuro mejor.

No puede contarse la historia de I.W.W. en Aotearoa sin considerar al más amplio movimiento obrero. Los Wobblies no eran un pequeño grupo sectario aislado de los tumultuosos acontecimientos de aquellos tiempos. A menudo ellos estaban en el centro, y eran el espíritu principal dentro del movimiento militante de los trabajadores. En ningún otro tiempo las ideas anarcosindicalistas tuvieron tanto apoyo popular. Después de la derrota del Consejo Marítimo en 1891, el movimiento obrero de Nueva Zelanda entró en decadencia. Siguieron años de depresión. En 1894 los Liberales aprobaron la Industrial Conciliation and Arbitration Act (Acta de Conciliación y Arbitraje Industrial), y lo hemos tenido en varias formas desde entonces hasta hace bien poco. El acta I.C.A. animaba la formación de uniones pero también acortaba el derecho de huelga, y tendía a dividir el movimiento de las uniones. Sin embargo en 1905 la clase obrera una vez más estaba agitada. Las ideas de los Wobblies, como se llamaban a sí mismos I.W.W., comenzaron a filtrarse en Nueva Zelanda. Había ahora un aire nuevo de militancia sobre todo entre los mineros. Entre 1900 y 1911 la mano de obra en las minas aumentó en casi el 75 %. Con este aumento también vinieron condiciones de trabajo y de vida horrorosas, patrones intransigentes y desde luego desastres mineros. Los mineros, estibadores, pastores y peones eran la espina dorsal del nuevo movimiento. Muchos militantes de Europa y América viajaron a Nueva Zelanda y Australia para abogar por el unionismo industrial. El recién formado Partido Socialista organizó muchos de estos viajes y comenzó a publicar artículos sobre el unionismo industrial en su periódico, “Commonwealth”.

~

Original publicado en http://www.takver.com/history/nz/tm/index.htm

logo del IWW

Anuncios

Un compromiso con la historia

Hoy presentamos un artículo escrito por un lector de Solidaridad. Lo publicamos en este espacio para difundir su perspectiva aunque nuestra organización propone la organización laboral no violenta como herramienta de lucha. Todas las posiciones y propuestas del texto son del autor.
Demián Reyes
Octubre 2015, México

Para el 14 de Octubre del 2015, se vertieron decenas de eventos en Facebook y algunos centenares de carteles que invitan a un “Paro Nacional” con el fin de congregar a la ciudadanía mexicana en las principales plazas cívicas del país con un mensaje pacífico e invitando a vestir de blanco.  Tras la tercera huelga general tras los recortes en Grecia, bajo el gobierno de SYRIZA (la coalición de la izquierda radical), varios grupos “ciudadanos” han llamado a retomar estas acciones mediante la misma manera: un “paro nacional”. Todo suena bonito, claro, hasta el momento del análisis y repercusiones políticas de dicha convocatoria, para eso, hemos elaborado cuatro preguntas centrales y concretas para conocer las intenciones de este paro nacional y las tareas revolucionarias que deberá comenzarse a cuestionar el pueblo mexicano si en verdad busca derrocar al Estado-Capital más allá de una convocatoria virtual y fuertemente desorientada.

1) ¿ES SUFICIENTE CON CAMBIAR A LOS POLÍTICOS Y MODIFICAR LAS LEYES?

El motivo de estas ideas de paro nacional es que “la protesta pedirá establecer un mecanismo de comunicación donde cualquier ciudadano pueda generar propuestas, eliminar el fuero a los políticos, dar la posibilidad de revocar mandatos a políticos y funcionarios públicos, además de promover que cualquier reforma constitucional de calado se haga a través de consultas populares”. La visión social-demócrata de figuras públicas que invitan a esta protesta como Rafael Loret de Mola, Gerardo Fernández Noroña y algunos otros intelectuales izquierdizantes muestran a medias que el problema no es como tal toda la estructura social, sino, la clase política (o teocrática) que la maneja.

Este discurso lleva siglos reproduciéndose: desde los whig y tories en la Inglaterra parlamentaria del siglo XVII, los jacobinos y girondinos en la Revolución Francesa (dejando el ascenso a la burguesía y abriendo el paso a la ampliación capitalista en todo el mundo), los Estados nacionalistas -cayendo en pocos años- de Garibaldi y Mazzini en Italia y hoy en día con los mensajes de la oposición “de izquierda” en todo el mundo, desde Andrés Manuel López Obrador en México a Evo Morales en Bolivia, ambos represores de los movimientos populares compuestos principalmente por estudiantes, trabajadores e indígenas.

¿Y qué función tienen las leyes en el sistema político actual?, quien haya llegado a ver el filme “La Ley de Herodes” y las series fílmicas de Luis Estrada desde 1999, podrá darse cuenta a través de ese reflejo satírico de la realidad nacional, que las leyes únicamente están al servicio de quien posee riquezas, la justicia es una puta que no todos pueden pagar. Pero también, las leyes inhiben la organización natural de las sociedades y la justificación de sus intereses, es por eso, que cada uno de los atentados al orden existente son condenados y difamados terroríficamente por los representantes políticos y la mass-media. Kropotkin, un pensador y teórico anarquista ruso nos explicó que “cuando la ignorancia está en el seno de las sociedades y el desorden en los espíritus, las leyes llegan a ser numerosas”. Siendo así la propuesta ciudadana de crear reformas constitucionales y leyes de protección popular, son apenas una embarradita para ocultar todo el poder que se encuentra en la lógica de las constituciones y las reformas estructurales: designar un orden de vida y de relacionarse social, laboral y moralmente mediante una equívoca representatividad.

NO ES SUFICIENTE CAMBIAR A LA CLASE POLÍTICA NI SUS LEYES, SINO, DESTRUIR TODO PODER POLÍTICO Y REPRESENTATIVO.

AMLO_y_Cardenas-Cardenas-AMLO-Lopez_Obrador-Cuauhtemoc_Cardenas_MILIMA20140131_0475_3Algunas de las más grandes decepciones para la “izquierda mexicana” han sido AMLO y Cuauhtémoc Cárdenas, personas que propusieron estrategias similares a las de un paro nacional para lograr reformas legislativas que modificaran los programas de desarrollo público. MORENA incluso (al igual que otras agrupaciones populistas como el MTS o el PCM), propuso desde el 2014 la formación de un Nuevo Constituyente para la creación de una nueva Carta Magna, bajo el emblema de ser “la esperanza de México”.

2) ¿PROTESTAR Y/U ORGANIZARSE?: ACTIVISMO COYUNTURAL VS ORGANIZACIÓN PERMANENTE

Muchas veces, las movilizaciones y el sentido del buen luchador social nos encierran en particularizar nuestras responsabilidades en momentos específicos y coyunturales, no precisamente hacia una organización independiente, apartidista, anti-capitalista y permanente. Buenaventura Durruti, un revolucionario español que convirtió varias regiones de España en verdaderas utopías de equidad y libertad en 1936, nos dictaba hacía la pregunta de que si: “¿habéis organizado ya vuestra colectividad? No esperéis más. ¡Ocupad las tierras! Organizaos de manera que no haya jefes ni parásitos entre vosotros. Si no realizáis eso, es inútil que continuemos hacia adelante. Tenemos que crear un mundo nuevo, diferente al que estamos destruyendo.”

Las armas del activista del siglo XXI son las pancartas, los plumones y los hashtags, pensando que el cambio se da en la metafísica de las masificaciones o protestas colectivas desde sus distintas percepciones ideológicas (frecuentemente contradictorias a sus discursos), ¡pero nada de eso!, toda evolución humana consiste en crear una propuesta REAL, MATERIAL, ECONÓMICA Y ESTRATÉGICA que enfrente a las barbaries de la globalización y el arrebato de nuestros medios de subsistencia, es decir: a través de la militancia anti-capitalista organizada. (1)

ES URGENTE SALIR Y FORMAR COLECTIVOS, GRUPÚSCULOS DE ACCIÓN DIRECTA, PROYECTOS AUTO-GESTIVOS, FEDERACIONES, LIGAS, ASOCIACIONES Y TODO LO QUE REPERCUTA EN LUCHAR HASTA DESTRUIR ESTA SOCIEDAD DE CLASES.

145agon

3) ¿QUÉ HAY QUE HACER PARA DERROCAR UN GOBIERNO? 

Es importante rescatar que todo acto de protesta es legítimo, tomando en cuenta así que la organización popular ya sea para salir al kiosko de la colonia, a manifestarse liberando torniquetes, movilizaciones multitudinarias, etc,, son acciones necesarias y que deben expandirse para facilitar estrategias logísticas más grandes como la huelga salvaje nacional y el sabotaje a todos los símbolos de opresión que compañeros del mundo nos han enseñado, como las Revueltas y Huelgas Nacionales en Grecia desde el 2008, las Primaveras Árabes en El Cairo en 2011, o las movilizaciones nacionales en Brasil contra el Mundial FIFA del 2014 o hace unos meses en el Paro Nacional en Guatemala, pero la intención no es hacer una lista de estas protestas, sino explicar qué acciones dañan directamente el poder político y mercantil de quienes administran la vida de los mexicanos.

Vialidades, transporte de mercancías, venta-compra masiva en las urbes, vías de comunicación: Los camaradas de Ayotzinapa y los combativos maestros de la CNTE-Sección XXII nos han enseñado que sus actos de protesta se enfocan en bloquear logísticamente todas estas actividades y establecimientos en las ciudades, plazas comerciales, casetas de peaje, aeropuertos, televisoras, etc. Un día de pérdidas es un dolor de cabeza para quienes poseen el capital. Una jornada constantes significaría su total bancarrota. ¡RECORDEMOS QUE QUIENES LES DAMOS DE COMER SOMOS LOS TRABAJADORES Y ESTUDIANTES!

Parar las fábricas, el comercio, la producción agraria y las escuelas: ¡ES UNA LUCHA POR UN TRABAJO LIBRE Y UNA EDUCACIÓN PARA TODOS!

* Los antagonismos son todos los factores sociales que repercuten en mantener una sociedad desigual, tales como la alienación cultural, el consumo, el machismo, el especismo, la autoridad, etc. Durante un paro nacional o una huelga salvaje, ha de exponerse también que el cambio de la realidad social reside tanto del individuo como de la colectividad en cuestiones que atañen diariamente.

ES NECESARIO BLOQUEAR TODO EL PODER MERCANTIL, PARAR LA PRODUCCIÓN NACIONAL Y SABOTEAR A NUESTROS ANTAGONISMOS.

54610dcc506a6“Normalistas de Ayotizapa, la CETEG, el MPG y otras organizaciones de Guerrero bloquean totalmente el aeropuerto de Acapulco por la desaparición forzada de los 43 estudiantes. Acciones como la quema del Congreso de Chilpancingo y los bloqueos a las vialidades resultan de gran peso para el Estado de Guerrero, haciendo notar que se encuentra en una crisis política y se tambalea a cada acción de los grupos radicales. 10 de Noviembre, 2014”

 

4) ¿SIN VIOLENCIA?, ¿LA PAZ PUEDE GESTARSE ANTE LOS APARATOS REPRESIVOS DEL ESTADO MEXICANO?

El pacifismo recalcitrante se ha convertido desde la década de los 60’s –o de la decadencia moral- en un estandarte enemigo para los verdaderos luchadores sociales. Un silogismo predilecto para poner en una dialéctica contradictoria a la cuestión de la paz, me la diría un buen amigo: “pedir permiso al gobierno para protestar contra las acciones del gobierno no es una opción congruente si se busca modificar algo” o “decir y actuar políticamente bajo el nombre de la ley, sobre las leyes que históricamente se han dedicado a explotar, asesinar, reformar y provocar la miseria de los pueblos, me deja mucho que desear”.

Desde el movimiento anti-globalización a inicios del nuevo siglo, formas distintas de protesta y de atentados contra la infraestructura urbana se han dejado observar a lo largo de todo el mundo, y esto no es algo que sólo sea realizado por el movimiento libertario, sino por el pueblo en general que ha decidido confrontarse directamente con los símbolos de la represión y de la desposesión de las riquezas para recuperar todo lo que ha perdido.

Ingenuamente, mucha gente cita las luchas de Martin Luther King, Mahatma Gandhi o del Mayo Francés de 1968 como procesos pacíficos, cuando fueron grupos radicales y las mismas huelgas de los trabajadores, negros e indígenas los que desarrollaron manifestaciones violentas contra todos los grupos de poder. A pesar de esto, la verosimilitud de la violencia es clara como el monopolio de la violencia proveniente del Estado moderno, haciendo que la reacción sea tanto violenta o pasiva por parte de los explotados, pero siempre concordando en sacar de la vida pública a quienes no tienen otra intención mas que dañar a terceros.

NINGÚN CAMBIO POLÍTICO NACIÓ CON FLORES NI CONSIGNAS.

+cipayos2“La Rebelión de los Cipayos de 1857 fue el parteaguas para que se comenzara la lucha por la Independencia de la India. Antes del Partido Nacionalista del Congreso donde figuraron Gandhi y otros intelectuales, el proletariado hindú se organizaba para sacar de todos los edificios y resguardos a la clase política y a los explotadores”.

Así, esperamos que el lector amplíe su visión de la protesta, y considere que este paro nacional del 14 de Octubre, es tanto como un experimento social como una invitación categórica para organizarse con sus compañeros de trabajo, de escuela, de barrio, pues: tenemos un compromiso con la Historia.

~

(1) Guerra de clases: Del activismo de pancarta y hashtag a la militancia anticapitalista, Portal Loaca, 27 de Julio del 2015.

Mujeres Rebeldes del IWW

Por: J. Pierce

Hoy, Día Internacional de las Mujeres, celebramos todo los hechos de las Mujeres Rebeldes del mundo. En la escuela de mi esposa, todas las maestras se disfrazan de una mujer importante en la historia de México y otros países.  ¡Excelente idea para difundir las contribuciones de las mujeres excepcionales a los alumnos!  Espero que en su ciudad, haya varios eventos para celebrar este día importante.

Elizabeth Gurley Flynn et al
Elizabeth Gurley Flynn, la más famosa organizadora del IWW esta aquí sentada con vestido negro. Eva Botto, hija de trabajadores de textiles de Nueva Jersey, Pietro y María Botto, está parada.

Aquí en Solidaridad, en lugar de disfrazarme, quiero presentarles a varias mujeres que nos han inspirado con sus hechos importantes y su espíritu de lucha.  Aquí tenemos algunas palabras y fotos para introducir solo unas pocas organizadoras y agitadoras que han hecho un impacto en la historia de nuestro sindicato, los Trabajadores Industriales del Mundo.

Las más conocidas de la época de los 1910s y 20s incluyen Elizabeth Gurley Flynn, miembro del IWW desde sus 16 años, quien creció para ser una oradora y organizadora formidable.  Ella dirigió numerosas campañas y huelgas y era una inspiración para mujeres trabajadoras en todas partes.

También muy conocida es Lucía González Parsons, escritora, oradora, y enemiga de los ricos de Chicago con sus palabras incendiarias. “Nunca creas de que los ricos te permitirán quitar su riqueza con tus votos.” Parsons estaba adelante de muchos con sus platicas sobre las luchas de las trabajadoras diciendo, “Somos las esclavas de los esclavos.  Somos explotadas sin piedad, más que los hombres.”  Su marido, Albert Parsons, fue colgado como uno de los Mártires de Chicago y dos décadas después, ella ayudó a la fundación del IWW en 1905 en la misma ciudad.

Lucía González Parsons
Lucía González Parsons, agitadora anarquista y co-fundadora del IWW

Presente en la misma primera convención del IWW, Mary Harris “Mother” Jones era una agitadora y organizadora muy conocida por su trabajo a favor de los mineros en todo el país.  Ella luchó para eliminar el trabajo infantil y era famosa por sus citas irreverentes como, “No soy una persona humanitaria. Soy una hell-raiser.”

Matilda Rabinowitz
Matilda Rabinowitz, organizadora del IWW

Entre los cientos de mujeres fuertes quienes lideraron el IWW a través de los años, hay varias que marcaron la organización con su presencia. Entre ellas incluye Matilda Rabinowitz, conocida por su organización de una huelga de trabajadoras de textiles en Little Falls, Nueva York en 1912. Prominente socialista, Mary E. Marcy, era activa en el IWW y famosa por su serie de panfletos llamados “Shop Talks on Economics” (Discursos del trabajo en economía).

Laura Payne Emerson fue una poeta Wobbly que participó en la Lucha de Libertad de Expresión en San Diego, California en 1912.  Ella auto-publicó su propio libro de poemas, en 1918, llamada “Laurels.”  Dr. Marie Equi luchó por los derechos de las mujeres, incluyendo el aborto y apoyó las huelgas del IWW en Portland, Oregon.  Jane Street es famosa por organizar un sindicato IWW de criadas en Denver en los 1910s.  Dos líderes de la huelga de mineros de carbón en Colorado en 1927 eran Amelia “Milka Roja” Sablich y Felix Arellano. Y como podemos olvidar “la pájara cantora del IWW”, Katie Phar, de Spokane, Washington.

Mary E. Marcy
Mary E. Marcy, destacada escritora y editora socialista

Aunque había muchísimas organizadoras entre las décadas del siglo XX, me gustaría mencionar tres que han fallecido.  Penny Pixler organizó el IWW y feministas en Chicago; Judi Bari trabajó para organizar a los leñadores y conectarlos con el esfuerzo por salvar las Secoyas en California norte; y Charlene “Charlie” Sato era activa en el IWW en Hawai’i y muchos movimientos de justicia social.  Las extrañamos y sus ejemplos nos inspiran en nuestra lucha para la emancipación de la clase obrera.

Y para terminar, solo quiero decir “¡Gracias!” a Charlene Zaharakis, organizadora IWW de los 70s, escritora, y editora del periódico “Rebel Woman” (Mujer Rebelde) para prestar el título de este artículo.  Ella continua el trabajo a favor de las mujeres y para un mundo mejor para todos. Y también “¡Gracias!” a todas las organizadoras del IWW por ayudar el trabajo del Gran Sindicato.

 

simbolo feminista

¡Feliz Día Internacional de las Mujeres!

 

Pronunciamiento y llamado de La Vía Campesina: Ante el asesinato de nuestra compañera Berta Cáceres

 Bertha CáceresHoy presentamos un comunicado del grupo La Vía Campesina. Publicamos el comunicado en este espacio para difundir la información. Todas las posiciones y propuestas del texto son de La Vía Campesina.

~

El movimiento campesino internacional La Vía Campesina, ante la opinión pública nacional e internacional, hace saber que este día 3 de Marzo del 2016 en horas de la madrugada fue asesinada nuestra querida compañera de lucha, Berta Cáceres, Coordinadora General del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, (COPINH).

El asesinato de la compañera Berta Cáceres, sucedió en su casa de habitación, mientras descansaba, lo que coloca en nivel de mucho mayor riesgo a Defensoras y Defensores, a la población indígena que resiste en las comunidades, y miembras y miembros de las organizaciones del movimiento social y popular que hemos hecho nuestra esta legítima lucha.

La compañera Berta Cáceres en reiteradas ocasiones se había pronunciado contra las nefastas acciones e intenciones tanto del actual gobierno en las concesiones de los recursos naturales como de las empresas transnacionales extranjeras por la construcción de represas y captura de los recursos de los pueblos indígenas.

La compañera tenía medidas cautelares demandando al Estado de Honduras la protección de la integridad física de Berta Cáceres. El mismo Estado de Honduras ejerció medidas de persecución contra Berta Cáceres por su lucha en contra de las empresas extranjeras destructoras de los recursos naturales.

El mundo entero reconoció el valor de luchadora por los derechos humanos de la compañera Berta Cáceres recibiendo el prestigioso Premio Ambiental Goldman por la defensa de los recursos naturales del país.

Reconocemos la lucha histórica de nuestra compañera Berta Cáceres al lado de nuestro pueblo para reivindicar el derecho a la tierra, su lucha por la defensa de nuestra soberanía, por una reforma agraria integral, por la seguridad alimentaria de nuestro pueblo.

Cabe destacar que el pasado 9 de abril del año 2014, el diputado y Coordinador General de La Vía Campesina Honduras, Rafael Alegría, introdujo al pleno del Congreso Nacional la propuesta de ley de Reforma Agraria Integral con Equidad de Género para la Soberanía Alimentaria y el Desarrollo Rural, con el propósito de buscar soluciones por la vía política, a la problemática que viven actualmente los campesinos y los pueblos originarios en Honduras, misma que hasta la fecha no se ha tomado en cuenta por la Junta Directiva del Congreso Nacional.

Por tales razones La Vía Campesina Honduras, denuncia al gobierno de Honduras y a las empresas transnacionales extractoras y explotadoras de los recursos naturales del país.

Como movimiento internacional de campesinos y campesinas, exigimos al Estado de Honduras que castigue a los actores de este vil asesinato, y llamamos a todas las organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos a que se unan a esta demanda.

La Vía Campesina llama a acciones de protesta en las embajadas de Honduras en todo el mundo exigiendo esclarecimientos de este acto criminal y protección para los defensores y las defensoras de la tierra y territorio y de los derechos humanos en Honduras.

Nos solidarizamos y extendemos nuestras condolencias a la familia de la compañera Bertha Cáceres, al pueblo Lenca y al pueblo Hondureño quienes sufren y sufrimos su irreparable pérdida.

 

TEGUCIGALPA M.D.C. 3 DE MARZO DEL 2016

GLOBALICEMOS LA LUCHA, GLOBALICEMOS LA ESPERANZA

BERTHA CÁCERES ¡VIVE!

LA LUCHA SIGUE Y SIGUE!

logo_via_campesina

Estoy cansada de la atención sanitaria

Por Luz Sierra – IWW de Miami, 5 de Agosto de 2015salud

Han pasado ya cinco años desde que empecé a trabajar como Certified Nursing Assistant o CNA (auxiliar de enfermera). Una CNA es una profesional de la salud que asiste a las Registered Nurses o RN (enfermeras registradas). Se considera a las CNA como las que hacen el “trabajo sucio” en la atención sanitaria: cambiar, bañar, dar de comer y ofrecer a los pacientes cualquier tipo de asistencia que las RN no tengan tiempo u oportunidad de dar en el ambiente acelerado y multitarea del sistema de salud de hoy. Ofreciendo cuidados a los pacientes he visto muchas de las atrocidades de la sociedad actual, especialmente con la salud mental.

El año pasado me ofrecieron un puesto de cuidadora en un hospital local después de haber sido despedida de mi trabajo anterior por haber organizado a los trabajadores. Es un trabajo bastante tranquilo. Dependiendo del censo, ofrezco cuidados a uno o dos pacientes con riesgo de caída y que están bajo el Baker Act (una ley de Florida sobre salud mental que obliga al paciente a permanecer en las instalaciones y bajo supervisión hasta 72 horas debido a la posibilidad que se dañen a sí mismos o a otros), o pacientes con alto riesgo de complicaciones que pueden resultar heridos. A lo largo de la mayoría de mi tiempo allí como empleada, he visto más que nada a pacientes con trastornos de la salud mental. Entre ellos están las personas mayores a las que se ha diagnosticado con demencia o Alzheimer. De acuerdo con mi experiencia, o no se les da suficiente tratamiento o no se les da ninguno. Sólo se les administra medicación que los mantiene sedados durante horas o, simplemente, son ignorados por las enfermeras. Un individuo con tales dolencias podría ponerse muy ansioso, agitado y desorientado, lo que conlleva muchos problemas. Por ejemplo, a menudo intentan levantarse de la cama de modo no seguro debido a la pérdida de memoria, pueden quitarse su terapia intravenosa (IV) si ésta les molesta, y algunas veces intentan dañar físicamente a personas que no reconocen porque sufren de ansiedad y temen a cualquier persona. La lista podría ser más larga. Los trastornos de la salud mental no son fácilmente tratados, así que hay ocasiones en las que vas a necesitar la ayuda de una asistente de enfermera, una enfermera e incluso la administración. Por desgracia, a veces tal ayuda es inexistente, como un día que se me asignó un paciente que tenía Alzheimer y estaba muy confuso.

Aquel día recibí a la paciente en una situación difícil. Cuando llegué a su habitación, ella estaba dando puñetazos y patadas a la asistente de enfermera, que no le permitía bajarse de la cama. La asistente de enfermera me avisó de que tuviera cuidado ya que ella era muy combativa; no estaba mintiendo. Pasé las primeras dos horas impidiendo que se bajara de la cama mientras ella intentaba darme puñetazos y patadas una y otra vez. Finalmente vino un fisioterapeuta que la acompañó a caminar hasta el lavabo y por la habitación. Luego, la enfermera le administró medicación que la calmó y la reorientó. Después de tomarse la medicación, la paciente empezó a hablarme amablemente, explicándome cosas de su vida hasta que se durmió por unos treinta minutes. Cuando se despertó la medicación ya no hacía efecto, así que estaba agitada y confundida otra vez. Quería irse de su habitación pero no le dejaban, así que me empujaba y pegaba, pidiendo ayuda a gritos. Yo quería apartarme de ella porque es lo que te enseñan que debes hacer ante un paciente irritado, pero no podía porque ella intentaba levantarse de la cama, poniéndose en riesgo de caer. Llamé a la enfermera para explicarle lo que estaba sucediendo, pero todo lo que ella hizo fue venir un momento y hablar con la paciente. Cuando se fue, la paciente se puso agresiva de nuevo.

Durante las siguientes tres horas llamé a la enfermera cinco veces, pero ella no hizo nada más que intentar calmar la paciente hablando con ella. No hay ningún problema con eso, pero si la paciente está dañándose a sí misma e intentando atacar a cuidadores, debería haber una alternativa mejor. No soy una gran defensora de la medicación pero, en mi opinión, es mejor sedar a un paciente con tal de prevenir cualquier posible daño si la enfermera no estará allí 24/7 y si el cuidador del paciente tiene recursos limitados al tener que impedir que un paciente se dañe a sí mismo o a otros. Por suerte, se presentó otra enfermera y se llevó a la paciente a visitar a su esposo, que también estaba hospitalizado. Se me ordenó que permaneciera con ella mientras visitaba a su marido. Estuvo calmada durante un rato, pero después se agitó y quiso irse de la habitación para buscar a sus hijos, que no estaban allí. Tuve que llevarla de nuevo a su habitación, donde ella no quería estar, y pasé las siguientes tres horas yendo y viniendo entre su habitación y la de su esposo. Durante el camino me pegaba y me gritaba mientras las enfermeras miraban sin decir nada.

Durante las últimas horas de mi turno, nadie hizo nada para detener su comportamiento violento, y continué aguantando el maltrato. Se me dijo que la mantuviera sentada colocando una mesa delante de su silla y poniendo my peso sobre ésta, pero no me sentía cómoda haciendo eso. Cumplir esa orden podría ser asalto ilegal y yo no quería inmovilizar a una paciente sin la orden de un médico. Por lo tanto, dejé por inútil lo de pedir ayuda y simplemente aguanté los golpes y coces, pasando las últimas horas de mi turno pasar en el reloj.
Estuve atrapada por diez horas siendo maltratada mientras nadie intentó siquiera ayudarme a sujetar un paciente que me estaba dañando claramente. Eso me dejó molesta, abatida y extremadamente cansada al final del día. Ningún trabajador de la asistencia sanitaria debería experimentar algo así. Los trabajadores también tienen derechos y obligarnos a aguantar maltratos como estos es una locura. Por desgracia, no puedo decir que ésta fuese mi primera vez.

Muchos pacientes se han comportado de este modo y algunos aún peor. Un paciente Baker Act estaba continuamente intentando abandonar el hospital, escupía en todas partes, intentando golpearme, e incluso se masturbó delante de mí. A la enfermera le costó tres horas presentarse antes de inmovilizar al paciente aunque el encargado de seguridad exigiese a la enfermera que interviniera. Éste estaba claramente molesto y no se podía creer que el hospital careciese de procedimientos apropiados o un área (no hay un departamento psiquiátrico en este hospital) para pacientes en dichas condiciones.

Después de cuidar al paciente que me maltrató durante diez horas, estaba sin ninguna duda cansada de tal abuso hasta el punto de considerar dejar el sector. El sistema de asistencia médica es espantoso. Si a nadie le importa un paciente negligido, maltratado o ignorado, ¡imagina qué experimenta el trabajador! Este sistema se preocupa más de los beneficios que las vidas de las personas que viven en él. Pacientes de clase alta, lameculos y ricos son los únicos que obtienen los frutos de nuestra miseria. El resto tienen bastante suerte si dejan el hospital con el sabor de la esperanza que queda en este mundo.

Por diez dólares la hora sin prestaciones no vale la pena ser maltratado. Ningún sueldo merece que el trabajador trabaje bajo estas circunstancias. Tiene que haber un modo de reestructurar este sistema. Apelar a agencias gubernamentales que supuestamente monitorizan el sistema de asistencia sanitaria, como OSHA, no funciona porque a penas inspeccionan cada algunos años, y aún menos tienen suficiente presupuesto para hacer inspecciones sorpresa. A través de la presión empresarial, reuniones y las extensivas ataduras entre la industria y Washington, están controlados por la misma gente que se supone que deberían supervisar. Sean cuales sean las pocas leyes que haya para regular los hospitales, éstas carecen de modos de ejecutarlas bien y están claramente escritas para las empresas que hacen funcionar la industria.

Por eso organizar a los trabajadores debería ser nuestra solución. Puede que los profesionales de la salud estén separados por los horarios, el pesimismo y el miedo, pero hay incontables ejemplos, tanto en el pasado como actuales, donde trabajadores de hospitales se unen y exigen los cambios que se necesitan. Hay la esperanza que un día los empleadores de la atención sanitaria sean capaces de reconstruir un sistema que ofrezca cuidados preventivos, se tome la salud mental más seriamente y trate a pacientes y trabajadores como seres humanos en vez de productores de beneficios. Espero que este día llegue pronto.

Quizás compartir esta historia sería un primer paso. La primera acción que podría acabar con el miedo de no callar, el tormento de estar solo en este sector, la desesperanza entre los trabajadores de la atención sanitaria cuando se enfrentan a condiciones injustas y, en general, la falta de inspiración a contraatacar y construir el sistema que los trabajadores desean. Por eso continuaré mientras me mantenga firme y mi deseo de ver cambios siga vivo.

~

– Traducido por FW Milena (Catalunya)

logo del IWW