IWW Escocia: Olas feministas, formas radicales: orientación del pasado

por Susan Dorazio, Clydeside IWW

Hay más de una era, o una forma, de ser radical.

Hace 50 años, el Movimiento de Liberación de las Mujeres, junto con los movimientos de los Derechos de los Gays y el Poder Negro, entusiasmaron a las personas ante la posibilidad de un cambio social, económico, político e interpersonal fundamental a escala global. Desde entonces, lenta pero segura, encontramos el legado de estos movimientos en una conciencia más aguda de nuestra interdependencia. Somos más profundamente internacionalistas. Nuestra comunicación es mejor. Entendemos el capitalismo y el patriarcado más claramente. Estamos luchando con más propósito, somos más cautelosos. Somos mas radicales.

Hace dos años, cuando vi por primera vez la estatua de La Pasionaria del escultor Arthur Dooley, y antes de saber nada sobre la propia La Pasionaria, o mucho sobre la Guerra Civil española de 1936-1939, sentí – a través del poder y la belleza del trabajo de Dooley – la valentía, la fuerza y ​​la importancia de las mujeres radicales. Ese momento de ver esa escultura permanecerá conmigo para siempre.

Más tarde leí un libro y vi una película documental sobre la revolucionaria escocesa, Ethel MacDonald, quien fue una figura clave en el movimiento anarquista escocés y en la Guerra Civil española. En 1936 fue enviada por el Movimiento Socialista Unido a Barcelona, ​​donde se hizo mundialmente conocida como la reportera de habla inglesa para una estación de radio anarquista. También se mantuvo como activista, organizando audazmente huelgas de hambre entre los presos políticos, contrabandeando cartas y ayudando a algunos a escapar. Pienso en ella cada vez que me alejo de la incomodidad o el peligro.

Cuando me mudé a Escocia hace 10 años, tenía mucho que aprender sobre la cultura de Glasgow. Pronto descubrí la huelga de alquileres de 1915 organizada por las imparables mujeres de Clydebank, Paisley, Partick y Govan, incluidas Mary Barbour, Helen Crawfurd, Agnes Dollan, Mary Burns Laird y Mary Jeff. Estaban decididos a enfrentarse a los terratenientes y al gobierno. Junto con los trabajadores de los astilleros, cuya labor fue esencial en este período de la Primera Guerra Mundial, lograron que el gobierno estableciera las rentas al nivel anterior hasta que terminara la guerra. ¡Toda una victoria contra grandes probabilidades!

Con frecuencia viene a la mente otra mujer radical: una monja católica llamada Nan Pfefferle: una feminista socialista acérrima. Ella no dudó en confrontar a la membresía predominantemente masculina del Partido Socialista de Estados Unidos. Con nuevos procedimientos como un “dar la vuelta al círculo” al comienzo de cada reunión; Directrices de “proceso feminista” (al igual que las políticas de “espacios más seguros” de la actualidad); y el concepto de “la voz de las mujeres” que hizo mucho para alentar y apoyar a las mujeres miembros.

Así que gracias a todos, y a otros como ustedes, por desafiarnos. Actuaste de acuerdo con tus principios radicales de diferentes maneras, pero siempre por el bien de nuestra clase, mientras recordabas que la solidaridad y la camaradería son poderosas, ¡y otro mundo es posible!

 

***

La historia del Día Internacional de las Mujeres

La historia del 8 de marzo comienza en las primeras décadas del siglo XX y está explícitamente en contra del capitalismo y el patriarcado.

En 1909, la Comisión de Mujeres del Partido Socialista de América organizó marchas nacionales del Día de la Mujer para apoyar el sufragio de las mujeres en el contexto de los derechos de las mujeres, los derechos de las y los trabajadores y la liberación de la jerarquía y la explotación.

Inspirado por estos eventos, el Congreso de la Segunda Internacional, reunido en Copenhague en agosto de 1910, aprobó la propuesta de su Conferencia de Mujeres Socialistas para un día internacional de acción anual para exigir los derechos de las mujeres a la plena participación en todos los aspectos de la sociedad.

En 1913, las mujeres rusas organizan manifestaciones del Día Internacional de la Mujer. Eligen el 8 de marzo como fecha porque coincide, en su nuevo calendario, con la fecha de las marchas de 1909. El 8 de marzo de 1917, las mujeres de Petrogrado salieron a las calles exigiendo el fin de la participación rusa en la Primera Guerra Mundial. Esto desencadena una revolución que derriba tres siglos de autocracia zarista y establece el 8 de marzo para la celebración mundial del Día Internacional de la Mujer.

Desde entonces, las mujeres no han dejado de luchar contra la represión personal, económica y política. El análisis, el programa y las acciones de estas mujeres feministas socialistas de nuestro pasado radical pueden ayudar a guiarnos.

 

***

 

8 de Marzo 2020 2pm

Evento del Día Internacional de las Mujeres con la Rama IWW de Clydeside, Escocia

Un día de celebración internacional por lo que hacemos, y continuaremos haciendo, para imaginar y lograr un mundo de justicia, igualdad y compasión, y el fin de la pobreza y la explotación.

Nos reuniremos a las 2 pm en la estatua de La Pasionaria ubicada en la orilla norte del río Clyde al lado del puente de Glasgow, frente a la Custom House en la calle Clyde. Este sitio fue elegido debido a la respuesta internacional –incluida la de Escocia– a la Guerra Civil española de 1936-1939, en defensa de la República española; y porque la estatua de La Pasionaria de Arthur Dooley representa tan bellamente el valor y la fuerza de las mujeres revolucionarias a lo largo de la historia que hoy nos inspira a muchas de nosotras. En este sentido, nuestro evento del Día Internacional de las Mujeres honra orgullosamente a una de las nuestras: la revolucionaria escocesa, Ethel MacDonald, (mencionada en el escrito arriba), quien fue una líder del movimiento obrero y anarquista escocés.

Después de reunirnos, tendremos una animada marcha por el centro de la ciudad a los pasos de la calle Buchanan para un mitin que incluye música, canciones, micrófono abierto y homenajes a mujeres rebeldes del pasado y presente. Nos uniremos al colectivo Feministas Hispanohablantes en Glasgow en la estatua de Donald Dewart (Buchanan Street) a las 3 pm y realizaremos un performance de “UN VIOLADOR EN TU CAMINO” con ellas.

Todos son bienvenidos a asistir a este evento, iniciado por la Rama Clydeside de les Trabajadores Industriales del Mundo IWW. El performance “UN VIOLADOR EN TU CAMINO” da la bienvenida a todas las que se identifican como mujeres o femenino (trans, intersex, no binaries y variable de género incluidas). Los aliados son bienvenidos para apoyar y mirar.

La solidaridad, la hermandad y la camaradería son poderosas … ¡Otro mundo es posible!

 

Trabajadores Industriales del Mundo: somos un sindicato abierto a todes les trabajadores, en todas partes. Nos organizamos en el trabajo y en nuestras industrias. Luchamos por mejores condiciones y para reemplazar el capitalismo con una democracia económica.

Únase al IWW hoy:
https://redcard.iww.org

 

Leave a Comment