Venezuela: crónicas de una crisis terminal

Avance informativo de la IWW-Venezuela de enero de 2019

 Desde el pasado 23 de enero de 2019, Venezuela esta viviendo una situación
anómala que afecta a todas las fuerzas productivas del país con la presidencia interina de Juan Guaido, encargado de la Asamblea Nacional, único poder público electo y que adversa la continuidad en la presidencia ilegitima de Nicolás Maduro, el cual se juramento después de unas elecciones no convocadas, sin contrincantes ni garantías que avalaran de forma imparcial el supuesto triunfo.

A estos hechos se le suma una inflación que solo en enero del presente año batió récord y supera el millón por ciento (1.000.000%), solo comparado con países como Mozambique, ni siquiera en las economías del eje post guerra mundial; el costo de vida promedio ha escalado 702.521% desde el pasado 1 de enero, por lo cual se estima que de seguir así este año cerrara con una inflación 10.000.000%. Esto se traduce en el salario más bajo de la región, incluso las remeses en monedas extranjeras que mandan los casi 5 millones de venezolanos que han tenido que emigrar no alcanzan para que un trabajador digno alimente a su familia.

Además estamos aguantando una ola represiva contra todos los trabajadores que decidan alzar su voz para tener mejores condiciones laborales, realizando despidos de las empresas del Estado por mostrar su descontento con la gestión o quitando beneficios como el pago tardío del ticket de alimentación, de utensilios para trabajar o la detención de sindicalistas por protestar.

Solo entre diciembre de 2018 y enero de 2019, se han producido hechos que ratifican la política anti-trabajadores del gobierno de Nicolás Maduro que se manifiesta con la detención de cuatro compañeros del Sindicato de Profesionales de Venalum (Néstor Morillo, Andrés Rojas, Noel Gerdez y José Hidalgo) acusados de paralización de la industria, resistencia a la autoridad, daño a la nación, agavillamiento y obstrucción a la vía pública; por su participación en una huelga de brazos caídos donde exigían derechos laborales presentes en la contratación colectiva y en el ordenamiento jurídico.

Durante el allanamiento y su detención, un contingente de 80 guardias nacionales acompañados de funcionarios de la Dirección de Contra Inteligencia Militar (DGCIM) ingresaron a la industria, golpeando, amenazando e incluso robando pertenencias de los trabajadores y dañando parte del mobiliario. Los compañeros han sido recluidos en la sede militar del DGCIM en el campo de Ferromineras y existen dos órdenes de detención que no se han podido ejecutar contra los compañeros Douglas González y Franklin Galpón.

A estos hechos se le suma la detención arbitraria del secretario general de Ferrominera, Rubén González, el cual fue detenido en una alcabala después de participar en una movilización laboral en Caracas; el cargo que se le imputa es el de “asalto al centinela” por oponerse a su encierro. Aunado a esta acción esta la jubilación especial que ha sufrido para sacarlo de la industria, medida ilegal que también sufrió en enero el compañero Ramón Gómez, secretario general del Sindicato Único Nacional de Empleados Públicos de la Corporación Venezolana de Guayana (SUNEP-CVG).

Todas estas acciones gubernamentales en las industrias básicas donde el Estado es el patrón, es parte de una política liberal amparada bajo una retórica revolucionaria que busca privatizar y entregar empresas estratégicas que deben estar al servicio del pueblo al capital transnacional de China y Rusia; política entreguista auspiciada por Alfonso Moros, primo de Nicolás Maduro y vicepresidente en el sector aluminio.

Como sindicato revolucionario, anticapitalista y anti-estatal no podemos quedarnos de brazos cruzados ante la vulneración de derechos y garantías que están sufriendo nuestros compañeros en los puestos de producción. Así como aprovechamos para alertar a nuestras compañeras y compañeros de clases a que estén pendientes de la injerencia perniciosa de naciones del hemisferio norte que pretenden adueñarse de los minerales que son del pueblo y mantener su política colonialista.

Contra la dictadura de Nicolás Maduro y los patronos privados o Estatales.

Por la construcción de un sindicalismo autónomo y libertario.

Por la autogestión de los medios de producción.

IWW-Venezuela

Anuncios

Realizar lo irrealizable

 

Saludos companeros, aqui esta un boletín mundial de lucha de clase. Es el análisis material de la realidad bajo el capital y de la necesidad de lucha y avance de la comunidad humana contra toda la explotación. – JDM

«Alguno pensará que “suena muy bien pero es irrealizable”, ¡lo que es irrealizable es modificar tímidamente un poquito del sistema!  ¡lo que es irrealizable es una revolución parcial, meramente política, económica o cultural, que deje intactos los pilares donde se asienta todo este sistema capitalista!»

Toda tarea constructiva o positiva que no se base en la contraposición al dominio del Capital solo sirve para fortalecerlo,  ¡No hay nada positivo a salvar!  Los explotados no tenemos nada que gestionar, construir, ni proponer para que funcione mejor esta sociedad.

La tarea de los revolucionarios consiste en la negación de este sistema de muerte, con su trabajo, sus mercancías, sus jerarquías, su progreso, su ciencia, su familia, sus ideologías, sus religiones, todos sus muros, prisiones y hospitales, …

Este sistema en el que no puede existir otra comunidad que la del dinero, es totalitario, y por lo tanto ha de ser destruido totalmente.  Lo único que es necesario afirmar es la comunidad de lucha para abolir este orden social y pelear contra todos los espejismos que nos proponen para salvarlo.  Y esta comunidad únicamente se abre paso en la negación , en la ruptura, en la crítica, en la destrucción de todo lo que nos destruye.  Es en esa inmensa tarea destructiva donde se halla el germen de la verdadera comunidad humana.

Boletín Voladura

El IWW se afilia con la Confederacion Internacional del Trabajo (CIT)

Image result for ICL IWW delegation Parma, ItalyPor: Brandon & Liss

CHICAGO – En su referendo anual, la administración norteamericana de los Trabajadores Industriales del Mundo – Industrial Workers of the World (IWW) votó abrumadoramente a afiliarse a la recién formada Confederación Internacional del Trabajo (CIT). La CIT es una organización internacional que une a sindicatos revolucionarios en ocho paises de Europa, América Latina, y Norte América.

La CIT se enfoque en desarrollar un modelo visible del sindicalismo revolucionario, una manera de formar sindicatos basados en la solidaridad y la acción directa, y que prefiguren un mundo liberado del capitalismo. Los sindicatos de la CIT ya están coordinando su actividad entre trabajadores de apps, como los de Deliveroo y Foodora, incluso con huelgas coordinadas contra Deliveroo en varios paises.

El IWW aporta nuestra experiencia organizando en prisiones con el Comité Organizador de Trabajadores Encarcelados (Incarcerated Workers Organizing Committee / IWOC). La CIT y sus secciones apoyaron a la huelga de encarcelados que ocurrió en los EEUU este año, para el cual IWOC jugó un rol importante. A traves de la CIT, el IWW ha empezado a contactar sindicatos de encarcelados en otros paises.

Más aún que la práctica sindical diaria, la CIT da lugar a sus secciones a compartir experiencias de luchas masivas obreras. Este año, la Confederación Nacional del Trabajo (CNT – sección española de la CIT) jugó un rol importante en coordinar una Huelga General Feminista el 8 de Marzo, que la CNT y la CIT quieren tomar como ejemplo para 2019.

El voto del IWW a afiliarse con la CIT culmina varios años de colaboración entre estos sindicatos para dar esta Internacional a luz. Queremos continuar desarrollando nuestros proyectos mutuos y formando relaciones en otros partes del mundo. El IWW va a compartir su experiencia y aprender de la experiencia de otros – a inspirar y ser inspirada. Con las crises económicas, ecológicas, y políticas que el capitalismo nos trae e intensifica, hace falta un vibrante e internacionalista movimiento revolucionario ahora más que nunca.

Viva la Internacional!

Trabajadores Industriales del Mundo – Industrial Workers of the World – Administración Regional Norteaméricana

Afiliada con la Confederación Internacional del Trabajo

¡Bienvenidos al nuevo año de SOLIDARIDAD!

Related imageVolvimos de dos años de inactividad para regresar al camino de SOLIDARIDAD. Hay un mundo más allá que quiere noticias y puntos de vista de los Trabajadores Industriales del Mundo, el IWW, y nuestras organizaciones hermanas. Necesitamos trabajar duro este año para cumplir nuestro compromiso.

Las metas de este año son:

Volver a publicar la revista en formato PDF para difundir SOLIDARIDAD a las ramas y que ellos lo puedan imprimir y distribuir en papel.

Recoger varios artículos de un tema específico e imprimirlos en un pequeño libro.

Tener una presencia más amplia en las redes sociales para alcanzar más trabajadores que estan listos a involucrarse al movimiento revolucionario de trabajadores.

Adquirir más escritores de todas partes del mundo hispanohablante y desarrollar más lectores que disfruten la perspectiva única de SOLIDARIDAD .

Establecer métodos y estructuras para asegurar que la publicación puede continuar a través de los años y con rotación de editores.

Desarrollar más conexiones oficiales con nuestras organizaciones hermanas para unirnos en un movimiento fuerte y universal.

Conectar a más miembros del IWW y sus luchas para hacer la publicación activa y útil.

Para empezar, vamos a presentar vario/as voluntario/as de SOLIDARIDAD para 2019:

***

Monica K., Traductora e ilustradora:  “Trabajo como diseñadora gráfica, soy Argentina, y vivo en California. Es un honor ser parte de Solidaridad, y espero brindarle al sindicato todas mis ganas este 2019. Salud!”

Brandon S., Escritor y traductor:  “Estoy involucrado en campañas de organización local con la rama del IWW de Atlanta y estoy en la Comisión de Solidaridad Internacional.”

A. Hijar, Escritor y traductor: “Soy obrero de construcción de Detroit. He escrito para publicaciones de izquierda desde México y E.U.  Fui al D.F., EdoMx y Costa Rica a crecer lazos entre sindicatos desde diferentes partes del mundo, las campañas laborales de obreros de las fabricas y las agricoles.”

Brendan M.B., Investigador:  “Soy maestro de Ingles y de Estudios Sociales en Virginia Oeste. Soy organizador con ‘Camarilla de las Bases Unidas de Virginia Oeste’ junto con mi trabajo del IWW de Virginia Oeste.”

Alec S., Diseñador:   “¡Hola! Compañero de trabajo Alec aquí, ayudaré con la parte de diseño de Solidaridad. He pasado mucho tiempo en el sur de México, donde tengo familiares y amigos que viven en diferentes ciudades en los estados de Chiapas y Campeche, y he tenido algún contacto con movimientos radicales en esa área, que son realmente inspiradores. Estoy realmente entusiasmado con este proyecto porque los Trabajadores Industriales del Mundo tienen una rica historia de compañeros de trabajo de habla español que utilizan la acción directa para lograr un cambio radical. Espero ayudar con el diseño y la apariencia de Solidaridad para hacer una publicación más atractiva. Por esto, doy la bienvenida a cualquier comentario, pregunta o crítica. Es nuestra Solidaridad, después de todo.”

Rodolfo M., Escritor, noticias de Venezuela: “Buen dia aliados y compas de Solidaridad. Desde Caracas, Venezuela, les escribe Rodolfo M., abogado y colaborador desde hace años del movimiento libertario local y apoyando al sindicalismo autonomo y revolucionario.”

I. Libertad, Escritor:  “Vivo en Santiago de Chile y soy músico. Y por la música he recorrido de norte a sur Chile y distintos países de Latinoamérica. Viajes que me han ayudado a acercarme a diferentes pueblos y sus luchas. Soy parte del Grupo Anarquista La Conquista del Pan. Me gustaría bastante ser un aporte para SOLIDARIDAD.”

Chak, Escritor: “Soy terapeuta y profesor universitario en situación precaria de empleo. He escrito para publicaciones de izquierda de México. Soy integrante del colectivo Cuaderno Común.”

Ramos, Editor, escritor, y traductor:  “Soy organizador comunitario de Los Angeles. Traduzco para It’s Going Down/Incandecente,  y The Abolitionist, y escribo artículos para varias organizaciones.”

Kamila F., Asistente de edición: “Hola, mi nombre es Kamila. Soy Mexicana de Nogales, Sonora, maestra de historia por convicción, maestra de inglés por necesidad, y mamá de tiempo completo por obligación. ”

J. Pierce, Editor, escritor, y traductor:  “Soy maestro. Vivo en Arizona y estoy emocionado ser un Editor de SOLIDARIDAD para este 2019. Vamos a esforzarnos mucho para esta publicación y, a través de esto, esperemos acelerar el movimiento de la emancipación de la clase obrera.”

***

Si quiere apoyar a SOLIDARIDAD, contáctanos por solidaridad@iww.org y envíanos sus noticias y perspectivas.

Por la Gran Unión de la Clase Obrera,

Los editores de SOLIDARIDAD – Ramos y J. Pierce

La historia del IWW en Aotearoa (Nueva Zelanda) – Parte 3

1913Autor: Frank Prebble – Extractos de: “Trouble Makers” – Anarchism and Syndicalism. The early years of the Libertarian Movement in Aotearoa / New Zealand.

Traducido por: Miguel G

La Federación del Trabajo siguió aumentando su afiliación. En febrero de 1912 había cuarenta y tres uniones afiliadas con una membresía total de quince mil. Los mineros, los pastores, y aguadores hacían diez mil miembros. Sin embargo los socialistas antipoliticos comenzaron a criticar al liderazgo por su inactividad y su aparente voluntad de acomodarse a la acción política. El conflicto fue particularmente intenso en Auckland. Durante todo 1911 y 1912 se desarrollaron una serie de disputas industriales. Los trabajadores del consejo más involucrados se afiliaron a la Auckland General Labourers Union. Seiscientos trabajadores fueron a la huelga por las condiciones de trabajo. El consejo capituló pero sólo fue una victoria parcial. A primeros de 1912 los patrones rehusaron reconocer la unión y accedieron a un “premio”. La unión puso el asunto en manos de la Federación que no hizo nada. En febrero la unión fue des-registrada, incluso aunque habían abandonado el sistema de arbitraje. La disputa se hizo interminable, y en marzo el consejo y los patrones formaron una unión esquirol que ganaba miembros. La disputa se colapsó por la inacción de la Federación. Su respuesta fue organizar una candidatura alternativa a Parr, el alcalde que machacó a los trabajadores en las siguientes elecciones al consejo. Los resultados electorales fueron desastrosos para el candidato Laborista. Desde entonces el liderazgo de la Federación “Roja” comenzó a perder credibilidad y I.W.W. comenzó a aumentar su influencia y afiliación.

I.W.W. era particularmente fuerte en Auckland. Uno de sus miembros principales fue John Benjamin King. Nacido en Canada en los 1870s trabajó como minero y fogonero. Durante 1910-1911 formó parte del la rama local de Vancouver de I.W.W. Fue elegido organizador para la ciudad y tomó parte en una huelga masiva de los trabajadores de la construcción en Prince Rupert. Después de la derrota de la huelga de Vancouver, King abandonó Canadá por Nueva Zelanda. Llegó en agosto de 1911, y trabajó en Auckland como peón. Se unió a la General Labourers Union y fue pronto elegido para el ejecutivo. Trabajó estrechamente con Bennett, el editor del “Social Democrat” que urgía a la Federación a que adoptara el modelo de organización de I.W.W.. El “Social Democrat” apoyaba el sabotaje industrial como arma en la lucha de clases. Otra figura notable durante esta época fue Tom Barker. Fue secretario del Partido Socialista en Auckland. Sin embargo, después de la derrota de los peones, y el desastre electoral, dimitió y se unió a los Wobblies. Después de una estancia de tres meses en Auckland, King anduvo de gira por North Island y después de hablar en Waihi decidió quedarse y trabajar como minero. Él organizó una clase de economía y reclutó a unos treinta mineros. De vuelta a Auckland I.W.W. esta bullía de actividad. En marzo de 1912 formaron un club de propaganda. Cada domingo tenían oradores en los muelles. Aplicaron el acta de constitución de Chicago y formaron el Local 175. Se creó una rama de propaganda en Wellington y otra ya existía en Christchurch.

Mayo de 1912 vio el comienzo de la huelga de Waihi. Los maquinistas quisieron desafiliarse de la “Unión de Trabajadores” que cubría todos los aspectos de la industria minera en la ciudad. Bill Parry el presidente de la unión, trató de convencerles de que se quedaran. Fracasó. La huelga comenzó el 13 de mayo. Parry prometió a los mineros que la Federación respaldaría la acción de huelga. Se eligió un comité de huelga, King fue uno de sus miembros. Los maquinistas formaron una unión de arbitraje. Sin embargo el liderazgo de la Federación no aprobó la huelga. King pidió una huelga general pero esto fue también rechazado por el liderazgo. Los mineros estaban solos. La tercera conferencia de la Federación fue mantenida en Wellington durante el mismo mes. King asistió como delegado, y abogó por una huelga general para apoyar a los mineros. Esto fue desestimado. Había también una huelga de los mineros en Inangahua y una huelga salvaje en Hikurangi. El ejecutivo no quiso abordar la huelga de Waihi, no obstante acordó enviar una delegación a los dueños de la mina y comenzar las negociaciones, que fracasaron. La huelga se hizo interminable. El ejecutivo redujo la lucha a términos económicos. Se reunieron treinta y cinco mil libras pero no fueron suficientes para derrotar a los dueños de la mina. Los huelguistas boicotearon a los patrones, y las tiendas que vendían bienes para los esquiroles. El comité de huelga organizó la distribución de alimentos y combustible para los trabajadores a través de los almacenes de la cooperativas de la unión.

syndtoonEn julio el gobierno Liberal perdió el poder. En septiembre Waihi estaba en un estado virtual de guerra de clases. Los dueños resolvieron abrir la mina con mano de obra esquirol. Se reforzaron los piquetes. La policía trajo refuerzos. El 7 de septiembre de cincuenta para sesenta mineros incluidos en el comité de huelga recibieron citaciones judiciales. Se les acusaba de incitadores. Durante los siguientes dos meses la policía procesó a ochenta y dos trabajadores, y encarceló a sesenta y cinco de ellos en la cárcel Mt Eden. Durante esta época las mujeres participaron en la lucha de los obreros trabajando entre las filas de los piquetes, y se convirtieron en la columna vertebral de la huelga. Creció la presión sobre la Federación para convocar una huelga general. Los patrones anunciaron a últimos de septiembre que reabrirían la mina. Pero no fue hasta el 2 de octubre cuando lo intentaron, y entonces con sólo catorce esquiroles. Mil quinientos trabajadores se reunieron para detenerlos. Los Wobblies cantaron una parodia del himno nacional ” Dios salve a J.B. King “, y empujaron a la policía y a los esquiroles a la mina. Entretanto la Federación resolvió convocar una huelga general de un día, pero sólo en Auckland. Hubo una confusión total. Sólo los estibadores y parte de la General Labourers Union fueron a la huelga. Otra huelga de nivel nacional fue convocada pero el apoyo fue desigual. Esto erosionó el apoyo para los Wobblies y estos acusaron al ejecutivo de desprestigiar el arma más poderosa que el pueblo poseía, la huelga general. En Huntly la huelga fue general pero el dueño rehusó admitir a los trabajadores anteriores e hizo un lockout. La unión esquirol en Waihi siguió ganando miembros. Para noviembre había cien hombres en el trabajo. La tensión crecía en Waihi. Las peleas se hicieron frecuentes y la tienda de la unión fue saqueada por los esquiroles. Todo esto condujo al trágico incidente en el union hall cuando George Evans fue asesinado por esquiroles cuando éstos asaltaron el hall. Éste fue virtualmente el fin de la huelga en Waihi. Todos los huelguistas estaban acosados fuera de pueblo y la huelga se colapsó.

Después de la huelga muchos de los mineros de Waihi encontraron trabajo en Auckland y se unieron a la Labourers Union.

Culparon a la Federación del desastre, y la Labourers Union votó abandonar la Federación. El movimiento obrero militante fue dirigido por los Wobblies en Auckland y Huntly hasta la derrota en Waihi. La Federación trató de aislar el norte militante convocando una conferencia de “unidad”. Sobre esta época E.J.B. Allen llegó a Aotearoa. Tenía una considerable influencia por su implicación en el movimiento sindicalista en Inglaterra. Había trabajado estrechamente con Tom Mann en laIndustrialist League, y su periódico” The Industrialist ” fue impreso por el Freedom Group en Londres. Los anarquistas fueron muy activos en la liga. En 1908 él habló en la conmemoración de Haymarket junto con Malatesta y Rocker, y publicó un ensayo sobre el comunismo anarquista en el que criticaba amargamente a los socialistas autoritarios del Socialist Labour Party. El año siguiente que escribió un panfleto titulado “Revolutionary Unionism” que se reeditó en Wellington en 1913. Llegó en Auckland en marzo de 1913 y se convirtió en presidente de la General Labourers Union y contribuyó con el “Industrial Unionist”.

indunLa conferencia de unidad se celebró en enero de 1913, y el liderazgo otra vez comenzó a jugar con la idea de la acción política. I.W.W. quedó excluido de la conferencia. Durante este período los Wobblies dedicaron sus energías a la tarea básica de reconquistar su influencia local. Trataron de tomar el control de la unión de arbitraje que había sido establecida en Huntly durante el cierre patronal. Los Wobblies también trataron de ganarse a los obreros en la mina de Waihi. La compañía les había puesto en lista negra. Lideraron la lucha contra los patrones. En el mismo mes el I.W.W. Auckland lanzó su publicación “Industrial Unionist”. Tenía un comité editorial de cinco personas. Uno de los cinco era Bill Murdoch un aguador. Siguió activo en el movimiento sindicalista durante muchos años, y formó parte del “One Big Union Club” en Auckland en los años 20. Jock Barnes le recuerda como “un hombre grande al que se siempre se oía en las reuniones de la unión”. Esto era a mediados de los años treinta. Una segunda conferencia de unidad fue convocada en julio. En este mismo mes Paddy Webb, uno de los líderes de la Federación, fue elegido para el parlamento en el distrito Grey en la Costa Oeste. La conferencia de julio estableció una nueva United Federation of Labour y abordó el establecimiento de un nuevo partido social-demócrata. A los cuatro meses de su fundación la nueva Federación se vio involucrada en la segunda disputa laboral más importante en la historia de Nueva Zelanda.

Olas del Caribe

Por: Monica Kostas

Olas del Caribe - M. Kostas

“Investigando la historia desconocida del movimiento obrero en el Sur de la Florida, es notable que el panorama de la actividad política actual deja mucho que desear. Claro, vivimos en una etapa particular con un contexto propio e incomparable a otros tiempos. Nuestro día a día en el sur de la Florida es inseparable de la condición socio-económica de los Estados Unidos. La crisis del 2008 se extendió más allá de lo que podíamos predecir y ha dejado a la mayoría de la población lidiando con una escasez de trabajo, deudas, y las consecuencias de una crisis hipotecaria. Pero la escasez de actividad política en Florida se gesta hace largo tiempo, y nace del perfeccionamiento del capitalismo que sofoca la resistencia por varios medios: la atomización del trabajo, la burocracia, la explotación de los inmigrantes, y demás.

Sin embargo, la historia no siempre fue la misma. Hubieron tiempos en el Sur de la Florida cuando los trabajadores solían rebelarse contra los jefes y burgueses en mando. Bajo la arena que cubre la península corre el agua que fluye por todo el caribe. Las mismas aguas que fueron recorridas por varios militantes y activistas isleños, y que sirvieron como ruta de escape para esquivar la represión en las islas.

Cuesta pensar que Key West, hoy en día la capital de la fiesta, la cerveza y el Spring Break, fue un baluarte de revueltas a principios del siglo veinte.

Colgando en la parte más sureña de los Estados Unidos como una mano extendida que ofrece sus pliegues como puentes hacia la tierra del borrón y cuenta nueva, Florida no solamente fue un horizonte para inmigrantes en busca de trabajo y una vida más cómoda. Socialistas y anarco-sindicalistas isleños veían las orillas al fin de los Estados Unidos como un terreno inexplorado que prometía la revolución. Aún así, los sueños de un futuro próspero no estaban reservados para los idealistas. Queriendo expandir sus comercios más allá del Caribe, los empresarios operando en las islas también tenían a la Florida en su mira, ya que en dicho lugar no tendrían que lidiar con los Españoles y sus reglas burocráticas de comercio.

A fin del siglo 19, una ola de inmigrantes cubanos ayudó a Key West a plantarse como lugar exponente en la industria tabacalera, trayendo a su vez una serie de huelgas y agitación laboral propias de la experiencia sindical de las islas.

Mientras los cigarros habaneros ganaban popularidad por todo el mundo, los burgueses que esperaban abrir sus propias fábricas en Key West se percataban de que sus nuevos emprendimientos podrían resultar problemáticos ya que noticias de las revueltas de los trabajadores isleños se difundían rápidamente.

La discordia entre los trabajadores organizados y sus patrones, espantaron a los inversionistas haciéndolos huir hacia el norte a la ciudad de Tampa. Allí construyeron Ybor, una ciudad dedicada a la industria del cigarro donde las reglas fueron fomentadas por los empresarios desde el comienzo.

Dada la corta distancia entre Florida y Cuba, los trabajadores en las nuevas ciudades tabacaleras podían seguir los acontecimientos sindicales que transcurrían en la isla. Por ejemplo, la victoria de una huelga tabacalera en 1902 desató una marcha multitudinaria donde miles de trabajadores latinos recorrieron el camino desde Ybor hasta el oeste de Tampa donde estallaron festejos.

Dos años mas tarde, se organizaba la primera huelga de lavanderas en la Habana. Organizada exclusivamente por mujeres, la mayoría siendo afro-cubanas, muchas de ellas fueron arrestadas cuando la policía fue desplegada para reprimirlas.

Olas del Caribe trata de capturar el diálogo de lucha entre las lavanderas de la Habana, y las trabajadoras en las fábricas tabacaleras de Tampa. Las olas formadas en la orilla de la isla llevaron consigo la sabiduría, la inspiración y los militantes que tallarían una importante faceta de la historia radical en Florida.

La mujer en primer plano señala hacia la isla de manera cíclica para motivar a las compañeras en sus propios esfuerzos de lucha. El objetivo de la imagen es representar el intercambio incesante entre las aguas del caribe y la Florida.”

CGT-Castelló ante el 80 aniversario de la Revolución Social

Por: CGT Castelló

COMUNICADO CGT CASTELLÓ ANTE EL 19 DE JULIO 2016.CGT Castello

Compañeras, compañeros, militantes y camaradas, familiares, ciudadanía de Castelló y sus comarcas, hoy estamos aquí para rendir homenaje y recordar a nuestra gente fusilada y represaliada por el fascismo y el franquismo.

Estamos aquí para dignificar su sacrificio personal. Perdieron la vida por defender principios fundamentales, como la libertad, la igualdad y la convivencia pacífica, en una sociedad en transformación convulsa como fue la de julio del 36.

Estamos aquí para condenar el golpe de estado militar del 18 de julio de 1936, para que nunca se olvide en este nuestro país, que el 19 de julio, el pueblo salió a la calle y con su sangre, paró la agresión fascista, empezando una guerra de casi tres años, una guerra de clases, un conflicto entre la minoría privilegiada y todo un pueblo que quería salir de la miseria y la precariedad, un pueblo que tuvo que coger las armas porque quería un futuro digno para sus familias y para las siguientes generaciones.

Estamos aquí, porquCGT escuela de veranoe es de justicia y de buena gente, el reconocer que todas ellas y ellos son nuestros muertos, son la semilla de lo que hoy somos. Honra, dignidad, orgullo tenemos que sentir de sus sacrificios e incluso, su muerte. En este lugar y en la fosa común del cementerio civil, hay casi 1.000 personas fusiladas. También recordamos el exilio, tanto el interior como el exterior. Y la posterior represión de 40 años de la Dictadura franquista. Mucho ha costado llegar donde hoy estamos, nosotros somos los frutos de las semillas que toda esta gente plantó, nunca lo olvidaremos.

Estamos aquí, porque ahora hace 80 años de aquellos hechos.

Pronto no quedarán testigos vivos de aquellos años de miedo, tristeza y muerte de las libertades y derechos colectivos, es tarea nuestra mantener viva la llama del recuerdo, la recuperación y la dignificación de aquella generación de luchadoras y luchadores, que nos querían esconder y secuestrar, porque todavía quedan muchos golpistas y franquistas en nuestros pueblos, tenemos que estar alerta, el enemigo del pueblo todavía está en el poder.

Por todo esto, estamos aquí, y siempre seguiremos aquí, recordándolos, así que aprovechamos desde la CGT, para demandar a la sociedad y a las administraciones, locales y territoriales, que pueblo a pueblo y comarca a comarca, se acuerde:

Declaración institucional de condena del golpe de estado franquista.CGT valencia

Resolución y declaración pública, de reconocimiento público, agradecimiento y dignificación de todas las personas represaliadas del municipio, tanto fusiladas, exiliadas como depuradas políticas o laborales.

Que se declare el 19 de julio como fecha de conmemoración, de recuerdo de todas y todos los que lucharon contra la dictadura franquista y para devolver la paz y las libertades a nuestros pueblos.

Salud y fraternidad,

CGT Castelló

http://www.cgtpv.org/confederal/social/16-j-castelloCGT logo