Venezuela: crónicas de una crisis terminal

Avance informativo de la IWW-Venezuela de enero de 2019

 Desde el pasado 23 de enero de 2019, Venezuela esta viviendo una situación
anómala que afecta a todas las fuerzas productivas del país con la presidencia interina de Juan Guaido, encargado de la Asamblea Nacional, único poder público electo y que adversa la continuidad en la presidencia ilegitima de Nicolás Maduro, el cual se juramento después de unas elecciones no convocadas, sin contrincantes ni garantías que avalaran de forma imparcial el supuesto triunfo.

A estos hechos se le suma una inflación que solo en enero del presente año batió récord y supera el millón por ciento (1.000.000%), solo comparado con países como Mozambique, ni siquiera en las economías del eje post guerra mundial; el costo de vida promedio ha escalado 702.521% desde el pasado 1 de enero, por lo cual se estima que de seguir así este año cerrara con una inflación 10.000.000%. Esto se traduce en el salario más bajo de la región, incluso las remeses en monedas extranjeras que mandan los casi 5 millones de venezolanos que han tenido que emigrar no alcanzan para que un trabajador digno alimente a su familia.

Además estamos aguantando una ola represiva contra todos los trabajadores que decidan alzar su voz para tener mejores condiciones laborales, realizando despidos de las empresas del Estado por mostrar su descontento con la gestión o quitando beneficios como el pago tardío del ticket de alimentación, de utensilios para trabajar o la detención de sindicalistas por protestar.

Solo entre diciembre de 2018 y enero de 2019, se han producido hechos que ratifican la política anti-trabajadores del gobierno de Nicolás Maduro que se manifiesta con la detención de cuatro compañeros del Sindicato de Profesionales de Venalum (Néstor Morillo, Andrés Rojas, Noel Gerdez y José Hidalgo) acusados de paralización de la industria, resistencia a la autoridad, daño a la nación, agavillamiento y obstrucción a la vía pública; por su participación en una huelga de brazos caídos donde exigían derechos laborales presentes en la contratación colectiva y en el ordenamiento jurídico.

Durante el allanamiento y su detención, un contingente de 80 guardias nacionales acompañados de funcionarios de la Dirección de Contra Inteligencia Militar (DGCIM) ingresaron a la industria, golpeando, amenazando e incluso robando pertenencias de los trabajadores y dañando parte del mobiliario. Los compañeros han sido recluidos en la sede militar del DGCIM en el campo de Ferromineras y existen dos órdenes de detención que no se han podido ejecutar contra los compañeros Douglas González y Franklin Galpón.

A estos hechos se le suma la detención arbitraria del secretario general de Ferrominera, Rubén González, el cual fue detenido en una alcabala después de participar en una movilización laboral en Caracas; el cargo que se le imputa es el de “asalto al centinela” por oponerse a su encierro. Aunado a esta acción esta la jubilación especial que ha sufrido para sacarlo de la industria, medida ilegal que también sufrió en enero el compañero Ramón Gómez, secretario general del Sindicato Único Nacional de Empleados Públicos de la Corporación Venezolana de Guayana (SUNEP-CVG).

Todas estas acciones gubernamentales en las industrias básicas donde el Estado es el patrón, es parte de una política liberal amparada bajo una retórica revolucionaria que busca privatizar y entregar empresas estratégicas que deben estar al servicio del pueblo al capital transnacional de China y Rusia; política entreguista auspiciada por Alfonso Moros, primo de Nicolás Maduro y vicepresidente en el sector aluminio.

Como sindicato revolucionario, anticapitalista y anti-estatal no podemos quedarnos de brazos cruzados ante la vulneración de derechos y garantías que están sufriendo nuestros compañeros en los puestos de producción. Así como aprovechamos para alertar a nuestras compañeras y compañeros de clases a que estén pendientes de la injerencia perniciosa de naciones del hemisferio norte que pretenden adueñarse de los minerales que son del pueblo y mantener su política colonialista.

Contra la dictadura de Nicolás Maduro y los patronos privados o Estatales.

Por la construcción de un sindicalismo autónomo y libertario.

Por la autogestión de los medios de producción.

IWW-Venezuela

Anuncios

El IWW se afilia con la Confederacion Internacional del Trabajo (CIT)

Image result for ICL IWW delegation Parma, ItalyPor: Brandon & Liss

CHICAGO – En su referendo anual, la administración norteamericana de los Trabajadores Industriales del Mundo – Industrial Workers of the World (IWW) votó abrumadoramente a afiliarse a la recién formada Confederación Internacional del Trabajo (CIT). La CIT es una organización internacional que une a sindicatos revolucionarios en ocho paises de Europa, América Latina, y Norte América.

La CIT se enfoque en desarrollar un modelo visible del sindicalismo revolucionario, una manera de formar sindicatos basados en la solidaridad y la acción directa, y que prefiguren un mundo liberado del capitalismo. Los sindicatos de la CIT ya están coordinando su actividad entre trabajadores de apps, como los de Deliveroo y Foodora, incluso con huelgas coordinadas contra Deliveroo en varios paises.

El IWW aporta nuestra experiencia organizando en prisiones con el Comité Organizador de Trabajadores Encarcelados (Incarcerated Workers Organizing Committee / IWOC). La CIT y sus secciones apoyaron a la huelga de encarcelados que ocurrió en los EEUU este año, para el cual IWOC jugó un rol importante. A traves de la CIT, el IWW ha empezado a contactar sindicatos de encarcelados en otros paises.

Más aún que la práctica sindical diaria, la CIT da lugar a sus secciones a compartir experiencias de luchas masivas obreras. Este año, la Confederación Nacional del Trabajo (CNT – sección española de la CIT) jugó un rol importante en coordinar una Huelga General Feminista el 8 de Marzo, que la CNT y la CIT quieren tomar como ejemplo para 2019.

El voto del IWW a afiliarse con la CIT culmina varios años de colaboración entre estos sindicatos para dar esta Internacional a luz. Queremos continuar desarrollando nuestros proyectos mutuos y formando relaciones en otros partes del mundo. El IWW va a compartir su experiencia y aprender de la experiencia de otros – a inspirar y ser inspirada. Con las crises económicas, ecológicas, y políticas que el capitalismo nos trae e intensifica, hace falta un vibrante e internacionalista movimiento revolucionario ahora más que nunca.

Viva la Internacional!

Trabajadores Industriales del Mundo – Industrial Workers of the World – Administración Regional Norteaméricana

Afiliada con la Confederación Internacional del Trabajo

¡Bienvenidos al nuevo año de SOLIDARIDAD!

Related imageVolvimos de dos años de inactividad para regresar al camino de SOLIDARIDAD. Hay un mundo más allá que quiere noticias y puntos de vista de los Trabajadores Industriales del Mundo, el IWW, y nuestras organizaciones hermanas. Necesitamos trabajar duro este año para cumplir nuestro compromiso.

Las metas de este año son:

Volver a publicar la revista en formato PDF para difundir SOLIDARIDAD a las ramas y que ellos lo puedan imprimir y distribuir en papel.

Recoger varios artículos de un tema específico e imprimirlos en un pequeño libro.

Tener una presencia más amplia en las redes sociales para alcanzar más trabajadores que estan listos a involucrarse al movimiento revolucionario de trabajadores.

Adquirir más escritores de todas partes del mundo hispanohablante y desarrollar más lectores que disfruten la perspectiva única de SOLIDARIDAD .

Establecer métodos y estructuras para asegurar que la publicación puede continuar a través de los años y con rotación de editores.

Desarrollar más conexiones oficiales con nuestras organizaciones hermanas para unirnos en un movimiento fuerte y universal.

Conectar a más miembros del IWW y sus luchas para hacer la publicación activa y útil.

Para empezar, vamos a presentar vario/as voluntario/as de SOLIDARIDAD para 2019:

***

Monica K., Traductora e ilustradora:  “Trabajo como diseñadora gráfica, soy Argentina, y vivo en California. Es un honor ser parte de Solidaridad, y espero brindarle al sindicato todas mis ganas este 2019. Salud!”

Brandon S., Escritor y traductor:  “Estoy involucrado en campañas de organización local con la rama del IWW de Atlanta y estoy en la Comisión de Solidaridad Internacional.”

A. Hijar, Escritor y traductor: “Soy obrero de construcción de Detroit. He escrito para publicaciones de izquierda desde México y E.U.  Fui al D.F., EdoMx y Costa Rica a crecer lazos entre sindicatos desde diferentes partes del mundo, las campañas laborales de obreros de las fabricas y las agricoles.”

Brendan M.B., Investigador:  “Soy maestro de Ingles y de Estudios Sociales en Virginia Oeste. Soy organizador con ‘Camarilla de las Bases Unidas de Virginia Oeste’ junto con mi trabajo del IWW de Virginia Oeste.”

Alec S., Diseñador:   “¡Hola! Compañero de trabajo Alec aquí, ayudaré con la parte de diseño de Solidaridad. He pasado mucho tiempo en el sur de México, donde tengo familiares y amigos que viven en diferentes ciudades en los estados de Chiapas y Campeche, y he tenido algún contacto con movimientos radicales en esa área, que son realmente inspiradores. Estoy realmente entusiasmado con este proyecto porque los Trabajadores Industriales del Mundo tienen una rica historia de compañeros de trabajo de habla español que utilizan la acción directa para lograr un cambio radical. Espero ayudar con el diseño y la apariencia de Solidaridad para hacer una publicación más atractiva. Por esto, doy la bienvenida a cualquier comentario, pregunta o crítica. Es nuestra Solidaridad, después de todo.”

Rodolfo M., Escritor, noticias de Venezuela: “Buen dia aliados y compas de Solidaridad. Desde Caracas, Venezuela, les escribe Rodolfo M., abogado y colaborador desde hace años del movimiento libertario local y apoyando al sindicalismo autonomo y revolucionario.”

I. Libertad, Escritor:  “Vivo en Santiago de Chile y soy músico. Y por la música he recorrido de norte a sur Chile y distintos países de Latinoamérica. Viajes que me han ayudado a acercarme a diferentes pueblos y sus luchas. Soy parte del Grupo Anarquista La Conquista del Pan. Me gustaría bastante ser un aporte para SOLIDARIDAD.”

Chak, Escritor: “Soy terapeuta y profesor universitario en situación precaria de empleo. He escrito para publicaciones de izquierda de México. Soy integrante del colectivo Cuaderno Común.”

Ramos, Editor, escritor, y traductor:  “Soy organizador comunitario de Los Angeles. Traduzco para It’s Going Down/Incandecente,  y The Abolitionist, y escribo artículos para varias organizaciones.”

Kamila F., Asistente de edición: “Hola, mi nombre es Kamila. Soy Mexicana de Nogales, Sonora, maestra de historia por convicción, maestra de inglés por necesidad, y mamá de tiempo completo por obligación. ”

J. Pierce, Editor, escritor, y traductor:  “Soy maestro. Vivo en Arizona y estoy emocionado ser un Editor de SOLIDARIDAD para este 2019. Vamos a esforzarnos mucho para esta publicación y, a través de esto, esperemos acelerar el movimiento de la emancipación de la clase obrera.”

***

Si quiere apoyar a SOLIDARIDAD, contáctanos por solidaridad@iww.org y envíanos sus noticias y perspectivas.

Por la Gran Unión de la Clase Obrera,

Los editores de SOLIDARIDAD – Ramos y J. Pierce

Un mensaje a la clase obrera desde la junta ejecutiva de la IWW después de la elección presidencial 2016 en los EEUU

three_fistVivimos en momentos difíciles, momentos de lucha y de privación. La clase empleadora posee más riqueza y poder que nunca, y la división entre los obreros y nuestros opresores se pone más ancho cada día.

Hace falta recordar que no hay nada nuevo en eso. Desde el nacimiento del capitalismo, la patronal ha perseguido una guerra contra la clase obrera. Nosotros, l@s obrer@s del mundo, seguimos siendo explotados y abusados, y el valor de nuestro trabajo siempre cae en las bolsas de la patronal. A la vez que amasa beneficios sin precedente, la patronal sigue dañando nuestro planeta por la extracción insostenible e irresponsable de los recursos naturales. Eses buitres te dicen que las desilusiones, los fracasos, y las privaciones que sufres son por culpa de otr@s obrer@s. Personas de otras razas, otras nacionalidades, otras religiones. “Échales la culpa a los inmigrantes,” dicen. “A los negros y a los latinos,” dicen. A la vez que luchamos entre nosotr@s mism@s, la patronal fiesta en sus salas doradas, brindando por la división de la clase obrera.

Much@s obrer@s trataron de localizar esperanza en el sistema electoral ese año, confidentes que ganarían la razón y la compasión. Much@s otr@s se motivaron por la intolerancia. El sistema electoral se diseñó para silenciar a la clase obrera entera, tomando sus esperanzas y deseos como meras sugerencias más bien que reivindicaciones concretas. Los sindicatos, que deben luchar por la clase obrera entera, impulsaron que la gente confíe en la votación para derrocar a la intolerancia – y ahora dicen que están “listos para colaborar” con los que fomentan la intolerancia y la división. Sin duda, estás con desilusión, con miedo, con rabia, y estás list@ para considerar maneras diferentes de luchar contra nuestros opresores.

Te invitamos desde la IWW (Trabajadores Industriales del Mundo – Industrial Workers of the World) a colaborar en la creación de un nuevo movimiento obrero, el cual romperá con las reglas de la patronal. No más vamos dejarla dividirnos por las líneas artificiales de raza, de género, de orientación sexual, de nacionalidad, ni de religión. Am@s de casa, prisioneros, trabajadores de fábrica y de oficina, somos todos la clase obrera, y es nuestro labor que produce cada riqueza. Unidos podemos desafiar a la clase dominante, pero esa unidad ha de empezar en primer lugar con defender a l@s más oprimid@s y vulnerables entre nosotr@s, ya que “la herida de un@ es la herida de tod@s.” Es evidente que hay gran corriente de intolerancia entre la clase obrera en los EEUU, y prometemos confrontar esa intolerancia directamente con la manera en que organizamos.  Creemos que podemos convencer a los obreros a rechazar la intolerancia si mostramos que tenemos un plan para ganar un mundo mejor. Hace falta trabajar para la formación de un mundo nuevo dentro de la cáscara del antiguo, y la única manera para formarlo es organizar en nuestros sitios de trabajo y en nuestras comunidades.

La IWW se ha ocupado en organizar a la clase obrera hace más que 110 años, y tenemos un porvenir luminoso como sindicato revolucionario.  Enfocamos en la acción directa. En vez de depender de funcionarios electos u otros representantes, llevamos la pelea directamente a nuestros opresores. Somos pioneros en el actual movimiento obrero, formando sindicatos con obrer@s de comida rápida en Oregon, almacenistas en Minnesota, obrer@s de entretenimiento y hospitalidad en Nueva York, y obrer@s encarcelad@s por todo el país – nombrando sólo algun@s. Nuestros miembros han participado en las vanguardias de resistencia contra la violencia policial y contra el oleoducto “Dakota Access.” Estamos trabajando incansablemente para formar una genuina y realmente representativa organización obrera que pueda fortalecer a la clase obrera, y necesitamos tu apoyo.

Si tienes preguntas sobre exactamente quienes somos y qué hacemos, habla con nosotros. Si estás list@ para organizar y resistir, afíliate con nosotros y te darémos la bienvenida como compañer@ de clase. Es hora de organizar, es hora de contraatacar. Hacemos temerosos de nuestro poder a los racistas, a los fascistas, y a todos que fomentan la intolerancia. Nuestra lucha será larga, será difícil, pero venceremos. Afíliate con El Gran Sindicato hoy mismo, y organicemos juntos en nuestros sitios de trabajo y en nuestras comunidades. Ninguna cosa es demasiado buena para la clase obrera, y queremos todos los bienes que se ofrece la vida.

logo del IWW

Familias Unidas por la Justicia – Felicidades por su victoria!

 

fuj-en-marcha-a-driscolls

Compañeros de Familias Unidas por la Justicia,

La administración general del IWW (Industrial Workers of the World – Trabajadores Industriales del Mundo) les felicita por el éxito histórico que lograron en la elección sindical. Familias Unidas por la Justicia nunca abandonó la lucha para mejores condiciones de trabajo y el reconocimiento sindical, no obstante las mentiras infamantes y los intentos para acabar con el sindicato por parte de la patronal. El sindicato que han construido es un verdadero esfuerzo de base, organizado por las mujeres y los hombres que trabajan en el campo. Los campesinos son entre los trabajadores más explotados y menos apreciados del mundo. Han mostrado que los obreros agrícolas se pueden poner de pie juntos y ganar.

fuj-protesta

La lucha de FUJ para el reconocimiento sindical en Sakuma Bros. Farms es inspirante. En la tradición más excelente de acción directa en el trabajo, el sindicato utilizó huelgas rápidas para ganar reclamos y presionar la firma para los derechos obreros. El sindicato y sus simpatizantes organizaron un boicot exitoso contra Driscoll’s Berries. Miembros del IWW por todas partes ayudaron a extender el boicot en solidaridad. Nuestros afiliados caminaron en los piquetes y participaron en las marchas. Ahora celebramos con ustedes, y nos mantenemos codo con codo con ustedes en la negociación del primer contrato.

El IWW propone un sindicalismo revolucionario y un mundo sin jefes, en el cual los obreros posean y dominen los centros de trabajo. Proponemos El Gran Sindicato de todos los obreros, para ser fuertes y unidos en la lucha contra el capitalismo y la explotación que ese sistema económico conlleva. La “Organización de Obreros Agrícolas” (Agricultural Workers Organization) y el Sindicato Industrial 110 forman una parte honrosa de nuestra historia, ganando muchas peleas por todos los Estados Unidos con métodos afines a los de ustedes.fuj-victoria-para-nuestros-hijos

logo del IWWEn solidaridad,

La Administración General del IWW (Industrial Workers of the World – Trabajadores Industriales del Mundo)

septiembre 2016

justicia-para-todos

La historia del IWW en Aotearoa (Nueva Zelanda) – Parte 3

1913Autor: Frank Prebble – Extractos de: “Trouble Makers” – Anarchism and Syndicalism. The early years of the Libertarian Movement in Aotearoa / New Zealand.

Traducido por: Miguel G

La Federación del Trabajo siguió aumentando su afiliación. En febrero de 1912 había cuarenta y tres uniones afiliadas con una membresía total de quince mil. Los mineros, los pastores, y aguadores hacían diez mil miembros. Sin embargo los socialistas antipoliticos comenzaron a criticar al liderazgo por su inactividad y su aparente voluntad de acomodarse a la acción política. El conflicto fue particularmente intenso en Auckland. Durante todo 1911 y 1912 se desarrollaron una serie de disputas industriales. Los trabajadores del consejo más involucrados se afiliaron a la Auckland General Labourers Union. Seiscientos trabajadores fueron a la huelga por las condiciones de trabajo. El consejo capituló pero sólo fue una victoria parcial. A primeros de 1912 los patrones rehusaron reconocer la unión y accedieron a un “premio”. La unión puso el asunto en manos de la Federación que no hizo nada. En febrero la unión fue des-registrada, incluso aunque habían abandonado el sistema de arbitraje. La disputa se hizo interminable, y en marzo el consejo y los patrones formaron una unión esquirol que ganaba miembros. La disputa se colapsó por la inacción de la Federación. Su respuesta fue organizar una candidatura alternativa a Parr, el alcalde que machacó a los trabajadores en las siguientes elecciones al consejo. Los resultados electorales fueron desastrosos para el candidato Laborista. Desde entonces el liderazgo de la Federación “Roja” comenzó a perder credibilidad y I.W.W. comenzó a aumentar su influencia y afiliación.

I.W.W. era particularmente fuerte en Auckland. Uno de sus miembros principales fue John Benjamin King. Nacido en Canada en los 1870s trabajó como minero y fogonero. Durante 1910-1911 formó parte del la rama local de Vancouver de I.W.W. Fue elegido organizador para la ciudad y tomó parte en una huelga masiva de los trabajadores de la construcción en Prince Rupert. Después de la derrota de la huelga de Vancouver, King abandonó Canadá por Nueva Zelanda. Llegó en agosto de 1911, y trabajó en Auckland como peón. Se unió a la General Labourers Union y fue pronto elegido para el ejecutivo. Trabajó estrechamente con Bennett, el editor del “Social Democrat” que urgía a la Federación a que adoptara el modelo de organización de I.W.W.. El “Social Democrat” apoyaba el sabotaje industrial como arma en la lucha de clases. Otra figura notable durante esta época fue Tom Barker. Fue secretario del Partido Socialista en Auckland. Sin embargo, después de la derrota de los peones, y el desastre electoral, dimitió y se unió a los Wobblies. Después de una estancia de tres meses en Auckland, King anduvo de gira por North Island y después de hablar en Waihi decidió quedarse y trabajar como minero. Él organizó una clase de economía y reclutó a unos treinta mineros. De vuelta a Auckland I.W.W. esta bullía de actividad. En marzo de 1912 formaron un club de propaganda. Cada domingo tenían oradores en los muelles. Aplicaron el acta de constitución de Chicago y formaron el Local 175. Se creó una rama de propaganda en Wellington y otra ya existía en Christchurch.

Mayo de 1912 vio el comienzo de la huelga de Waihi. Los maquinistas quisieron desafiliarse de la “Unión de Trabajadores” que cubría todos los aspectos de la industria minera en la ciudad. Bill Parry el presidente de la unión, trató de convencerles de que se quedaran. Fracasó. La huelga comenzó el 13 de mayo. Parry prometió a los mineros que la Federación respaldaría la acción de huelga. Se eligió un comité de huelga, King fue uno de sus miembros. Los maquinistas formaron una unión de arbitraje. Sin embargo el liderazgo de la Federación no aprobó la huelga. King pidió una huelga general pero esto fue también rechazado por el liderazgo. Los mineros estaban solos. La tercera conferencia de la Federación fue mantenida en Wellington durante el mismo mes. King asistió como delegado, y abogó por una huelga general para apoyar a los mineros. Esto fue desestimado. Había también una huelga de los mineros en Inangahua y una huelga salvaje en Hikurangi. El ejecutivo no quiso abordar la huelga de Waihi, no obstante acordó enviar una delegación a los dueños de la mina y comenzar las negociaciones, que fracasaron. La huelga se hizo interminable. El ejecutivo redujo la lucha a términos económicos. Se reunieron treinta y cinco mil libras pero no fueron suficientes para derrotar a los dueños de la mina. Los huelguistas boicotearon a los patrones, y las tiendas que vendían bienes para los esquiroles. El comité de huelga organizó la distribución de alimentos y combustible para los trabajadores a través de los almacenes de la cooperativas de la unión.

syndtoonEn julio el gobierno Liberal perdió el poder. En septiembre Waihi estaba en un estado virtual de guerra de clases. Los dueños resolvieron abrir la mina con mano de obra esquirol. Se reforzaron los piquetes. La policía trajo refuerzos. El 7 de septiembre de cincuenta para sesenta mineros incluidos en el comité de huelga recibieron citaciones judiciales. Se les acusaba de incitadores. Durante los siguientes dos meses la policía procesó a ochenta y dos trabajadores, y encarceló a sesenta y cinco de ellos en la cárcel Mt Eden. Durante esta época las mujeres participaron en la lucha de los obreros trabajando entre las filas de los piquetes, y se convirtieron en la columna vertebral de la huelga. Creció la presión sobre la Federación para convocar una huelga general. Los patrones anunciaron a últimos de septiembre que reabrirían la mina. Pero no fue hasta el 2 de octubre cuando lo intentaron, y entonces con sólo catorce esquiroles. Mil quinientos trabajadores se reunieron para detenerlos. Los Wobblies cantaron una parodia del himno nacional ” Dios salve a J.B. King “, y empujaron a la policía y a los esquiroles a la mina. Entretanto la Federación resolvió convocar una huelga general de un día, pero sólo en Auckland. Hubo una confusión total. Sólo los estibadores y parte de la General Labourers Union fueron a la huelga. Otra huelga de nivel nacional fue convocada pero el apoyo fue desigual. Esto erosionó el apoyo para los Wobblies y estos acusaron al ejecutivo de desprestigiar el arma más poderosa que el pueblo poseía, la huelga general. En Huntly la huelga fue general pero el dueño rehusó admitir a los trabajadores anteriores e hizo un lockout. La unión esquirol en Waihi siguió ganando miembros. Para noviembre había cien hombres en el trabajo. La tensión crecía en Waihi. Las peleas se hicieron frecuentes y la tienda de la unión fue saqueada por los esquiroles. Todo esto condujo al trágico incidente en el union hall cuando George Evans fue asesinado por esquiroles cuando éstos asaltaron el hall. Éste fue virtualmente el fin de la huelga en Waihi. Todos los huelguistas estaban acosados fuera de pueblo y la huelga se colapsó.

Después de la huelga muchos de los mineros de Waihi encontraron trabajo en Auckland y se unieron a la Labourers Union.

Culparon a la Federación del desastre, y la Labourers Union votó abandonar la Federación. El movimiento obrero militante fue dirigido por los Wobblies en Auckland y Huntly hasta la derrota en Waihi. La Federación trató de aislar el norte militante convocando una conferencia de “unidad”. Sobre esta época E.J.B. Allen llegó a Aotearoa. Tenía una considerable influencia por su implicación en el movimiento sindicalista en Inglaterra. Había trabajado estrechamente con Tom Mann en laIndustrialist League, y su periódico” The Industrialist ” fue impreso por el Freedom Group en Londres. Los anarquistas fueron muy activos en la liga. En 1908 él habló en la conmemoración de Haymarket junto con Malatesta y Rocker, y publicó un ensayo sobre el comunismo anarquista en el que criticaba amargamente a los socialistas autoritarios del Socialist Labour Party. El año siguiente que escribió un panfleto titulado “Revolutionary Unionism” que se reeditó en Wellington en 1913. Llegó en Auckland en marzo de 1913 y se convirtió en presidente de la General Labourers Union y contribuyó con el “Industrial Unionist”.

indunLa conferencia de unidad se celebró en enero de 1913, y el liderazgo otra vez comenzó a jugar con la idea de la acción política. I.W.W. quedó excluido de la conferencia. Durante este período los Wobblies dedicaron sus energías a la tarea básica de reconquistar su influencia local. Trataron de tomar el control de la unión de arbitraje que había sido establecida en Huntly durante el cierre patronal. Los Wobblies también trataron de ganarse a los obreros en la mina de Waihi. La compañía les había puesto en lista negra. Lideraron la lucha contra los patrones. En el mismo mes el I.W.W. Auckland lanzó su publicación “Industrial Unionist”. Tenía un comité editorial de cinco personas. Uno de los cinco era Bill Murdoch un aguador. Siguió activo en el movimiento sindicalista durante muchos años, y formó parte del “One Big Union Club” en Auckland en los años 20. Jock Barnes le recuerda como “un hombre grande al que se siempre se oía en las reuniones de la unión”. Esto era a mediados de los años treinta. Una segunda conferencia de unidad fue convocada en julio. En este mismo mes Paddy Webb, uno de los líderes de la Federación, fue elegido para el parlamento en el distrito Grey en la Costa Oeste. La conferencia de julio estableció una nueva United Federation of Labour y abordó el establecimiento de un nuevo partido social-demócrata. A los cuatro meses de su fundación la nueva Federación se vio involucrada en la segunda disputa laboral más importante en la historia de Nueva Zelanda.

La historia del IWW en Aotearoa (Nueva Zelanda) – Parte 2

Autor: Frank Prebble – Extractos de: “Trouble Makers” – Anarchism and Syndicalism. The early years of the Libertarian Movement in Aotearoa / New Zealand.

Traducido por: Miguel G

Daniel De Leon
Daniel De Leon

En 1907 Ben Tillet, de los Muelles de Londres, viajó a Nueva Zelanda predicando el unionismo revolucionario industrial. Pat Hickey fue uno de los organizadores de la gira por la Costa Oeste. Hickey había pasado algún tiempo en Inglaterra y Irlanda. Trabajó en EE.UU. y fue miembro de la Western Federation of Miners (Federación Occidental de Mineros). Los mineros eran la fuerza motriz de I.W.W., pero la abandonaron poco después de formarse. Es importante indicar que hasta 1908 la I.W.W. americana tenían dos facciones distintas; los que apoyaban la acción revolucionaria política y la organización en la producción, y los que que rechazaban la política por una acción directa en el trabajo. Hubo una escisión en 1908 y los partidarios de la política y Daniel De León formaron I.W.W. de Detroit. La mayoría se convirtió en lo que se conocería como I.W.W. de Chicago, la unión anti política. En Nueva Zelanda hasta 1911 el movimiento obrero generalmente apoyaba tanto la política revolucionaria como el unionismo industrial, pero en 1911 el movimiento se escinidió en dos grupos; los militantes que abogaban por la acción directa en el lugar de trabajo, y los partidarios de la política parlamentaria.

H.M. Fitzgerald
H.M. Fitzgerald

En 1907 H.M. Fitzgerald llegó a Aotearoa desde Canadá. Se hizo organizador del Partido Socialista y viajó por la Costa Oeste en 1908. Era un socialista revolucionario y sindicalista. Antes de su viaje creó una rama de I.W.W. en Wellington. Cien trabajadores asistieron a la primera reunión. Pero el acontecimiento más significativo de 1908, aparte de la famosa huelga de Blackball, fue la formación de la primera federación obrera, “Red Federation” (la Federación Roja). La Federación estaba fuertemente influida por las ideas de I.W.W. y del sindicalismo. Sin embargo ésta era una mezcla de las viejas federaciones conservadoras, y las uniones industriales. El liderazgo de la federación hizo un difícil acto de malabarismo entre la política revolucionaria de una parte y el sindicalismo de la otra. La Federación estaba compuesta sobre todo de uniones mineras al comienzo y su crecimiento fue lento. La primera prueba de la fuerza de la Federación vino a finales de 1908 cuando una nueva acta de compensación de trabajadores aseguraba la responsabilidad de los patrones para las enfermedades ocupacionales como el mal de los mineros. Las compañías mineras exigieron que los hombres no recibieran un examen médico antes de ser reempleados después de la Navidad. La Federación amenazó con la huelga, el gobierno intervino y ordenó al State Insurance Department (Departamento Estatal de Seguros) que ejecutara la política sin exámenes previos.

Los sucesos en Australia tenían una profunda influencia en los obreros de Nueva Zelanda. Había un constante flujo de trabajadores entre los dos países y la costa oeste de America. Durante 1909-1910 las huelgas de los mineros en Newcastle y Broken Hill, convirtieron a la mayor parte de los mineros de este país al unionismo industrial. A finales de 1909 llegó de Australia Harry Scott Bennett. Él había sido activo en la Liga Socialista victoriana y el Labour Party (partido laborista), a quién representó en el parlamento victoriano en 1904. Perdió su escaño en 1907. Fue brevemente miembro de I.W.W. australiano en 1908, pero sin embargo lo dejó en septiembre del mismo año. Bennett fue primero empleado por la Federación, luego por el Partido Socialista en Auckland. Recorrió la Costa Oeste. En febrero de 1910 visitó Christchurch, en donde recibió una respuesta entusiasta, especialmente de la General Labourers Union. La Labourers Union había estado creciendo rápidamente desde 1908. El liderazgo apoyaba al Labour Party, pero la gente de las bases cada vez más militante apoyaba a la Federación y al unionismo industrial. Para enero de 1911 se creó el Industrial Unionist Club por los más militantes que organizaron mitines al aire libre y vendían panfletos. También se formó una rama de I.W.W. y S.J. Roscoe, un pastor, fue uno de sus miembros principales. El grupo de I.W.W. solicitó afiliarse a la Federación y fue admitido en junio de 1911. Pero no fue hasta enero de 1912, después de una dura y prolongada batalla con los líderes conservadores General Labourers Union cuando sus afiliados votaron unirse a la Federación. Después de su gira por South Island, Bennett regresó a Auckland donde trabajó en la publicación socialista “Leader”. El Partido Socialista fue sumamente activo durante este período. En febrero de 1911, Bennett creó un periódico semanal llamado “Social Democrat”. El “Leader” tuvo que cerrarse por un caso de calumnias.

onebigunion