PSICOSIS EN MEXICALI

Insurgentes en Mexicali 1911

 

Seguimos esparciendo las mentiras sobre el levantamiento proletario en Mexicali 1911

por: Victor Hugo Ríos

Era 29 de Enero de 1911. Mexicali. Baja California Norte era liberada por la Segunda División del Ejército Liberal mexicano. Iban valerosos combatientes del Partido Liberal Mexicano y del sindicato los Trabajadores Industriales del Mundo (Industrial Workers of the World), anarquistas y revolucionarios sin nombre y sin partido, con un solo objetivo: vivir para ser libres o morir para dejar de ser esclavos.

En otros intentos insurrecionales no había combatientes extranjeros, en Mexicali es la primera vez que se integraban combatientes internacionalistas del lado de los mexicanos como fuerza mayoritaría. La mayoría de estos combatientes no habían confluido en los esfuerzos de unificación dentro de las filas del PLM, sino que eran voluntarios que habían sido convencidos de que LA REVOLUCIÓN estaba a un paso. Esto es importante de tomar en cuenta a la hora de analizar los diversos resultados de la insurrección. En los alzamientos de Chihuahua seguramente hubo integrantes del IWW puesto que la mayoría de los trabajadores simpatizantes del PLM eran migrantes que eran la base del mismo PLM y del IWW en California, Arizona y Texas. [1]

Muchos de los habitantes se unieron a los revolucionarios. Los cálculos demográficos de la época dicen que en 1911 eran 500 lo habitantes de Mexicali, después de iniciada la revolución el contigente armado llego a más 200 hombres [2], incluso las tribus indígenas se hicieron presentes. Se calcula un contingente de entre treinta y cincuenta indígenas combinados entre Cucapás, Tarahumaras, Mayos, Pai Pai y Kumiai dentro de los revolucionarios, que le mantenían el pulso a la dictadura desde hace años. [3]

Uno de los primeros actos de los revolucionarios fue quemar la garita de hacienda en Mexicali, en ella estaba el archivo del fisco y algunos registros de propiedad de Mexicali, puesto que no había como tal una instalación del archivo del Registro Público de la Propiedad en ese tiempo en Mexicali. [4] Luego abrireron las cárceles. Derribar los muros de la injusticia es un acto natural en los revolucionarios honestos, fue uno de los primeros puntos a atacar, algunos dirán que solo un preso se les unió otros dirán que solo uno huyo a Estados Unidos, no importa, mostraron ogullosamente que estaban dispuestos a construir una justicia no carcelaria donde lo importante fuera el individuo.

Gral. Quijada y rebeldes en Mexicali

Muchos dirán que en Mexicali no existían las tiendas de raya al estilo de los estados sureños, nosotros honraremos cuando las “nuevas y modernas” tiendas de raya fueron saqueadas y quemadas, los productos de ranchos fueron expropiados y la tortura dejó de ser espectáculo: “La plaza de toros es pura ceniza….no se necesita ninguna prisión para mantener el orden”. [5] Mientras todos hablaban sobre los “excesos” de los revolucionarios, en las calles de Mexicali se ponían obras de teatro y artes para el disfrute de los habitantes, por eso los descalificaron, por eso los recordamos con orgullo.

A pesar de las diferencias la revolución dejo escuela, los Cucapás expropiarían parte de su territorio robado por los nuevos colonizadores, por primera, y última vez, las compañías del valle perderían ante los indios.

Veinte guerrilleros iniciaron la expedición libertaria, pelearon por un nuevo mundo; los que proclamaron la sociedad sin clases, los que gritaron “Tierra y Libertad!” mientras eliminaban el latifundio y construían bibliotecas. [6]  Los trabajadores de las minas, del campo y de la ciudad se acercaron poco a poco al oír el verbo negro de Regeneración, se convencieron al ver la obra constructiva de la revolución. La verdadera revolución avanzaba, con menos de 200 hombres al mando del Wobbly General Jack Mosby se liberó Tecate, la población no hizo nada por defender a los fuerzas rurales. Lo que nunca se habia visto, la primera biblioteca de Tecate tenía libros de Kropotkin y el proemio de los Wobblies….Y la gente los leía. [7]

En mayo se liberó San Quintín con solo 20 hombres de la Segunda División, los pobladores se reían mientras los rurales corrían, mientras en Tijuana también se levantaban las armas liberales. La dictadura porfirista chorreaba sangre y en las calles se proclamaba el triunfo del ideal libertario. Nunca en el mundo se había logrado, nadie lo volvería a ver en el continente americano.

Proletarios bajo las armas en Mexicali 1911

Mientras el imperio moría, las plumas de los periodistas vomitaban odio y mentiras, y lo peor de todo: AÚN LES SEGUIMOS CREYENDO!!!: Que si eran mercenarios! Que si querían separar la Baja California! Que si magonistas en vez de Revolucionarios! Que si no eran mexicanos, que si no eran obreros, que si no eran indios. COMO SI NO HUBIERAN LOGRADO NADA!! Como si no supiéramos que mienten para generar psicosis y miedo en la población!!

La primera vez que en América se hacia la revolución para liberar a la humanidad y no para encumbrar a un nuevo dictador. La primera vez que los jodidos se rebelaban sin importar idioma o color de piel. Blancos, negros, del color de la tierra, bajo la misma bandera de “Tierra y Libertad” peleando juntos. Y nadie lo creyó, han pasado 100 años y aún nadie lo cree.

Combatientes en Tijuana 1911 con la bandera de “Tierra y Libertad”

Nos han hecho creer que los Wobblies no tienen nada que ver con nuestra historia, que Joe Hill no estuvo ahí, que los chicanos no lucharon por la revolución, que los libertarios no ganaron batallas, que los indios no recuperaron sus tierras. Y les seguimos creyendo. [8] [9]

Han pasado cien años, y quieren que sigamos pensando que no hemos logrado nada. HOY LES DECIMOS QUE YA NO, AHÍ PA LA OTRA!!! Nuestro pueblo vivió la utopía; Indios, blancos, negros, el color de la tierra, lo logramos una vez. Y lo lograremos una segunda!

Hoy daremos el primer paso, recuperaremos nuestra historia, tomaremos las fábricas, expropiaremos las tierras, quemaremos los bancos, acabaremos con las nuevas tiendas de raya y con su miserable salario y todo será como debió haber sido desde un principio, viviremos en armonía con la naturaleza. [10]

Hoy brindamos por ese 29 Enero de 1911 cuando chicanos, blancos, negros, indios, Wobblies, Mexicanos, anarquistas, revolucionarios, unidos todos, liberamos la tierra. Hoy es el primer día del nuevo mañana.

 

Trabajadores Industriales del Mundo: somos un sindicato abierto a todes les trabajadores, en todas partes. Nos organizamos en el trabajo y en nuestras industrias. Luchamos por mejores condiciones y para reemplazar el capitalismo con una democracia económica.

Únase al IWW hoy:
https://redcard.iww.org

 

 


1  Vargas Valdés, J. (2003). Máximo Castillo y la Revolución en Chihuahua. Chihuahua: Nueva Vizcaya Editores.

2  Samaniego López, Marco Antonio. El impacto del Maderismo en Baja Californa, 1911. Instituto de Investigaciones Históricas, Universidad Autonónoma de Baja California P. 94 Si bien es aceptado como un hecho histórico el que “la mayoría de los habitantes se refugiaron en Calexico” (p. 90 Ibid) también es un hecho el que muchos estadounidenses iban de visita a Mexicali a llevarse los recuerdos de las batallas (Modlich, Ralf. “Poblaciones fronterizas y cruce de límites” en Moriremos como soles de Gabriel Trujillo Muñoz en https://www.imex-revista.com/wp- content/uploads/03_Poblaciones-fronterizas_Modlich.pdf ), lo cual nos muestra el sinsentido de las afirmaciones de que “la población huyó”. Esta afirmación la podemos verificar en el Caléxico Daily Chronicle de esas épocas, por su parte encontramos en Samaniego López Marco Antonio. Prensa y filibusterismo en los sucesos de 1911, en Estudios Fronterizos. Núm 33, Enero Junio 1994, p.125-155. p.133 tiene la confirmación de que el comentado Calexico ayudó a contrarestar la propaganda negra en contra de la revolución, si bien tenía sus intereses privados, retomamos su imparcialidad antes de que fuera su director presionado por el gobierno de los Estados Unidos para que dejara de apoyar a los insurrectos. No debemos dejar de mencionar las contradicciones de los textos, que en una parte mencionan que los trabajadores de las haciendas eran miembros del IWW o simpatizantes y en otras partes dicen que no había ningún simpatizante de la revolución en Baja California.

3 Gabriel Trujillo Muñoz. La utopía del norte fronterizo. La revolucion anarcosindicalista de 1911. Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, SEP. Mexico. 2012.

4  Roberto Elenes. Capitulo V. La asonada magonista en el Distrito Norte 1911. Tomado de http://bajacaliforniamaslargaqueancha.blogspot.com/2014/04/v-la-asonada magonista-en-el- distrito_10.html?m=1 s/a . Aduanas bajacalifornianas. Registro Público . SEP Indautor. 03-2003-110615022600

5  Testimonio publicado por la Revista SOLIDARIDAD del IWW en Gabriel Trujillo Muñoz. La utopía del norte fronterizo. La revolucion anarcosindicalista de 1911. Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, SEP. Mexico. 2012. p. 69

6 Ibídem, p. 57

7 En el mismo libro anterior, se dice que solicitaron libros para su pequeña biblioteca, siendo integrantes del IWW, lo más natural es que pusieran sus libros. Siendo claros, nadie sabe que libros colocaron en su biblioteca, pero lo más probable es que hubiera un proemio del IWW.

8 Muchos revolucionarios llegaron, Joe Hill fue uno de ellos; Jack London, aunque no estuvo en Mexicali se autonombró robavacas, “Nosotros los socialistas, anarquistas, vagabundos, roba gallinas, forajidos e indeseables ciudadanos de los Estados Unidos estamos con ustedes de todo corazón…” https://www.milenio.com/cultura/jack-london-reportero-de-guerra-en-veracruz

9 La Utopía… Op. Cit. p. 159. Si bien los revolucionarios que estaban en Mexicali no operaron la expropiación de las tierras ni el reparto agrario, en las notas de la época se habla de cierta expropiación de tierras por los indios Cucapás que habían estado en manos de la Colorado River Land Company. Esto no se hizo por la obra de la revolución maderista, que poco hizo en Baja California o en otras partes del país, lo hicieron por las enseñanzas libertarias de los revolucionarios que estuvieron soñando con un mundo mejor en Mexicali y otras partes del país.

10 Del Preámbulo de la Constitución de los Trabajadores Industriales del Mundo: “Entre estas dos clases la lucha debe continuar hasta que lo/as trabajadores del mundo se organizen como una clase, tomen posesión de los medios de producción, abolir el sistema de salarios y vivan en armonía con la tierra.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s