“Sin Jefes” por Ricado Flores Magón

Esta semana tenemos un escrito de Ricardo Flores Magón.  Es un objetivo general del IWW de crear una conexión del IWW moderno con el legado de los hermanos Flores Magón y el Partido Liberal Mexicano. Esperamos que aquellos que asumen el manto del PLM en nuestra época, puedan ver al IWW como compañero/as de armas y tal vez incluso ver al Gran Sindicato como un medio para la continuación del trabajo inacabado de la revolución proletaria en México. Con el fin de crear este vínculo, espera la voz y el alma de los PLMistas frequentemente en nuestras páginas.

En la primera muestra, “Sin Jefes”, Ricardo habla de la “protección” de un jefe.  Esto suena raro a mis oidos porque nunca me he sentido protegido por un jefe, y tampoco es su responsibilidad.  Lo que suena lógico es que Ricardo está hablando de un jefe en un sentido antigüo y rural, como un cacique, un capataz, un caudillo, un patrón, o un contratista de trabajo. Todos estos oficios tenían un sentido de que el jefe estaba en cargado de tu trabajo, y tambien de tu protección (segun ellos). Con este significado, la palabra “jefe” está más dirigido al gobierno, en lugar de al trabajo y las industrias, como usamos hoy en día. De igual manera, apreciamos los pensamientos Magonistas sobre nuestros enemigos. Disfrútalo. – JP

Por: Ricardo Flores Magón

“Regeneración”  21 de marzo de 1914

Querer jefes y querer al mismo tiempo ser libres, es querer un imposible.  Hay que escoger de una vez una de dos cosas: o ser libres, enteramente libres, negando toda autoridad, o ser esclavos perpetuando el mando del hombre sobre el hombre.

El jefe o gobierno son necesarios solamente bajo un sistema de desigualdad económica. Si yo tengo más que Pedro, temo, naturalmente, que Pedro me agarre por el cuello y me quite lo que él necesite.  En este caso necesito que un gobernante o jefe me proteja contra los posibles ataques de Pedro; pero si Pedro y yo somos iguales económicamente; si los dos tenemos la misma oportunidad de aprovechar las riquezas naturales, tales como la tierra, el agua, los bosques, las minas y demás, así como la riqueza creada por la mano del hombre, como la maquinaria, las casas, los ferrocarriles y los mil y un objetos manufacturados, la razón dice que sería imposible que Pedro y yo nos agarrásemos por los cabellos para disputarnos cosas que a ambos nos aprovechan por igual, y este caso no hay necesidad de tener un jefe.

Hablar de jefe entre iguales es un contrasentido, a no ser que se trate de iguales en servidumbre, de hermanos de cadenas, como somos actualmente los trabajadores.

Muchos son los que dicen que es imposible vivir sin jefe o gobierno; si son burgueses los que tal cosa dicen, les concedo razón, porque temen que los pobres se les echen al cuello y les arrebaten la riqueza que amasaron haciendo sudar al trabajador; pero ¿para qué necesitan los pobres al jefe o al gobierno?

En México hemos tenido y tenemos centenares de pruebas de que la humanidad no necesita de jefe o gobierno sino en los casos en que hay desigualdad económica. En los poblados o comunidades rurales, los habitantes no han sentido la necesidad de tener un gobierno.  Las tierras, los bosques, las aguas y los pastos han sido, hasta fecha reciente, la propiedad común de los habitantes de la comarca.  Cuando se habla de gobierno a esos sencillos habitantes, se echaban a temblar porque gobierno, para ellos, era lo mismo que verdugo; significaba lo mismo que tiranía.  Vivian felices en su libertad, sin saber en muchos casos ni siquiera el nombre del Presidente de la República, y solamente sabían que existía un Gobierno cuando los jefes militares pasaban por la comarca en busca de varones que convertir en soldados, o cuando el recaudador de rentas del Gobierno hacía sus visitas para cobrar los impuestos.  El Gobierno era pues, para una gran parte de la población mexicana, el tirano que arrancaba de sus hogares a los hombres laboriosos para convertirlos en soldados, o el explotador brutal que iba a arrebatarles el tributo en nombre del Fisco.

¿Podían sentir esas poblaciones la necesidad de tener un gobierno?  Para nada lo necesitaban, y así pudieron vivir cientos de años, hasta que les fueron arrebatadas las riquezas naturales para provecho de los hacendados colindantes.  No se comían unos a los otros, como temen que ocurra los que solamente han conocido el sistema capitalista en que cada ser humano tiene que competir con los demás para llevarse a la boca un pedazo de pan; no tiranizaban los fuertes a los débiles, como ocurre bajo la civilización capitalista, en que los más bribones, los más codiciosos y más listos tienen dominados a los honrados y los buenos.  Todos eran hermanos en esas comunidades; todos se ayudaban, y sintiéndose todos iguales, como lo eran realmente, no necesitaban que autoridad alguna velase por los intereses de los que tenían, temiendo posibles asaltos de los que no tenían.

No Divertido

En estos momentos ¿para qué necesitan gobierno las comunidades libres del Yaqui, de Durango, del sur de México y de tantas otras regiones en que los habitantes han tomado posesión de la tierra?  Desde el momento en que se consideran iguales, con el mismo derecho a la madre Tierra, no necesitan un jefe que proteja privilegios en contra de los que no tienen privilegios, pues todos son privilegiados.

Desengañémonos, proletarios:  el gobierno solamente debe existir cuando hay desigualdad económica.  Adoptad, pues todos, como guía moral, el Manifiesto de 23 de septiembre de 1911.

 

Fuente: Ricardo Flores Magón. Semilla Libertaria. (Liga de Economistas Revolucionarios de la Republica Mexicana). México, D.F. 1975

Anuncios

Viaje a los años 70 – nuestro encuentro con el “Jefe Machirulo” de Your LifeStyle LLP

******Actualización******

¡Nuestra miembro ha finalmente conseguido los documentos de Your Lifestyle! ¡Muchisimas gracias a tod@s por la ayuda y el apoyo! Podéis seguir esta campaña en este blog y en nuestro Twitter y Facebook.

Si trabajáis en Your Lifestyle, o habéis trabajado ahí, y tenéis problemas similar, podéis contactarnos de manera confidencial a bristol (arroba) iww.org.uk.

Por Pasionaria

Traducido por Grace ML

Viaje a los 70s

Lo que viene a continuación está relacionado con los asombrosos acontecimientos que tuvieron lugar cuando una miembro de la delegación del IWW de Bristol, acompañada por otros dos miembros, fue a la oficina principal de una compañía de atención social (lols!) para entregar una demanda, no hablamos de pedir la luna, sólo hablamos del formulario P45 (certificado de empresa) y las nóminas. Coge asiento que vienen curvas!

La compañía en cuestión es Your LifeStyle LLP, la cual emplea a personas para trabajar como cuidadores/as (la empresa describe el puesto como Social Care Worker, algo que sin muchos conocimientos de inglés podría confundirse con la profesión de Social Worker – trabajador/a social), para trabajar en pisos independientes en Bristol y Gloucestershire. Bristol IWW ha estado apoyando a nuestra compañera para conseguir sus documentos (necesarios en España para poder cotizar el tiempo trabajado y solicitar la prestación por desempleo en caso necesario). La respuesta ha sido una cadena de emails agresivos y despectivos por parte del dueño de la empresa, “El rey Leopoldo Bifulco”. En un momento de la discusión, declaró estar aburrido de las demandas que hacía la compañera al no haber recibido toda la documentación cuando dejó la empresa. De acuerdo con ACAS (el organismo que ofrece asesoramiento a empleadores/as y empleados/as), el documento P45 tiene que ser proporcionado en los siguientes 2 meses desde que una persona deja la compañía, pero Don Bifulco, claramente, no está acostumbrado a que le cuestionen y se ofendió cuando la compañera le plantó cara.

Your LifeStyle logoYour LifeStyle LLP trabaja en colaboración con una agencia de contratación en España, y hemos escuchado diferentes historias de como trabajadores/as sociales/as titulados/as son engañados/as para venir a España y trabajar para Your LifeStyle, también hemos escuchado, como los/as empleados/as son agredidos/as física y mentalmente por los/as usuarios/as, y la compañía no les da el apoyo que debería, dejándoles solos/as. Nuestra compañera, dejó la empresa con una baja por enfermedad después de vivir varios meses el trato agresivo y despectivo de su jefa directa. Después de conocer a Don Bifulco, no nos hace falta imaginar la clase de acoso que la compañía Your LifeStyle tiene por cultura…

Jueves 9 de junio, medio día. Tres personas del sindicato, incluída la ex – empleada, fuimos a la oficina central de Your LifeStyle LLP en Gloucester para entregarle una carta. La carta es del Secretario de la delegación de Bristol, en el ella se le comunica que si no se hace entrega del P45 a la compañera, comenzaremos la campaña pública pacífica (pero ruidosa!).

El acosador Bifulco anuló completamente a las mujeres que intentaban hablar con él, y decidió activar el modo “Gallito de Pelea” con el comapañero que nos acompañaba a entregar la carta. Bifulco empezó a gritar en su cara que aquel era un edificio de su propiedad y que tenía que abandonarlo o llamaría a la policía. Las dos mujeres, repetidamente, intentaron interrumpir esa actitud machirula y agresiva y calmar la situación, explicándole quienes eran y porqué estaban allí. Bifulco, continuó plantando la palma de su mano a 1 centímetro de la cara de las mujeres gritando que no tenía nada de que hablar con ellas, y siguió “ajustando cuentas” con el compañero. En un momento dado, las mujeres le preguntan si las está ignorando por ser mujeres, algo que parece no importar a Bifulco y decide no contestar. Como la agresividad de “El Rey Leopoldo” cada vez iba a más, la ex-empleada le pide a su compañero que salga del edificio para ver si la situación se puede calmar. Cuando está saliendo del edificio, Don Bifulco intenta empujarle escaleras abajo y le sigue. Con esto, el compañero que estaba siendo agredido, demuestra un absoluto autocontrol y entereza, lo que da credibilidad a su sindicato.

La policía llegó, y a pesar de decir que el jefe “parece un hombre repugnante”, advierten a la compañera que o se calma o podría ser arrestada por escándalo público.IWW_Bristol

A veces nos llegan comentarios de gente diciendo que deberíamos dejar de utilizar la palabra jefe/a (boss) porque está anticuada y la relación entre empleadores/as y empleados/as ya no es jerárquica. Pues bien amigos/as, todo lo que podemos decir es que Leo Bifulco es el arquetipo de un Jefe Acosador del Infierno, y no es un personaje de ficción – desafortunadamente para sus empleados/as que le sufre, él es real.

Bristol IWW ahora desea difundir los problemas de Your LifeStyle, así las personas que potencialmente pueden ser empleadas (En el South West, España o donde quiera que sea) tendrán la oportunidad de conocer la clase de organización a la que se están uniendo. Así mismo, contactaremos con las instituciones que ofrecen los contratos a Your LifeStyle, para asegurarnos que están de acuerdo en concederle esos contratos a una organización que trabaja de esta forma (¿no nos crees? Consulta la arrogante respuesta de Don Bifulco en el siguiente enlace cuando le pillaron que NO PAGABA EL SALARIO MÍNIMO A SUS TRABAJADORES/AS el año pasado – http://www.southwestbusiness.co.uk/regions/gloucestershire/23102015145826-gloucester-business-your-lifestyle-llp-contests-inclusion-on-minimum-wage-name-and-shame-list/ )

¿Has tenido o conoces a alguien que haya tenido problemas como empleado/a o usuario/a de Your LifeStyle? Por favor, ponte en contacto con Bristol IWW en bristol@iww.org.uk, podemos ayudarte a hacer justicia y plantarle cara a este jefe acosador!

Mientras tanto, siéntete libre de contactar con las oficinas de Your LifeStyle en Bristol y Gloucester (encuentra aquí el contacto http://yourlifestyle.co/your-lifestyle-bristol/contact-bristol/ y aquí http://yourlifestyle.co/gloucester/ ) y hazles saber lo que piensas del trato que hemos recibido! No parece que estén en las redes sociales, así que llámales o envíales un email.

Al igual que el resto de Jefes Acosadores que se pavonean alrededor de sus imperios, Don Bifulco necesita darse cuenta que da igual lo duro/a que uno/a piensa que es (o cuáles sean tus amigos/as): IWW (the One Big Union) siempre gana al final.

¡Nos tocan a una, nos tocan a todas!

logo del IWW

¿Tu camarero/a es de origen ético y justo?

logo de FRWUPor: Maff Tucker, Bristol IWW

Traducido por: GML

Desde que yo recuerdo, Bristol ha querido ser visto como el lugar donde “se hace lo correcto”. Desde los años 70′ la política del Ayuntamiento promueve el arte local y los proyectos sociales mediante la exención de tasas y el alquiler social. Los/as residentes de cada área de la ciudad han apoyado proyectos independientes y empresas locales y han dado la cara por éstos cuando han tenido algún problema. Los/as activistas pueden trazar una línea de lucha contra la opresión partiendo desde la lucha de los mineros de Kingswood y otras.

Como vivimos y pensamos, es como comemos y bebemos. De origen ético y local, orgánico, de comercio justo – Bristol fue una de las primeras ciudades en adoptar este tipo de ideas después de profundizar a través de la “ciudad real” y de las zonas turísticas que promovemos de cara al resto del mundo. Cervezas y sidras locales servidas en los pub independientes, azúcar de comercio justo con tu taza de café, pollo ecológico en el menú del restaurante. A no ser que vayamos a algún lugar barato y de grandes porciones, los/as “Bristolians” esperamos un cierto patrón cuando nos traen la comida a la mesa o se derrama la cerveza por el posavasos.

¿Pero qué pasa con el/la camarero/a que trae la comida a la mesa? ¿Qué pasa con quien sirve la cerveza? ¿Qué pasa con el/la cocinero/a que asa el pollo de granja o de origen ético? La investigación de The Cable realizada el año pasado, destaca que el personal y los sindicatos que trabajan para protergerle, ya sabían que:

El incremento de las demandas de calidad y valor por parte de los consumidores, junto a la deliberada debilidad de las leyes que protegen a los/as trabajadores/as, ha permitido a los/as jefes/as mantener las ganancias y reducir los salarios y beneficios de los/as trabajadores/as.

Con el fin de proporcionar “flexibilidad” a los patrones para alcanzar el éxito en la despiadada economía global, los gobiernos de toda índole se han saltado las leyes recortando los derechos y la protección que los/as trabajadores habían conseguido para luchar contra la explotación. En tal atmósfera, no es de extrañar que los “Malos/as Jefes/as” hayan prosperado en la industria de la restauración: acosadores/as, trepas, mezquinos/as y ladrones/as de derechos.

Un ejemplo es un popular café del centro que recibe críticas en Trip Advisor como: “El mejor café independiente de Bristol”, “Una institución en Bristol” donde “el amable personal no pudo hacer suficiente por nosotros/as”. Genial para los/as clientes pero para “el amable personal” la experiencia es diferente.

Días de prueba sin retribución que pueden durar hasta una semana. Salarios retenidos como “depósitos” que no se devuelven. Acoso constante por parte de los/as jefes/as para proveer un servicio de “5 estrellas” con salarios de “1 estrella” con personas inmigrantes pagadas por debajo del Salario Mínimo (esto ha sido reportado al organismo pertinente en el Reino Unido, HMRC – consulta su website para más detalles). Horas extras obligadas no pagadas y la constante amenaza de ser despedido si a tu jefe/a no le gusta tu cara.

Pero, ¿qué podemos hacer?

¿Qué pueden hacer los/as trabajadores/as de la restauración cuando se encuentran con condiciones como las anteriores? El IWW es un sindicato de base para los/as trabajadores/as. En palabras del legendario IWW Joe Hill, quien este mes hizo 100 años que murió: “¡No se lamenten, organícense!”. El IWW ha lanzado una campaña nacional para que los/as trabajadores de la industria se inscriban y así después poder formarles para luchar contra jefes/as acosadores/as. Mira nuestra web para más detalles.

¿Qué pueden hacer los/as clientes de los restaurantes, pubs y cafés para ayudar? Los/as “Bristolians” pueden hacer lo mismo que han hecho por décadas: Hacer lo correcto. Interésate. Busca cuánto cobra el personal del bar o café que frecuentas: ¿salario digno o salario mínimo? (Si estás pagando más de £1.5 por un café o té, ¿crees que el salario mínimo está bien?). Ve más allá del buen servicio y la sonrisa: ¿El personal tiene los descansos apropiados, el jefe juega limpio? Añade el resultado de tus investigaciones a Trip Advisor, cuéntaselo a tus amigos/as, corre la voz.

Los cambios tienen que sucederse a nivel local, en Bristol, por los/as “Bristolians” corrientes haciendo campaña por el cambio. Así es como las mejoras éticas y justas se han dado en el pasado.

Un día, el IWW quiere ver el mundo más allá del trabajo, donde la gente pueda elegir qué es lo que quiere hacer con su tiempo, por encima de ser forzada a realizar tareas menores insignificantes por dinero. ¡Es un largo camino! Se necesita un cambio a nivel nacional que restaure los derechos y proteja a los trabajadores de los/as jefes/as.

Hasta entonces, estamos empujando a Bristol para que se convierta en una ciudad “justa para trabajar” – con mejores condiciones para todos/as, empezando por el ámbito de la restauración, y queremos traerte hacia nosotros/as.

~

Este artículo fue publicado originalmente en The Bristol Cable el 8 de noviembre 2015.

logo del IWW