La huelga como herramienta de lucha

Folleto publicado por: La Sociedad de Resistencia Oficios Varios Capital, adherida a La Federación Obrera Regional Argentina (F.O.R.A.)FORA bandera

La huelga es la interrupción colectiva de la actividad productora por parte de los trabajadores y es la herramienta que tenemos para ejercerle presión a los patrones con el fin de exigir nuestras demandas y de conquistar nuestras reivindicaciones. Sin embargo, los medios de comunicación masivos influencian a la gran mayoría de la población para que se identifiquen con los intereses patronales y no con los intereses económicos de los trabajadores, logrando así que la huelga sea reprobada y deslegitimizada públicamente.

Y por si esto no fuera poco, el modelo sindical que tenemos en Argentina no colabora bajo ningún concepto para que los trabajadores participemos y seamos protagonistas de las huelgas que se realizan, sino que siguen alimentando el discurso burgués de los políticos y empresarios para que la sociedad rechace estos métodos de acción.

 

El significado de la huelga en la sociedad actual

Para conseguir que la huelga sea mal vista y se distorsione su concepto, los medios de comunicación utilizan distintas estrategias. Por un lado, ya no la llaman “huelga”, sino ”paro” dándole una connotación menos confrontadora y enfocada simplemente en “no concurrir al trabajo”, evitando cualquier intento de que la medida de fuerza sea un punto de encuentro, debate y decisión de los trabajadores que ejercen dicha acción. Por otro lado, construyen una legitimación social del trabajador que boicotea la huelga (que desde siempre hemos llamado “carnero”), que quiere ejercer su derecho a trabajar a costa de la lucha colectiva, y que obviamente disfrutará de las conquistas obtenidas sin haber arriesgado nada.

Exponiendo las dificultades que tuvo para cumplir con su horario laboral, los medios masivos lo muestran como el ciudadano ejemplar que todos debemos ser. De esta manera se fomenta la traición, el individualismo y el beneficio propio, eternos ideales de las clases poderosas, y contrarios a los ideales de solidaridad y emancipación social que nosotros buscamos construir entre los explotados. Y por último construyen la imagen del trabajador que realiza una huelga como alguien que no tiene ganas de trabajar sin ningún tipo de fundamento, cuando en realidad, razones nos sobran para detener cualquier actividad del sistema productivo y mercantil. Toda esta maquinaria de los medios de comunicación influyen directamente en el trabajador para que no solo no luche por sus intereses e incluso se posicione en contra de ello, sino también para que no tenga noción del potencial que puede llegar a conseguir si se organiza con sus compañeros de trabajo. La propaganda masiva en contra de los huelguistas y de toda medida de acción directa de los trabajadores, favorece también a que éstos dejen su voluntad y decisión en dirigentes sindicales que ostentan la representación gremial, negociando en nombre de todos y apropiándose de las herramientas de los trabajadores, dándole una legitimidad social al modelo sindical imperante.

 

El uso Político de la huelgaFORA sala

Los trabajadores padecemos un modelo sindical autoritario y vertical donde la decisión de convocar a huelga es propiedad de las distintas dirigencias sindicales. Esta decisión la llevan a cabo cuando lo creen conveniente de acuerdo a sus intereses y cuyos reclamos siempre son insuficientes para encauzar nuestras verdaderas necesidades. Los sindicatos a veces pueden consultar o pueden aceptar cierta participación limitada de los trabajadores, sobretodo cuando hay mucha presión desde los lugares de trabajo, pero nunca es decisiva, ya que por la estructura vertical y el principio de representación, la dirigencia tiene la última palabra. A los trabajadores nos organizaron de tal manera que los sindicatos funcionan sin nuestra participación, debemos acatar cualquier medida o decisión que tomen los que nos representan por ley. Esta representación está hecha a imagen y semejanza del sistema político demócrata, siendo el sindicato con más afiliados el que representa a todos los trabajadores, estén afiliados o no a ese sindicato mayoritario; y la organización interna del sindicato, en la gran mayoría de los casos, escapa a la decisión de los trabajadores, incluso de los que están afiliados.

Como consecuencia de esto, en lugar de entenderse por el concepto que describimos al principio, la huelga pasa a ser una facultad especial otorgada por el Estado a un sindicato en particular. Esta forma de organización vertical naturaliza que sean los dirigentes sindicales los que tienen la decisión exclusiva de convocar a huelga y de negociar todo lo referido a aumentos de sueldo y condiciones laborales, logrando que esta herramienta deje de ser utilizada por los trabajadores y pase a ser potestad de los sindicalistas profesionales. Sin ir más lejos, naturalizada esta situación, la huelga es utilizada como amenaza y como medida de presión de los sindicalistas para obtener beneficios políticos, ya sean personales o para alguna oposición partidaria, ya que no necesitan tener aprobación de los trabajadores que representan. A raíz de todo esto, ambas partes dirigenciales obtienen un beneficio mutuo, ya que no sirve solo para que los sindicalistas reafirmen su poder, sino también para que los empresarios puedan mantener la estructura actual de explotación. Prefieren conformarnos con aumentos de sueldo migaja o con algún cambio en el convenio colectivo, antes que arriesgarse a que los trabajadores descreamos de los dirigentes sindicales y nos agrupemos por voluntad propia construyendo Organizaciones horizontales que no puedan controlar.

 

El Estado y la huelgaFORA petroleros

En todo esto el Estado cumple con dos funciones muy especificas. Por un lado es un aparato de conciliación de clases para reproducir el sistema de desigualdad imperante, y por otro lado hace las veces de patrón de una empresa. En tanto conciliador o árbitro se arroga la potestad de ser mediador y juez de las negociaciones laborales aparentando ser neutral cuando en realidad sólo beneficia a los poderes establecidos. Es el creador, defensor, garante, productor y reproductor de este modelo sindical para asegurarse el control sobre los trabajadores, impidiendo la negociación directa de éstos con los patrones, y consiguiendo que las relaciones de capital­/trabajo no escapen de su órbita y de sus parámetros. En tanto patrón, el Estado es un aparato burocrático con empleados que funciona como una empresa normal, donde la variable de ajuste son los sueldos y las condiciones laborales. En este sentido el Estado contrata y despide personal precarizado y en negro, como cualquier empresa y hasta otorga la posibilidad legal de la representación sindical, lo que resulta curioso ya que nunca se auto­designa como patrón y a los trabajadores no se los llama públicamente empleados del Estado, sino administrativos públicos. Esto es importante remarcarlo dado que se lo muestra como un ente neutral que busca el beneficio común, cuando en realidad, por sus intereses económicos provenientes de su condición empresarial, es imposible que sea neutral, sino un enemigo más de los trabajadores.

 

Nuestra ideas y accionesFORA primero de mayo

Nuestra organización está adherida a la F.O.R.A., que en su primer congreso en 1901 declaró: “La Federación Obrera Argentina reconociendo que la huelga general debe ser la base suprema de la lucha económica entre el Capital y el Trabajo, afirma la necesidad de propagar entre los trabajadores la idea que la abstención general de trabajo es el desafío a la burguesía imperante, cuando se demuestre la oportunidad de promoverla con posibilidades de éxito”. Esta afirmación, que con respecto a la noción actual es bastante original, está relacionada con el génesis del concepto de huelga, dándole un significado más activo y dirigido a la conciencia y al accionar de los trabajadores. Está estrechamente relacionada con una voluntad de acción llevada adelante por los mismos trabajadores sin esperar decisiones de dirigentes o Partidos Políticos. En nuestro sistema federalista, la decisión de ir a las huelgas o no, es potestad de las asambleas de trabajadores, que es el espacio de decisión colectiva donde todos se solidarizan entre sí, participan, debaten y aprenden a hacerse cargo de resolver su situación de forma conjunta. En los lugares de trabajo donde la asamblea decide, los delegados cumplen la función inversa que en el sistema centralista y vertical que describimos anteriormente, ya que estos deben ser voceros de lo que se decide en las asambleas para que los trabajadores no pierdan la capacidad de decisión sobre el conflicto en cuestión. La huelga, como medida de acción directa, debe ser el fruto de una organización previa, asamblearia y federativa de los trabajadores, siendo necesario mantenerla viva para contrarrestar cualquier avance de las patronales en los períodos de baja conflictividad y evitar futuras represalias.

Ahora bien, en la actualidad, en un sistema regido por un modelo sindical que no tiene relación con nuestro sistema federativo, y donde la libertad de asociación gremial es cercenada por el Estado, se nos presenta un problema en particular cuando alguno de los sindicatos existentes convoca a una huelga general a partir de los intereses antes mencionados. ¿Sirve realmente incluir un reclamo propio en este tipo de huelgas, en un lugar acotado dentro de todas las reivindicaciones que circulan, y que seguramente sea la de los sindicatos más poderosos la que más se escuche? Eso es relativo y dependerá del peso especifico de la Organización en la sociedad y la fuerza que tengan los trabajadores para hacerse oír en su lugar de trabajo. Lo que sí tenemos claro es que las huelgas, ademas de detener el proceso productivo o mercantil, abre espacios de debate, participación y decisión entre los trabajadores. Es tarea nuestra como activistas aprovechar cualquier instancia posible para hacer difusión de nuestras ideas, generar debate, decisión y conciencia solidaria entre nuestros hermanos de explotación. Es necesario aprovechar el momento para denunciar el papel de la dirigencia sindical, que convoca a huelga cuando les conviene, y denunciar la verdadera situación de los trabajadores, que muchas veces pasa desapercibida por el enfrentamiento entre los sectores de la burguesía. En concordancia con esto, manifestamos nuestra solidaridad con los trabajadores que en asambleas hayan decidido adherir a la huelga en cuestión, pero haciendo notar también que hay un problema de fondo que subyace, y es que la iniciativa de la huelga fue de la dirigencia sindical, y no de los trabajadores. La discusión no debería pasar por la disyuntiva entre acoplarse o no a una huelga, que igualmente se va a realizar por los medios verticales que se utilizaron para organizarla, sino en contrarrestar los motivos por los cuales no se realizan huelgas generales por fuera de estas estructuras sindicales; y buscando siempre que la huelga sea el resultado de una construcción colectiva, surgida de las necesidades de los trabajadores, y no de la conveniencia de los patrones del Sindicato.

Solo así, por medio de la solidaridad y la acción directa, podremos lograr que la política deje de robarnos la huelga y que la emancipación de los trabajadores sea obra de los trabajadores mismos.

 

FORA rojo y negro

Anuncios

Grecia y su “pequeña revolución”

Por O. PortalGrecia - bandera roja

Son tiempos difíciles para el trabajador griego. El gobierno aprobó las propuestas de la troika incluso después del rotundo rechazo del pueblo griego el pasado 5 de julio en referéndum (61.31% votó “NO” a la austeridad).

El país se encuentra en una situación crítica, con poco más del 25% de desempleo general y fuertes recortes sociales ya aplicados, “Grecia está haciendo una pequeña revolución” ha declarado el primer ministro Alexis Tsipras quien había prometido dimitir si el resultado de la votación hubiera sido el “si” a la austeridad. Según él, el rechazo mayoritario hubiera ayudado a su gobierno a adoptar una posición más fuerte ante sus acreedores y una mejora en las condiciones propuestas.

Para alarma de todos, algunos opinan que las condiciones impuestas son incluso peores que las anteriores al referéndum. Algunas medidas promueven un aumento de los impuestos, el endurecimiento de las leyes laborales así como revisiones rigurosas de la acción sindical.

Yanis Varoufakis, el exministro griego de finanzas que dijo: “prefiero cortarme un brazo” ante la perspectiva de tener que imponer la voluntad de la troika, dimitió de su cargo días antes de que el gobierno aceptara las propuestas, manteniendo así su promesa de no capitular ante Europa.Grecia - protesta en contra de austeridad

El pueblo griego no ha tardado en pronunciarse y mostrar su descontento con respecto a la poca transparencia que parece haber tras el acuerdo con la Unión Europea. En las calles las protestas se intensifican y ya se han producido varios altercados de carácter violento. En el espectro político, tanto el Partido Comunista de Grecia (KKE) que se negó a apoyar la votación diciendo: “no vamos a participar en esta farsa a los griegos” como el ultraderechista partido de “Amanecer Dorado” rechazan la decisión del gobierno y consideran que se trata de una “traición” al pueblo griego.

Por otra parte, el Fondo Monetario Internacional ha admitido que incluso con las medidas propuestas Grecia arrastraría una deuda impagable y ha comentado sobre una posible “quita” de una parte de esta. Europa ya perdonó la deuda alemana dos veces en el pasado cuando esta fue considerada insostenible.

Aunque muchos se limiten a pensar que los motivos por los cuales la troika no cedió ante Grecia son meramente económicos, no hay duda de que también existe una parte ideológica. En términos económicos Grecia representa solo el 2% de la Unión Europea, por supuesto que se le puede permitir una ayuda masiva al país con medidas menos agresivas. La troika está haciendo ejemplo de Grecia, no importa si eres grande o pequeño, si estás a favor o en contra, el banco va primero. Es por eso que la afrenta a Grecia nos concierne a todos en cualquier parte del mundo.

Cabe recordar que son los bancos griegos los que reciben la ayuda a cambio del yugo implantado sobre el pueblo. Esta desesperada situación en Grecia afecta principalmente a su clase obrera, la cual verá un enorme descenso en sus ingresos, pensiones y servicios públicos. Los bancos y las grandes compañías tienen intereses en reducir la participación directa de la clase obrera en las decisiones importantes. Esto nos recuerda la necesidad e importancia de un movimiento sindical unificado por la lucha de los trabajadores, no podemos dejarlo en manos de una burocracia la cual siempre se ve inclinada a favorecer a los poderes financieros.

Debemos comprender y apoyar en lo que podamos a nuestros hermanos trabajadores de Grecia. Seguir creando conciencia de clase y creciendo es clave para que nunca se vuelvan a repetir situaciones como estas. Los trabajadores no tienen ninguna obligación de pagar por los errores de los bancos. Hoy más que nunca: ¡la clase obrera crea la riqueza, la riqueza pertenece a la clase obrera!

 

Grecia - Huelga General

Comunicado de IWW sobre la sublevación de Baltimore y la represión policial

Por: Trabajadores Industriales del Mundo (IWW) – rama general de Baltimore

Traducido por: la Confederación General del Trabajo – CGT (Catalunya – España)

IWW de Baltimore - huelga en contra de racismo

Este es un comunicado oficial de IWW Baltimore. Si tú o tu organización queréis apoyar esta declaración con vuestra firma, mandad un e-mail a baltimoreiww@gmail.com. Actualizaremos la lista de firmantes en la página de Facebook según nos vayan llegando las adhesiones.

 

Los abajo firmantes declaramos nuestra solidaridad con la lucha por la justicia en el caso de Freddie Gray y todas las demás víctimas de brutalidad policial. Mientras celebramos la noticia del 1 de mayo de que los seis agentes de policía responsables de la muerte de Freddie Gray serán acusados penalmente (que no se habría producido sin la resistencia masiva que se produjo en las calles de Baltimore y otras ciudades), debemos reconocer que este es sólo un pequeño paso hacia la solución de las causas subyacentes que provocaron esta injusticia. Mientras sigan existiendo la pobreza enquistada, el racismo institucional, la falta de oportunidades educativas y recreativas y una policía incontrolada y cada vez más militarizada, no habrá justicia ni seguridad para las personas de color y la clase obrera en general en Baltimore o en cualquier otro lugar. Creemos que estas causas deben ser abordadas tanto en las calles como en los centros de trabajo. Si los trabajadores, incluyendo los parados, no se unen en torno a estos asuntos cruciales, el movimiento obrero se convertirá en algo irrelevante.

En cuanto a la situación inmediata en Baltimore, los abajo firmantes compartimos las siguientes reivindicaciones:

– Cese inmediato del toque de queda y el “estado de emergencia”

– Retirada inmediata de la Guardia Nacional, la policía del estado y otras fuerzas de ocupación

– Liberación inmediata de todas las personas arrestadas a causa de la sublevación de Baltimore y restablecimiento del habeas corpus

– Amnistía total para todos los arrestados por las protestas de Freddie Gray, incluyendo a los miembros de IWW arrestados por desobedecer pacíficamente el toque de queda el 1 de mayo

– Compensación adecuada para los manifestantes heridos a causa de las actuaciones policiales, incluyendo un miembro de IWW que recibió lesiones visibles al ser golpeado por la policía en el momento de su arresto.

Hacemos un llamamiento al Departamento de Policía de Baltimore, al Departamento de Seguridad Pública y Servicios Correctivos de Maryland, a la alcaldesa de Baltimore Stephanie Rawlings-Blake y al gobernador de Maryland Larry Hogan para que cumplan con estas demandas inmediatamente.

¡Si nos tocan a uno, nos tocan a todos!

Solidariamente,

IWW-Baltimore, rama general

logo del IWW

 

 

Lista completa de adhesiones: https://www.facebook.com/pages/IWW-Baltimore/97451807925?fref=ts

Primero de Mayo para Kobane!

De nuestro/as compañero/as en Kobane en Primero de Mayo, 2015:

 

luchadoras de YPJ - Kobane

Camaradas Trabajadoras y Trabajadores, sindicatos y organizaciones de trabajadores!

¡Les hacemos llegar el cálido y fraternal saludo de las trabajadoras y trabajadores del Cantón de Kobane, el Cantón de la revolución, la resistencia y los mártires, en el Primero de Mayo, el día de conmemoración de la lucha y resistencia de los Trabajadores contra la tiranía y la opresión, y contra la explotación del capitalismo!

La revolución de Rojavá, fue un punto de partida histórico en la lucha de los trabajadores y los pueblos oprimidos en el Oriente Medio y en todo el mundo, para recuperar la autoridad política; y fue la revolución de las mujeres, la juventud y los trabajadores para establecer un nuevo sistema basado en la transición del poder al pueblo como el verdadero legítimo dueño de ese poder. Nuestra resistencia contra los terroristas del ISIS y quienes les apoyan internacionalmente no fue sólo para proteger la vida y la dignidad humana de nuestro pueblo, sino que también fue y es la resistencia para defender los logros de la revolución y nuestro sistema de auto representación que está basado en la democracia radical y la eliminación de las organizaciones jerárquicas.

Ahora, a traves de heroicas batallas de nuestras y nuestros camaradas en las “Unidades de Defensa del Pueblo” (YPG) y las “Unidades de Defensa de las Mujeres” (YPJ), los terroristas están siendo expulsados de la ciudad, pero los ataques en las áreas suburbanas y el bloqueo de las rutas y caminos de nuestro cantón aún continúan. Nuestra resistencia ha entrado en una nueva fase, más difícil aún, la de reconstruirle la vida social a Kobane, bajo los ataques y el bloqueo económico y logístico, en una situación en la que más del 80% de las estructuras y edificios de la ciudad y las infraestructuras vitales han sido destruidas.

La historia de la lucha de clases muestra que la unión de los trabajadores no tiene fronteras ni límites geográficos, así es que reconocemos nuestra resistencia contra el cruel terrorismo y quienes les apoyan internacionalmente, como la resistencia en representación de todos los pueblos del mundo. Nosotros creemos que, la revolución, al mismo tiempo que rompe con los fundamentos de la dominación, y va fundando un nuevo mundo, conquistando y garantizando el respeto, la libertad y la igualdad para todos los pueblos, requiere de una lucha práctica y feroz. El mismo camino, la solidaridad internacional de los trabajadores, es la necesidad histórica y un campo material y concreto para defender los logros de la clase, para luchar hombro con hombro contra la dominación y la opresión capitalistas.

¡Nosotro/as, las trabajadoras y trabajadores, asociaciones y organizaciones del Cantón de Kobane, conmemorando las luchas de los trabajadores y pueblos oprimidos por su liberación y por la igualdad alrededor de todo el mundo, y agradeciendo y apreciando su apoyo y solidaridad con nuestra resistencia contra los ataques terroristas, invitamos a nuestras y nuestros camaradas trabajadores, sindicalistas, gremialistas, y a todos los libertarios, a participar en la solidaridad práctica con la revolución de Rojavá y la resistencia de Kobane, y los invitamos a ustedes a unirse a nosotros en esta situación histórica para defender los logros de la revolución!

Vivan las luchas libertarias de los pueblos alrededor del mundo!

Viva la unión internacional de las trabajadoras y los trabajadores del mundo!

 

https://1stmayforkobani.wordpress.com/2015/04/26/1-may-2015-spanish/

Por una guerra social en todos los frentes

Pañuelos Rojos

Las reformas neoliberales en México, aplicadas en muchas partes del mundo bajo los auspicios del FMI, la OMC y el BM, son reestructuraciones del contrato mediador entre las élites y la clase trabajadora en forma de nuevas leyes, reformas a la Constitución, nuevas formas reguladas de explotación, etc.

Se intenta dar una nueva vuelta de tuerca que legitime la dominación con un pacto reformado para garantizar un modo de gobernar y gestionar la crisis en un entorno globalizado y multipolar. La finalidad es asegurar las ganancias y la acumulación de riqueza sin importar desposeer y contribuir a la precarización de millones de personas, ni llevarnos a un inminente colapso ambiental.

Esto debe ocupar a los libertarios de todas las tendencias, debe hacernos pensar sobre lo que sucede, incluso poner en entredicho si nuestros métodos organizativos y formas de lucha son suficientes para provocar una transformación, o si por el contrario estos no se han convertido en instrumentos de la política de los poderosos.

De antemano debemos establecer que, siendo nuestra finalidad anárquica y antiautoritaria, contra el Estado y en favor de la autonomía, hemos de plantear la organización e intervención en términos de independencia y respeto de la autonomía de cada grupo.

Comprendiendo que el régimen social capitalista no es el mismo de hace cien años, que en esta etapa posindustrial y globalizada este se organiza como una red y está cada vez más descentralizado, debemos transformar las formas de organizarnos y aceptar que luchamos en desigualdad de condiciones y que incluso vamos perdiendo.

Protesta de trabajadores latinoamericanos en Londres

Si el capital multinacional es hegemónico y deja la función policial y militar a los Gobiernos nacionales y la manipulación mental a los medios de comunicación masivos e internacionalizados, si el Estado-capital solo se reestructura reproduciéndose en el espacio, entonces las redes de dominación impregnan toda la vida social.

Continúa leyendo Por una guerra social en todos los frentes

El papel del movimiento obrero

Carlos Molina
(Afiliado nº X381616
)

Pocos momentos en la historia de la lucha de clases tuvieron tanta importancia para la clase obrera como los años 30 del siglo XX. En EE. UU. la fortaleza del movimiento sindical y el temor a un colapso del sistema forzó al presidente Roosevelt a establecer una serie de medidas de intervención estatal en la economía que echara hielo sobre el fuego. Este instante del movimiento obrero fue un ejemplo de que solo la lucha del proletariado como clase social pueden poner freno al liberalismo que defiende los intereses de la clase capitalista. Desde hace 30 años, una agresiva ola liberal ha acabado con las conquistas sociales alcanzadas en la primera mitad del siglo pasado y pretende desmontar los vestigios de una sociedad que caminaba hacia un modelo de solidaridad y justicia social.

Gobierno y capital están unidos contra la clase obrera

La burguesía capitalista ha absorbido al Estado y lo ha convertido en su obediente perro guardián. Las clases populares han renunciado a confiar en el mecanismo de acción política porque la ficción del bipartidismo no representa sus intereses. Así, los trabajadores no tenemos otra alternativa que luchar con nuestros propios medios con la acción directa. El poder político solo espera del trabajador que legitime con su voto una política que ya está decida de antemano y en la que los ganadores y perdedores son siempre los mismos, gane el partido que gane.

Continúa leyendo El papel del movimiento obrero

¿Qué es eso del IWW del que tanto hablas?

Por J. Pierce y Carlos M.

He aquí algunos conceptos introductorios que resumen los principios de nuestro sindicato revolucionario Trabajadores Industriales del Mundo (Industrial Workers of the World IWW).

SBX ladder
Acción directa. La acción directa consiste en llevar a cabo acciones que nosotros los trabajadores decidimos y controlamos. Entre ellas están las huelgas, ocupaciones, protestas, manifestaciones y las huelgas de celo (que consiste en trabajar siguiendo todas las reglas al pie de la letra). De esta forma evitamos depender de otros que prometen luchar por nuestros intereses pero en realidad solo defienden los suyos. Nuestro objetivo último es controlar la producción, no dar un espectáculo ni llamar la atención con acciones populistas. Continúa leyendo ¿Qué es eso del IWW del que tanto hablas?