Prisionera/os de Shakopee protestan y ganan en el mes de Orgullo

110 prisioneras en la Prisión de Shakopee, Minnesota, vestían de azul para exigir cambios LGBTQ en el mes de Orgullo

Por: Comité de Organización de Trabajadores Encarcelado/as de Twin Citiestc.iwoc@gmail.com, 612-405-0347 Contacto de los medios de comunicación – Diana Current, 612-559-9256, dianacurrent@gmail.com

Traducción: JP y KF

[Actualización: Victoria!!  El periódico Star Tribune, 29 junio, ha reportado que la política de “no-tocar” está por terminar, según Paul Schnell, Comisario de Prisiones de Minnesota. El artículo menciona la presión de organizaciones humanitarias por el cambio de la política.]

Mientras Minneapolis brillo con arcoíris y los sonidos de amor, otro tipo de Orgullo pasó dentro de las paredes de la Prisión Shakopee sábado 22 de junio. Dentro de esta, el 22 junio, prisioneras vestían de azul, el único color que pueden usar sin estar en problemas, para protestar a favor de cambios que exigen LGBTQ.

“Cuando desperté para desayunar, toda mi unidad vestía de azul. Estaba muy feliz, muy gay. A la hora de la comida, no todas portaban el color, porque fueron a hacer ejercicio. Sin embargo en la cena todas tenían sus camisas azules de nuevo,” dice Joe Vanderford, un hombre-trans empujado al frente por exigir el tratamiento de hormonas (para el que califica, de el Departamento de Correcciones (DOC)).

Se ha reportado que 100 prisioneras de 130 en la unidad Anthony vestían de azul en apoyo a las demandas de los y las prisioneras LGBTQ: Un fin del ambiente de discriminación y acoso. “Todos merecen amor, entonces porque miran a la gente en una manera diferente sobre quien ellos aman?” dice Melanie Quick, una prisionera en Shakopee quien vestía de azul en solidaridad con sus compañera/os prisionera/os trans y queer.

Las prisionera/os quieren :

  • Hormonas para su compañero prisionero-trans Joe Vanderford
  • Grupos de apoyo y un defensor de LGBTQ
  • Un alto de censura del correo
  • Un alto de la práctica de negar o parar el tratamiento médico como castigo – incluyendo hormonas
  • Formación de sensibilidad para prisioneras y personal de la prisión
  • Una persona trans en el comité que tome las decisiones sobre tratamientos de trans
  • El fin de la política controversial “no tocar” (no-touch) – que algunos dicen que está provocando homofobia para socavar el bienestar de todas las prisionera/os en Shakopee, y para que prisionera/os LGBTQ  sientan que es una forma de hostigamiento.

“Yo he conocido prejuicio, pero apuntando abiertamente a las prisionera/os LGBTQ es loco. Me han puesto en segregación, cuando el pie de mi ex pareja tocó accidentalmente la punta de mi zapato cuando se estaba estirando sus piernas bajo la mesa,” dice Simone Stillday una prisionera en Shakopee y lesbiana declarada.

En el mundo libre, organizadores del Comité de Organización de Trabajadores Encarcelado/as de Twin Cities circularon peticiones en línea y en la marca de Orgullo, recogiendo 500 firmas en apoyo a los cambios ya hechos.

Algunas organizadoras entienden este problema personalmente. “En prisión les pedí hormonas y me enviaron a confinamiento solitario,” Diane Current, una mujer trans quien paso 23 años tras las rejas dice. “Pero estoy libre ahora y no me estoy rindiendo de mi misma ni de las otras prisionera/os trans, queer o de otra manera.”

La organización de ella y de otra/os está funcionando. Varias prisionera/os han reportado que el Subdirector de la prisión Guy Bosch ha dicho que la política de “no tocar” terminará en septiembre cuando el y la Directora de la prisión, Tracy Beltz, se vayan.  [Vea la actualización arriba!] Comisario Paul Schnell dijo a KSPT que él quería ser “responsivo” y “en el frente del problema”. Pero no hay actualización, todavía, sobre el tratamiento de hormonas de Joe, permiso de tener grupos de LGBTQ, u otros cambios que han estado exigiendo.

Orgullo fue especial este año para prisionera/os LGBTQ y para Joe Vanderford. “En general, fue asombroso. Digo esto porque típicamente no puedes hacer que varias mujeres estén acuerdo sobre el color de la alfombra. Tal vez en un par de años estaré afuera celebrando.  Y Si, vestiré una peluca de arcoíris y lentes de Elton John.”

Cincuenta años después de los alborotas de Stonewall, prisionera/os LGBTQ esperan que van a tener más para celebrar este verano. Este sería decidido por los oficiales de DOC. Mientras prisionera/os y su comunidad continuará la lucha con el espíritu de resistencia de Orgullo.

 

Anuncios