Trabajadores de Burgerville se declaran en HUELGA

Trabajadores de Burgerville en tres tiendas se declaran en huelga por negociaciones de mala fe
por: Sindicato de Trabajadores de Burgerville – Portland, Oregon, EEUU
Contacto: Emmett Schlenz, 401-855-9440, emmett.schlenz@gmail.com

PORTLAND, OR: El viernes 9 de agosto, el Sindicato de Trabajadores de Burgerville (BVWU) se declaró en huelga en tres tiendas para exigir que Burgerville negocie con el Sindicato de buena fe y presente a los trabajadores una propuesta seria de salarios más altos. En una acción coordinada, más de 50 trabajadores de las ubicaciones de Hawthorne, 92nd & Powell y Montavilla Burgerville se declararon en huelga. Esto se produce después de meses sin una nueva propuesta salarial de Burgerville, y después de que la BVWU presentó un cargo de Práctica Laboral Injusta (ULP) contra Burgerville por negociaciones de mala fe. Los trabajadores volverán a trabajar mañana.La BVWU ha estado en negociaciones contractuales con Burgerville por más de un año. En ese tiempo, la única propuesta salarial que Burgerville ha presentado a la mesa de negociaciones es un aumento de $ 0.13 / hora, que presentaron hace cinco meses. La BVWU consideró que esta propuesta era inaceptable, ya que no se acerca en absoluto a satisfacer las demandas de los trabajadores de un salario digno: un aumento de $ 5 para todos los trabajadores por hora al final del contrato de tres años, y para que las nuevas contrataciones comiencen a $ 15 / hora inmediatamente.

En este momento, Burgerville les paga a muchos empleados salarios de pobreza, lo que significa que los trabajadores no ganan lo suficiente para mantener un nivel de vida digno. “Cuando los trabajadores de Burgerville tienen que elegir entre pagar el alquiler y pagar los alimentos, algo anda mal”, dijo Emmett Schlenz, un trabajador de Hawthorne que participó en la huelga. “Ellos [las corporaciones de Burgerville] deberían avergonzarse de sí mismos por luchar para mantener a la gente en la pobreza”.

Desde esta primavera, Burgerville ha prometido repetidamente ofrecer a los trabajadores una mejor propuesta salarial y luego no lo hizo, rompiendo sus promesas y los plazos que se fijaron. “Nos han estado persiguiendo durante meses”, dijo Drew Edmonds, un trabajador de Montavilla Burgerville que se declaró en huelga. “No quieren hablar con nosotros, no quieren trabajar con nosotros y ahora no vendrán a la mesa de negociaciones”.

El pasado miércoles 7 de agosto, Burgerville tenía previsto reunirse con la BVWU para una sesión de negociaciones contractuales y presentar una nueva propuesta salarial. El martes, Burgerville le dijo al Sindicato que no se reunirían para negociar al día siguiente, debido a la posibilidad de una huelga el miércoles. Burgerville citó específicamente que los Gerentes Generales no podrían asistir a la negociación, ya que tendrían que estar presentes en sus tiendas para manejar posibles huelgas. La BVWU sostiene que algunos Gerentes Generales regularmente se pierden las sesiones de negociación, y esta es una razón inadecuada para justificar una vez más la postergación de las negociaciones contractuales.

Retrasar la sesión de negociación tiene un impacto muy inmediato en trabajadores como Betty Buchanan de Montavilla Burgerville, que no pueden permitirse el lujo de seguir esperando un aumento. Buchanan dijo: “He tenido que vender lo único que me quedaba de mi padre antes de que falleciera, solo para poner comida en la mesa. Voy a la huelga porque siguen estancados y necesitamos un aumento y un contrato justo ahora “. Mark Medina, un trabajador en huelga de 92nd & Powell, declaró que “todos los meses la empresa se niega a avanzar hacia un buen contrato, todos los meses hacen excusas, es un mes que las familias trabajadoras tienen que prescindir “.

El miércoles, la BVWU presentó un cargo de Práctica Laboral Injusta (ULP) ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales, declarando que la decisión de Burgerville de posponer una sesión de negociaciones contractuales sobre la base de una posible huelga constituye negociación de mala fe. Según Mark Medina, el razonamiento corporativo de Burgerville para retrasar la sesión de negociación no se cumple porque “cualquier día que la empresa se niegue a negociar de buena fe presentando propuestas reales, es un día potencial de huelga, independientemente de si es la próxima semana, el próximo mes, o el año que viene “.

Esta mañana, los trabajadores de Burgerville de las tiendas Hawthorne, 92nd & Powell y Montavilla se declararon en huelga para mostrar a Burgerville Corporate que no tolerarán más demoras en la negociación sobre los salarios. “Estamos en huelga porque este tipo de comportamiento no puede sostenerse”, dijo Nathan Iles-Pride, un trabajador del Hawthorne Burgerville. “Negociación de mala fe, arrastrar los pies sobre el tema salarial, negarse a negociar, esto es inaceptable. Hemos estado luchando durante años y ya es hora de que veamos resultados reales “.

La BVWU ha ganado elecciones en cinco tiendas de Burgerville y es el sindicato de trabajadores de comida rápida más grande en la historia de los Estados Unidos. Los trabajadores han estado luchando durante años por salarios justos, el fin de la colaboración voluntaria de Burgerville con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), atención médica asequible y mejores condiciones de trabajo. Las corporaciones de Burgerville han tratado de bloquear las demandas del Sindicato en cada oportunidad y volvieron a las políticas acordadas en la mesa de negociaciones. La empresa también se ha involucrado en actividades ilegales, como cambiar las políticas en las tiendas involucradas en la negociación sin consultar primero al Sindicato. Hasta que se negocie un contrato justo, la BVWU continúa llamando al boicot de todas las ubicaciones de Burgerville.

Anuncios

Anunciando el “Sindicato Chico Grande”!

“Little Big Union” ante la empresa de comida rápida Little Big Burger en Portland, Oregon

traducido por J. Pierce

Las y los trabajadores de Little Big Burger sabemos que nuestra seguridad, bienestar, y voces son importantes. Cada día servimos a los clientes, cocinamos la comida, limpiamos las mesas, y lavamos los platos. Hemos formado el Sindicato Chico Grande (Little Big Union) para asegurarnos que Little Big Burger es realmente inclusivo de nuestra voz colectiva como trabajadores.

Portland, Oregon, EEUU, es la zona de impacto para organización de trabajadores de comida rápida. Amamos ésta ciudad y llamamos el Noroeste Pacífico nuestro hogar. Sin embargo, el alquiler y el costo de la vida han continuado incrementando mientras nuestras salarios no han aumentado. Hoy en día, es cada vez mas difícil vivir en los vecindarios que servimos. Ésta es la razón por la cual estamos orgullosos de estar en solidaridad con el Sindicato de Trabajadores de Burgerville, como miembro/as de los Trabajadores Industriales del Mundo (IWW), en la lucha de hacer el trabajo de servicio de comida un trabajo honesto, digno, y seguro.

Little Big Burger ya no es una empresa pequeña, fue adquirido en 2015 por una corporación multinacional de Carolina Norte, Chanticleer Holdings. Nosotros los y las trabajadores y nuestras familias dependemos en estos trabajos por nuestro sustento, y esperamos que los y las que preparan la comida, sirven a los clientes, y crean el ambiente que ha construido Little Big Burger pueden crecer con nuestra empresa.  Las y los trabajadores siguen esforzandonos por estirando los cheques mes a mes, sobreviviendo con el salario mínimo, propinas inseguras, y horarios inconsistentes publicado a veces uno o dos días antes de iniciar la semana laboral. Estamos orgullosos del trabajo duro que proveemos a Little Big Burger y por eso demandamos:

  • aumentos de $5 por hora
  • horarios justos y consistentes
  • trabajos seguros y saludables
  • trato respetuoso y profesional de la gerencia
  • beneficios como estancias infantiles, días de incapacidad pagados para madres y padres, cuidado de la salud de calidad, cajas de comida, pases de autobús, pases de estacionamiento, y cervezas de turno
  • días de enfermedad pagados y vacaciones
  • autonomía laboral para reusar servicio a clientes abusivos o peligrosos
  • días inhábiles pagados
  • políticas transparentes para ser empleado (contratado) y/o despedido
  • trabajos santuarios

Al reconocer el Sindicato Chico Grande, Little Big Burger pasará a ser la segunda empresa de comida rápida de la historia de Estados Unidos para iniciar una relación de negociación colectiva con un sindicato. Creemos que Little Big Burger merece este distintivo.

Somos tus vecinos, tus amigas y amigos, tus compañero/as escolares, tu familia, y estamos apenas sobreviviendo como todos los trabajadores de salarios bajos.

“Somos los que hacen la comida, y ahora es el tiempo de que comamos tambien!”