Libera el poder de los indicadores para construir una organización eficaz

Por Daniel Gross

Traducido por la Confederación General del Trabajo (CGT – España)

trabajadores de Amersino - IWW de Nueva York

Las condiciones que facilitan una gran unión de los trabajadores están aquí. Los beneficios de las empresas se han disparado desde la crisis mientras cada vez más las necesidades básicas están fuera del alcance de los trabajadores y sus familias.

Para rebajar un poco la tensión y atraer la mano de obra que necesitan, los empresarios están haciendo algunas concesiones menores. Sin embargo, unas pocas subidas de salarios mínimas son insuficientes para otorgar a los trabajadores dignidad y una voz poderosa. Es fundamental una organización de los trabajadores eficaz y duradera. Pero mantener el tirón de un esfuerzo organizativo en el tiempo es increíblemente difícil. Escoger los indicadores correctos y usarlos en tu organización puede ayudarte a hacerlo.

Creo que muchos en el movimiento obrero asociamos el hecho de usar indicadores con los negocios y por lo tanto lo consideramos irrelevante en nuestra tarea, o pensamos que hay demasiados imponderables que afectan al trabajo de organización para que podamos medirlo o evaluarlo con números. Si eres como yo, durante años habrás participado en el movimiento obrero sin preocuparte demasiado por los indicadores.

En la organización del Sindicato Industrial 460 de productores de alimentos de Nueva York he podido comprobar de primera mano el papel fundamental e increíblemente poderoso que pueden jugar los indicadores en la creación de un sindicato, cuando se usan correctamente. Creo que aprender el uso de indicadores puede ayudarnos mucho con alguno de los mayores problemas del IWW, como por ejemplo el de alcanzar un tamaño suficiente.

Los indicadores son mediciones cuantitativas o cualitativas del progreso en pos de las metas de tu organización. Los indicadores correctos pueden ayudarte a descubrir problemas, generar nuevas percepciones y aportar enseñanzas acerca de cómo funciona tu modelo en el mundo real. Los indicadores incorrectos provocan que desperdiciemos el tiempo que lleva medirlos, nos confunden acerca de los problemas y no generan información útil.

¿Cómo averiguar qué indicadores son más importantes para tu organización sindical? Ojalá tuviera una “chuleta” de indicadores para que pudieras usarlos enseguida. Sin embargo, el primer paso para usar indicadores en tu organización es documentar tu modelo organizativo y evaluar dónde estás en tu hoja de ruta estratégica. Empieza por ahí para averiguar qué actividades medibles son más importantes para tu enfoque en este momento. Con esa base, aquí van algunos conceptos fundamentales sobre los indicadores que pueden tener un efecto casi sobrecogedor en tu esfuerzo organizativo.

 

trabajadores de Flaum - IWW de Nueva York

Eric Ries distingue entre indicadores “actuables” y “vanidosos”. Los indicadores “vanidosos” tienen buen aspecto pero no son significativos para seguir tu camino. Los “actuables” proporcionan enseñanzas que hacen que modifiques tu enfoque e incluso hagas cambios drásticos en el mismo. En mi experiencia, el IWW a menudo usa indicadores “vanidosos” en los casos en los que usa algún tipo de indicadores. El definitivo es el número de miembros en tu campaña, rama o sindicato. ¿Qué tal lo estás haciendo si tu rama tiene cien miembros? ¿Cómo va a cambiar tu forma de actuar?

En lugar del número de miembros, intenta usar la comparación del mismo con el año anterior. Si sabes que tu rama tiene cien miembros y hace un año tenía ciento cincuenta, ahora sí sabes algo. Este es el indicador de aumento neto de miembros, que en este caso es -50 en doce meses.

Las proporciones y las tasas a menudo son buenos indicadores. ¿Por qué tantas ramas del IWW llegan a un techo de miembros? Prueba a medir la retención. ¿Qué porcentaje de miembros están ahí después de un año? ¿Cuántos son miembros después de seis meses? ¿Cuántos pagadores noveles de cuotas nunca llegan a pagar otra vez?

Fíjate además en la retención de ciertos tipos de miembros. Por ejemplo, ¿es mejor o peor la retención de los miembros que empezaron a serlo en Enero de 2015 respecto a los que empezaron en Julio de 2014? ¿Cuál es el porcentaje de retención para miembros de raza negra, mujeres, inmigrantes, transexuales y otros grupos oprimidos?

Armado con estos datos, puedes empezar a tener debates significativos sobre el crecimiento de tu sindicato en lugar de contraponer opiniones. Supongamos que estás debatiendo sobre una iniciativa. Un compañero aboga por una nueva campaña de afiliación para reforzar al sindicato. ¿Es la medida correcta si tras la última campaña el 70% de los que pagaron su primera cuota no llegaron a pagar la segunda?

Parecería en ese caso que cualquier miembro nuevo desaparecerá rápidamente si no averiguas los problemas que vienen tras la afiliación. Los datos no sólo pueden iluminar los debates, sino que determinarán si las acciones que llevas a cabo merecen la pena. Supongamos que decides adoptar un nuevo enfoque hacia los nuevos miembros. Sin mediciones, nunca sabrás si ha merecido la pena. Con datos puedes formular una hipótesis sencilla. Por ejemplo: el nuevo enfoque mejorará la retención de los nuevos miembros de un 70% de desafiliaciones tras la primera cuota a un 30%. Ahora sí puedes evaluar si estás en el camino correcto o no, y debatir sobre hechos objetivos en lugar de basar los debates en la fuerza de la personalidad. Ries llama a este proceso “bucle construye-mide-aprende”.

La disciplina de usar indicadores actuables y experimentación para ver qué esfuerzos están dando sus frutos tiene un potencial enorme para el sindicato pues nos mostrará qué funciona y qué supone sencillamente perder el tiempo. Pero puede ser difícil distinguir los indicadores actuables de los vanidosos. Por ejemplo, ¿quién no se emociona cuando escucha que una rama ha formado varias formaciones de organizadores involucrando a decenas o cientos de nuevos trabajadores? En realidad, “número de trabajadores formados” es el típico indicador vanidoso. Suena genial y cualquier rama puede hacer que ese número suba realizando y publicitando formaciones.

Los indicadores que realmente nos ayudan a comprender la formación tienen que tener en cuenta cómo las formaciones llegan o no a cumplir su misión. Por ejemplo, ¿qué porcentaje de trabajadores formados llegan a involucrarse en iniciativas de crecimiento que logren aumentar el sindicato en al menos X miembros? ¿Qué porcentaje de miembros formados logran remediar una práctica abusiva en el trabajo?

Con un indicador actuable puedes empezar a comprender cómo la formación puede ser mejorada, en qué industrias debe enfocarse la formación y cuánto tiempo emplear en formaciones en comparación con otras iniciativas, como por ejemplo el asesoramiento individual.

Hay más que contar sobre indicadores y espero que podamos hablar mucho más de ellos en el sindicato.

Indicadores líderes frente a indicadores rezagados, indicadores a nivel de centro de trabajo, e indicadores de actividad frente a indicadores de resultado son algunos de los temas interesantes a tratar.

Pero no dejes que la amplitud del tema te detenga o haga que compliques demasiado las cosas. Elige el indicador que creas que es más importante para tu modelo y el momento de tu organización. Asegúrate de que es “actuable”, o sea que lo que te muestre va a cambiar cómo actúes.

Establece una meta para comparar tus resultados contra esa meta. Revisa el indicador en reunione periódicas con tu equipo para obtener enseñanzas de la comparación entre tu meta y los resultados obtenidos. Cuando te plantees nuevas iniciativas o cambios, documenta cómo piensas que van a mejorar el indicador. Tras el experimento, ten en cuenta lo que aprendiste y retoca o transforma tus próximos pasos. Las enseñanzas y los resultados llegarán antes de lo que piensas.

La desigualdad y la falta de organización obrera están justo donde estaban en los años de la fundación y despegue del IWW. Adopta el uso de indicadores en tu organización y comprueba cómo llegas a otro nivel. Es el momento oportuno.

Anuncios

Beverage Plus – ¡Pague sus trabajadores!

por: IWW de Nueva York accion en Beverage Plus

Varios ex-trabajadores de Beverage Plus y sus partidarios visitaron la empresa en Maspeth Queens a principios de abril para exigir que el empleador, Yun Cho, pagar más de $ 1.2 millones de dólares que el debe a los trabajadores como resultado de una demanda por salarios robados. Cho estaba presente, pero no salió a hablar con los trabajadores que luego dejaron una carta exigiendo el pago.

La compañía, que también ha operado bajo los nombres YS Beverage y Grand Beverage, es un distribuidor en la ciudad de Nueva York, que maneja productos como Coca Cola y bebidas de Poland Spring.  Beverage Plus fue declarado culpable en 2012 de múltiples infracciones de la Ley de Normas Razonables de Trabajo (Fair Labor Standards Act) para el salario mínimo no remunerado y las horas extraordinarias no remunerados para decenas de trabajadores.

Los trabajadores todavía están buscando los pagos en la corte, pero también han pedido a los partidarios a unirse a su campaña para obtener el dinero que se les adeuda. Los trabajadores han sido miembros de mucho tiempo de los Brandworkers y los Trabajadores Industriales del Mundo (IWW) de NYC y su campaña para organizar y mejorar las condiciones en el sector de producción y distribución de alimentos de la ciudad de Nueva York.camion de Beverage Plus

Estén atentos para más acciones de apoyo a los trabajadores de Beverage Plus!

https://wobblycity.org/beverage-plus-pay-up/

 

logo de FRWU

La lucha de los trabajadores de las playas de Santa Mónica

MKtrabajadores de la playa de Santa Monica

Los trabajadores de limpieza y mantenimiento de las playas de Santa Mónica, en California, se han unido al IWW para exigir un empleo estable, prestaciones laborales, igualdad en el trabajo y el fin del favoritismo.

Al igual que muchos otros trabajadores municipales del condado de Los Ángeles y el resto del país, sus empleos se consideran temporales y trabajan “si se les necesita”. A veces se les llama “fijos-temporales”. A pesar de que hacen el mismo trabajo, estos temporales ganan la mitad del salario de los fijos.

Algunos de ellos llevan casi 30 años como temporales y nunca se les ha ofrecido un empleo fijo. Es imposible abordar la lucha de estos trabajadores sin hablar del color que divide los temporales de los fijos en Santa Mónica. Cinco de los trabajadores temporales de la playa son latinos y cinco son negros. Sus homólogos fijos que disfrutan de salarios negociados por el sindicato, seguro médico y jubilación, son en su mayoría blancos. Los trabajadores fijos están afiliados a la Hermandad Internacional de Camioneros (Teamsters), sindicato que ha dejado fuera de las negociaciones a los temporales.

Los trabajadores se reunieron en septiembre de 2014, exigieron el reconocimiento del IWW y presentaron una lista de demandas. Desde entonces, el sindicato ha estado presionando al consejo municipal de Santa Mónica dando a conocer sus demandas en los medios de comunicación locales e internacionales y con la presentación de más de 200 firmas de apoyo.

El efecto fue inmediato. La presencia sindical dio un giro radical a las conversaciones y pronto accedieron a negociar las condiciones de empleo fijo. Una delegación de los trabajadores declaró ante el consejo municipal para exponer sus problemas y pedir un cambio en su situación laboral. Siete de los nueve trabajadores que firmaron la petición de reconocimiento del IWW formaron la delegación y pidieron que el Ayuntamiento respondiera a sus demandas. Como resultado, el Ayuntamiento aprobó la siguiente moción:

1) Creación de una nueva categoría laboral para que los trabajadores temporales se hagan fijos

2) Establecer un proceso de solicitud y una prueba de aptitud para la nueva categoría

3) Clases de formación para los trabajadores que no superen las pruebas de aptitud

Esta resolución fue una victoria parcial para el sindicato de los trabajadores de la playa. Aún siguen luchando para que todos los trabajadores sean fijos, no sólo los que mejor superen la prueba. A medida que la lucha continúa, el comité de trabajadores ha elegido a sus portavoces y presentado nuevas demandas: que los trabajadores temporales tengan el mismo uniforme que los fijos, que se les proporcione más y mejor equipo de seguridad y que el Ayuntamiento reconozca al IWW. Así esperan que otros trabajadores municipales temporales de Santa Mónica sepan del IWW y se organicen igualmente.

¿Qué es eso del IWW del que tanto hablas?

Por J. Pierce y Carlos M.

He aquí algunos conceptos introductorios que resumen los principios de nuestro sindicato revolucionario Trabajadores Industriales del Mundo (Industrial Workers of the World IWW).

SBX ladder
Acción directa. La acción directa consiste en llevar a cabo acciones que nosotros los trabajadores decidimos y controlamos. Entre ellas están las huelgas, ocupaciones, protestas, manifestaciones y las huelgas de celo (que consiste en trabajar siguiendo todas las reglas al pie de la letra). De esta forma evitamos depender de otros que prometen luchar por nuestros intereses pero en realidad solo defienden los suyos. Nuestro objetivo último es controlar la producción, no dar un espectáculo ni llamar la atención con acciones populistas. Continúa leyendo ¿Qué es eso del IWW del que tanto hablas?

¡Bienvenidos a Solidaridad!

 london cleaners tatuaje

Hola y bienvenidos al relanzamiento de Solidaridad, la revista en lengua española de los Trabajadores Industriales del Mundo. Nuestro objetivo es informar en nuestro idioma a los miembros, partidarios y simpatizantes del sindicato revolucionario Trabajadores Industriales del Mundo (Industrial Workers of the World, IWW). Aquí encontrará artículos, fotos, vídeos y otra información sobre las perspectivas del movimiento revolucionario de la clase obrera.

Solidaridad y la prensa en español del IWW

Fueron muchas las publicaciones en español del IWW desde principios del siglo XX hasta los años 20. Entre ellas estaban Cultura Obrera, publicado en Nueva York de 1913 a 1914, La Unión Industrial, producido en Phoenix (Arizona) de 1909 a 1912, El Rebelde y Huelga General, hecho en Los Ángeles (California) de 1913 a 1917, Solidaridad y Nueva Solidaridad, de Chicago (Illinois), Palanca Obrera, de Torreón (Coahuila) y El Obrero Industrial, producido en Tampa (Florida), Tampico (Tamaulipas) y en la Ciudad de México. Varias investigaciones han encontrado menciones de estos periódicos en diferentes partes de México y en informes internos de empresas y agencias de la administración estadounidense de esos años. Estos periódicos del IWW fueron lectura habitual entre los obreros mexicanos implicados en luchas sociales y protestas de la época en Guanajuato, Hidalgo, Chihuahua, Baja California y Sonora. Continúa leyendo ¡Bienvenidos a Solidaridad!

Números anteriores de Solidaridad!

aumenten los salarios ya

Solidaridad 3.08

troqueros de Stockton 2008

Solidaridad 7.08

Rehire Isis

Solidaridad 1.09

FW Vance NYC IWW

Solidaridad 6.09