Ante la crisis COVID-19: La CIT se moviliza a nivel global

por: Confederación Internacional del Trabajo – ICL-CIT

Con la crisis del coronavirus, el mundo ha entrado en una nueva fase de intensa lucha de clases. Esto está documentado principalmente por un mapa de huelgas salvajes relacionadas con el Covid-19.

La CIT, como sindicato internacional joven y revolucionario, ha respondido a la crisis de acuerdo con sus capacidades. Al mismo tiempo, vemos que todavía hay muchos vacíos en su organización ya que se están produciendo huelgas muy potentes lejos de sus estructuras y sin el respaldo de los sindicatos. En este momento enviamos saludos solidarios a tod@s l@s compañer@s decidid@s a luchar. Vuestras luchas demuestran que tenemos que ser aún más rápid@s en nuestras dinámicas de apoyo y que hay mucho trabajo esperando a tod@s l@s sindicalistas del mundo en los próximos meses. En el siguiente artículo, haremos una crónica de las actividades de las secciones de CIT en las últimas semanas y aportaremos algunas palabras sobre la situación en cada país.

Grecia: protestas y autogestión a pesar de la prohibición y el sabotaje del gobierno

Grecia, al igual que Italia, ha sufrido privatizaciones y recortes sin precedentes en el sector público en los últimos años. La situación de la población con menos recursos se ve agravada por el acuerdo UE-Turquía, que ha dejado sin escapatoria a miles de refugiados.

El país está altamente polarizado; Un movimiento anarquista fuerte pero fragmentado es contrastado por un potente movimiento estalinista y un violento movimiento de derechas. Lamentablemente, los ataques contra trabajadores humanitarios como en Lesbos y los asesinatos políticos no son meramente anecdóticos. La sección griega ESE CIT ha estado tratando de apoyar las luchas de los trabajadores en los hospitales y tendiendo un puente entre las luchas del sector de la sanidad y de las viviendas descentralizadas para refugiados.

En el distrito regional de Ioannina, la federación sindical decidió a mediados de marzo llevar a cabo protestas contra los campos de refugiados. En un comunicado, ESE señala lo peligroso que es prohibir la expresión política ahora, ante el inminente final del sistema de salud, que ha sido desmantelado por las medidas de austeridad, y el riesgo de miles de muertes en los campos de refugiados. Debido a las medidas de seguridad, ESE recurrió a la protesta “callejera” en Rethymno, Creta. Las consignas incluyeron: “Todas las vidas valen lo mismo, ya sea que seamos personas sin hogar, encarceladas, maltratadas, refugiadas, desempleadas o trabajadoras precarias”. Además, ESE estableció dos comisiones nacionales para monitorear los cambios actuales en la legislación laboral y las luchas de clase internacionales y mantener informada a su afiliación.

Vio.Me, una fábrica autogestionada que produce jabón, fue cerrada en Grecia con la ayuda de la policía. Sindicatos de Alemania han presentado quejas en consulados y embajadas. A día de hoy, los trabajadores continúan su trabajo con generadores eléctricos de emergencia.

Polonia: conflicto con VW y Amazon y programa de 10 puntos contra el gobierno

En Polonia, IP CIT rápidamente creó una web (también en ruso y ucraniano) con información jurídica para los trabajadores sobre la crisis del coronavirus y un video informativo. Mientras tanto, el sindicato ha publicado seis guías legales sobre temas específicos. IP está monitoreando la situación, especialmente en los sitios de VW y Amazon (donde el sindicato cuenta con más fuerza). El sinsicato polaco también fue el primero en el mundo en desarrollar una visión global de la situación junto a otros sindicatos y envió una lista detallada de preguntas a todas las secretarías internacionales.

En un comunicado, IP criticó detalladamente la gestión de la crisis COVID-19 por parte del gobierno. Denuncia que los subsidios para los trabajadores y trabajadoras autónom@s y la de l@s temporales es completamente insuficiente (en Polonia, solo hay un tipo subsidio de desempleo muy bajo). El sindicato también se queja de la falta de acceso al seguro de salud y que la remuneración por enfermedad obliga a que al menos 2,5 millones de trabajadores y trabajadoras acudan a sus puestos de trabajo enfermos. También critica la reducción de los derechos de los trabajadores y las trabajadoras, la redistribución del dinero de los impuestos para las empresas y la falta de medidas para apoyar a l@s desemplead@s, pensionistas e inquilin@s.

Como alternativa al llamado “escudo de crisis”, exigieron:

1) Aumento de las prestaciones por desempleo y la abolición de las regulaciones restrictivas según las cuales menos del 20% de l@s desemplead@s tienen acceso a ellas.

2) Acceso universal a la atención sanitaria.

3) Abolición de las formas precarias de empleo, como el trabajo temporal o fals@s autonom@s .

4) Acceso gratuito a los servicios básicos (electricidad, gas, agua corriente, calefacción) para tod@s.

En Volkswagen y Danfoss, IP intentó cerrar las plantas con una compensación salarial del 100% para proteger a sus compañer@s. En la planta de Volkswagen de Poznan con aproximadamente 11,000 emplead@s, éstas demandas se cumplieron rápidamente. En el caso del fabricante de tecnología de calefacción y refrigeración Danfoss, las condiciones de trabajo cambiaron ligeramente debido a la presión, pero aún no se ha logrado un verdadero éxito.

Hubo logros menores en las empresas de logística Amazon y Avon. Aquí, también, IP ejerció presión, principalmente a través de grabaciones mediante cámaras ocultas del trabajo diario en la planta o representaciones gráficas de cuán estrechamente tienen que trabajar l@s compañer@s de trabajo. Las revelaciones, que en parte contradecían fundamentalmente las declaraciones públicas de las compañías, fueron acompañadas por campañas en redes sociales a gran escala. Las empresas han reaccionado principalmente con pagos de bonificaciones a l@s emplead@s. Sin embargo, IP continúa luchando por el cese de toda la actividad laboral.

En las universidades, IP ha sido particularmente activo con el objetivo de garantizar la seguridad de l@s emplead@s de servicios, incluidas varias reducciones en los horarios de apertura y los ratios de personal.

Argentina: apoyo a conductores de autobuses y personal sanitario.

En Argentina, la clase trabajadora continúa encarando reajustes, incluso aunque se hayan suspendido los aumentos de la renta y los avisos de desahucios durante varios meses. Otra medida que se ha llevado a cabo es la extensión en el pago de los servicios públicos, pero estos acumulan la deuda de los trabajadores. Aunque el gobierno intentó suspender los despidos, las empresas sigen encontrando fórmulas legales para despedir o suspender la actividad laboral; los empresarios se amparan en fórmulas legales de respuesta al decreto expresado por el gobierno de la nación. Todo esto con la complicidad del sindicato de empleadores, las empresas y el Estado.

La FORA también ofreció rápidamente información sobre los derechos laborales. Apoyaron a los conductores de autobuses en sus luchas por unas condiciones de trabajo más higiénicas e informaron al público sobre los abusos policiales en relación con la implementación de las medidas de cuarentena.

En una carta, l@s trabajadores y trabajadoras sanitarias de FORA apuntan que actualmente hay una epidemia de dengue y sarampión en Argentina, lo que representa una doble carga para el sistema sanitario. Por esta razón, pidieron a tod@s que usen los servicios de emergencia solo en casos vitales y proporcionaron información sobre medidas de higiene adecuadas al contexto de crisis. Finalmente, exigen un apoyo de gran alcance para l@s trabajadores y trabajadoras, los mismos derechos para el empleo sumergido que para los trabajadores legales (aproximadamente la mitad de la población trabaja en la economía sumergida), apoyo para el personal sanitario y una redistribución de los subsidios de las compañías para apoyar a las familias.

Canadá: huelgas de alquiler, apoyo a trabajadoras sexuales y huelga por la seguridad.

IWW Montreal actualmente está hablando sobre un resurgimiento del movimiento obrero en Canadá y Estados Unidos: “Después de la crisis, intentarán hacernos pagar por ello … ¡preparémonos para eso ahora!”

Como en España, uno de los movimientos con mayor fuerza social actualmente es el movimiento de huelga de alquileres. En una extensa entrevista, se dan detalles sobre la organización de la huelga de alquileres en Montreal en la que participa IWW, aunque con ciertas reservas. A finales de marzo, el 20% de los 3500 miembros querían huelga absoluta, otro 55% todavía tenía preguntas abiertas, pero también quería participar. Tim, un antiguo activista del movimiento de huelga de alquileres en los EEUU, critica que muchos militantes de izquierda están pidiendo una huelga de alquileres con un tipo de campaña en la que no haya que tener que ocuparse de los elementos básicos necesarios ni organizarse en sindicatos de inquilinos. Al mismo tiempo, considera que la huelga de alquileres es un hecho, porque miles simplemente no tienen los medios económicos para pagar su renta. “El hecho de que haya moratorias para los desalojos en muchas ciudades nos muestra que tenemos el impulso político para exigir grandes concesiones a la clase dominante”.

Dos activistas de IWW plasman una imagen del posicionamiento ambiguo de IWW hacia el movimiento de huelga de alquileres. Por un lado lo ven necesario pero por otro lado creen que es un riesgo para tod@s l@s participantes ya que todavía es un movimiento con estructuras de apoyo precarias. Por esta razón, IWW Montreal está pidiendo una suspensión de los pagos de alquiler e hipoteca, anima a participar en la huelga a todas las personas y hace un llamamiento a tod@s l@s huelguistas represaliad@s para que se pongan en contacto con su sindicato.

En Ontario, el IWW Hamilton organizó iniciativas vecinales y reparto de alimentos. Apoya la huelga de alquileres, la apertura de las prisiones y apoya la convocatoria de una huelga general para el 1 de mayo procedente de los Estados Unidos. IWW en Hamilton y Toronto apoyó el Programa de Acciones de las Trabajadoras Sexuales, que están luchando debido a una pérdida significativa del volumen de trabajo. El IWW Toronto apoyó con éxito a los empleados de Domino’s Pizza que se negaron a trabajar bajo las nulas medidas de protección actuales.

Estados Unidos: huelgas salvajes, el impulso de los sindicatos y las bajas por enfermedad

IWW comenta que se está preparando para un rápido crecimiento de afiliaciones y conflictos complejos. Como reacción lógica por parte del capital: el 1 de abril se endureció la legislación sindical.

El IWW proporcionó a toda la afiliación información general sobre derechos laborales y varias recomendaciones para la acción de l@s trabajadores y trabajadoras en diferentes sectores. También se ofrecieron varios seminarios web. A finales de marzo, el Caucus medioambiental sindicalista de IWW propuso la creación de un fondo de resistencia para los miembros que se enfrentan a problemas derivados de la crisis. Actualmente están trabajando en una encuesta para valorar mejor el impacto de la crisis en su afiliación. El Caucus también abogó por el apoyo al movimiento de la huelga de alquileres.

En Portland, Oregon, después de que se anunciaron despidos masivos, l@s empleados de una cadena de donuts formaron su propia sección sindical IWW para defenderse. Ya se han celebrado manifestaciones a pesar del confinamiento. También en Portland, el IWW ayudó a l@s trabajadores y trabajadoras de la universidad a lograr una indemnización por las jornadas perdidas debido al cierre del campus. En Chicago, tan solo hizo falta hacer una solicitud de IWW para que un supermercado aceptara el pago de un plus por peligrosidad de 2$ la hora para tod@s sus trabajadores y trabajadoras.

Los miembros de IWW del Sindicato de Trabajadores de CapTel en Wisconsin, lograron una bonificación extra en los sueldos de l@s trabajadoras/es de un Call Center en el que sufrieron bajas médicas masivas. A pesar de que los Call Centers se consideren indispensables en el contexto de pandemia, perciben unos salarios inferiores al de de otr@s trabajadores y trabajadoras de actividades laborales de primera necesidad.

El Comité Organizador de Trabajadores Encarcelados de IWW Oakland, informa sobre la situación actual en varias cárceles y, entre otras cosas, ha realizado acciones telefónicas contra números telefónicos de prisiones donde los guardias dieron positivo por COVID-19. La campaña: #LetThemGo.

IWW Oklahoma está pidiendo a la gente que llame a los restaurantes locales todas las mañanas y pregunte a los jefes si han pagado al personal los días de baja por enfermedad ya que sus visitas dependerían de ello. El IWW también recaudó fondos de resistencia para trabajadores y trabajadoras en varias ciudades, inició peticiones del pago del plus de peligrosidad para l@s emplead@s de comedores sociales y otros servicios de primera necesidad.

Junto con otras organizaciones, IWW Mid-Valley, Oregon, convocó una manifestación de automóviles el 3 de abril titulada “¡Jefes horribles, propietarios terribles, cuidado!”, Saliendo a la calle disfrazados.

Los grupos locales de IWW Fairbanks, Phoenix, Connecticut, Burlington, Providence y North Texas actualmente están informando sobre las posibilidades de una huelga de alquileres.

En Detroit y Chicago, las “Wobbly Kitchens” han repartido alimentos entre la clase trabajadora en los parques. IWW Southern Maine apoya a las personas sin hogar que han sido agredidas por la policía. IWW Albuquerque y Nueva York participa activamente en las diversas redes de apoyo vecinales.

Italia: huelgas y equipos de protección para trabajadores sanitarios

En Italia, USI CIT convocó a varias huelgas contra empresas que continuaban ofreciendo la posibilidad de continuar trabajando a sus trabajadores y trabajadoras, a pesar de que sus actvidades se considerasen prescindibles. Entre otras cosas, convocaron una huelga en la fábrica de automóviles Ferrari. A los dos días de convocar la huelga, la compañía decidió cerrar sus plantas de producción.

USI CIT actualmente está luchando, sobre todo con el personal sanitario de los hospitales, exigiendo más desinfectantes y ropa protectora también está abordando los motivos del grave estado del sistema de atención sanitaria. USI CIT condenó la obligación de l@s emplead@s sanitari@s de continuar trabajando.

USI CIT participa en campañas de reparto de alimentos en barrios autónomos.

España: arrestos, huelga de alquileres, huelga de la cultura digital

La CNT CIT no solo aborda los derechos laborales en sus declaraciones, sino también la defensa de los derechos básicos y el derecho de reunión. Hubo más de 2,800 arrestos y 330,000 multas por violaciones del estado de emergencia en España hasta la semana pasada. Además de un documento con 15 demandas, las federaciones regionales de la CNT publicaron una variedad de evaluaciones de la situación de crisis.

Esto también incluyó la creación de toda una serie de directrices y consejos para diferentes sectores. Además, los sindicatos de CNT presentaron muchas denuncias y quejas a las autoridades de salud laboral y a las inspecciones de comercio por la falta de medidas de protección; Las empresas denunciadas eran en muchos casos hospitales y residencias de mayores.

La CNT da el mismo consejo una y otra vez: si aún tiene que trabajar, exija desinfectante y jabón; Si su industria no es vital, luche para quedarse en casa. La sección de Artes Escénicas de CNT en Madrid exigió un subsidio básico con carácter reroactivo desde marzo. L@s compañer@s de CNT en Valladolid que trabajan en una institución para personas con diversidad funcional denunciaron la falta total de medidas de protección para l@s 140 residentes y el personal. Publicaron fotos de sí mismos con la ropa protectora improvisada con bolsas de basura. En Rivamadrid, el grupo de trabajo de CNT junto con otros sindicatos pudieron impulsar la creación de un catálogo de medidas para proteger a l@s emplead@s.

L@s fals@s autónom@s de una fábrica de carne, de l@s cuales algun@s vivían en campamentos antes de la epidemia y ahora han estado en huelga con la CNT Valencia durante 40 días, han sido particularmente afectados. El Comité Regional de CNT en Levante, ya anunció que resistirá durante el período de emergencia y luego reanudará su impulso con una ola de nuevas acciones. El apoyo a los fondos de resistencia para la huelga será vital en las próximas semanas.

Las secciones de trabajadores y trabajadoras sociales de varios sindicatos de CNT en Vallès Oriental, Terassa, L’Hospitalet y Sabadell, entre otros, han denunciado la falta de medidas en los Centros Residenciales de Acción Educativa (CRAE) para l@s jovenes. Próximamente, l@s trabajadores y trabajadoras de educación social de CNT desarrollaron una guía para la acción y una intensa campaña en los medios contra el ministerio responsable, que incluyó protestas fotográficas y el hashtag #EmergenciaCRAE.

En algunos lugares, la patronal ya ha utilizado la crisis actual para deshacerse de l@s sindicalistas: en Construcciones Maygar S.L. en Pedrera, Andalucía, por ejemplo, hubo una huelga en noviembre. Ahora, todos los que encabezaron de la huelga de CNT han sido despedid@s alegando problemas económicos causados ​​por la crisis del coronavirus. CNT se encuentra actualmente en proceso de defenderse de este tipo ataques muchos lugares.

La Sección Sector Musical de CNT Madrid se ha unido a otros sindicatos de músicos para anunciar una huelga de cultura digital los días 10 y 11 de abril: “Proponemos movilizar a todo el sector de tal manera que todos los canales culturales en línea estén temporalmente cerrados, sin el contenido en streaming, en redes o sitios web, ya que esa cultura se hunde en un apagón digital total “.

Finalmente, los sindicatos de CNT en toda España cosieron máscaras, participaron en redes de apoyo vecinal y donaron alimentos.

El Instituto de Ciencias Económicas y de la Autogestión, afiliado a la CNT, publicó una serie de análisis de la situación. La Biblioteca Libertaria CNT Bilbao ha puesto a disposición de tod@s muchas películas, audiolibros, podcasts y e-books para hacer más ameno el tiempo durante el confinamiento.

Alemania: información sobre derechos laborales, asambeas on-line y solidaridad vecinal

Uno de los primeros pasos para los sindicatos locales de FAU fue proporcionar una descripción precisa de las regulaciones de la legislación laboral en tiempos de pandemia. FAU Jena y FAU Berlin fueron muy rápidos en brindar apoyo aquí con dos guías básicas. Esto fue seguido de guías más detalladas sobre ALG II (régimen de bienestar de Alemania) por FAU Magdeburg y traducciones al árabe por FAU Marburg-Gießen-Wetzlar.

De los sindicatos de FAU actualmente activos, casi todos ofrecen páginas web especiales sobre legislación laboral, y aproximadamente la mitad de ellos ya han cambiado sus servicios de consulta a consultas on-line y/o telefónicas. Del mismo modo, aproximadamente la mitad de los sindicatos están muy activos en sus respectivas ciudaddes, participando en las redes de apoyo vecinal y en los puntos de recogida de bienes de primera necesidad (donde se cuelgan artículos de comida e higiene para los necesitados). Parte de los sindicatos ha estado acompañando la situación actual a través de un trabajo intensivo en los medios. La FAU Münster ofreció un discurso y la FAU Berlín un video sobre la situación actual.

Cabe mencionar que las reuniones internas y los servicios de consultoría se transfirieron a un servicio on-line utilizando las propias herramientas de la FAU en un tiempo récord debido a los esfuerzos del colectivo de TI de la FAU.

En términos de actividades relacionadas con el trabajo, FAU Bonn inició varios grupos de apoyo en Telegram para diferentes sectores. FAU Dresden ha recaudado fondos para diferentes grupos de empleo y apoya las reivindicaciones del sector cultural y educativo. La FAU de Berlín lucha actualmente para mejorar la situación relacionada con el COVID-19 en las universidades locales. Varios sindicatos informan un aumento significativo en el número de consultas y casos, los primreros conflictos ya se han gestionado, por lo general tratan sobre despidos y trabajos temporales.

FAU también ha ofrecido un análisis de la crisis del coronavirus, por ejemplo FAU Jena con su comunicado “Crisis de la corona: ¿qué podemos hacer, quién paga por ella?” y FAU Magdeburg con su texto “El virus y la crisis del capitalismo“. Ralf Dreis de FAU Frankfurt am Main también reflexionó en la página web de Acción Directa de FAU esta misma semana sobre el efecto de los aplausos nocturnos y la posible acción crítica .

Más noticias: Sri Lanka, Norte de Siria, Myanmar

En bancarrota y sin salida: la organización feminista de trabajadoras textiles Dabindu Collective con la cual CIT-ICL organizó una conferencia de trabajadoras de la industria textil en febrero, a finales de marzo acudió a CIT-ICL en busca de apoyo y solidaridad. En Katunayake, Sri Lanka, 20,000 trabajadores y trabajadoras textiles (que producen para Zara y H&M, entre otros) tuvieron que continuar trabajando hasta el 19 de marzo. Después del 20 de marzo, estuvieron sujet@s al toque de queda, por lo que tuvieron que mantenerse alejad@s de sus pueblos y ciudades. A cierto punto pudieron abandonar Katunayake, pero muchos de ellos se enfrentan a la bancarrota y necesitan un apoyo mayor a nivel global. Más información y contacto en éste artículo.

Actualmente en Myanmar, más de 500 trabajadores trabajadoras de Myan Mode Factory están en huelga y serán despedid@s por su actividad sindical a raíz de la crisis sanitaria. Su sindicato, la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Confección de Myanmar (FGWM), que también participó en la conferencia de trabajadores de la confección, está en contacto con CIT-ICL, y han organizado acciones de solidaridad en varios países. Esta fábrica suministra las marcas Zara, Mango y C&A, entre otras.

En la Federación Democrática del Norte y el Este de Siria, la situación sigue siendo precaria entre la guerra, el coronavirus y el bloqueo económico: la región administrada democráticamente, también conocida como Rojava (y apoyada por CIT-ICL), todavía se enfrenta a un bloqueo económico internacional y una continua, aunque ralentizada, guerra ofensiva de Turquía contra su territorio. Actualmente, continuan los bombardeos a gran escala contra la población civil por parte de Turquía y los ataques regulares con bombas por parte del Estado Islámico (Daesh). Hay miles de prisioneros de guerra Daesh y más de cien mil refugiados de toda Siria en varios campamentos dentro de la pequeña región. En éste contexto, el sistema de salud depende de l@s voluntari@s y las donaciones. L@s interesad@s deben contactar con Media Luna Roja Kurda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s