Todavía en Solidaridad desde Solitario

por: Ezzial Williams

El compañero encarcelado Ezzial Williams habla desde el confinamiento solitario.

Saludos camaradas,

Con un año más de solidaridad durante la próxima huelga nacional de prisioneros, a menudo me preguntan por qué sigo participando. ¿Qué significa todo de todos modos? ¿Realmente hace la diferencia de una forma u otra? La respuesta corta es SÍ, lo hace. Sin embargo, con décadas de práctica, el sistema de “injusticia” penal de los Estados Unidos es muy hábil para frustrar a las personas con el fin de debilitar los movimientos hacia la justicia, el progreso y la revolución, por lo que me gustaría dar mi respuesta personal a eso. Incluso incluiré las diez demandas de por qué hacemos huelga, para puntos extras.

Verá, primero comencé a aprender sobre las dificultades de ser oprimido a través de mi madre, quien sola nos crió a mí y a mis hermanos en un hogar de bajos ingresos; cuando tuvimos una casa. Nos quedamos sin hogar varias veces y el sistema no nos proporcionó ninguna alternativa positiva. En cambio, todos los llamados programas que proporcionaron fueron diseñados para mantenernos dependientes de ellos y para mantenernos atrapados en la puerta giratoria de la impotencia. Aprendí temprano que vivíamos en un sistema roto, así que cuando me gradué de “primaria-a-penitenciaria”, rápidamente me di cuenta de que la prisión era una extensión de ese sistema, una puerta giratoria de reincidencia. Siempre tuve una tendencia natural a defender a los oprimidos, así que cuando presencié de primera mano la opresión que se desarrolla dentro del complejo industrial-penitenciario supe que tenía que ayudar a crear conciencia y, por lo tanto, me uní al Movimiento Nacional de Huelga de Prisioneros, y también el Comité Organizador de Trabajadores Encarcelados (IWOC) y el Colectivo de Lucha en Contra de Prisiones Toxicos (Fight Toxic Prisions).

A pesar de mi participación pacífica en la huelga el año pasado, me colocaron en Gestión Cercana Solitaria (Close Management Solitary)  durante 18 meses, solo por escribir un correo electrónico. Aun así, he llegado lejos en mi viaje de autodesarrollo y conciencia social. Continúo educándome a mí mismo, creando redes y elaborando estrategias para planes para el futuro, de modo que algún día pueda ayudar enormemente en los esfuerzos positivos hacia la reforma penitenciaria con personas del mundo libre. Por ahora, el maravilloso apoyo externo que he obtenido me ha inspirado para iluminar humildemente a mis hermanos por dentro. Después de todo, la exposición constante a las realidades de la opresión es lo que lleva a las personas, por dentro y por fuera, a hacer suya la lucha.

En el lado negativo, aunque la mayoría de las personas entienden y pueden comprender las mismas condiciones de opresión, aún no muestran signos de resistencia a las fuerzas enfermas del opresor, pacíficas o de otro tipo. “¿Qué diferencia hará?” Es el sentimiento común. En la prisión, por ejemplo, solo unos pocos de nosotros enfrentaremos las injusticias o un oficial o personal que maltratará a un preso. Por un lado, estamos prestando un servicio a toda la población carcelaria, defendiendo a otro internado y no dejando que los guardias represivos y despiadados se salgan con la suya, incluso a costa de represalias. Por otro lado, podría ser que estamos permitiendo las inacciones de los “internados”, mientras que los verdaderos “convictos” hacen el trabajo sucio. Casi podías escucharlos pensar en voz alta, “el trabajo duro nunca mató a nadie, pero ¿por qué arriesgarse?”. Dejando a un lado las bromas, es peculiar para mí que la mayoría de las veces el hermano que está siendo irrespetado o maltratado por el personal no se defenderá, pero no dudará en reventar a otro preso si incluso lo mira mal. Los convictos se mantienen unidos, pero cuando personas con ideas afines como yo intentamos sensibilizar a esos presos, se vuelven negativos y de mente cerrada. Algunos incluso pueden volverse discutidores y querer expresar su punto de vista agresivamente, para parecer que saben lo que es correcto.

A eso, mis camaradas, les digo esto: hay quienes en este caso pueden sentirse inadecuados en ciertas áreas de solidaridad, por lo que abordarlos desde ángulos de particular interés es algo en lo que pensar. Una cosa importante que adaptaría sobre el enfoque sería ver a estos hermanos como amigos y no como adversarios. Es imperativo que conozcamos a las personas en su nivel de preocupación y nos esforcemos por encontrar un terreno común. No tenemos interés en iluminar a las personas que no tienen oposición, y ciertamente no podemos creer que las personas que no tienen educación sobre el funcionamiento interno del complejo industrial-penitenciario no sepan absolutamente nada. Puede que no sean educados por instituciones burguesas o incluso en filosofía política o historia, pero las masas encarceladas tienen una experiencia de por vida viviendo oprimidos bajo un sistema corrupto que gobierna por el poder dictatorial y la represión forzada de la oposición. Yo sé que he tenido esa experiencia.

En lugar de derribar a las personas para que sean receptivas a nuestra lucha, ayudemos a abrir a las personas y a que sigamos juntos este camino. A través de esta táctica podemos muy bien despertar su interés de manera profunda. Incluso puede ayudarlos a ser positivos y de mente abierta sobre el cambio revolucionario. Esta es la realidad más grande para nosotros que no tememos las repercusiones de ser parte de la Huelga Nacional de Prisioneros, porque creemos que es posible una reforma de la prisión y, en última instancia, una sociedad sin encarcelamiento masivo. Esa es la respuesta larga.

Una vez me uní a un grupo de autoayuda para personas que hablaban demasiado, se llamaba “On and On Anon!” LOL. Para terminar y con la mayor seriedad, aquí hay diez razones por las que hacemos la huelga:

  1. Mejoras inmediatas a las condiciones de las cárceles y las políticas penitenciarias que reconocerán la humanidad de los hombres, mujeres y la comunidad LGBTQ encarcelados.
  2. El fin inmediato de la esclavitud en prisión bajo la 13a enmienda de la Constitucion. Todas las personas encarceladas en cualquier lugar de detención bajo la jurisdicción de los Estados Unidos deben recibir el salario vigente en su estado o territorio por su trabajo.
  3. La Ley de Reforma de Litigios Penitenciarios debe ser revocada, permitiendo a los humanos encarcelados un canal adecuado para abordar las quejas y las violaciones de sus derechos.
  4. La Ley de Verdad en la Sentencia y la Ley de Reforma de la Sentencia deben ser rescindidas para que los humanos encarcelados tengan la posibilidad de rehabilitación y libertad condicional. Ningún ser humano será sentenciado a muerte por encarcelamiento ni cumplirá sentencia sin posibilidad de libertad condicional.
  5. Un fin inmediato a la sobrecarga racial, la condena excesiva y las negaciones de libertad condicional de humanos negros y marrones. A los humanos negros ya no se les negará la libertad condicional porque la víctima del crimen era blanca, lo cual es un problema particular en los estados del sur.
  6. Un fin inmediato a las leyes racistas de intensificacion sobre pandillas dirigidas a humanos negros y marrones.
  7. A ningún humano encarcelado se le negará el acceso a los programas de rehabilitación en su lugar de detención debido a su etiqueta de delincuente violento.
  8. Las cárceles estatales deben ser financiadas específicamente para ofrecer más servicios de rehabilitación.
  9. Las Becas Federales Pell en las cárceles deben restablecerse en todos los estados y territorios de EE. UU.
  10. Se deben contar los derechos de voto de todos los ciudadanos confinados que cumplen condenas de prisión, detenidos en prisión preventiva y los llamados “ex delincuentes”. Se exige representación. Todas las voces cuentan.

“Todavía” en solidaridad desde solitario,

Ezzial Williams # 228036
Suwannee Correctional Institution
5964 U.S.Hwy 90
Live Oak, FL 32060

***

Ezzial está cumpliendo 18 meses de gestión cercana por ‘incitar una revuelta’ en las semanas previas a la huelga de prisión nacional del 21 de agosto 2018. Close Management es similar al confinamiento solitario y Ezzial se mantiene en una celda de 9×7 durante 23 horas al día. Ezzial agradecería enormemente el correo y podría usar estampillas y suministros de escritura.

Para obtener más información sobre los esfuerzos de IWW para acabar con la esclavitud en las cárceles, visite: https://incarceratedworkers.org/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s