Contra La Guerra de Estado, Guerra de Clases – extracto de los IWW de Estambul sobre la invasión Turca de Siria.

Por: İWW İstanbul – Dünya Endüstri İşçileri
Traducción por: Adri Clemente, Juventudes Libertarias

Publicado originalmente en Yeryüzü Postası.

Hacemos un llamamiento para todos los trabajadores – aquellos explotados
bajo este sistema, que están siendo empobrecidos cada vez más y que están
siendo enviados a morir – no para participar en esta guerra, sino para unirse en su contra.

Mientras la guerra se libra en Siria, cuyo único propósito es la muerte, la
destrucción y la pobreza, el gobierno del AKP ha empezado una campaña de
ocupación que solo seguirá sembrando la discordia en la zona. Como en la
previa ocupación de Afrin, esta operación muestra que el pueblo Kurdo no
preocupa a ninguna potencia imperialista, como Rusia o los Estados Unidos.

Esta actuación es una continuación del exterminio y la negación del estado
Kurdo basada en el rechazo a una solución pacífica al conflicto, y es parte de
las fantasías imperiales del AKP, que solo complicarán el problema Sirio. La
provocación de Turquía, con la ayuda de otros países, ha forzado a más
personas sirias a abandonar su país, desencadenando una nueva ola
migratoria que imposibilita construir viviendas para refugiados que fueron
evacuados de las región fronteriza. Es una locura.

Eliminar a los Kurdos de la zona fronteriza descarta la posibilidad de una
resolución pacífica del conflicto. Esto empeora aún más la guerra y solo
aumenta las probabilidades de que el caos se siga extendiendo por el Oriente
Medio.

Consecuentemente, el salario de los trabajadores ya ha empezado a ser
recortado para financiar las operaciones de Turquía. El significado de esta
operación es “¿conoce el precio de una bala?”

El creciente nacionalismo y la militarización de Turquía solo fortalecen el
sistema capitalista y los patrones que lo dirigen. Esta actuación y la crisis que
está creando debilitan nuestra lucha contra el capitalismo.

Estamos completamente en contra de esta operación, ya que significa más
muerte y pobreza para nuestra clase. Condenamos todas las guerras entre
naciones como parte de nuestro patrimonio histórico. Creemos que la lucha
contra esta guerra, y contra la mentira de la unidad nacional que el conflicto
intenta impulsar, forma parte del deber histórico de la clase trabajadora. ¡No
tenemos intereses comunes con los patrones y los gobiernos a su servicio!

Además, los trabajadores turcos y miles de otras personas han perdido la vida,
se están empobreciendo cada minuto y viven aterrorizados debido a la guerra
siria. Para poner fin a esta guerra los trabajadores del mundo deben organizarse y moverse. Debemos oponernos firmemente a la política de los estados que provocan, profundizan y hacen aún más destructivas las guerras libradas para los intereses de la clase dominante.

Hacemos un llamamiento para todos los trabajadores – aquellos explotados
bajo este sistema, que están siendo empobrecidos cada vez más y que están
siendo enviados a morir – no para participar en esta guerra, sino para unirse en su contra.

Es hora de hablar sobre lo que podemos hacer contra esta guerra desde
nuestros talleres, cómo silenciar a los chovinistas, cómo vencer el olor a sangre
nacionalista en el aire y cómo detener la guerra y mitigar sus efectos. Estamos
organizando trabajadores contra la guerra. ¡Inmediatamente! ¡Ahora!

 

Soy una inmigrante de la Unión Europea

wp-1467933309347.jpg

Por Pasionaria

Traducido por: F. Moreno

Soy una inmigrante de la UE, y llevo viviendo en el Reino Unido desde hace más de 10 años, por lo que considero a este país mi segundo hogar. Ahora el “Brexit” va a tener un gran impacto en mi vida –no sé si podré quedarme, qué tendría que hacer para quedarme, si debería seguir algún proceso de “naturalización” (término que en sí mismo encierra cierto aroma a ideología nazi). Desde ayer [el 24 de junio] me siento más vulnerable, asustada y enfadada en el Reino Unido.

Como inmigrante europea, soy mucho menos vulnerable que los inmigrantes de fuera de la UE, incluyendo a refugiados y solicitantes de asilo. Se habla de prohibiciones, cuotas, etc. pero nadie sabe a ciencia cierta cómo se va a gestionar. Nos dicen que llevará al menos 2 años el proceso de separación oficial del Reino Unido de la UE, y 2 años es mucho tiempo.

He seguido numerosas discusiones por internet. Hay mucha rabia hacia los medios por representar a la clase trabajadora blanca votando a favor del “Brexit” como si fuera una cuestión racista. Yo no creo que se trate necesariamente de un voto racista, pero es justo reconocer que se trata en gran medida de un voto anti-inmigración. Y cualquiera que sea la motivación del voto, su impacto en gente como yo no cambia. De la misma manera, sea o no sea un voto racista no cambia el hecho de que diversos grupos de extrema derecha lo van a sacar buen provecho de la situación.

En el mejor de los casos, los inmigrantes que ya eran vulnerables lo serán aún más, teniendo menor protección contra el acoso y la explotación. En el peor, podemos terminar viendo ataques de tipo racista y fascista a lo largo y ancho del Reino Unido.

Es la hora de unirnos y cuidarnos mutuamente. Durante el año pasado el sindicato IWW Bristol ha experimentado un aumento considerable de afiliación de trabajadores y trabajadoras de otros países, así como un aumento en las peticiones de ayuda y consejo por parte de trabajadores y trabajadoras que estaban siendo acosadas y explotadas en sus lugares de trabajo.

Desde el 23 de Junio, nuestra prioridad será el apoyo de las comunidades de inmigrantes. Hasta la fecha, podemos proveer traducción e interpretación en italiano, español y francés. Buscamos personas que puedan ayudarnos con el resto de lenguas involucradas.

Si eres un trabajador o trabajadora inmigrante y necesitas ayuda o apoyo, o si hablas alguna otra lengua además del inglés y te gustaría colaborar, por favor escríbenos a bristolinternational@iww.org.uk

¡Por un gran sindicato sin fronteras!

logo del IWW