Sindicalismo Minoritario – “Reporte Minoritario # 2”

Escrito por: Alexis Buss (Industrial Worker Octubre 2002)logo del Sindicato de los Trabajadores de South Street, Phildelphia - IWW

Traducido por: MK

En la reciente Asamblea General de la IWW, tuve la oportunidad de estar en un panel para compartir ideas sobre cómo reconstruir el movimiento obrero. Mi charla fue sobre el sindicalismo minoritario. He aquí algunos extractos:

Si el sindicalismo se va a convertir en un movimiento nuevo, tenemos que romper con el modelo actual, que ha llegado a confiar en una receta cada vez más difícil de preparar: la mayoría de los trabajadores votan a un sindicato en, y se negocia un contrato . Tenemos que volver a los tipos de agitación por los bases en el lugar de trabajo que ganó la jornada de 8 horas y los sindicatos construido como una fuerza vital. Una manera de hacer esto, es lo que se conoce ahora como “sindicalismo minoritario.” Se refiere a la formación de las redes de solidaridad, significativas y organizadas, capaces de ganar de las mejoras en cada lugar de trabajo, a través de las industrias, y para el beneficio de la clase obrera internacional. ino equivocado.

Sindicalismo minoritario ocurre en nuestros propios términos, independientemente del reconocimiento legal. No significa la creación de una camarilla pequeña de descontentos profesionales. Se debe aspirar a crecer, pero en el corto plazo da un ejemplo de qué tipo de organización es posible cuando decidamos que nuestros sindicatos van a existir, porque necesitamos que los existan.

E incluso en América del Norte, la idea de que un sindicato necesita el reconocimiento oficial o una mayoría para tener derecho a representar a sus miembros es de origen relativamente reciente, gracias sobre todo a la elección de los sindicatos empresariales, que comercio fuera la fuerza de los bases para mantenimiento de sus garantías legales de membresía.

El movimiento obrero no fue construido por el sindicalismo mayoritario, que no podría haber sido así. Hace cien años los sindicatos no tenían estatus legal (de hecho, los tribunales suelen dictaminó que los sindicatos eran una conspiración ilegal y las huelgas eran una forma de extorsión) – ellos se ganaron el reconocimiento a través del poder industrial prima.

IWW AWO toman un voto

 

Cuando la IWW lucharon por la jornada de 8 horas en los campamentos madereros y las campas de trigo, no demostraron su mayoría al jefe por las elecciones. Trabajadores, en lugar se reunió para decidir lo que sus demandas eran, elegieron a los comités de empresa para presentar las demandas, y emplearon tácticas tales como caminar fuera del trabajo al final de un turno de 8 horas para convencer a los jefes recalcitrantes de acuerdo a esas demandas. Reconocimiento de los sindicatos en construcción fue construida a través de una combinación de huelgas, la acción directa y honrar a los piquetes de huelga (este último con frecuencia no lo suficiente).

La ola de huelgas de brazos caídos que se estableció el CIO en la industria automotriz y acero, por ejemplo, se hizo por los sindicatos minoritarios que habían una sustancial presencia en los lugares de trabajo y que tenian una historia de agitación sobre las quejas. Entonces los sindicatos se extrajo de que esa presencia minoría para llevar a cabo acciones directas que galvanizaron la fuerza de trabajo mas grande en sus plantas – y llevan a los trabajadores en todo el continente.

El sindicalismo fue construido a través de la acción directa y a través de la organización en el trabajo. Pero en la década de 1930, los patrones encuentra cada vez más difícil mantenerse libre de sindicatos con matones a sueldo, despidos masivos y sus jueces amistosos. Reconociendo que no había manera de aplastar a los sindicatos por completo, y cansado de la lucha continua, ellos ofrecieron un trato: si los sindicatos estarían de acuerdo en renunciar a sus industriales el poder y en su lugar se trabajarían a través de los canales adecuados – el Junto Nacional de Relaciones de Trabajo (NLRB) en los Estados Unidos, y diversas juntas provinciales de Canadá – entonces el gobierno actuaría como un árbitro “imparcial” para determinar si el sindicato era el representante genuino de los trabajadores.

En el corto plazo, los sindicatos fueron capaces de provocar un cortocircuito en la necesidad de firmar los trabajadores uno por uno y cobrar las cuotas directamente. Los jefes sindicales les intercambiaron sus matones por los quebradores del sindicato. Y después de una corta ráfaga del número de miembros, los sindicatos (sobre todo en los Estados Unidos) comenzó una espiral descendente a largo plazo. Bajo este modelo exclusivo de negociación, los sindicatos no tratan de funciónar en el trabajo hasta que obtener la certificación legal. El proceso legal permite a los jefes oportunidad casi ilimitada para amenazar e intimidar a los trabajadores, y para arrastrar los procedimientos a cabo desde hace años. Es un sistema diseñado para interferir con el derecho de sindicación de los trabajadores y la IWW dijeron lo mismo cuando la Ley Nacional de Relaciones Laborales (NLRA) fue aprobada.

Sin embargo, mientras que el régimen de derecho laboral se ha diseñado en torno a este sindicalismo mayoritario, en realidad no se lo requiere. Siempre y cuando los trabajadores están actuando en conjunto, ellos gozan de los mismos derechos legales básicos – tales como los son – ya sea que estén o no en un sindicato certificado oficialmente. De hecho, en algunos casos gozan de mayores derechos, como los tribunales han determinado que la mayoría de los contratos sindicales implícitan renunciar al derecho de huelga. Es ilegal despedir a los miembros de un sindicato minoritario por su actividad sindical, discriminar en contra de ellos, despedirlos en represalia por ir en huelga, negarse a permitir que los representantes sindicales a participar en las audiencias disciplinarias, etc. Un grupo organizado de los trabajadores tiene derechos legales, aunque que sería un error esperar que las juntas laborales para hacerlas cumplir tan vigorosamente que lo hacen para los sindicatos que han sido certificados. Y un grupo organizado de trabajadores, aun cuando se trata de una pequeña minoría, tiene mucho más poder potencial que los trabajadores individuales no organizados.

En su mayor parte usted tiene tanto derecho legal como un sindicato minoritario como un sindicato mayoritario – con la única excepción de certificación como el agente exclusivo de negociación, con la autoridad exclusiva para negociar un contrato. Un sindicato minoritario tiene derecho a presentar quejas (aunque un procedimiento formal de quejas no podrían existir), para participar en actividades concertadas, para hacer demandas al jefe, a buscar las reuniones, incluso a la huelga (aunque esto no es un gran idea si usted no tiene apoyo de la mayoría).

Si usted elige sus demandas bien y los utilizan como una oportunidad para hablar con y contratar a sus compañeros de trabajo, simultáneamente se puede luchar por mejores condiciones y construir el sindicato. En una campaña en torno a temas que le importan a sus compañeros de trabajo, usted está construyendo la credibilidad del sindicato, usted está ganando experiencia en la auto-organización, usted está aprendiendo quien puede confiar en, usted se está estableciendo que el sindicato es los trabajadores en el trabajo y que estamos en él para el largo plazo.

El movimiento obrero fue construido cuando los grupos de trabajadores se reunieron y comenzaron a agitar para mejores condiciones: A veces, ellos persuadieron a sus compañeros de trabajo abordar al jefe y demandar de que algún problema sea corregido. A veces se negaban a trabajar en condiciones inseguras o de manera no segura, y persuadió a sus compañeros a hacer lo mismo. A veces se tomaron medidas en el lugar de trabajo individual, a veces ellos se manifestaron en toda la ciudad sobre temas de interés común, tales como horas de trabajo o trabajo peligroso.

El punto importante es que actuaron. Se identificaron los temas clave de interés, que se reunieron, se decidieron por un curso de acción, y actuó en consecuencia. Eso es el sindicalismo en la acción. No se requiere el reconocimiento oficial, y no se requiere un contrato. Se requiere que los trabajadores a unirse y actuar colectivamente.

Si el sindicalismo es llegar a ser un movimiento otra vez, tenemos que romper con el modelo actual y volver a la especie de agitación de los bases que ganó la jornada 8 horas y los sindicatos construido como una fuerza vital. Sindicalismo Minoritario es sobre la formación de redes significativas, organizados, y capaces de ganar de las mejoras en cada lugar de trabajo, a través de las industrias, y para el beneficio de la clase obrera internacional. Es un proceso, un proceso que ofrece una esperanza para la transformación de nuestra mayor debilidad – el hecho de que nuestros miembros se encuentran dispersos en muchos lugares de trabajo, en gran parte desorganizados – en una fortaleza.

 

logo del IWW

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s