Realizar lo irrealizable

 

Saludos companeros, aqui esta un boletín mundial de lucha de clase. Es el análisis material de la realidad bajo el capital y de la necesidad de lucha y avance de la comunidad humana contra toda la explotación. – JDM

«Alguno pensará que “suena muy bien pero es irrealizable”, ¡lo que es irrealizable es modificar tímidamente un poquito del sistema!  ¡lo que es irrealizable es una revolución parcial, meramente política, económica o cultural, que deje intactos los pilares donde se asienta todo este sistema capitalista!»

Toda tarea constructiva o positiva que no se base en la contraposición al dominio del Capital solo sirve para fortalecerlo,  ¡No hay nada positivo a salvar!  Los explotados no tenemos nada que gestionar, construir, ni proponer para que funcione mejor esta sociedad.

La tarea de los revolucionarios consiste en la negación de este sistema de muerte, con su trabajo, sus mercancías, sus jerarquías, su progreso, su ciencia, su familia, sus ideologías, sus religiones, todos sus muros, prisiones y hospitales, …

Este sistema en el que no puede existir otra comunidad que la del dinero, es totalitario, y por lo tanto ha de ser destruido totalmente.  Lo único que es necesario afirmar es la comunidad de lucha para abolir este orden social y pelear contra todos los espejismos que nos proponen para salvarlo.  Y esta comunidad únicamente se abre paso en la negación , en la ruptura, en la crítica, en la destrucción de todo lo que nos destruye.  Es en esa inmensa tarea destructiva donde se halla el germen de la verdadera comunidad humana.

Boletín Voladura

Anuncios

“Sin Jefes” por Ricado Flores Magón

Esta semana tenemos un escrito de Ricardo Flores Magón.  Es un objetivo general del IWW de crear una conexión del IWW moderno con el legado de los hermanos Flores Magón y el Partido Liberal Mexicano. Esperamos que aquellos que asumen el manto del PLM en nuestra época, puedan ver al IWW como compañero/as de armas y tal vez incluso ver al Gran Sindicato como un medio para la continuación del trabajo inacabado de la revolución proletaria en México. Con el fin de crear este vínculo, espera la voz y el alma de los PLMistas frequentemente en nuestras páginas.

En la primera muestra, “Sin Jefes”, Ricardo habla de la “protección” de un jefe.  Esto suena raro a mis oidos porque nunca me he sentido protegido por un jefe, y tampoco es su responsibilidad.  Lo que suena lógico es que Ricardo está hablando de un jefe en un sentido antigüo y rural, como un cacique, un capataz, un caudillo, un patrón, o un contratista de trabajo. Todos estos oficios tenían un sentido de que el jefe estaba en cargado de tu trabajo, y tambien de tu protección (segun ellos). Con este significado, la palabra “jefe” está más dirigido al gobierno, en lugar de al trabajo y las industrias, como usamos hoy en día. De igual manera, apreciamos los pensamientos Magonistas sobre nuestros enemigos. Disfrútalo. – JP

Por: Ricardo Flores Magón

“Regeneración”  21 de marzo de 1914

Querer jefes y querer al mismo tiempo ser libres, es querer un imposible.  Hay que escoger de una vez una de dos cosas: o ser libres, enteramente libres, negando toda autoridad, o ser esclavos perpetuando el mando del hombre sobre el hombre.

El jefe o gobierno son necesarios solamente bajo un sistema de desigualdad económica. Si yo tengo más que Pedro, temo, naturalmente, que Pedro me agarre por el cuello y me quite lo que él necesite.  En este caso necesito que un gobernante o jefe me proteja contra los posibles ataques de Pedro; pero si Pedro y yo somos iguales económicamente; si los dos tenemos la misma oportunidad de aprovechar las riquezas naturales, tales como la tierra, el agua, los bosques, las minas y demás, así como la riqueza creada por la mano del hombre, como la maquinaria, las casas, los ferrocarriles y los mil y un objetos manufacturados, la razón dice que sería imposible que Pedro y yo nos agarrásemos por los cabellos para disputarnos cosas que a ambos nos aprovechan por igual, y este caso no hay necesidad de tener un jefe.

Hablar de jefe entre iguales es un contrasentido, a no ser que se trate de iguales en servidumbre, de hermanos de cadenas, como somos actualmente los trabajadores.

Muchos son los que dicen que es imposible vivir sin jefe o gobierno; si son burgueses los que tal cosa dicen, les concedo razón, porque temen que los pobres se les echen al cuello y les arrebaten la riqueza que amasaron haciendo sudar al trabajador; pero ¿para qué necesitan los pobres al jefe o al gobierno?

En México hemos tenido y tenemos centenares de pruebas de que la humanidad no necesita de jefe o gobierno sino en los casos en que hay desigualdad económica. En los poblados o comunidades rurales, los habitantes no han sentido la necesidad de tener un gobierno.  Las tierras, los bosques, las aguas y los pastos han sido, hasta fecha reciente, la propiedad común de los habitantes de la comarca.  Cuando se habla de gobierno a esos sencillos habitantes, se echaban a temblar porque gobierno, para ellos, era lo mismo que verdugo; significaba lo mismo que tiranía.  Vivian felices en su libertad, sin saber en muchos casos ni siquiera el nombre del Presidente de la República, y solamente sabían que existía un Gobierno cuando los jefes militares pasaban por la comarca en busca de varones que convertir en soldados, o cuando el recaudador de rentas del Gobierno hacía sus visitas para cobrar los impuestos.  El Gobierno era pues, para una gran parte de la población mexicana, el tirano que arrancaba de sus hogares a los hombres laboriosos para convertirlos en soldados, o el explotador brutal que iba a arrebatarles el tributo en nombre del Fisco.

¿Podían sentir esas poblaciones la necesidad de tener un gobierno?  Para nada lo necesitaban, y así pudieron vivir cientos de años, hasta que les fueron arrebatadas las riquezas naturales para provecho de los hacendados colindantes.  No se comían unos a los otros, como temen que ocurra los que solamente han conocido el sistema capitalista en que cada ser humano tiene que competir con los demás para llevarse a la boca un pedazo de pan; no tiranizaban los fuertes a los débiles, como ocurre bajo la civilización capitalista, en que los más bribones, los más codiciosos y más listos tienen dominados a los honrados y los buenos.  Todos eran hermanos en esas comunidades; todos se ayudaban, y sintiéndose todos iguales, como lo eran realmente, no necesitaban que autoridad alguna velase por los intereses de los que tenían, temiendo posibles asaltos de los que no tenían.

No Divertido

En estos momentos ¿para qué necesitan gobierno las comunidades libres del Yaqui, de Durango, del sur de México y de tantas otras regiones en que los habitantes han tomado posesión de la tierra?  Desde el momento en que se consideran iguales, con el mismo derecho a la madre Tierra, no necesitan un jefe que proteja privilegios en contra de los que no tienen privilegios, pues todos son privilegiados.

Desengañémonos, proletarios:  el gobierno solamente debe existir cuando hay desigualdad económica.  Adoptad, pues todos, como guía moral, el Manifiesto de 23 de septiembre de 1911.

 

Fuente: Ricardo Flores Magón. Semilla Libertaria. (Liga de Economistas Revolucionarios de la Republica Mexicana). México, D.F. 1975

Haz éste un Buen Viernes Negro, y un Buen Fin…

Viernes Negro

Por: 503McBee

Traducido por: JP & KF

walmart-2

“Aunque la mayoría de ladrones tienden a racionalizan sus actos, la situación actual provoca que mucha gente sienta que el sistema entero no sirve, que los políticos son demasiado corruptos o ineptos para repararlo, y que no hay nada mal con robar a estas empresas grandes y tiendas fresones que – como ellos piensan – son ellos mismos hacienda como ladrones,” explica Bamfield. “Hay una percepción real entre nuevos ladrones de tiendas que si tu trabajas duro, ahorras dinero, y entras al juego, estas pidiendo a una persona que te robe y te estafe.”

Joshua Bamfield, director del Centro de Investigación Comercial (Center for Retail Research) Revista Time 11 Noviembre 2011walmart

Viernes Negro esta aquí. Mejor conocido como “la orgía consumidora más grande del año”. Los minoristas de América hacen su mejor esfuerzo por atraer las masas a través de sus puertas con artículos de lanzamiento y bosques de papeles de ofertas. Habrá jaloneos y empujones, peleas verbales y físicas, y mucho, pero mucho robo.

Nosotros los de la Izquierda, consumidores alienados de la sociedad capitalista, reiremos, giraremos nuestros ojos, nos ufanaremos, recontaremos las depravaciones que los medios regurgitan, y más o menos sentiremos superioridad y arrogancia. Yo sugería que esta respuesta nos lleva más lejos de lo que deseamos, y no más cerca. Ósea, estamos equivocados sobre Viernes Negro y lo que le representa.viernes-negro

Los ricos no hacen fila en la oscuridad y frio por horas. Ellos no se meten en peleas por televisiones de 42 pulgadas, o muñecas, tostadores. No les importan las ofertas. Ellos lo más probable compartan un desdén similar por las masas de todos los Viernes Negros; ellos están “arriba,” igual como nosotros. Lo que es Viernes Negro, es una forma exagerada de intercambio de comodidades que gobierna a nuestra sociedad.   Nosotros los de la Izquierda también nos involucramos en este intercambio sobre una base casi diaria, porque es el principio que informa y define todas las relaciones sociales capitalistas. Elegimos sentarnos un día afuera, y apuntar con el dedo a los que participan como tontos.buen-fin

¿Podríamos ver la situacion de una diferente manera? No deberíamos tomar una posición en contra de aquellos que están intentando ahorrar sus recursos mínimos por medio juego del papel del “consumidor” en Viernes Negro. Deberíamos animar a la gente a ahorrar más, más de lo que pueden, a un 100% de ahorro. A caminar fuera de las tiendas con regalos para sus seres queridos sin ningún cobro, y por cierto sin el 10% de interés. Deberíamos esforzarnos a transformar este gran día de consumidores a un carnaval ritualizado de redistribución. La pregunta que podríamos hacernos esta temporada decembrina es “¿Para qué gastar un cetavo?”best-buy-please

La respuesta puede ser intrigante, si nos molestamos buscarla. Como uno puede esperar de la Izquierda, estamos poco tarde de la fiesta. La Asociación Nacional Minorista avisan sus miembros que este “relámpago de multitud” son las nuevas amenazas este año. Ellos toman algunos esfuerzos para reconocer que algunos relámpagos de multitud pueden ser cómicos; aunque muchos otros tienen un siniestro propósito. Podríamos imaginar que sus preocupaciones no son con hipsters blancos bailando para AT&T en la estación del tren. Jóvenes organizados de la clase obrera hacen uso de comodidades en descuentos dramáticos es la preocupación central. Mientras estas acciones están infantilizadas, muchas veces, como adolecentes egoístas buscando un raite gratis, es una respuesta clara que corresponde a un papel social que se ha puesto sobre la juventud de América, especialmente los de un complejo diverso. Los trabajos son difíciles de encontrar, pero tenemos que comer de todas maneras. Muchas de estas comodidades descarriadas encontraran mismos en otras manos por un precio de mercado justo, y transformarlo en dinero para la comida y la renta. Yo por cierto espero que unos pocos se encuentren así mismos envueltos y escondidos de bajo del árbol navideño para sus seres queridos; hermanos, y padres.

Feliz Navidad.

arbol-navidena

Olas del Caribe

Por: Monica Kostas

Olas del Caribe - M. Kostas

“Investigando la historia desconocida del movimiento obrero en el Sur de la Florida, es notable que el panorama de la actividad política actual deja mucho que desear. Claro, vivimos en una etapa particular con un contexto propio e incomparable a otros tiempos. Nuestro día a día en el sur de la Florida es inseparable de la condición socio-económica de los Estados Unidos. La crisis del 2008 se extendió más allá de lo que podíamos predecir y ha dejado a la mayoría de la población lidiando con una escasez de trabajo, deudas, y las consecuencias de una crisis hipotecaria. Pero la escasez de actividad política en Florida se gesta hace largo tiempo, y nace del perfeccionamiento del capitalismo que sofoca la resistencia por varios medios: la atomización del trabajo, la burocracia, la explotación de los inmigrantes, y demás.

Sin embargo, la historia no siempre fue la misma. Hubieron tiempos en el Sur de la Florida cuando los trabajadores solían rebelarse contra los jefes y burgueses en mando. Bajo la arena que cubre la península corre el agua que fluye por todo el caribe. Las mismas aguas que fueron recorridas por varios militantes y activistas isleños, y que sirvieron como ruta de escape para esquivar la represión en las islas.

Cuesta pensar que Key West, hoy en día la capital de la fiesta, la cerveza y el Spring Break, fue un baluarte de revueltas a principios del siglo veinte.

Colgando en la parte más sureña de los Estados Unidos como una mano extendida que ofrece sus pliegues como puentes hacia la tierra del borrón y cuenta nueva, Florida no solamente fue un horizonte para inmigrantes en busca de trabajo y una vida más cómoda. Socialistas y anarco-sindicalistas isleños veían las orillas al fin de los Estados Unidos como un terreno inexplorado que prometía la revolución. Aún así, los sueños de un futuro próspero no estaban reservados para los idealistas. Queriendo expandir sus comercios más allá del Caribe, los empresarios operando en las islas también tenían a la Florida en su mira, ya que en dicho lugar no tendrían que lidiar con los Españoles y sus reglas burocráticas de comercio.

A fin del siglo 19, una ola de inmigrantes cubanos ayudó a Key West a plantarse como lugar exponente en la industria tabacalera, trayendo a su vez una serie de huelgas y agitación laboral propias de la experiencia sindical de las islas.

Mientras los cigarros habaneros ganaban popularidad por todo el mundo, los burgueses que esperaban abrir sus propias fábricas en Key West se percataban de que sus nuevos emprendimientos podrían resultar problemáticos ya que noticias de las revueltas de los trabajadores isleños se difundían rápidamente.

La discordia entre los trabajadores organizados y sus patrones, espantaron a los inversionistas haciéndolos huir hacia el norte a la ciudad de Tampa. Allí construyeron Ybor, una ciudad dedicada a la industria del cigarro donde las reglas fueron fomentadas por los empresarios desde el comienzo.

Dada la corta distancia entre Florida y Cuba, los trabajadores en las nuevas ciudades tabacaleras podían seguir los acontecimientos sindicales que transcurrían en la isla. Por ejemplo, la victoria de una huelga tabacalera en 1902 desató una marcha multitudinaria donde miles de trabajadores latinos recorrieron el camino desde Ybor hasta el oeste de Tampa donde estallaron festejos.

Dos años mas tarde, se organizaba la primera huelga de lavanderas en la Habana. Organizada exclusivamente por mujeres, la mayoría siendo afro-cubanas, muchas de ellas fueron arrestadas cuando la policía fue desplegada para reprimirlas.

Olas del Caribe trata de capturar el diálogo de lucha entre las lavanderas de la Habana, y las trabajadoras en las fábricas tabacaleras de Tampa. Las olas formadas en la orilla de la isla llevaron consigo la sabiduría, la inspiración y los militantes que tallarían una importante faceta de la historia radical en Florida.

La mujer en primer plano señala hacia la isla de manera cíclica para motivar a las compañeras en sus propios esfuerzos de lucha. El objetivo de la imagen es representar el intercambio incesante entre las aguas del caribe y la Florida.”

El proletariado en ambos lados

El Proletariado

Por: J. Pierce

No tengo porque explicárselo. Lo vive todos los días. Todos nosotros luchamos para sobrevivir, mientras los ambiciosos se revuelcan en su riqueza.

Ellos

En México el salario es bajísimo y los precios siempre suben. Los empresarios y los narco-políticos nos insultan con sus vidas frívolas; nos roban con su corrupción y explotación; nos matan con sus sicarios y su contaminación.  Ellos se mofan.  Pero al final, están jugando con un monstruo.

En Estados Unidos no es la excepción. La burguesía está avanzando cada vez más en derrocar los sindicatos, reducir las condiciones del trabajo, subir las deudas, y bajar las expectativas de la juventud.

Las Reformas capitalistas están intentando implementar las mismas herramientas anti-sindicales. Las de México son unas “copy/paste” de las ideas peores de los norteamericanos. ¡Imagínese los salarios de México después de derrocar los sindicatos y las garantías de trabajo!  ¿Cuanto más podemos aguantar?

¿Cómo es posible que los capitalistas puedan cumplir todos de sus objetivos justo en frente de nuestros ojos? Pues, es sencillo. La clase capitalista, en ambos lados, está organizado. Bien organizado. ¿Pero hay que de choques de cultura, desconfianza, idiomas diferentes, racismo? Evidentemente, la búsqueda de ganancias es más fuerte de todas las barreras de la frontera. Los capitalistas no dejan una línea imaginaria en el desierto que prevenga realizar sus sueños de gula.

Unidos

Nosotros

La única fuerza en la sociedad capitalista suficientemente amplia para parar el avance de su visión miserable es la clase obrera, el proletariado. Y la clave es la organización.

Los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación (CNTE), por su parte, están luchando en la vanguardia. Aunque los capitalistas tienen varios líderes del CNTE en la cárcel, la ola de protesta está creciendo.  También los maestros de EUA están despertando. Las huelgas del Sindicato de Maestros de Chicago (CTU) son buenas señales para el futuro. Además los Mineros del SNTMMSRM están en pie de lucha.  Hay huelgas y acciones en pueblos mineros en todas partes de México. Su orgullo y su resistencia podrían despertar al pueblo.  Afroamericanos en el movimiento Black Lives Matter (BLM) y gente de color en general están manifestando su furia en contra de la policía, racistas-derechistas, y el sistema de exclusión que debilita y divide a nuestra clase. Prisioneros de todas raíces están organizando y levantándose en contra de la esclavitud en las prisiones. Con apoyo del Comité Organizador de Trabajadores Encarcelados (IWW-IWOC), su huelga nacional está programada para el 9 de septiembre 2016.

Un aumento de organización de la clase trabajadora es una amenaza a la clase empleadora. Para cumplir sus planes de libre comercio (o sea control corporativo global) los esclavos de cada país deben de ser aislados.  Lo que realmente nos falta es organización de nuestra clase a través de la frontera, como si no hubiera una línea divisora.  Una Organización tan fuerte que podamos derrocar el muro y todas las barreras que previenen la libertad y seguridad de la clase obrera.

Los Trabajadores Industriales del Mundo (IWW) llaman a organizarse con sus compañeros del trabajo y unirse con nosotros para un mundo mejor.

IWW

Mujeres Rebeldes del IWW

Por: J. Pierce

Hoy, Día Internacional de las Mujeres, celebramos todo los hechos de las Mujeres Rebeldes del mundo. En la escuela de mi esposa, todas las maestras se disfrazan de una mujer importante en la historia de México y otros países.  ¡Excelente idea para difundir las contribuciones de las mujeres excepcionales a los alumnos!  Espero que en su ciudad, haya varios eventos para celebrar este día importante.

Elizabeth Gurley Flynn et al
Elizabeth Gurley Flynn, la más famosa organizadora del IWW esta aquí sentada con vestido negro. Eva Botto, hija de trabajadores de textiles de Nueva Jersey, Pietro y María Botto, está parada.

Aquí en Solidaridad, en lugar de disfrazarme, quiero presentarles a varias mujeres que nos han inspirado con sus hechos importantes y su espíritu de lucha.  Aquí tenemos algunas palabras y fotos para introducir solo unas pocas organizadoras y agitadoras que han hecho un impacto en la historia de nuestro sindicato, los Trabajadores Industriales del Mundo.

Las más conocidas de la época de los 1910s y 20s incluyen Elizabeth Gurley Flynn, miembro del IWW desde sus 16 años, quien creció para ser una oradora y organizadora formidable.  Ella dirigió numerosas campañas y huelgas y era una inspiración para mujeres trabajadoras en todas partes.

También muy conocida es Lucía González Parsons, escritora, oradora, y enemiga de los ricos de Chicago con sus palabras incendiarias. “Nunca creas de que los ricos te permitirán quitar su riqueza con tus votos.” Parsons estaba adelante de muchos con sus platicas sobre las luchas de las trabajadoras diciendo, “Somos las esclavas de los esclavos.  Somos explotadas sin piedad, más que los hombres.”  Su marido, Albert Parsons, fue colgado como uno de los Mártires de Chicago y dos décadas después, ella ayudó a la fundación del IWW en 1905 en la misma ciudad.

Lucía González Parsons
Lucía González Parsons, agitadora anarquista y co-fundadora del IWW

Presente en la misma primera convención del IWW, Mary Harris “Mother” Jones era una agitadora y organizadora muy conocida por su trabajo a favor de los mineros en todo el país.  Ella luchó para eliminar el trabajo infantil y era famosa por sus citas irreverentes como, “No soy una persona humanitaria. Soy una hell-raiser.”

Matilda Rabinowitz
Matilda Rabinowitz, organizadora del IWW

Entre los cientos de mujeres fuertes quienes lideraron el IWW a través de los años, hay varias que marcaron la organización con su presencia. Entre ellas incluye Matilda Rabinowitz, conocida por su organización de una huelga de trabajadoras de textiles en Little Falls, Nueva York en 1912. Prominente socialista, Mary E. Marcy, era activa en el IWW y famosa por su serie de panfletos llamados “Shop Talks on Economics” (Discursos del trabajo en economía).

Laura Payne Emerson fue una poeta Wobbly que participó en la Lucha de Libertad de Expresión en San Diego, California en 1912.  Ella auto-publicó su propio libro de poemas, en 1918, llamada “Laurels.”  Dr. Marie Equi luchó por los derechos de las mujeres, incluyendo el aborto y apoyó las huelgas del IWW en Portland, Oregon.  Jane Street es famosa por organizar un sindicato IWW de criadas en Denver en los 1910s.  Dos líderes de la huelga de mineros de carbón en Colorado en 1927 eran Amelia “Milka Roja” Sablich y Felix Arellano. Y como podemos olvidar “la pájara cantora del IWW”, Katie Phar, de Spokane, Washington.

Mary E. Marcy
Mary E. Marcy, destacada escritora y editora socialista

Aunque había muchísimas organizadoras entre las décadas del siglo XX, me gustaría mencionar tres que han fallecido.  Penny Pixler organizó el IWW y feministas en Chicago; Judi Bari trabajó para organizar a los leñadores y conectarlos con el esfuerzo por salvar las Secoyas en California norte; y Charlene “Charlie” Sato era activa en el IWW en Hawai’i y muchos movimientos de justicia social.  Las extrañamos y sus ejemplos nos inspiran en nuestra lucha para la emancipación de la clase obrera.

Y para terminar, solo quiero decir “¡Gracias!” a Charlene Zaharakis, organizadora IWW de los 70s, escritora, y editora del periódico “Rebel Woman” (Mujer Rebelde) para prestar el título de este artículo.  Ella continua el trabajo a favor de las mujeres y para un mundo mejor para todos. Y también “¡Gracias!” a todas las organizadoras del IWW por ayudar el trabajo del Gran Sindicato.

 

simbolo feminista

¡Feliz Día Internacional de las Mujeres!

 

La potencia capitalista de Brasil: preguntas de imperialismo, el capital, y el estado en América del sur

por: S. Nikolas Nappalos

brasil potenciaReseña deBrasil potencia: Entre la integración regional y un nuevo imperialismo”, por Zibechi, Raúl (2012) Zambra/Baladre.

Raúl Zibechi es un escritor y activista uruguayo que ha adoptado cada vez mas una política horizontalista dentro del diálogo de luchas en América Latina. Su último libro sobre Brasil es un paso más hacia las preguntas que Zibechi y muchas personas afrontan en el Cono Sur.

El ascenso de Brasil puede parecer meteórico y misterioso a los que observan casualmente. Brasil luchó con ciclos de crisis graves, inflación, y conflictos sociales, y durante la gran parte de su historia reciente tuvo un rol subordinado a la dominación de los intereses multinacionales. Desde la crisis de 2008, el éxito de Brasil en el capitalismo global se ha causado cambios enormes en el campo geopolítico. Los programas sociales han mitigado algunos aspectos de la miseria institucionalizada y Brasil juega cada vez más un papel central en el nivel internacional como una potencia capitalista.

El libro de Zibechi analiza esta realidad y lo hace con la observación de las empresas, los grupos de interés, los políticos y los agentes del poder. Está escrito en palabras sencillas y uno no necesita mucha familiaridad con la historia de Brasil para entender sus argumentos.

Lo central del texto gira en torno a cómo Brasil llegó a tener su nuevo poder, y la manera de entender el ejercicio de esos poderes sobre otros países, pueblos, y dentro de Brasil. La primera mitad del libro expone sobre los principales actores y la historia de Brasil. Comenzando con el pensamiento político de Brasil desde la Segunda Guerra Mundial, el texto traza la trayectoria desde la dictadura hasta la actualidad, donde los cuadros y las burocracias sindicales se han convertido en fuertes dirigentes de sectores capitalistas y produjeron lo que algunos han llamado un imperio emergente. Mientras el texto habla solamente de Brasil, el papel central de los sindicatos en aprovechar sectores del mercado y el uso de su posición, habilidades y poder para avanzar el capitalismo es una lección que tiene paralelos y potencial en todo el mundo, aunque es particularmente concentrado allí. La alianza de la izquierda oficial y el capital brasileño es algo poco discutido en los EE.UU., y sin embargo ha sido tal vez la forma en que el capitalismo brasileño se pudo desarrollar más allá de los ciclos anteriores. Estos son los elementos que faltan en la mayoría de los debates sobre las populistas olas de la izquierda electoralista en América Latina, especialmente pensando en los argumentos de la segunda mitad del libro.

El resto del texto analiza si Brasil se ha convertido en un país imperialista, específicamente en su intervención económica, política y militar en una serie de países (Uruguay, Paraguay, Argentina, Perú, Ecuador, Bolivia y Venezuela). En esta sección hay un tesoro de información que muchos generalmente no conocen. La campaña activa de Brasil para explotar los recursos a nivel regional, competir con otras potencias mundiales, y dominar a los países vecinos en un auténtico desafío a la retórica antiimperialista de la izquierda tradicional. Sin tomar una posición fuerte en cualquier lado, Zibechi resume los debates sobre si Brasil es simplemente sub-imperialista (en realidad un país que hace cumplir las necesidades de las naciones más fuertes) o imperialista en si. Estas posiciones son viejas para América Latina, pero son en gran parte desconocido en los EE.UU. y corren contra la corriente del pensamiento simplista de un mundo dividido entre primer mundo y tercer mundo con los visiones de las relaciones de los Estados y las economías. En particular, la teoría que Zibechi describe en la cual que todo el capitalismo es intrínsecamente imperialista en cualquier lugar arroja la retórica moralista y puede ser chocante para algunos lectores en los EE.UU..

New Brazil

El caso de Brasil y debates sobre cómo entender el imperialismo cuando países como Brasil salen de la narrativa común del imperialismo europeo, estadounidense o japonés, plantean cuestiones importantes. Hay tan poca crítica de toda la historia y el concepto del imperialismo y si el mundo es en realidad como los izquierdistas pensaron. Si todo el capitalismo es intrínsecamente imperialista, el imperialismo penetra y se reproduce en cada región y economía más allá de nociones simplistas de un par naciones dominantes, entonces no está claro cuál es el rol del concepto de imperialismo. El texto se limita a establecer diferentes posiciones, pero las preguntas diferidas hace mucho sobre la utilidad del concepto de imperialismo se necesitan explorar.

La última sección discute las respuestas desde abajo de los brasileños a su ambiente cambiante. Las complejidades, críticas, y debates de disidentes en los sindicatos, el Movimento Sem Terra (MST) y otros movimientos sociales no están ampliamente disponibles y mucho menos discutido en América del Norte. Las dificultades y el terreno perdido de los movimientos sociales con el crecimiento de la Partido dos Trabalhadores (PT) pueden sorprender a algunos, pero Zibechi habla como un participante crítico de las luchas en el cono sur. Las recientes explosiones alrededor de los precios del transporte y la copa del mundo están afortunadamente incluidos, y Zibechi intenta analizar de donde salieron estas protestas y qué es lo que significan.

logo del IWW