El Sindicato de Trabajadores de Burgerville entrega un ultimátum sobre la firma del contrato

por: Burgerville Workers’ Union – Sindicato de Trabajadores de Burgerville – IWW
Contacto de prensa: Drew Edmonds, (503) 929-7985, drew.edmonds5@gmail.com
PORTLAND, OR, EEUU: El viernes 27 de septiembre, el Sindicato de Trabajadores de Burgerville (BVWU) entregó un borrador completo de contrato a la Oficina Corporativa de Burgerville con un ultimátum: firma un contrato digno antes del 18 de octubre, o el Sindicato estará preparado para lanzar la huelga más grande en su historia.
BVWU y Burgerville Corporate han estado en negociaciones contractuales desde junio del 2018. En correos electrónicos de la empresa, Burgerville admitó que “no estamos cumpliendo con todas las expectativas o necesidades de nuestros empleados”, y se ha comprometido “a tomar las medidas necesarias para pagar a los empleados un salario digno y con el que puedes vivir”. Sin embargo, estas declaraciones no se reflejan en el comportamiento de la Corporación en la mesa de negociaciones.

A pesar de que el Sindicato y Burgerville han alcanzado algunos acuerdos, incluidos sobre las propinas, el pago de vacaciones y mayor protección laboral, Burgerville aún no ha presentado una propuesta salarial que ofrece a los trabajadores un salario digno. Según su última propuesta, a partir de marzo de este año (2019), los trabajadores recibirían un aumento de trece centavos ($0.13!). Para muchos trabajadores, esto constituiría una reducción en los aumentos que han recibido en el pasado.

 

En los últimos seis meses, Burgerville ha prometido, en repetidas ocasiones, presentar a los trabajadores una propuesta seria sobre salarios, y luego, repetidamente, no lo hizo. El mes pasado, la BVWU presentó un cargo de Prácticas Ilícitas del Trabajo (ULP en inglés) contra Burgerville por negociar de mala fe, y luego trabajadores de Burgerville de tres tiendas abandonaron el trabajo y se declararon en huelga por 24 horas.

“Hemos estado luchando durante años para obtener un contrato justo, y las tácticas dilatorias de Burgerville son solo ridículas en este punto “, dijo Emmett Schlenz, quien trabaja en Hawthorne Burgerville.

“Los trabajadores están listos para firmar un acuerdo, y cuanto más se demore Burgerville, más nos adentraremos en pobreza. Hemos terminado de esperar “. A medida que más y más grupos declaran y demuestran su disposición a la huelga, incluidos los trabajadores de GM y trabajadores de la salud en todo el país, y Fred Meyer y empleados universitarios aquí en Oregon, la BVWU se enorgullece de estar entre su número.

“Algo está cambiando”, dijo Drew Edmonds, quien trabaja en el Montavilla Burgerville. “La gente está cansada ​​de trabajar en la pobreza mientras sus jefes se hacen cada vez más ricos. Estamos empezando a tomar acción. Lo que está sucediendo en GM y Fred Meyer ha estado sucediendo en Burgerville durante mucho tiempo también. Estamos listos para volver a la huelga, y a una escala mayor que hemos hecho antes”.

En la tarde de 27 de septiembre, los trabajadores de Burgerville ingresaron a la oficina corporativa y presentaron un borrador completo de un contrato sindical a Elizabeth Graham, la directora de Recursos Humanos de Burgerville. Los trabajadores se unieron a miembros de la comunidad de Portland y Vancouver, Washington, incluidos miembros de otros sindicatos. La gente tenía carteles que expresaban su solidaridad con la BVWU.
Uno de los trabajadores leyó una carta en voz alta que decía que la BVWU estaba lista para firmar el borrador del contrato, ahora mismo. La carta exigía que Burgerville negociará seriamente con el Sindicato y establecerá un ultimátum: si Burgerville no firma un contrato justo con la BVWU antes del 18 de octubre, los trabajadores y los miembros de la comunidad no tendrán más remedio que tomar medidas drásticas, que van más allá de la huelga.

Después de la entrega del borrador del contrato y la entrega del ultimátum, Nathan Iles-Pride, quien trabaja en Hawthorne Burgerville, declaró que “de una forma u otra, vamos a firmar el contrato. Ojalá lo haga suceder en la mesa [de negociación] “.

El boicot a toda la compañía, que la BVWU lanzó en el invierno de 2018, seguirá vigente hasta que Burgerville firme un contrato justo con el Sindicato.

Anuncios

Trabajadores de Burgerville se declaran en HUELGA

Trabajadores de Burgerville en tres tiendas se declaran en huelga por negociaciones de mala fe
por: Sindicato de Trabajadores de Burgerville – Portland, Oregon, EEUU
Contacto: Emmett Schlenz, 401-855-9440, emmett.schlenz@gmail.com

PORTLAND, OR: El viernes 9 de agosto, el Sindicato de Trabajadores de Burgerville (BVWU) se declaró en huelga en tres tiendas para exigir que Burgerville negocie con el Sindicato de buena fe y presente a los trabajadores una propuesta seria de salarios más altos. En una acción coordinada, más de 50 trabajadores de las ubicaciones de Hawthorne, 92nd & Powell y Montavilla Burgerville se declararon en huelga. Esto se produce después de meses sin una nueva propuesta salarial de Burgerville, y después de que la BVWU presentó un cargo de Práctica Laboral Injusta (ULP) contra Burgerville por negociaciones de mala fe. Los trabajadores volverán a trabajar mañana.La BVWU ha estado en negociaciones contractuales con Burgerville por más de un año. En ese tiempo, la única propuesta salarial que Burgerville ha presentado a la mesa de negociaciones es un aumento de $ 0.13 / hora, que presentaron hace cinco meses. La BVWU consideró que esta propuesta era inaceptable, ya que no se acerca en absoluto a satisfacer las demandas de los trabajadores de un salario digno: un aumento de $ 5 para todos los trabajadores por hora al final del contrato de tres años, y para que las nuevas contrataciones comiencen a $ 15 / hora inmediatamente.

En este momento, Burgerville les paga a muchos empleados salarios de pobreza, lo que significa que los trabajadores no ganan lo suficiente para mantener un nivel de vida digno. “Cuando los trabajadores de Burgerville tienen que elegir entre pagar el alquiler y pagar los alimentos, algo anda mal”, dijo Emmett Schlenz, un trabajador de Hawthorne que participó en la huelga. “Ellos [las corporaciones de Burgerville] deberían avergonzarse de sí mismos por luchar para mantener a la gente en la pobreza”.

Desde esta primavera, Burgerville ha prometido repetidamente ofrecer a los trabajadores una mejor propuesta salarial y luego no lo hizo, rompiendo sus promesas y los plazos que se fijaron. “Nos han estado persiguiendo durante meses”, dijo Drew Edmonds, un trabajador de Montavilla Burgerville que se declaró en huelga. “No quieren hablar con nosotros, no quieren trabajar con nosotros y ahora no vendrán a la mesa de negociaciones”.

El pasado miércoles 7 de agosto, Burgerville tenía previsto reunirse con la BVWU para una sesión de negociaciones contractuales y presentar una nueva propuesta salarial. El martes, Burgerville le dijo al Sindicato que no se reunirían para negociar al día siguiente, debido a la posibilidad de una huelga el miércoles. Burgerville citó específicamente que los Gerentes Generales no podrían asistir a la negociación, ya que tendrían que estar presentes en sus tiendas para manejar posibles huelgas. La BVWU sostiene que algunos Gerentes Generales regularmente se pierden las sesiones de negociación, y esta es una razón inadecuada para justificar una vez más la postergación de las negociaciones contractuales.

Retrasar la sesión de negociación tiene un impacto muy inmediato en trabajadores como Betty Buchanan de Montavilla Burgerville, que no pueden permitirse el lujo de seguir esperando un aumento. Buchanan dijo: “He tenido que vender lo único que me quedaba de mi padre antes de que falleciera, solo para poner comida en la mesa. Voy a la huelga porque siguen estancados y necesitamos un aumento y un contrato justo ahora “. Mark Medina, un trabajador en huelga de 92nd & Powell, declaró que “todos los meses la empresa se niega a avanzar hacia un buen contrato, todos los meses hacen excusas, es un mes que las familias trabajadoras tienen que prescindir “.

El miércoles, la BVWU presentó un cargo de Práctica Laboral Injusta (ULP) ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales, declarando que la decisión de Burgerville de posponer una sesión de negociaciones contractuales sobre la base de una posible huelga constituye negociación de mala fe. Según Mark Medina, el razonamiento corporativo de Burgerville para retrasar la sesión de negociación no se cumple porque “cualquier día que la empresa se niegue a negociar de buena fe presentando propuestas reales, es un día potencial de huelga, independientemente de si es la próxima semana, el próximo mes, o el año que viene “.

Esta mañana, los trabajadores de Burgerville de las tiendas Hawthorne, 92nd & Powell y Montavilla se declararon en huelga para mostrar a Burgerville Corporate que no tolerarán más demoras en la negociación sobre los salarios. “Estamos en huelga porque este tipo de comportamiento no puede sostenerse”, dijo Nathan Iles-Pride, un trabajador del Hawthorne Burgerville. “Negociación de mala fe, arrastrar los pies sobre el tema salarial, negarse a negociar, esto es inaceptable. Hemos estado luchando durante años y ya es hora de que veamos resultados reales “.

La BVWU ha ganado elecciones en cinco tiendas de Burgerville y es el sindicato de trabajadores de comida rápida más grande en la historia de los Estados Unidos. Los trabajadores han estado luchando durante años por salarios justos, el fin de la colaboración voluntaria de Burgerville con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), atención médica asequible y mejores condiciones de trabajo. Las corporaciones de Burgerville han tratado de bloquear las demandas del Sindicato en cada oportunidad y volvieron a las políticas acordadas en la mesa de negociaciones. La empresa también se ha involucrado en actividades ilegales, como cambiar las políticas en las tiendas involucradas en la negociación sin consultar primero al Sindicato. Hasta que se negocie un contrato justo, la BVWU continúa llamando al boicot de todas las ubicaciones de Burgerville.

Anunciando el “Sindicato Chico Grande”!

“Little Big Union” ante la empresa de comida rápida Little Big Burger en Portland, Oregon

traducido por J. Pierce

Las y los trabajadores de Little Big Burger sabemos que nuestra seguridad, bienestar, y voces son importantes. Cada día servimos a los clientes, cocinamos la comida, limpiamos las mesas, y lavamos los platos. Hemos formado el Sindicato Chico Grande (Little Big Union) para asegurarnos que Little Big Burger es realmente inclusivo de nuestra voz colectiva como trabajadores.

Portland, Oregon, EEUU, es la zona de impacto para organización de trabajadores de comida rápida. Amamos ésta ciudad y llamamos el Noroeste Pacífico nuestro hogar. Sin embargo, el alquiler y el costo de la vida han continuado incrementando mientras nuestras salarios no han aumentado. Hoy en día, es cada vez mas difícil vivir en los vecindarios que servimos. Ésta es la razón por la cual estamos orgullosos de estar en solidaridad con el Sindicato de Trabajadores de Burgerville, como miembro/as de los Trabajadores Industriales del Mundo (IWW), en la lucha de hacer el trabajo de servicio de comida un trabajo honesto, digno, y seguro.

Little Big Burger ya no es una empresa pequeña, fue adquirido en 2015 por una corporación multinacional de Carolina Norte, Chanticleer Holdings. Nosotros los y las trabajadores y nuestras familias dependemos en estos trabajos por nuestro sustento, y esperamos que los y las que preparan la comida, sirven a los clientes, y crean el ambiente que ha construido Little Big Burger pueden crecer con nuestra empresa.  Las y los trabajadores siguen esforzandonos por estirando los cheques mes a mes, sobreviviendo con el salario mínimo, propinas inseguras, y horarios inconsistentes publicado a veces uno o dos días antes de iniciar la semana laboral. Estamos orgullosos del trabajo duro que proveemos a Little Big Burger y por eso demandamos:

  • aumentos de $5 por hora
  • horarios justos y consistentes
  • trabajos seguros y saludables
  • trato respetuoso y profesional de la gerencia
  • beneficios como estancias infantiles, días de incapacidad pagados para madres y padres, cuidado de la salud de calidad, cajas de comida, pases de autobús, pases de estacionamiento, y cervezas de turno
  • días de enfermedad pagados y vacaciones
  • autonomía laboral para reusar servicio a clientes abusivos o peligrosos
  • días inhábiles pagados
  • políticas transparentes para ser empleado (contratado) y/o despedido
  • trabajos santuarios

Al reconocer el Sindicato Chico Grande, Little Big Burger pasará a ser la segunda empresa de comida rápida de la historia de Estados Unidos para iniciar una relación de negociación colectiva con un sindicato. Creemos que Little Big Burger merece este distintivo.

Somos tus vecinos, tus amigas y amigos, tus compañero/as escolares, tu familia, y estamos apenas sobreviviendo como todos los trabajadores de salarios bajos.

“Somos los que hacen la comida, y ahora es el tiempo de que comamos tambien!”

 

Sindicato de Trabajadores de Burgerville (IWW) invicto en las elecciones

El cuarto y quinto Burgervilles votan para sindicalizarse:
Sindicato de Trabajadores de Burgerville (BVWU) invicto en las elecciones

por: Burgerville Workers’ Union (BVWU-IWW) Portland, Oregon, EEUU

Contacto de prensa: Emmett Schlenz,
emmett.schlenz@gmail.com, 401-855-9440

 

PORTLAND, OR: Esta semana, el Sindicato de Trabajadores de Burgerville (BVWU) ganó dos elecciones sindicales en rápida sucesión. El jueves y viernes, los trabajadores de Burgerville en la sede del Centro de Convenciones votaron a favor a la BVWU, con un recuento final del 67% para el sindicato. A principios de la semana, el martes y el miércoles, los trabajadores de Montavilla Burgerville votaron 63% a favor de la BVWU. Esto casi duplica el número de trabajadores formalmente representados por el sindicato, y hace que la BVWU esté invicto en cinco elecciones consecutivas.

Estas victorias se producen menos de un año después de que la BVWU ganara su primera elección sindical en el lugar 92 y Powell, convirtiéndose en el único sindicato de trabajadores de comida rápida reconocido a nivel federal en el país. Pero la atmósfera que rodea a estas elecciones ha diferido enormemente de las elecciones de la BVWU en el pasado, debido a una escalada significativa en las tácticas de eliminación de sindicatos de Burgerville.

El mes pasado, cuando Burgerville Corporate se negó a reconocer voluntariamente al sindicato en las ubicaciones de Montavilla y al Centro de Convenciones, los trabajadores de ambas tiendas presentaron su elección ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB). En menos de una semana, la gerencia del Centro de Convenciones disciplinó a todos los trabajadores que firmaron la petición para sindicalizarse, el 90% de la tripulación. Después de enfrentarse a la feroz resistencia de los trabajadores, Burgerville ha rescindido esas acciones disciplinarias.

En las últimas semanas, la gerencia de Montavilla y el Centro de Convenciones intentaron presionar a los trabajadores para que votaran en contra del sindicato a través de ofertas de promoción, intimidación durante las reuniones individuales y carteles antisindicales.

A principios de esta semana, antes de la elección, Esther Mann dijo: “Hay propaganda antisindical en todas partes en Montavilla”. Mann, una trabajadora en la ubicación de Montavilla, dijo que “la compañía está haciendo todo lo posible, y parecen desesperados por asustarnos en votar en contra. Pero ninguna táctica de intimidación se interpondrá entre nosotros y la lucha por lo que sabemos que merecemos “.

A través de la votación afirmativa frente a la intensificación de la represión sindical, los trabajadores de Burgerville han demostrado su compromiso de estar juntos y luchar colectivamente por mejores salarios y condiciones de trabajo.

“Me siento exaltado y muy orgulloso de mis compañeros de trabajo”, dijo Erik Dieter, un trabajador del Centro de Convenciones que ha trabajado para Burgerville durante diez años. “Espero involucrarme en las negociaciones contractuales y estar junto a mis compañeros trabajadores de Burgerville para luchar por un contrato justo y decente”.

Tras las victorias electorales, los trabajadores del Centro de Convenciones y Montavilla se unirán a sus compañeros de trabajo de otras tres tiendas de Burgerville en las negociaciones de contratos, lo que elevará el total de tiendas en la unidad de negociación a cinco. Llevan la militancia y la nueva energía a la mesa de negociaciones en un momento crucial, cuando el sindicato entra en la recta final en su lucha por un contrato justo.

El boicot de Burgerville llamado por la BVWU-IWW el año pasado continuará hasta que se firme un contrato justo.

¡Trabajadores de Burgerville, Únanse!

Obreras de comida rápida han formado el Sindicato de Trabajadores de Burgerville con el apoyo del IWW

Por: Portland IWW

Traducido por: J. PierceBVWU en marcha

 

Portland, OR, EUA – 26 abril 2016 – En un hecho histórico, trabajadores de Burgerville, una cadena de comida rápida basada en la área de Portland, anunciaron en una manifestación en el Clinton Street Theater, que estaban formando un sindicato, afiliado con la rama de Portland del sindicato Trabajadores Industriales del Mundo (IWW).  Marcharon desde el teatro al Burgerville ubicado en Sureste 26 y Clinton para presentar sus demandas:

  • Un aumento inmediato en el sueldo de $5
  • Seguro de salud accesible y de calidad
  • Trabajos seguros y saludables
  • Horarios justos, consistentes, y con avisos previos
  • Un trabajo sostenible que apoye y que incluye días de licencia de maternidad y paternidad
  • Servicio de guardería gratuito y contribución para gastos para transportesBurgerville 3

Una trabajadora típica de Burgerville gana solo $9.60 por hora, y normalmente está programada solo 26 horas por semana, justo bajo de las 30 horas por semana que son necesarios para ser elegible para recibir beneficios.  Esto es más o menos igual de $990 por mes sin impuestos.  Para dejarlo más claro, la renta promedio de un departamento en Portland es $1,275 por mes para un departamento de una recamara, y la mayoría de los dueños de departamentos requiere que los inquilinos prospectivos tienen ingreso tres veces mayor que de la renta.

“La mayoría de la gente no puede alcanzar para tener un departamento. En Portland, todo el mundo sabe que el costo de vida es insano.  Básicamente necesitaba un trabajo adicional para poder tener mi propio espacio.  No podría alcanzarlo con lo que Burgerville me paga,” dijo Greg, trabajador de Burgerville y miembro del sindicato.

Otras obreras citaron problemas con la actitud indiferente de la gerencia a sus empleados. “Necesito poder tomar un día de enfermedad sin miedo de represalias,” dijo Robert, un trabajador de Burgerville en el local de Powell.

Las y los trabajadores formando el Sindicato de Trabajadores de Burgerville representan una sección transversal de la comunidad – jóvenes y estudiantes, madres, padres, y abuelos.  Ponen pasión en su trabajo, y quieren mejorar sus trabajos para ellos mismos, para sus compañeros, y para la comunidad.Sindicato de Trabajadores de Burgerville - Portland IWW

“Estamos intentando mejorar a Burgerville. Nada mas quiero poder realizar mi trabajo y recibir un salario digno.  Esto va a mejorar a Burgerville, por tener empleados felices que chambean y están orgullosos de sus trabajos,” dijo Debbie, miembro del Sindicato de Trabajadores de Burgerville.

El Sindicato de Trabajadores de Burgerville está apoyado por el IWW de Portland y endosado por una coalición de sindicatos locales y grupos comunitarios, incluyendo ILWU Local 5 (vendedores de libros), IATSE Local 28 (tramoyistas), SEIU Local 49 (limpiadores), PAT (maestros), OPAL Justicia Ambiental de Oregon, Red de Solidaridad de Portland (PDXSol), Trabajos con Justicia de Portland, Colectivo de Garza Azul (Reed College), Comité de Solidaridad de América Central de Portland, Gerencia Colectiva de Abarrotes Cooperativas de Alberta, Colectivo Hella 503, Colectiva Abolicionista de Marilyn Buck y Cooperativa de Comestibles “People’s”.

Para apoyar, échale un vistazo de la página del Sindicato de Trabajadores de Burgerville:

 

BWU logo

Imagínate huelgas de brazos caídos en comida rápida

Flint-sit-downEscrito por: FW db

Imagina lo siguiente: te despiertas. El televisor está encendido. Hay huelgas de brazos caídos y ocupaciones laborales pasando en el Wendys local. Otra Vez. La policía tira lacrimógeno en los restaurantes, rompiendo las ventanas y fomentando el delirio de los medios. Los titulares dicen: “Disturbio: Trabajadores Radicales en Wendys.” Pero los trabajadores se niegan a dejar sus posiciones.

El activista de los derechos civiles Jesse Jackson despotrica sobre el derecho de todos los trabajadores, los trabajadores de color en particular, de tener empleos donde los trabajadores de alimentos ganan lo suficiente para poder alimentar a sus familias. Los medios de comunicación difunden rumores vagos de huelgas que se pasan entre los restaurantes de comida rápida y las cárceles. Tal vez los rumores son verdaderos.

El patio del alcalde tiene “combos” de papas fritas en todos lados por su uso liberal de la fuerza policial. Se destrocen la publicidad de McDonald en todo el país , con nuevos y mejores usos para su lema famosa “Me encanta”. La mayoría de ellos no incluyen malas palabras.

En primer lugar parecía algo que sucedía en Austin, Texas. “Que Austin siga siendo extraña!”. Consigue el poder del trabajador con un burrito de la noche o una Coca-Cola lite. Entonces parecí sólo una moda de Portland y el Pacífico Noroeste no más. Hippies están dispuestos a hacer cualquier cosa: eco-terrorismo, grandes jurados, ocupaciones de los restaurantes de comida rápida, todo. Glenn Beck volvió a las grandes noticias de Fox con una queja sobre algún “sindicato del IWW.”

Pero ahora está en la portada de las noticias local. En la sección de negocios, ¿verdad? “Anarquistas-comunistas quieren destruir el gobierno estadounidense un Wendys a uno.” Malditos. No es difícil de conseguir helado en otro lugar, pero francamente no se puede esperar hasta que esos trabajadores ganen un salario digno y días de enfermedad pagados.

Diablos tal vez compras un montón de sándwiches de helado y los distribuyes en el piquete. Ha hecho bastante calor este verano. O tal vez compras pizza para todos en el Internet como habías escuchado que hicieron cuando toda esa cosa de Madison cayó. ¿O no fue Egipto?

Pizza parece bien. Cuando van a “ocupar sus puestos de trabajo” esos trabajadores?

Disfrutas un café, te pones tus zapatos. Si los trabajadores de comida rápida pueden hacerlo, ¿puedes tú? Una pregunta inquietante. Casi esperas que tu jefe te moleste hoy para que lo hagas, para que salgas, o mejor aún, para que te sientes en el trabajo. ¿Cuál era ese sitio de Internet? Es hora de trabajo.

Sales y dejas el televisor prendido. Por lo menos algo bueno sucede en algún lugar, en algún lugar cerca de casa.

~

– Traducido por FW X379108

logo del IWW