Todos somos ‘Amigos’

Por:  J. PierceIMG_1324

Durante la mayoría de mi experiencia laboral, me he sentido como si los jefes estuvieran esperando que yo, un hombre blanco con educación universitaria, me identificara únicamente con ellos.  Se supone que debería querer lo que quieren y creer lo que creen.  Muchos de mis empleadores anteriores a pesar de su propia experiencia como personas de color estaban dispuestos a expresar sentimientos bastantes racistas y anti-obreros y esperaban que yo estuviera de acuerdo con ellos.

Cuando se dan cuenta que me he hecho amigo de mis compañeros de color en el trabajo, por lo general les asombra. En la cafetería, hacerme amigo de Abraham, un afroamericano mayor, le hizo a Jean (la “dama de hacha” encargada de los despidos) bastante enojada.  Muy pronto, despidieron a nosotros dos en su búsqueda de romper nuestro control informal del ritmo de trabajo.

Antes de que me contrataran en el astillero de reciclaje, los jefes me preguntaron: “¿Estás seguro de que puedes trabajar bajo los órdenes de un hablante de español?  Estos chavos ni son de México. Son como Guatemaltecos! … [Insertar tonterías más racistas aquí]…” Pero sí nos hicimos amigos de todos los latinos (95% Mexicanos, por cierto) con Ted, Andy, y Chaz, bastante roja en la cara, también. Tras rechazar una “promoción” al supervisor y ganarme la confianza de mis compañeros de trabajo, la gerencia me despidió 3 meses después. Sin embargo, debido a nuestra amistad, disfrutábamos el único departamento sin un supervisor y teníamos un poco de diversión además!

“Cuando seamos una empresa más grande, y empecemos a contratar a algunos Amigos,1” bromeó el jefe de chingaderas, “Te voy a necesitar aquí para que los gestiones.”  Eventualmente contrataron a personas nuevas y les tratábamos como compañeros y no le hacíamos caso al jefe y su jerarquía.  Disfrutábamos condiciones tranquilas, ganamos chaquetas caras, y organizamos aumentos de salario y la igualdad de pago – todo por nuestra colaboración.

Ganaremos - Ottawa - Outouais IWWLo que mi tiempo en el IWW me ha enseñado es que yo también soy un “Amigo.”  Yo también soy una unidad de trabajo barata y vulnerable – algo que los jefes siempre buscan. Como un hombre blanco, tengo mejor acceso a puestos de trabajo y por lo general me tratan mejor en términos relativos. Pero si yo no juego su juego racista, me convierto rápidamente en el ‘estadounidense flojo’ que quiere más tiempo de ocio, quiere un puesto de trabajo más seguro y más significativa, y piensa que todo debe ser gratis. (Ojalá oigan cómo el IWW propone conseguirlo!) Cuando los jefes de alimentos me piden que ayude a ahorrar sus “costos de trabajo”, es un código lo cual significa que van a cortar mis horas dejando que apenas pueda pagar el alquiler. Cuando el jefe de chingaderas comienza una perorata improvisada sobre cómo “los sindicatos destruyen el país,” regaña a las personas que forman su fuerza de “trabajo”, y nos invita a esperar un futuro sombrío para nuestros hijos.

Antes de acostarse cada noche los capitalistas rezan que sigamos identificándonos con los ricos en vez de solidarizarnos con nuestros compañeros de trabajo. Quieren que sigamos el camino de la segregación racial, de la exclusión (ostensiblemente) basada en nacionalidad y estado de “ciudadanía”, y que sigamos delirios de formar parte de la clase alta.  Pero a pesar de los mejores esfuerzos de los patrones, los miembros del IWW en media docena de países exigen la identificación con las filas oprimidas del proletariado. Exigimos la construcción de vínculos a través de las líneas de color a medida que luchamos por la existencia de la nueva sociedad. Pero eso es justo lo que hacen los amigos.

Notas:

  1. En este articulo ‘Amigo’ lleva su significado común, pero también implica, para el jefe que usó la frase en inglés, “trabajadores Mexicanos de salario bajo”.

IWW Graffiti

Anuncios

Las fronteras y la estructura del Gran Sindicato

Thomas Hagerty rueda del Gran Sindicato y las industrias - IWW

Escrito por: J. Pierce

La estructura de los Trabajaores Industriales del Mundo (IWW) es basado en sindicatos industriales – “Sindicato Industrial de los Trabajadores de Educación, Numero 620” y “Sindicato Industrial de los Trabajadores de Transporte Marítimo Numero 510” para tomar dos ejemplos. La tarea de estos sindicatos industriales es tomar poder sobre las industrias y gestionar la maquinaria de producción – sin capitalistas, banqueros, y patrones – para el bienestar de todo la poblacion.

Hay una idea que nos ayuda a apreciar la estructura del IWW, “el Gran Sindicato”, como una hoja de ruta para la nueva sociedad. Esta idea es que la nueva sociedad tendrá Industria, en lugar del Estado-nación, como la base de la administración global.america norte y mexico

El IWW tiene una ideología oculta que mediante la formación de sindicatos industriales a través de fronteras nacionales, que a pesar de estas, estaremos sustituyendo el estado-nación con el sindicato industrial cuando la nueva sociedad va tomando forma. Escritores del IWW han mencionado esto de vez en cuando, pero nunca ha llegado a las primeras páginas: Queremos borrar todas las fronteras políticas. Si la nueva sociedad se formara a lo largo de las líneas de la industria, los trabajadores del transporte de cada comunidad, por ejemplo, formarían un sindicato global. Ellos coordinarían hacia donde tendrían que ir los bienes a escala mundial, de la misma manera que lo hacen hoy. (Con la diferencia que tal vez ellos darían prioridad para enviar los bienes necesarios a los más necesitados, en lugar de enviar los bienes más triviales a los menos necesitados, como lo hace el sistema actual).

frontera en Nogales

Por ejemplo, los trabajadores agrícolas de Nogales, se coordinarían los alimentos y los trabajadores de la construcción de Nogales coordinarían su tarea tambien. Ellos se unirían entre si por la industria para sus compañeros de trabajo en las comunidades de todo el mundo y no habría mucha utilidad para entidades legales llamadas “Arizona” o “Sonora”, “Estados Unidos” o “México”, como las conocemos hoy.

En cuanto a los trabajadores de las industrias innecesarios, como los seguros y los engaños financieros, encontrarían que nadie necesita sus servicios y ellos desertarían a una industria más útil en su localidad. Esta es la estructura y objetivo del IWW.

Uno de los beneficios principales para unirse a nosotros por la industria sería la de eliminar las bases de la guerra. La nueva sociedad es menos susceptible a la guerra, ya que cada órgano administrativo tiene representantes, trabajadores, a nivel local en cada comunidad. Si un individuo inconsciente propone una guerra en contra de otra región, los representantes de cada sector en esa comunidad preguntarán, “¿Por qué deberíamos ir a la guerra en contra de nuestros compañeros de trabajo en esa región?” Por otra parte, este principio explica por qué los del IWW son muy cautelosos al reconocimiento fronteras nacionales o el uso de la frase “nacional” en nuestra organización. Finalmente nos queremos deshacernos de este concepto de división.Grand Lake Theater

Por último, la estructura del IWW es útil para imaginar la nueva sociedad. Contamos con un cuartel general y una junta ejecutiva que coordina, pero no tienen poder superior de los miembros. Todos los postulados del IWW son inmediatamente revocables. Sus oportunidades y los incentivos para la corrupción son bajos. Su poder se revisa de manera rutinaria y las oficinas se rotan periódicamente. Localmente, nuestras ramas son autónomas, pero contribuyen a la totalidad. Tenemos una convención de delegados y un referéndum general. Coordinamos a lo largo de las líneas industriales, así como a nivel regional. Tenemos comités facultados para realizar las tareas, pero también son responsables para dar cuenta de sus acciones. Estas estructuras no sólo son las formaciones naturales de la clase obrera durante levantamientos revolucionarios, también son guías a un nuevo mundo basado en la participación y la solidaridad.

 

logo del IWW